Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Enero de 2015.

2015: NI PODREMOS NI NADA CAMBIARÁ.

20150104160226-5508310119-a992b87235-z.jpg

Mira que me molesta ser cenizo y que siempre procuro ver el lado positivo de las cosas, pero tras cabilar a fondo sobre el año que comienza he de mostrarme pesimista.

¿La razón?

Es sencilla: se puede pactar con el diablo y salir beneficiado pero no con la oligarquía. 

Cualquier pacto (y la aceptación del régimen existente y sus ilegítimas elecciones es ya de por sí uno) con la oligarquía aboca a la amortización del filo revolucionario de cualquier instrumento, a su embotamiento. Del mismo modo que los sindicatos mayoritarios acabaron convertidos en cómplices del régimen y perdiendo su legitimidad y su función al pactar con la oligarquía antes incluso de 1975, cualquier partido o movimiento que pretenda instaurar la igualdad y la libertad que siga ese camino está condenado a perder su función primaria de cambio en breve. Si Izquierda Unida no pudo precisamente por aceptar el régimen (y por otros errores de calado como permitir la perduración hegemónica del PCE), Podemos (que además no puede presumir de no cometer otros errores igualmente nocivos y que ha nacido con la tara del personalismo tecnocrático de egregios profesores encastillados en su torre de marfil universitaria y con la semilla de la disgregación en su seno) tampoco podrá. 

Sabemos que ha habido empresarios y banqueros que han pretendido reunirse con Pablo Iglesias. Eso es algo que no debe extrañarnos, es la típica forma de actuar de la oligarquía parasitaria y corrupta: cortejar hasta corromper. Lo malo es que Pablo Iglesias ha aceptado reunirse con ellos. Es decir: demuestra estar en una línea de pacto "constitucionalista" y "transicionista" que es lo mismo que decir transaccionista. 

Podríamos llegar a pensar que Podemos, asumiendo una estrategia bolivariana, como algunos le acusan, está contemporizando hasta las elecciones para no asustar, no desgastarse y luego, llegados al poder, desplegar sus medidas de transformación. Bien. El problema es que se trata de una estrategia errónea. La siguió Chaves y la continúa el chavismo y no ha servido para descuajar ni yugular a la oligarquía venezolana. A la larga será esta última la que venza y regrese al poder quizá no ya con un bipartidismo a la antigua usanza o con la consabida dictadura militar. Adoptará un nuevo disfraz, desarrollará un nuevo sistema de representación "democrática" vacío de significado y recuperará su poder y sus viejas mañas.

Idéntico resultado tendrá esa estrategia en España suponiendo, por otro lado, que Podemos sea capaz de ganar las elecciones generales con mayoría absoluta. Máxime dentro de una estructura imperialista que nos convierte en colonia como es la pertenencia a la Unión Europea. 

El único camino para cambiar las cosas es desde fuera del régimen. La única senda viable al verdadero socialismo y por lo tanto a la verdadera democracia es la cubana: sin negociaciones, sin componendas. Es preciso identificar al enemigo común,la oligarquía, y desalojarlo del poder sin medias tintas y a nivel europeo. 

Dicho esto cualquier fuerza que desaloje al PP del poder e impida que lo asuma el PSOE bienvenida sea, representará un alivio. Pero no una solución. El objetivo no es romper el bipartidismo ni cambiar la faz del régimen conviertiendo la monarquía en república liberal y capitalista. El objetivo es, y debe ser, el establecimiento de la verdadera democracia. Y eso no se consigue con pactos. 

NOTA.- La fotografía es de Antonio Martín Segovia.

LOS RATONES Y EL QUESO (SOBRE EL ATENTADO DE CHARLIE HEBDO)

20150108133714-8076287796-423f271bea-z.jpg

No es paranoico quien desconfía sobre hechos probados y estrategias conocidas. Por el contrario quien se deja llevar por el primer impulso y solo se percata de lo aparentemente evidente puede ser tachado, sin insulto ni duda, de ignorante.

