Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Abril de 2013.

SOBRE LA MALDICIÓN DE BIN LADEN.

Ha saltado la noticia de que de los 25 terroristas uniformados y financiados por los Estados Unidos que asesinaron ilegalmente a Bin Laden, solo dos quedan vivos menos dos años después del atentado.

Por supuesto este dato puede ser interpretado de modos diversos. Los más sensacionalistas hablan, naturalmente, de maldición. Otros, más teocráticos en sus convicciones, de venganza divina. Los talibanes quieren apuntarse la mayoría de esas muertes y convencernos de una venganza metódica al modo en que los seguidores del Che Guevara acabaron con sus asesinos (a los que, por cierto, también pagaban los Estados Unidos). Y todo puede ser.

Sin embargo hay un aspecto del problema que no se contempla con la debida atención: el fuego "amigo". Obviamente esos veinticinco terroristas estadounidenses sabían demasiado, podían contar demasiadas cosas, dejar con el culo al aire a sus amos asesinos y terroristas del gobierno...¿qué mejor política a seguir con respecto a ellos que eliminarlos?...

Sus muertes han sido curiosas cuanto menos. Veintidos de ellos murieron cuando viajaban en helicóptero por Afganistán, todos juntitos...naturalmente los talibanes se han apuntado el tanto del derribo pero aun así...¡cuantas muertes en accidentes o atentados aéreos mal explicados han encubierto asesinatos perpetrados por los servicios secretos!...lo sabemos aunque no podamos probarlo. ¡Cuantos soldados incómodos, desde Urías (permítaseme la ironía del apunte bíblico) han sido enviados a misiones de las que no iban a regresar para quitárselos de encima cargándole la culpa a la guerra!...

Otro de ellos, experto paracaidista, murió al saltar de un avión y descubrir, supongo que horrorizado, que su paracaidas no se abría.

Si pudiera aconsejar a los dos terroristas supervivientes y me importasen algo sus vidas (que no es el caso, los sicarios asesinos solo pueden merecer el desprecio de las personas decentes) les aconsejaría que desertasen de inmediato y se alejasen lo más posible de su ejército y las cloacas de su gobierno, si es que realmente quieren salvar la vida.

Y ya de paso ¿no va siendo hora de que nos preguntemos qué fue de la familia de Bin Laden, de las esposas e hijos que estaban con él en la casa donde le asesinaron?...porque noticias hay pocas y, comprobables menos, lo cual nos permite preguntarnos si los terroristas de la CIA no estarán reteniéndolos en alguna de sus cárceles secretas y quizá torturándolos...o cosas peores. Si alguien tiene noticias ciertas a ese respecto, puede informarnos debidamente en los comentarios de este artículo. Agradeceremos que ilustre nuestra ignorancia.

Pero nos informe de lo que nos informe de lo que no cabe la menor duda es de que los Estados Unidos es el mayor estado terrorista del mundo y que no sale rentable trabajar para ellos. Los tiranos asesinos se comportan como psicópatas incluso con sus servidores más leales.

De modo que, mis queridos seals, aprended la lección y pasaros con armas y bagajes al bando de la democracia y la libertad...si es que tenéis algo de vergüenza y no sois simples terroristas al servicio de la oligarquía yanqui.

Etiquetas: , ,

03/04/2013 14:17 disidenteporaccidente Enlace permanente. disidencias No hay comentarios. Comentar.

GOLPISMO NEOLIBERAL, PURITANISMO Y EXPLOTACIÓN SOCIAL

Que nadie se llame a engaño, no fue casualidad que la Revolución Conservadora impulsada por los fundamentalistas cristianos para combatir desde la falacia y la represión los avances de la revolución sexual de los años sesenta y setenta y los primeros embates del más dogmático, destructivo y salvaje golpismo neoliberal coincidieran en el tiempo, a finales de los setenta y comienzos de los ochenta.

Puritanismo y explotación social son dos caras de las misma moneda, dos ámbitos profundamente interrelacionados en los planes de dominio oligárquico e ideológico de los regímenes liberal-capitalistas-parlamentarios (falsamente llamados democracias) y por lo tanto no nos puede extrañar que en un escenario como el actual en el que el golpismo neoliberal encarnado en España en la ultraderecha del PP y la derecha del PSOE, al tiempo que se vulneran los derechos laborales y sociales y se atenta contra los servicios públicos, el ilegítimo régimen avance también en leyes represivas de carácter profundamente reaccionario y puritano como la elevación de la edad de consentimiento sexual o la posibilidad de que los jóvenes acudan al pediatra hasta ¡los dieciocho años!

La burda estrategia que se esconde tras estas medidas que supuestamente buscan la "protección de la infancia y la adolescencia" es mucho más que evidente. Si logran prolongar la infancia hasta los dieciocho años (no pueden llegar a los veinte porque, de momento, la constitución marca la mayoría de edad en los dieciocho) entonces pueden prolongar la juventud hasta los treinta y cinco o más y, con ella, los contratos de formación, los minijobs, las becas y demás medios de explotación laboral de la población adulta. Es un medio directo y sencillo de justificar la explotación del capital sobre el trabajo restando derechos y poder a los trabajadores y aumentando el de los explotadores. En sí mismo se trata del complemento ideal a la salvaje e ilegítima reforma laboral.

