Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Septiembre de 2013.

ESPERPENTO OLÍMPICO

20130908181602-7646687224-e319416bb8.jpg

Afortunadamente el Comite Olímpico no le ha concedido a Madrid la organización de las olimpiadas de 2020. De este modo habrá menos déficit disipado en operaciones corruptas y en pelotazos turbios que luego debamos pagar indebidamente los ciudadanos. Se pone coto al latrocinio organizado de la oligarquía dominante y sus sirvientes políticos y freno al ridículo triunfalismo que llevó al gobierno intruso del ilegítimo régimen que padecemos a vender la piel del oso a través de sus órganos propagandísticos (y, señaladamente, TVE) antes de cazarlo. Podemos decir que hemos tenido suerte. 

Pero, pasado el suspiro de alivio, todavía con la sonrisa en los labios, conviene parar mientes en lo sucedido, profundizar y sacar conclusiones sobre lo ocurrido. 

La primera de ellas, y no resulta baladí, es constatar que el concierto internacional al que nuestros ilegítimos jerarcas obedecen genuflexos, dista mucho de apreciar, legitimar y tener en cuenta al régimen vigente y, muy especialmente, a sus actuales dirigentes peperos. 

Estos, queriendo olvidar interesadamente que España es un país y no una empresa, andan por esos mundos publicitando lo que llaman la "marca España" que, se ha visto claramente en las deliberaciones del COI, se sustancia en corrupción política, doping, ineficacia de gestión y fracaso económico. Eso y no otra cosa es lo que vende el actual régimen en el exterior y, muy especialmente, los gobiernos y jerarcas del PP. 

La marca España que han diseñado a su imagen y semejanza los retrata perfectamente lastrando de facto toda posible proyección internacional de España como país y como pueblo. La marca España es la gran apuesta del régimen, de los ideológos neoliberales del mismo y de la nefasta, corrupta e ineficaz oligarquía que lo respalda y parasita. Y es un fracaso. Es un fracaso porque ellos y su régimen lo son. Ni siquiera sus correligionarios del exterior les llegan a tomar en serio, a creérselos. Les desprecian y ese desprecio se hace extensivo a todo lo español. Por lo tanto queda claro que nuestra única posibilidad de futuro es hacer saltar el régimen, un régimen político, económico y social fracasado, sin legitimidad ni credibilidad que pesa sobre el pueblo, sobre todos y cada uno de nosotros, como una pesada losa de mármol funerario. Si queremos un futuro tenemos que buscarlo y pasa necesariamente por librarnos del yugo (y peso muerto) de la mentada oligarquía (cuyos haberes, en su mayor parte robados a España, deben ser puestos a disposición del estado) y sus siervos políticos, judiciales y propagandísticos. El régimen es un fracaso perpetuo porque ellos han fracasado, por lo tanto debe ser regenerado y cuando digo regenerado quiero decir remozado desde los cimientos al tejado. Hay que derribar y volver a construir. 

Pero no puede extrañarnos el fracaso del régimen y del PP si atendemos al aberrante espectáculo que han protagonizado en Buenos Aires. El partido envió para allá a lo más granado de sus filas, individuos investidos por mor de la estulticia de gran parte del pueblo español, de flamantes cargos institucionales. Individuos, todos ellos, sin ningún carisma, sin peso internacional, sin prestigio, con la sombra de la corrupción y la ineficacia acechando sus figuras y sus relaciones políticas y amistosas. Individuos incapaces de hablar inglés, cuando es la lengua del imperio al que rinden pleitesía y obedecen a p¡es juntillas, pero también incapaces, como el presidente intruso Rajoy, de dar un discurso en castellano sin leerlo. Aunque, qué cabe esperar de un tipo al que en la campaña electoral le hacen la clásica pregunta pactada en un programa televisivo de propaganda electoral y en lugar de responder (y era algo que debía saber de carrerilla si quería gobernar, tener al menos una idea, aunque fuera equivocada, clara de las medidas a tomar) salta con que no entiende su propia letra en el folio que lleva escrito...y sin embargo hubo millones de cenutrios que le votaron. Lo cual viene a demostrar que el fracaso del régimen trasciende al de sus fautores y que hay varios millones de españoles que lo comparten y lo perpetuan y que, constituidos en un problema de futuro, deberán ser tratados como tal en la necesaria (y siempre lejana) rectificación que precisamos. 

Luego está el ridículo mensaje que en vergonzoso spanglish trató de transmitir la alcaldesa no votada de Madrid vendiendo de nuevo el sol y fiesta españoles cuando lo que se requiere para organizar cualquier cosa es eficacia y capacidad de trabajo. Son tan inútiles, con tan escasas dotes intelectuales y políticas, que resultan incapaces de variar el discurso turístico franquista para adaptarse a las necesidades del momento. 

