Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Marzo de 2012.

OTRO PASO HACIA EL ABISMO.

20120305041553-shallowend.jpg

El golpismo neoliberal del ilegítimo gobierno del PP es indisociable de la insaciable rapacidad de la oligarquía que lo controla y que es esencialmente corrupta y traidora al pueblo y al estado. La unica función que esta gentuza otorga al estado es la de arma de represión contra la justa indignación del pueblo y de medio para justificar mediante leyes injustas y jueces prevaricadores sus latrocinios.

Bajo el ilegítimo gobierno del PP lo único que podemos esperar es corrupción, saqueo de las instituciones del estado y destrucción de los derechos y libertades de los ciudadanos. Ya pudo comprobarse durante el Aznarato y ahora vamos camino de lo mismo.

Estamos viviendo de hecho un golpe de estado encubierto y entre los diversos síntomas del mismo se han manifestado en las últimas horas dos terriblemente elocuentes y que habremos de lamentar profundamente durante años.

En primer lugar hemos conocido el desmantelamiento de la cúpula anticorrupción de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude donde los golpistas peperos no solo han cesado al jefe de investigación, Víctor de la Morena, sino a los cinco jefes de equipo encargados de investigar casos tan graves, y que tanto involucran al PP evidenciando su naturaleza esencialmente corrupta, como la trama Gürtel o el Caso Urdangarín. Y, además, se ha hecho con unos modos también muy elocuentes: instando a los cesados a abandonar de inmediato sus despachos, echándolos en suma, a cajas destempladas y casi con deshonor.

¿Y para sustituirlos por quien?

Aquí es donde mejor puede percatarse uno de las intenciones del ilegítimo y golpista gobierno de Rajoy. Para sustituirlos por un antiguo jerarca del ministerio de Hacienda  del Aznarato, Santiago Menéndez, secundado por Pilar Valiente, directora de la Comisión Nacional del Mercado de Valores durante el gobierno de Aznar, puesto que hubo de abandonar por su implicación en el caso Gescartera.

Como la memoria es débil recordaremos aquí que el caso Gescartera consistió en una estafa efectuada entre 1992 y 2001 por una supuesta sociedad de inversión de dicho nombre de la que era presidenta Pilar Giménez-Reyna hermana del secretario de estado de hacienda del PP con Cristobal Montoro a partir de la mayoría absoluta del PP en el 2000 hasta que el escándalo le hizo dimitir.

El negocio de Gescartera era redondo y a la vez, por desgracia, sobradamente familiar en estos días que corren. Consistía en captar dinero de pequeños inversores privados con la promesa de invertirlo y devolverlo con beneficios pero, en lugar de eso, se hacía desaparecer llevándolo a paraísos fiscales. El resultado: los gestores de la firma y es de suponer sus avalistas políticos se enriquecían y los inversores engañados acababan en la ruina.

Pues bien, ahora, en 2012, de nuevo con Cristobal Montoro en el ministerio de hacienda, vemos como se desmonta la cúpula de funcionarios que destaparon los mayores fraudes adscritos a la esfera de la corrupción pepera y como en su lugar se sitúan personajes cuanto menos sospechosos de connivencia con la misma.

¿Qué podemos inferir de ello?...No hace falta ser muy listo.

El golpismo pepero busca ampliar los espacios de corso y rapiña para la corrupta oligarquía franquista de este país y al tiempo generar barreras opacas para ocultar sus sucios manejos al pueblo. Van a robar hasta los enchufes de las paredes y van a hacerlo mientras nos culpan a nosotros de la ruina y aprovechan para arrebatarnos nuestros derechos sociales y ciudadanos. Si se lo permitimos, claro.

En ese mismo sentido apunta el segundo asunto que debemos comentar en este artículo y es el empeño de la fiscalía general del estado, ahora en manos de individuos afectos al golpismo pepero, de reabrir el caso de los atentados del 11 de marzo de 2004.

Podría considerarse este acto como puro revanchismo o simple folclore ultraderechista del amplísimo sector franquista del PP, algo ridículo en sí mismo, pintoresco, pero de escasa importancia. Nada más lejos de la realidad. Es un asunto de  importancia capital.