Pero hay más.

 Liberalismo y calvinismo son dos vertientes de una misma ideología. No existe parlamentarismo liberal y capitalista sin imposición ideológica del fundamentalismo cristiano. Aunque disimulen y se las den de modernos, en realidad, los neoliberales no se diferencian en nada de los talibanes, salvo en el rechazo al Corán y en el fanatismo bíblico. Del mismo modo que los talibanes imponen el velo islámico a las mujeres los neoliberales imponen sus leyes sobre la edad de consentimiento sexual que anteceden siempre a campañas por la abstinencia que Bush hijo trató de extender (sin demasiado éxito) a la totalidad de jóvenes solteros.

No debe perderse tampoco de vista el hecho de que el liberalismo en todas sus formas es una ideología totalitaria y autoritaria que se basa en la jerarquía social y el acatamiento de sistemas piramidales que refuercen el totalitarismo y autoritarismo de la sociedad para justificar el del estado. En ese sentido la revolución sexual de los sesenta y setenta representó una verdadera amenaza para el sistema liberal-capitalista porque más allá de la anécdota física llevaba en su seno una semilla de igualitarismo y libertad que atacaba la raíz del adoctrinamiento dogmático (centrado en la infancia y adolescencia) y de la jerarquía social patriarcal al tiempo que daba al traste con los dogmas maniqueos del integrismo bíblico.

El liberal-capitalismo educa a los menores en la represión y el clasismo utilizando las medidas de "protección de la infancia y adolescencia" para justificar la censura y el lavado de cerebro llevando a los menores a interiorizar sus papeles sexuales y sociales dentro de un ámbito jerárquico (de obediencia a patrones morales y sociales verticales e inquebrantables y de sumisión a figuras convertidas en autoritarias: maestros, padres, pedagogos, psicólogos...) y clasista (no reciben igual educación los ricos, a los que se acostumbra a abusar y especular y los pobres, a los que se priva de instrumentos de ascenso social y comprensión independiente y a los que se les acostumbra a no demandar justicia social ni mayor participación política arrastrándolos a unas convenientes, para el poder, ignorancia y apatía).

Por eso el golpismo neoliberal va siempre de la mano de medidas de "protección a la infancia" que en realidad conllevan una ampliación del periodo de adoctrinamiento y lavado de cerebro de los jóvenes (a los que se somete a una serie de rutinas e interdicciones físicas y morales que interfieren en su desarrollo físico, sexual y moral propias del adoctrinamiento sectario) y una criminalización de la disidencia moral, de aquellos actos y posturas que viniendo acreditados como naturales y propios del desarrollo humano por la historia y la antropología se oponen al dogmatismo bíblico y a las maniobras de manipulación totalitaria del autoritarismo del estado sobre el pueblo.

En ese contexto, y teniendo en cuenta que estamos viviendo un golpe de estado neoliberal, que el gobierno intruso de Rajoy destruya la enseñanza pública para potenciar la privada (y religiosa) con dinero público detraído a la enseñanza pública y que eleve la edad de consentimiento sexual alargando la infancia al tiempo que pretende convertir a los profesores en "autoridades" no hace sino redundar en la misma estrategia totalitaria, protofascista y antidemocrática que constituye el fundamento de la marea neoliberal que arrancó con la Revolución Conservadora y la implementación del dogma económico de la Escuela de Chicago sobre el mundo.

Hay que ser concientes de que no existen compartimentos estancos en el golpismo neoliberal, todo está conectado porque nos encontramos ante una ideología totalitaria y debemos saber también, tenerlo siempre presente, que nunca hacen nada por el bien de nadie, solo por el de los oligarcas que les pagan y las sectas fundamentalistas a las que estos pertenecen.

De modo que dejad de creer y de obedecer: ¡Sublevaos!...la democracia (que es libertad personal y justica social) hay que conquistarla.

Etiquetas: , , , , ,

THATCHER: LOS CRIMINALES SIGUEN MURIENDO EN LA CAMA.

Margaret Thatcher era una criminal, una terrorista social de la peor calaña, una hija de puta que arrebató a su pueblo las parcas medidas sociales implementadas por los gobiernos laboristas (culpables a su vez, como todos los social-demócratas por su sumisión a las oligarquías dominantes y por su hipocresía política) y ha muerto, sin juicio y sin castigo, en su cama, de vieja.

Del mismo modo murió Ronald Reagan y, si seguimos así, morirán criminales tan notorios como Angela Merkel, José María Aznar o Mariano Rajoy.