A ver, señores, un ejemplo práctico: yo soy un maestro de perder el tiempo tomando cañas y tapitas en las terrazas en verano y del café con leche y churros en los bares en invierno, cualquiera de ustedes que comparta estas cualidades conmigo seguramente lo pasará bien. Pero debemos convenir que no son la mejor carta de presentación para que se me incluya en la selección olímpica,o cualquier otra de personal, ni siquiera para hacer bulto. Lo suyo es lo mismo: no vayan a vender sol y fiesta cuando lo que se requiere es gestión y eficacia. Claro que ningún gobierno del PP puede vender gestión y eficacia, tan solo despilfarro, estupidez, ineficacia y corrupción y así es muy difícil conseguir nada. Ya les han visto el plumero y lo triste es que el sanbenito nos cae a todos los españoles por igual.

Eso aparte el esperpento de esos corruptos ignorantes lanzando las campanas al vuelo en TVE para intentar recuperar la iniciativa propagandística (lo que constituyó otro error más, otra estupidez que añadir a la lista) cuando todavía no se había conseguido ni había visos de conseguir el objetivo, haciendo el ridículo en la presentación (demostrando su ignorancia, su pequeñez como estadistas, su profunda incapacidad para los puestos que detentan) y luego llevándose la bofetada y la sorpresa de ser eliminados en la primera votación, lleva a reflexionar muy profundamente sobre algunos de los aspectos más destructivos y delictivos de sus políticas. 

Me refiero a eso que llaman "reforma" educativa y  no es sino un atentado directo contra las posibilidades de formación superior de las clases menos pudientes, es decir: todas menos la suya. Ya sabíamos que no se trataba de un golpe inocente, que procedía de una ideología profunda y repugnantemente clasista y destinada a esclavizar a quienes no pertenezcan a la oligarquía dominante. Pero lo visto en Buenos Aires y teniendo en cuenta que pocos días antes 600 miembros jóvenes de esa misma oligarquía celebraron en Salamanca una mega-orgía con capeas y base de música de Julio Iglesias y carteles con el nada erótico careto de Rajoy, queda claro que la cosa va mucho más allá.

La casta dominante ha tomado conciencia de su retraso intelectual, de su falta de preparación (por muchos títulos privados que acumulen), de los estragos de la endogamia y de la formación clerical en sus filas y tiene pánico. A igualdad de posibilidades los vástagos de la oligarquía tienden a quedar en inferioridad de condiciones frente a los bien preparados jóvenes de las clases bajas. Las reformas educativas del ilegítimo gobierno más allá de la repugnante ideología neoliberal que aplican tienen como finalidad yugular la competencia, seguir reservando a los incompetentes de la clase alta los puestos decisivos del ordenamiento político y económico. En resumidas cuentas: seguir alimentando un régimen fracasado que nos lleve a esperpentos como el que tuvimos que soportar sonrojados en Buenos Aires.

¿Váis a consentirlo? ¡Sublevaos!

NOTA.- la fotografía es de Iwillbehomesoon.

Etiquetas: , , , , , ,

PREPARANDO LA GUERRA

20130912003228-elprimerpaso.jpg

El catalanismo es la máxima prueba del fracaso del estado liberal en España y de lo nocivo de esa ideología foránea, extraña y en el fondo anti-española. 

Fue el clasismo inherente al liberalismo el que permitió que la oligarquía catalana, enfrentada en sus intereses a la oligarquía madrileño-andaluza, alcanzase indebidas cuotas de poder desde las que implementar una fantasía romántica en todo contraria a la historia y sin mayor fundamento que la fecunda imaginación de la burguesía barcelonesa del siglo XIX y sus cantamañanas en el ámbito propagandístico (que ellos insisten en denominar cultural). 

Históricamente Cataluña nunca fue otra cosa que la designación geográfica de una serie de condados inconexos de creación carolingia (es decir: extranjera) sobre los que acabó imponiéndose la oligarquía de Barcelona y que acabaron subsumidos, mediante el braguetazo de Ramón Berenguer IV, en el Reino de Aragón. 

Después de eso no existió Cataluña sino los intereses de sus grandes nobles y de los burgueses de Barcelona siempre egoístas y proclives a la rebelión, la deslealtad y la traición con tal de salirse con la suya, de acaparar más dinero y poder. 

Lo que se rindió el 11 de septiembre de 1714 no fue "Cataluña" sino los austracistas catalanes apoyados por Austria e Inglaterra y que, por cierto, apenas resistieron después de que el Reino de Aragón fuera derrotado. Es decir: se rindieron cuando tuvieron que dar la cara y solo después de dejar abandonados a sus correligionarios aragoneses en la lucha contra los castellanos y los franceses. De modo que lo que se celebra en la diada es poco más que una cobardía y una traición, otra más.