Obviamente el atentado sufrido ayer por el semanario Cherlie Hebdo es una salvajada sin paliativos que debe ser condenada sin ambajes. Un acto repugnante que únicamente puede causar desprecio, rechazo, rabia y resentimiento en cualquier persona de bien. 

Dicho esto no puedo quitarme de la cabeza aquel refrán que dice: "Bueno es que haya ratones para que no se sepa quien se come el queso." que se aviene en este punto perfectamente con aquel otro de: "Unos llevan la fama y otros cardan la lana."

Porque lo llamativo del atentado de ayer en París es la fecha. No la concreta del calendario sino la relativa de los acontecimientos. Pensemos: estamos en un momento en el que el ilegítimo e imperialista régimen de Bruselas se encuentra firmando un tratado de libre comercio con los Estados Unidos que supondrá entregar la soberanía de cada país por separado y de la Unión Europea en su conjunto a los caprichos de las multinacionales estadounidense de tal modo que nos convertiremos todavía más en colonias sin derechos donde el capitalismo salvaje y los intereses de los oligarcas americanos y sus clientelas locales se impondrán sobre el bien común y los derechos de los pueblos de Europa. Ello avivará la disidencia, la resistencia y la contestación y para aniquilarla el régimen, subsidiario de la dominación capitalista, necesita implementar un sistema represivo de gran calado. ¿Cómo conseguirlo? La estrategia es ya vieja pero efectiva. En los años setenta se le dio el nombre de Estrategia de la Tensión y se llevó a cabo sin contemplaciones. 

La CIA y sus filiales europeas (los servicios secretos de las "democracias" europeas no son sino filiales del imperialismo y la represión del capitalismo imperialista estadounidense) lanzaron una sangrienta campaña de atentados a lo largo y ancho de Europa reivindicados en su mayor parte por "organizaciones comunistas", de este modo se atemorizaba al "ciudadano medio" siempre un elemento manipulable y de acusada tendencia a la sumisión al poder establecido y a sus presupuestos ideológicos para conseguir que mirara a otro lado mientras se llevaba a cabo la represión contra los elementos sanos de la sociedad a veces mediante el cambio y endurecimiento de leyes a veces, simplemente, saltándoselas a la torera sin que nadie preguntase demasiado. 

Ahora viene a suceder algo parecido. Van a apretarnos más el dogal y necesitan excusas para machacar a los defensores de la democracia y la independencia de los pueblos de Europa.

Del mismo modo que los atentados del 11-S sirvieron en Estados Unidos para imponer la dictadura a través de la llamada Ley Patriótica, en Europa se está buscando que una concatenación de actos violentos conduzcan a la imposición de leyes (como la Ley Mordaza del ilegítimo gobierno español) conducentes a yugular cualquier tipo de resistencia o disidencia frente a la criptodictadura que viene. 

No debe olvidarse tampoco que nos encontramos en momentos en los que Syriza puede llegar a ganar las elecciones en Grecia, quien sabe si Podemos en España, y que por lo tanto podrían alcanzar el poder grupos no del todo domesticados por el régimen controlado desde 1945 por el imperialismo estadounidense a través de instituciones prefabricadas como la Unión Europea que no es sino un instrumento del imperialismo yanqui para sojuzgar Europa y a sus pueblos. 

Tampoco debemos pasar por alto que muchos países están reconociendo el Estado Palestino, cosa que naturalmente inquieta a Israel, uno de los factores más activos del imperialismo y el dominio mundial del yanqui desde 1945. 

Están pasando demasiadas cosas como para creer que un atentado salvaje y despreciable como el sufrido en París ayer y curiosamente retransmitido casi en directo por una cámara providencial y bien manejada es simplemente lo que vemos.

La Estrategia de la Tensión ha regresado y la dirigen contra nosotros, nuestros derechos y nuestras libertades.

¡Estad Alerta! 

NOTA.- La fotografía es de Gnuckx.

Etiquetas: , , , , , , , , ,