Esa gentuza, aprovechándose de las trampas del parlamentarismo liberal, controlan y zombifican los estados para enriquecer a las oligarquías arruinando al pueblo y nosotros, las personas decentes, los demócratas verdaderos, se lo seguimos permitiendo. ¿Hasta cuando?

¡Sublevaos!

 Por cierto: este artículo va ilustrado con imágenes que rememoran las huelgas de los mineros ingleses en 1984-1985, no es casualidad. Es un recordatorio de que las huelgas sectoriales y respetuosas con el régimen no conducen sino a la destrucción de los sindicatos combativos. Las huelgas, para tener un verdadero efecto democratizador, deben ser generales y revolucionarias.

O nos plantamos para cambiarlo todo y dispuestos a pagar el precio de enfrentarse al terrorismo de estado propio de los regímenes liberal-parlamentarios o no hacemos nada.

POR UNA HUELGA GENERAL REVOLUCIONARIA QUE NOS CONDUZCA A UNA REPÚBLICA SOCIALISTA Y VERDADERAMENTE DEMOCRÁTICA.

Etiquetas: , , , , ,

08/04/2013 20:22 disidenteporaccidente Enlace permanente. disidencias No hay comentarios. Comentar.

EL VERDADERO ORIGEN DE LA HERENCIA DEL REY.

Hagamos un poco de historia: en 1868 los Borbones fueron expulsados de España por corruptos, incompetentes, anti-demócratas, perjudiciales y nocivos para el progreso social y político del país.

En 1870 el general Juan Prim, dueño de la nueva situación y que había jurado que mientras él viviera jamás regresarían los Borbones, fue asesinado.

En 1874 Alfonso XII, el hijo de la expulsada Isabel II, regresaba al poder mediante un golpe de estado estableciendo un régimen (que copió el de Juan Carlos I en 1978) plenamente adaptado a sus intereses y los de la oligarquía que lo sustentaba (y sigue cortando el bacalao en estos comienzos del siglo XXI). Bajo la fórmula parlamentaria que permitía establecer una fachada "democrática" se organizó un sistema de turnos entre dos partidos principales que se enfrentaban agriamente en lo anecdótico pero servían fiel y conjuntamente a los mismos intereses, los de los caciques (siendo el rey el máximo cacique) encenagados en la especulación capitalista corrupta y la explotación salvaje del pueblo.

Fue precisamente ese régimen corrupto el que hizo ricos a los Borbones reinantes y especialmente a Alfonso XIII que, no lo olvidemos, fue rey desde su nacimiento en 1886 y hasta 1931 cuando, como a su abuela, lo expulsaron de España por corrupto, incompetente, ladrón, explotador y fascista.

En ese más de medio siglo del régimen, entre 1874 y 1931, la casa reinante y, especialmente Alfonso XIII (abuelo de Juan Carlos I), se forraron a costa del estado. Estimularon y protegieron la corrupción y la explotación y no les importó mantener al pueblo en la miseria y llevarlo a guerras sangrientas en las que los ricos no participaban a cambio de ganar dinero fácil a costa de España y los españoles.

Los ejemplos son numerosísimos, pero nos fijaremos solo en tres suficientemente significativos: la Compañía de Minas del Rif, Banesto y Campsa.

Empecemos:

1.-) BANESTO.- La presencia española en Cuba, especialmente a lo largo del siglo XIX, hay que decirlo, fue vergonzosa e inmoral. La administración colonial se puso al servicio de la oligarquía más egoísta, falta de ética y antidemocrática, de la extrema derecha más extrema del régimen. A menudo se tiende a caracterizar como extrema derecha en la restauración a los carlistas y a los integristas pero la oligarquía cubana, aún de marcado signo liberal, representaba el ala más destructiva y explotadora del capitalismo salvaje español manteniendo, por ejemplo, la esclavitud en Cuba hasta 1888.

Fue precisamente en los círculos de la oligarquía cubana donde se tramó el asesinato de Juan Prim en 1870 y desde donde con más ahínco se apoyó el golpe de estado de Alfonso XII en 1874.

Así las cosas, los intereses políticos y económicos tanto de Alfonso XII como de su hijo estuvieron muy unidos a los intereses políticos y económicos de dicha oligarquía esclavista.

Pues bien, la pérdida de Cuba en 1898 hizo que la mayor parte del capital de la misma se repatriara a España donde estableció una alianza con otro fondo capitalista de moralidad más que dudosa que vivía de esquilmar el estado desde 1856: la sociedad del francés Pereire, que llevaba medio siglo especulando con la deuda española y el tendido de ferrocarriles (en connivencia con los intereses del duque de Riánsares, segundo esposo de la viuda de Fernando VII, madre de Isabel II y abuela de Alfonso XII).

Ambos capitales fundaron el Banco de Crédito Español (Banesto) en 1902 sirviendo de vehículo tanto para la colonización francesa en la peninsula a través del acaparemiento de las explotaciones mineras, extendiéndose dicha colonización especulativa que ponía los recursos del estado español en manos extranjeras hasta el norte de África, y obteniendo beneficio de la especulación urbanística estimulada por el desarrollo de infraestructuras (por ejemplo el metro de Madrid, en el que el propio Alfonso XIII invirtió 1 millón de pesetas en sociedad con el Banco de Bilbao) y la parasitación del estado a través de un régimen esencialmente corrupto.