Cualquier dictadura, formal o informalmente establecida, necesita desesperadamente una justificación que dificilmente puede llegar por vías racionales y ajustadas a la verdad. Por lo tanto se recurre a la mentira para crear una mitología conveniente y lo suficientemente maniquera para ampliar la base de sustentación del régimen y legitimar lo que, objetivamente tratado, resultaría manifiestamente injustificable y obviamente ilegítimo.

Se trata de crear fantasmas del mal absoluto (el contubernio judeo-masónico, el comunismo, el integrismo islámico...) que siembren el miedo en los estratos más ignorantes de la población buscando su complicidad para el establecimiento y el mantenimiento de un sistema represivo e injusto que, en realidad, solo beneficia al predominio oligárquico. De habilitar un medio social en el que "el que no tenga nada que ocultar (es decir: se mantenga sumiso y obediente a la injusticia establecida como sistema) no tenga nada que temer" y por lo tanto aquellos que resulten víctimas de la demonización y la represión sean juzgados por los "que no tienen nada que ocultar" como culpables y su represión considerada como un acto de defensa de los "buenos" contra peligrosos enemigos, los "malos" . ¿Les suena el mecanismo?... Es el típico maniqueismo del totalitarismo liberal capitalista para establecerse como fuerza hegemónica y perpetuarse en el poder. En los siglos XVI y XVII los malos eran el demonio (y de ahí las constantes cazas de brujas en los países protestantes) y los españoles (y de ahí la leyenda negra que todavía nos estigmatiza). Más adelante, en el XIX, esa categoría se desplazó al vicio, nueva encarnación del demonio ( y de ahí la censura y la enorme lista de prohibiciones todavía en vigor en los países liberal capitalistas),y a las reclamaciones sociales del naciente sindicalismo. En el XX se reservó a los comunistas y a los nazis, luego a los integristas islámicos...es una constante que cumple siempre el mismo papel ya explicado líneas arriba.

En España el maniqueísmo tradicional de la oligarquía dominante, siempre la misma desde mediados del siglo XIX y autora y beneficiaria del levantamiento militar de 1936 y la consiguiente dictadura franquista así como del actual régimen parlamentario pero no democrático, se dirigió contra las asociaciones que exigían justicia social, progreso cultural y económico y modernización de las estructuras políticas, económicas y sociales para superar el caciquismo y la corrupción que todavía constituyen verdaderas lacras en nuestro país.

Durante la época franquista dicha mitología maniquea y destinada a fanatizar a las masas y criminalizar a los disidentes cristalizó en torno al ya citado contubernio judeo-masónico. Pero a comienzos del siglo XXI tal mitología ya no es aplicable. Por un lado quedó suficientemente ridiculizada por el uso frecuente hasta 1975 y por otro resulta que los nuevos amos (ellos prefieren llamarlos socios comerciales) de la oligarquía que padecemos son, precisamente, judíos y masones razón por la cual no cabe utilizarlos como "cocos" para justificar la represión y la fabricación de falsas realidades (tales como las que difunde Rajoy cuando dice que la mayoría de los españoles apoyan o por lo menos "entienden" los injustificables recortes sociales y de derechos ciudadanos que está acometiendo) que vengan a imponerse como superegos coactivos sobre las masas menos preparadas de la población permitiendo la persecución y el castigo de los disidentes.

Tienen que inventarse un mito nuevo y con el atentado del 11-M han encontrado la conspiranoia perfecta para tejer una nueva red de mentiras que justifiquen todo aquello sucio, ilícito y totalitario que pretenden hacer.

El mito es sencillo y todos lo conocemos: el PSOE, un nido de rojos peligrosos e inacapaces que arruinan España cada vez que gobiernan, es una asociación maligna, obsesionada con el poder hasta el punto de pergeñar una conspiración con el otro "coco" de la ultraderecha franquista-castellanista, los vascos independentistas y especialmente ETA, y hasta un sector afín de la policía para llevar a cabo un atentado con la única intención de hacer perder las elecciones a los "buenos" ,el PP, y alcanzar el poder para hacer la política del Anticristo (matrimonios gays, investigación de los crímenes del franquismo y la iglesia, educación para la ciudadanía, etc)...y ese mismo mito, que ahora pretenden reactivar con la pretensión de reinventarse la verdad a su gusto con la nueva investigación sobre los trenes del atentado, les sirve para vincular a esa "asociación maligna" con las necesarias y legítimas protestas de la población contra su golpismo, sus recortes y su corrupción.

