Facebook Twitter Google +1     Admin

LOS SINDICATOS PACTISTAS Y EL PRIMERO DE MAYO.

20140428154252-8567139561-8299da2d86.jpg

Llega la fecha crucial del primero de mayo, el símbolo ineludible de la lucha obrera, el momento que todos los regímenes oligárquicos y filofascistas (incluyendo el estadounidense que directamente no permite celebrar dicha fecha y los europeos que hacen lo posible por vaciarla de significado) y los sindicatos pactistas, vendidos al capital, traidores al pueblo, desertores de la lucha de clases, UGT y CCOO principalmente, sin olvidar otros como USO, CSIF, etc., volverán a escenificar la vacuidad, la desvergüenza, la traición, la inacción, el verticalismo, la absoluta incapacidad de servicio al pueblo y su condición de repugnantes correas de transmisión de los intereses oligárquicos. Saldrán a la calle, como todos los años, pasearán sus banderas, harán demagogia y volverán obedientes a sus sedes cuando se lo ordene la autoridad competente, el ilegítimo régimen vendido al imperialismo extranjero y la tiranía de la cleptocracia parasitaria patria hasta el año que viene o hasta la próxima huelguita general de un solo día y sin contenido revolucionario.

Los sindicatos pactistas hace tiempo que demostraron su perversión moral y su inoperancia social, su identificación con el régimen filofascista del parlamentarismo liberal. Son el equivalente actual a los siempre despreciables sindicatos mal llamados libres al servicio de la patronal. Y como tales deben recibir el desprecio y el repudio de todos los trabajadores. Y, cuidado: la culpa no es solo de sus cúpulas corruptas y entregadas a la traición y la deserción social y política, también lo es de sus militantes que no las abandonan para coordinarse en alternativas independientes y combativas. Todos vosotros, los que saldréis con las banderitas y los lemas del pactismo sois traidores al pueblo y desertores de clase, gentuza inútil a la que solo le cabría sentir vergüenza de sí misma si es que la tuviera. 

Llega de nuevo el Primero de Mayo y volverá a ser una fecha inútil, que no servirá para iniciar un camino revolucionario que conduzca a derribar al ilegítimo régimen oligárquico al servicio de intereses extranjeros y establecer una verdadera democracia por y para el pueblo, para los verdaderos españoles.

Llega de nuevo el Primero de Mayo sin posibilidad de articular una alternativa constituyente, socialista, revolucionaria y verdaderamente democrática y, sindicatos pactistas (cúpulas y militantes adocenados): sois culpables de ello. Persistís en la traición y la deserción y llegará el día en que el pueblo, dueño de su destino, os lo demande. 

NOTA.- La fotografía es de Dualflipflop.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.