Alfonso XIII se asoció muy pronto a los intereses de Banesto, junto a sectores intregristas y ultramontanos de la iglesia católica, y este banco se consituyó en uno de los apéndices del enriquecimiento privado de los jerifaltes del régimen, entre ellos el propio rey, como demuestra, por ejemplo, el continuo trasiego entre la ejecutiva del banco y los gobiernos del régimen.

Pondremos solo dos ejemplos, pero significativos:

1.- Sánchez Bustillo. Primer presidente de Banesto (1902-1906), que venía de ser ministro de Ultramar (1880-1881), alcalde de Madrid (1890) y presidente del Banco de España (1890-1891) y  de la Compañía Arrendataria del Monopolio de Tabacos y sería más tarde ministro de Hacienda (1908)

2.-García Prieto, Marqués de Alhucemas, tercer presidente de Banesto (1913-1927), que venía de ser subsecretario de ultramar, ministro de gobernación (1905), de Gracia y Justicia (1905-1906) Fomento (1906-1910), Estado (1910-1912), periodo durante el que se firmó el Tratado con Francia para el protectorado de Marruecos del que después hablaremos y que le valió el título de Marqués de Alhucemas...en 1914, sin dejar la presidencia de Banesto, fue elevado a la presidencia del gobierno, que ejerció hasta 1917 y de nuevo en pleno temporal del Expediente Picasso entre 1922 y 1923...más tarde sería ministro de Justicia y Culto en 1930-1931...

Como vemos lo de la puerta giratoria no es nuevo y siempre ha cumplido el mismo cometido: la prevaricación poniendo el estado al servicio del enriquecimiento de una élite encabezada siempre por el rey Borbón de turno.

2) .- COMPAÑÍA DE MINAS DEL RIF.- Otro de los negocietes, este dolorosamente sangriento que sirvieron para amasar la fortuna de Alfonso XIII que heredó el pretendiente Don Juan de Borbón y este le legó a su hijo Juan Carlos I en opacas cuentas suizas, fue el de las minas del Rif.

Francia aspiraba a controlar la totalidad de Marruecos, lo que suscitaba la oposición de Inglaterra y Alemania, ello condujo a una estrategia intermedia que consistía en ceder el norte del protectorado a España de modo que las minas de Uixán y Axama, principales recursos económicos de la zona, fueran controladas por una compañía española teledirigida por el capital francés.

Ya hemos visto que el capital francés invertido en intereses mineros en España no solo era mucho sino que cumplía una función de colonización y supeditación del estado a los intereses de los especuladores franceses como venía siendo habitual desde al menos 1808.

La jugada de estos especuladores resultaba sencilla: alcanzarían los beneficios devengados por las minas del Rif utilizando los recursos públicos del estado español al precio de permitir el enriquecimiento de unos cuantos oligarcas españoles encabezados por el rey Alfonso XIII y el conde de Romanones uno de cuyos hermanos, y no por casualidad (la familia contaba con inversiones importantes en el sector minero español) había sido cofundador de Banesto.

De modo que se constituyó una empresa privada, la Compañía de Minas del Rif, con inversores entre los que se contaban el rey y relevantes políticos del régimen (sin ir más lejos Romanones fue presidente del gobierno en 1912-1913, 1915-1917 y 1918-1919), cuya protección jurídica, diplomática y militar corría a cargo del estado español.

En 1906, zanjadas las reticencias de Alemania e Inglaterra mediante el Tratado de Algeciras, la compañía se puso manos a la obra.

En 1907 el estado español, en nombre de la Compañía, firmó un tratado con el rebelde Muley Mohamed, sublevado en el Rif contra su hermano el califa de Marruecos, para explotar las minas susodichas. Pero en 1908 el sublevado fue derrotado y el gobierno marroquí, dueño de nuevo del norte del país, movilizó a las cábilas leales, especialmente los Beni Urriaguel, para que bloquearan el acceso a las minas de la Compañía. Inmediatamente los inversores de las mismas, que estaban construyendo un ferrocarril entre Melilla y las explotaciones, comenzaron a presionar al gobierno español que, con Alfonso XIII a la cabeza, inversor de la Compañía, no necesitaba demasiada presión en ese sentido para que interviniera el ejército español en defensa de los intereses privados de unos cuantos especuladores franceses y españoles.

Fue así como en 1909 se aprovechó un incidente menor, un atentado contra las obras del citado ferrocarril, para iniciar una guerra contra Marruecos.

La oposición del pueblo español a esa guerra fue absoluta. No en vano los que iban a beneficiarse de ella eran, precisamente, los únicos que no iban a participar. En aquella época el ejército español era de leva y estaba compuesto por los hombres pobres (los ricos podían librarse del servicio militar pagando una cantidad) que obligatoriamente eran conducidos a la guerra.