Después de eso Cataluña, y los catalanes, fue borbónica hasta que a mediados del siglo XIX la burguesía barcelonesa, otra vez, se dejó arrastrar por su desconsiderada avaricia y su reiterada y culpable deslealtad inventándose una Cataluña romántica e inexistente que la estúpida tolerancia de los sucesivos estados liberales con las clases dominantes permitió ir imponiendo como una realidad incontrovertible. 

Ahora el estado liberal ha fracaso, es evidente y queda perfectamente claro lo nocivo de dicha ideología y todo el daño que ha causado a España. El liberalismo, y sus consecuencias, debe desaparecer. Si es preciso debe ser arrancado de las entrañas mismas de la nación y con él debe ser erradicado con la máxima contundencia cualquier género de independentismo y muy señaladamente el catalán.

La egoista y desleal burguesía catalana, que ha actuado con las manos absolutamente libres desde la instauración del ilegítimo régimen de 1978, ha podido contaminar durante décadas a varias generaciones de habitantes de Cataluña, la mayor parte de ellos sin una sola gota de sangre catalana, y pretende jugar ahora la baza liberal de la "autodeterminación"...pero la autodeterminación no puede aplicarse sobre un pueblo al que le han estado lavando el cerebro desde la escuela. Sensu strictu los independentistas catalanes, incluso los catalanistas que no lo son, carecen de derechos políticos por el mero hecho de haber sido condicionados interesadamente por la oligarquía dominante para obtener sus fines. Son minusválidos mentales, personas que en el mejor de los casos deben ser sometidas a una enérgica e intensiva reeducación que borre el lavado de cerebro llevado a cabo por la oligarquía barcelonesa. 

Cataluña debe ser sometida de inmediato a un régimen de excepción en el que los culpables de la traición, los oligarcas y sus servidores políticos, sean castigados con la dureza que merecen y sus víctimas ingresadas para la necesaria reeducación. 

Naturalmente el fallido y despreciable estado liberal no lo hará y ello es un motivo más para derribarlo y establecer una verdadera democracia. 

Por lo tanto mientras los independentistas, y da igual cuantos sean, el número no da la razón si proviene del adoctrinamiento faccioso, van preparando su independencia la parte sana de la sociedad debe empezar a preparar la guerra. Una guerra de limpieza,  restablecimiento de la verdad y de la justicia. 

España está podrida por dos siglos de liberalismo, ES TIEMPO DE LIMPIAR.

NOTA:_ La fotografía es de Elprimerpaso.

Etiquetas: , , , ,

12/09/2013 00:37 disidenteporaccidente Enlace permanente. disidencias No hay comentarios. Comentar.

GUILLERMO DE HOLANDA Y EL RÉGIMEN ILEGÍTIMO

20130919125543-2421441730-dabddaf1b1.jpg

No hace mucho, cuando se produjo el ascenso al trono del nuevo rey de Holanda (casado, no lo olvidemos, con la hija de uno de los represores y golpistas argentinosque impusieron el neoliberalismo a sangre y fuego en aquel país, sin ningún respeto por el bien común, el pueblo o los derechos humanos, lo que demuestra bien a las claras el carácter criminal e inmoral de dicha ideología) los propagandistas del régimen ilegítimo que sufrimos se constituyeron en admirativos corifeos y seductores hatajos de sirenas haciéndose lenguas de "la nueva generación de reyes que estaba aguardando su turno para ponerse a la cabeza de los estados en el siglo XXI". Se trataba, sobre todo, de vendernos la moto del futuro (espero que no, que España se constituya en III República primero y en IV lo antes posible) Felipe VI de Borbón. Incensando al vástago de los Orange, no olvidemos que esta fue una de las dinastías más radicales y fundamentalistas del terrorismo calvinista, del régimen de piratas que condujo en Inglaterra y Holanda al actual liberal-capitalismo a costa de vulnerar y pervertir la legalidad vigente en los siglos XVI y XVII, los cantamañas del régimen buscaban que el aroma le llegase al paniaguado de los Borbones, del régimen, toda vez que su padre, el heredero de Franco y de Alfonso XIII y Alfonso XII, o lo que es lo mismo, de los golpes de estado de 1874, 1923 y 1939, estaba ya quemado como opción debido a su condición de conspicuo titiritero de la mordida y los asuntos no del todo confesables en cuestiones de fondos públicos y de interferencia de los intereses privados en la esfera política. 

Pero la realidad es siempre mucho más fuerte que la propaganda y, a la larga, acaba imponiéndose y dejando al descubierto todo aquello que las mentiras tratan de esconder. 