En toda España hubo movimientos de resistencia a tamaña injusticia. Los más conocidos son los que tuvieron lugar en Barcelona, donde se estaba embarcando a los reservistas de años anteriores, hombres en su mayoría casados que eran arrancados de su vida civil y obligados a marchar a una guerra que solo beneficiaba a los ricos. Hubo protestas y el régimen borbónico-liberal lanzó una feroz campaña de represión salvaje que ha pasado a la historia con el nombre de Semana Trágica.

En Madrid también se produjeron protestas en la estación cuando la inexperta Brigada Madrid, compuesta por quintos, comenzaba su traslado a Melilla. También en Madrid, las fuerzas del "orden" se emplearon a fondo en la represión de las protestas y los medios afines al régimen se lanzaron a insultar a quienes se oponían a la movilización...apenas una semana más tarde  la Brigada  Madrid, compuesta por jóvenes inexpertos y mandada por jefes y oficiales ineficaces, fue aniquilada en el llamado Desastre del Barranco del Lobo, en el Monte Gurugú, a tiro de piedra de Melilla.

Después de 2300 bajas de soldados pobres forzados a luchar y morir no por España sino por los intereses de sus oligarcas, el ejército español logró expulsar al califa marroquí del Rif controlando el área de las minas cuya explotación comenzó de inmediato.

En 1912, para legitimar esa ocupación, se firmó un tratado con Francia que daba carta de naturaleza al Protectorado Español sobre el Norte de Marruecos y que le valió al ministro de estado del momento, y futuro presidente de Banesto, el título de Marqués de Alhucemas.

Una vez puestas en explotación las minas del Rif tanto los alemanes como los ingleses vieron aumentar la codicia por su rendimiento comenzando a conspirar.

Los primeros intentaron fomentar una rebelión de las cábilas rifeñas durante la I Guerra Mundial, los segundos, aliados en esta de los franceses, esperaron hasta la finalización de la misma para jugar la misma carta.

En 1921, con inspiración y capital ingleses procedentes de Gibraltar, las cábilas rifeñas se sublevaban bajo el mando del traidor Abd-El-Krim (que ya había conspirado con los alemanes) organizanco la República del Rif que, de inmediato, cedió la expotación de las minas a Inglaterra.

Una vez más Alfonso XIII y su régimen movilizaron al ejército español, compuesto por soldados pobres (los ricos podían seguir librándose mediante el pago de una cantidad) y sometidos a servicio obligatorio para defender los intereses de la oligarquía. El resultado, esta vez, fue el Desastre de Annual en el que murieron entre 10000 y 20000 soldados españoles en un solo día.

Aquella tremenda masacre dejó en evidencia tanto al rey en particular como al régimen en general que reaccionaron a la obligada comisión de investigación encabezada por el general Picasso primero con el obstruccionismo y luego con el golpe de estado del general Primo de Ribera que instauró una dictadura que duró hasta 1931.

La guerra se prolongó hasta la victoria española después del desembarco de Alhucemas y la dictadura y el reinado de Alfonso XIII concluyeron con la proclamación de la república en 1931.

En 1932 Alfonso XIII trató de volver al poder con el fallido golpe de estado del general Sanjurjo y en 1936 con el del general Franco. Este último salió bien pero tuvo el inconveniente de que el golpista prefirió quedarse con el poder en lugar de entregárselo a la monarquía, cosa que solo hizo después de su muerte en la persona de Juan Carlos I, nieto de Alfonso XIII, que restauró el régimen de su abuelo y de su bisabuelo (que recordemos se sustentó en los golpes de 1874, 1923, 1932 y 1936...y más tarde en el de 1981).

3.-) CAMPSA.-En Campsa se siguió una senda muy propia del capitalismo parasitario español que sigue repitiéndose todavía en nuestros días aunque de modo un tanto diferente y que se remontaba al menos hasta la creación en 1887 de la Compañía Arrendataria del Monopolio de Tabaco.

En 1927 el ministro de hacienda de la dictadura de Primo de Ribera, José Calvo Sotelo, declaró el monopolio sobre el petróleo pero no reservó la gestión de ese monopolio para una empresa pública sino que la derivó al sector privado. Fue así como nació la Compañía Arrendataria del Monopolio del Petróleo S.A. que el pueblo llamaba, irónicamente, Cómo Acumulan Millones Primo y Sus Amigos. Los accionistas de esta nueva empresa privada que se beneficiaba del monopolio público de un bien fueron el Banco de Vizcaya, el Banesto, el Urquijo y el Hispano Americano (primer banco rescatado en España con el dinero público del Banco de España en 1913)...

Así, con estos y otros negocios semejantes que solo pueden ser considerados como inmersos en los delitos de prevaricación y cohecho fue como se enriqueció Alfonso XIII y ese fue el origen de la fortuna que legó a su hijo el pretendiente Juan a su muerte. Fortuna que este mantuvo en Suiza incluso después de 1978 y que su heredero Juan Carlos I tampoco ha traído a España.

La historia habla...¿sabéis escuchar?

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

A PROPÓSITO DE OLVIDO HORMIGOS.

20130415210331-4271242028-1f55295c21.jpg

En lo anecdótico encontramos muy a menudo el hilo que nos conduce a la madeja de la reflexión profunda. Y yo, a propósito de Olvido Hormigos y de su historia desde el verano pasado con su culminación en la portada de la revista Interviú en estos luminosos y agradables días de abril, no he podido evitar hacerme algunas reflexiones que expondré aquí sin añadirles mi opinión. Creo más útil dejar que cada cual saque sus propias conclusiones del mundo en el que vivimos y hasta qué punto debemos cambiarlo.

Hasta dónde yo sé, no soy un experto en el tema, esta señora (casada, sí ¿y qué?...el matrimonio para lo único que sirve es para fomentar el adulterio) tuvo un asuntillo erótico-sentimental con un tipo más joven que, dedicado al deporte, sin duda estaba cachas.

En el transcurso de dicha aventurilla, quién sabe si incitada por él, hizo algo que hoy en día está muy de moda: grabarse un vídeo pícaro que le remitió al amante en cuestión. Un vídeo que todos hemos visto y que a ninguno nos habrá asustado (¿o es que a estas alturas nos asustamos de una mujer desnuda o de una mujer que se masturba...o quizá de una mujer que hace esas cosas para que las vea otro...otro que, ¡oh, horror! no es su legítimo marido?)...un vídeo inocente que no puede conceptuarse ni desde el aspecto legal (porque los extremistas de las sectas judeo-cristianas todavía no tienen poder para imponer sus máximos legislativos, aunque todo llegará si se lo permitimos) ni desde el moral.

Tanto la infidelidad como el vídeo de Olvido Hormigos son las menos canalladas y lo más limpio e inocente de toda la historia que conocemos.

Lo repugnante, lo sucio, lo inmoral, lo despreciable empieza después, cuando el muchachote receptor del vídeo en lugar de guardárselo para sí como correspondería a un hombre (él, está claro que no lo es) comete la vileza de enseñárselo a otros, vanagloriándose quizá y perjudicando conscientemente a una mujer a la que podía no amar pero que, sin ningún lugar a dudas, le había proporcionado algunos momentos de alegría y placer. Una mujer por tanto a la que como mínimo debería respetar (el respeto a los demás es condición indispensable de la hombría) y proteger.

En lugar de ello, por los motivos que sean, la vendió y de tal modo que el vídeo, privado, llegó a manos del alcalde pepero del pueblo en el que ella era concejal del PSOE.

Un alcalde pepero que puede ser tildado, sin matizaciones ni medias tintas, como auténtico hijo de puta, de cabrón sin asomo de vergüenza, ética ni moral, el típico pedo clerical y corrupto de la derecha española.

Y este repugnante edil, este ser infecto e inmundo (que sin duda, España es así, volverá a ganar las elecciones) emplea este vídeo, privado, para ridiculizar a su rival política al precio de destrozar (o al menos poner en riesgo) su matrimonio y de humillarla públicamente como mujer, lo cual demuestra también su absoluta falta de hombría (ya habíamos dicho que la principal cualidad de un hombre es el respeto, a todos los seres vivientes pero muy especialmente a las mujeres)...

Pues bien: unos meses después, la que ha perdido su puesto en el ayuntamiento y se ha convertido en personaje de realitys y de revistas pícaras es la señora Olvido Hormigos, la víctima. Y no nos engañemos: por su condición de mujer y de militante de un partido determinado. Si hubiera sido un concejal varón del PP las cosas hubieran sido completamente diferentes, lo sabemos, ni siquiera tengo que argumentarlo.

En cambio no sabemos nada ni del mamón despreciable que la traicionó, el indigno amante, ni se ha puesto en la picota al repugnante alcalde del pueblo...¿qué nos dice eso?

Y todo ello en un marco en el que el acosador de aquella chica de Ponferrada cuyo nombre quiero callar por respeto, aunque todos lo conozcamos, que seguía en el ayuntamiento por votación popular (eso es España, insisto) vendió la alcaldía a unos corruptos igualmente despreciables del PSOE que han abandonado el partido solo para mantener el puesto ganado gracias a negociaciones con un individuo que debería ser un apestado social y político y con quien la gente decente ni debería intercambiar un saludo.

En Ponferrada, como en Los Yébenes, la víctima (mujer) fue la perjudicada, la que lo perdió todo para que los cerdos que la rodeaban sigan hozando en sus nauseabundos lodazales de prepotencia machista y desvergüenza de gañanes misóginos.

Las preguntas inmediatas son ¿En qué país vivimos? ¿Hasta cuando vamos a tolerar este tipo de comportamientos?¿Realmente no tenemos nada que cambiar en España y a niveles muy profundos?¿Cuanto franquismo, cuanto catolicismo enquistado queda en semejantes formas de hacer las cosas?...¿De verdad somos así?...¿Todos?...