Ha llegado el primer discurso público del tal Guillermo de Holanda y ha descubierto exactamente lo que podemos esperar de esta nueva generación de monarcas corruptos y enemigos del pueblo. En consonancia con una coalición, un gobierno de concentración nacional (que es la forma más disimulada de dictadura y el mejor ejemplo que puede darse de la total inutilidad del régimen liberal parlamentario donde da igual lo que se vote porque todos los partidos turnistas responden a los mismos intereses, que son contrarios al bien común), de conservadores y socialdemócratas, es decir: de golpistas neoliberales, ha proclamado el fin del estado de bienestar, en otras palabras: del estado como garante democrático del bien común para dar el banderazo de salida a la privatización del estado, la traición al pueblo en beneficio de la oligarquía mundial. Se ha manifestado, por lo tanto, como un corrupto y un traidor a su pueblo al igual que los partidos coaligados en el gobierno demostrando que el actual régimen es de facto ilegítimo en todas las partes en las que se manifiesta y que ni los reyes, ni los parlamentos ni los partidos están al servicio del ciudadano debiendo, por lo tanto, ser eliminados de la ecuación política mediante acciones directas y decisivas que conduzcan a un verdadero y legítimo régimen democrático en el que el bien común esté por encima de la avaricia de unos pocos. 

España no es diferente de Holanda, también padece un ilegítimo régimen liberal-capitalista de vertiente parlamentaria en la que da igual a quien votar porque todos los partidos mayoritarios responden a los intereses de la oligarquía. Y nuestro príncipe ya ha dicho públicamente que "cree en el sistema" es decir: que es tan corrupto y traidor como el de Holanda. 

¿Váis a permitir que reine? ¿Vais a permitir que las cosas sigan así? ¡SUBLEVAOS!

NOTA.- La fotografía es de Pink Sherbet.

Etiquetas: , , , , , ,

PACO EL INFALIBLE.

20130926103717-5949120175-f92a1f916b.jpg

Al nacional-catolicismo militante e integrista que domina este país a viva fuerza y a sangre y fuego (recordemos los crímenes de la inquisición, el genocidio iniciado por ellos en 1936, etc.) le gusta hacernos comulgar con ruedas de molino e imponernos sus absurdos y retorcidos usos ideológicos y morales (véase la reforma del código penal llevada a cabo por ese opusiano integrista que es Ruiz Gallardón y el modo en que nos retrotrae dictatorialmente a los años cincuenta del siglo XX) que, como sabemos, están fuera de toda lógica y toda justificación racional.

Entre los dogmas más convenientes para el totalitarismo sectario del nacional-catolicismo y menos justificables desde el punto de vista filosófico e incluso teológico está el de la infalibilidad del Papa. Este dogma se impuso en el I concilio del Vaticano, allá por 1870, para reforzar la autoridad del papa-monarca sobre un mundo que iba escapándosele de las manos en pleno auge del "modernismo" y de la unificación italiana, que acabaría despojándole de su condición de jefe de estado terrenal hasta que se la devolvió, sin por ello hacer grandes concesiones territoriales, el católico (y por ello fascista) Mussolini. 

Que la supuesta infalibilidad de un tipo al que aconseja una palomita blanca bajada del cielo tan solo en virtud de un cargo electivo al que llega al final de su vida es una chorrada como un piano no se le oculta a nadie, pero ha sido un dogma incontrovertible para los integristas católicos desde que se impuso como tal a finales del siglo XIX (y no antes). 

De modo que los integristas nacional-católicos creen a pies juntillas en la infalibilidad del papa y deben obedecerle. 

¿Qué sucede? Que cuando el papa no es de su agrado, como se da con el actual, el tal Francisco, que les está saliendo rana medio centrista, empiezan a gritar, a insultar y a desacatar (como siempre: es su vena totalitaria y talibanesca que no pueden ni quieren controlar, son fascistas por la gracia de su dios y su cerrazón mental y moral es absoluta. Saben y apetecen imponer, incluso por las armas, sus retorcidas y contraproducentes ideas pero ni quieren ni saben obedecer y respetar a quien les lleva la contraria, aunque se su jefe infalible) y a retorcer el colmillo para zafarse de la obediencia debida. 

Pero despreciados integristas nacional-católicos: os jodéis. Hay que estar a las duras y a las maduras. Si el papa es infalible, lo es siempre y en todo momento incluso cuando os desautoriza y os obliga a bajaros de la burra. De modo que ajo y agua y a cambiar...(cosa que no haréis porque ni creeis en vuestro dios ni en vuestra iglesia, solo en vuestro totalitarismo sectario y eso, si tuvieséis algo de vergüenza y de verdadero sentido religioso, os debería hacer pensar). 

NOTA.- La fotografía es de Mara earth light free potential. 

Etiquetas: , , , ,