Porque yo no y siendo hombre no me gusta nada lo que veo...

Ojo: en el aspecto moral. En el físico la cosa cambia...pero centrémonos en lo sustancial.

NOTA- La fotografía es de JP Dollen

Etiquetas: , , , , , ,

15/04/2013 21:03 disidenteporaccidente Enlace permanente. disidencias No hay comentarios. Comentar.

¿ASEDIAR EL CONGRESO?

El régimen es ilegítimo, antidemocrático, perjudicial y está manejado por  élites vendidas al imperialismo extranjero de modo que debe ser derribado a la mayor brevedad y mediante los métodos que sea preciso utilizar.

Por otro lado, puesto que el régimen es ilegítimo, no existen autoridades que puedan ser consideradas legítimas, ni en lo político, ni  en lo judicial ni en lo represivo.

El actual gobierno, y con él todas las instituciones, deben tener, desde el punto de vista de la soberanía nacional y popular, y por lo tanto democrática, la misma consideración que los gobiernos intrusos impuestos por los franceses en 1808 y todas las organizaciones, armadas o no, que respalden ese estado de cosas deben ser consideradas simplemente como fuerzas de ocupación al servicio de la tiranía nacional y el imperialismo extranjero.

Eso es una realidad moral y políticamente indiscutible. Estamos viviendo un golpe de estado, una ocupación extranjera por medio de nuestras propias fuerzas de "orden y seguridad" que están al servicio de traidores al pueblo y terroristas sociales contagiándose de esa misma condición.

Por lo tanto cualquier reacción frente a la tiranía impuesta es legítima e incluso moralmente inapelable.

En ese sentido no ya asediar el congreso, tomarlo por la fuerza y no solo el congreso sino cualquier sede de la ilegítima tiranía que padecemos, incluyendo los domicilios personales de los traidores al pueblo y a España, los terroristas sociales, sería lícito y deseable, puesto que debemos acabar con el régimen tiránico de la oligarquía para establecer una verdadera democracia.

El problema no radica ahí, en la necesidad moral y política de tomar medidas expeditivas contra unas instituciones corruptas e ilegítimas puestas al servicio de los  intereses de un minoría corrupta y sus amos extranjeros.

El problema radica en la base social que está saliendo a la calle desde el 15 de mayo de 2011.

En realidad no nos encontramos ante una masa de ciudadanos conscientes y preocupados por el futuro y evolución del estado y la democracia sino con una enorme caterva de desclasados con el cerebro lavado durante décadas de propaganda liberal que no quieren cambiar el sistema por otro mejor sino volver a ser admitidos en él.

A la mayor parte de los que protestan (y todos los que solo se quejan en el bar) les da igual que otros mueran de hambre o pierdan injustamente sus casas, les resulta indiferente la mayor o menor calidad democrática del sistema (es más: prefieren un régimen con escasa democracia porque ello les libra de tomar responsabilidades, son borregos a los que les gusta ser regidos, pastoreados...aunque ello implique que los pastores se alimenten del rebaño, mientras no les toque a ellos...)

Nunca hubiéramos llegado a donde estábamos en 2008 (y menos hasta donde estamos ahora) si el pueblo español estuviera conformado por ciudadanos conscientes y no por borregos egoístas sin formación moral ni política, capaces de votar a ladrones notorios a cambio de que a ellos también les dejasen robar un poco.

Así que, volviendo a la pregunta que motiva este artículo: ¿adediar el congreso?...bueno, pero irán cuatro, la policía provocará incidentes para justificar la represión violenta y los medios políticos y propagandísticos del régimen se rasgarán las vestiduras como si los culpables fueran quienes protestan y ellos en lugar de criminales, seres honorables. Y aquí paz y ,después de la represión, gloria.

Necesitamos una revolución, eso es evidente. Pero también está meridianamente claro que el populacho español no la va a llevar a cabo. Ello exigiría compromiso, voluntad, responsabilidad y sacrificio...y ellos solo quieren poder pagar por ver el fútbol y que les den crédito para volver a endeudarse. No quieren una democracia, quieren volver al punto de inicio de la burbuja para poder vivirla de nuevo.

Tan triste como eso.

De modo que ¿asediar el congreso?...¿para qué?...El populacho español no merece el esfuerzo ni el sacrificio. Yo me quedaré en mi casa, cruzado de brazos.

El barco se hunde y mientras la gentuza que nos rodea siga siendo lo que es, podemos hacer poco más que hundirnos con él.

Etiquetas: , , , ,

LA LECCIÓN ISLANDESA

Los liberales y anarco-capitalistas que controlaron los hilos y siguen infiltrados en Democracia Real Ya y el 15-M y que en los días de mayo y junio de 2011 se emplearon a fondo para que el movimiento ciudadano generado amortizara su filo democrático manteniéndose firmemente dentro de la ortodoxia económico-social del régimen parlamentario-liberal y que todavía hoy ejercen su indeseable influencia para controlar el descontento de modo que no llegue a desmantelar el poder establecido, ponían siempre como ejemplo "salvador" lo que llamaban "Revolución Islandesa".

Pues bien: es hora de analizar a fondo esa lección.

Las políticas de neoliberalismo salvaje implementadas por la coalición derechista en el poder en Islandia después de que una incompleta unión de la llamada izquierda perdiera las elecciones en 1999 condujo al país a la ruina más completa y absoluta. Nada, por otra parte, que no sea lo habitual. El capitalismo conduce siempre a la pobreza de la mayoría y su ineficiencia estructural se desenvuelve indefectiblemente en crisis cíclicas que, en el caso del nuevo capitalismo simplemente especulativo, tienden, como estamos experimentando, a ser muy profundas y prácticamente interminables puesto que la aplicación de la ortodoxia neoliberal permite a las oligarquías acumular más capital e influencia mientras la mayoría de la sociedad se debilita.

En el caso de Islandia se produjo semejante debacle que la gente salió a la calle exigiendo la dimisión del gobierno derechista y una nueva constitución. Hubo disturbios, asedios al parlamento...todo eso que tanto asusta e indigna a los fascistas neoliberales que ahora gobiernan España, y, en efecto, el gobierno cayó.

Hubo elecciones y alcanzo el poder lo que llaman izquierda, los socialdemócratas y los verdes (que a estas alturas ha quedado demostrado que son poco más que una expresión del pijerío progre pequeño-burgués) ¿y qué hicieron?...lo esperable: plegarse a las exigencias del FMI, máxima autoridad del sistema de ortodoxia neoliberal e imposición imperialista de las oligarquías germano-sajonas. Por supuesto el proyecto de nueva constitución quedó aparcado sine die y no hubo ninguna transformación sustancial de las estructuras sociales, económicas o políticas del país.

El primer ministro responsable de las nocivas políticas neoliberales fue juzgado, es cierto, pero absuelto de sus evidentes culpas. Los bancos endedudados se dejaron caer, es cierto, pero el gobierno de "izquierda" de Reykiavijk se doblegó ante el FMI y los bancos ingleses y holandeses...

¿Resultado?...cuatro años después, con todo más o menos igual, se convocan elecciones y la derecha vuelve al poder. Nada, absolutamente nada, ha cambiado y todo volverá a ser igual.

Es esta un importante lección que debemos aprender y que debe servir, entre otras cosas, para purgar a los indeseables liberales y anarco-capitalistas de las filas de los movimientos sociales españoles.

No existe respuesta ni cambio posible dentro del esquema liberal-parlamentario y capitalista.

El cambio, la evolución hacia un democracia verdadera, que solo puede ser una democracia integral, que abarque desde la mayor participación ciudadana en los asuntos políticos a todos los niveles (desde el barrio, los centros de trabajo y educativos hasta el estado) hasta el progreso individual y social lejos de los esquemas jerárquicos, clasistas y moralmente restrictivos propios del liberal-capitalismo de base calvinista, pasando por una efectiva democratización social plasmada en las libertades públicas y las medidas de igualdad y justicia social, el cambio necesario, digo, no puede hacerse con criterios respetuosos hacia lo establecido.

Si queremos una sociedad nueva, un estado nuevo, un mundo nuevo, es preciso subvertir el orden establecido.

Lo entenderemos mejor con un ejemplo: ¿se hubiera podido avanzar hacia la democracia eliminando a Hitler y dejando a los nazis y sus campos de exterminio en el poder, se hubiera podido avanzar hacia la democracia eliminando a Stalin y dejando a los estalinistas y sus gulags en el poder?...pues tampoco se puede avanzar hacia la democracia dejando a los oligarcas y su ideología en el poder.

Si queremos una democracia verdadera es indispensable quebrar las estructuras sociales, políticas y económicas del régimen. Eliminar a la oligarquía, a las instituciones liberal-parlamentarias (incluyendo partidos, sindicatos verticalizados y asociaciones patronales), nacionalizar los medios de producción y redistribuir la riqueza para reiniciar adecuadamente el circuito económico, vetar toda capacidad de influencia e incluso erradicar las sectas peligrosas que tratan de imponer sus supersticiones a la sociedad, reformar por completo el sistema educativo, que en democracia solo puede ser público y sin ingerencias ideológicas sectarias, modificar las leyes para que contribuyan a la necesaria justicia social e igualdad y libertad de los individuos...

En suma: lo que nos enseña Islandia es que si queremos una democracia necesitamos una revolución, no movilizaciones tímidas que mantengan el aparato del régimen intacto. Si queremos una democracia verdadera habrá que construirla desde los cimientos y ello implica la demolición del edificio anterior.

De modo que: ¡Sublevaos!...Ya sabéis que debemos destruir Cartago.

Etiquetas: , , , , ,