Vienen a decir, y no subrepticiamente sino a voz en grito, que como los malísimos rojos del PSOE han perdido las elecciones, ahora pretenden recuperar el poder "incenciando la calle" y que por lo tanto todas las manifestaciones y protestas generadas por sus nocivas, traidoras y culpables políticas no son la justa indignación del pueblo sino una maniobra perversa que debe y puede combatirse con todas las armas a disposición del estado...incluyendo aquellas que no son legales pero sí propias del totalitarismo liberal capitalista y que siempre lo han acompañado (léase en este mismo blog el artículo Historia Criminal del Imperialismo Yanqui).

Con la activación de ese mito, que vemos tanto en la apertura por parte del fiscal general del estado de la investigación de un atentado ya esclarecido como en las alharacas próximas al cacareo esquizofrénico y altamente surrealista ante el hecho de que los sindicatos programen una movilización precisamente el 11-M, fecha que los fascistas del PP pretenden elevar a la condición de símbolo justificatorio de sus desmanes contables y sociables y de la inevitable represión del pueblo a ellos asociadas (como sucede en Estados Unidos con el 11-S), pretenden justificar su golpismo, la consiguiente represión de descontentos y apartar la atención de su pertinaz corrupción que acabará de arruinar España.

De modo que sí: estamos viviendo un subrepticio golpe de estado progresivo y el PP acaba de dar otro pequeño pero relevante paso hacia el abismo...el abismo de la libertad y la democracia. El nuestro.

 NOTA.- La fotografía es de Shallowend.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

FEMINISMO OBSOLESCENTE

20120308172944-louisa-stokes.jpg

Cuando la izquierda revolucionaria (léase transformadora) se convierte en progresismo ñoño y burgués, complaciente y conservador, llega la catástrofe, la hiperinflación ultraconservadora, la metástasis del pensamiento reaccionario y de la acción retardataria; el auge, en suma, de la barbarie teocrática, oscurantista, explotadora, corrupta e incompatible con el necesario salto evolutivo de la especie. No hace falta argumentar mucho a este respecto: es algo que estamos viendo con nuestros propios ojos y experimentando en nuestras propias carnes.

El gran problema de nuestra evolución como sociedad y especie en las últimas décadas es que nos sobran progres y nos faltan revolucionarios. Tal circunstancia ha llevado a la obsolescencia, una obsolescencia bien programa por las fuerzas conservadoras del arcaizante y contraproducente liberalismo capitalista, de las grandes fuerzas de transformación.

Los socialdemócratas, sin ir más lejos, primero se hicieron moderados, luego buscaron el buen rollo, pasaron más tarde al colaboracionismo y finalmente acabaron fagocitados por la derecha más rancia, aceptando todos sus posicionamientos ideológicos y haciéndole el caldo gordo, como vulgarmente se dice, a los protofascistas de la oligarquía. Idéntico camino siguieron los "sindicatos responsables" hasta el punto de llegar a traicionar a la clase obrera y convertirse al neoliberalismo. Incluso los comunistas y otros grupos más a la izquierda adoptaron el progresismo dejando atrás el horizonte transformador, es decir: revolucionario.

Ninguna fuerza de la mayoría sana de las sociedades occidentales, la que está por la evolución y el cambio a mejor en lo social, lo político, lo medio ambiental y lo ético, se ha librado de esa deriva hacia la derecha, de ese abismarse, bajo la bandera de la tolerancia y la moderación, en las telas de araña tendidas por la extrema derecha más reaccionaria y cavernaria. Tampoco el feminismo.

Precisamente en estos días estamos asistiendo a dos campañas del activismo feminista "progre" que no transformador ni revolucionario demostrativas de la profunda inoperancia, obsolescencia y pérdida de horizonte transformador y revolucionario de una fuerza que ha ido cayendo progresivamente en los lazos de su sector más antipático, rancio, conservador y derechista y perdiendo, si es que alguna vez lo tuvo (que en España es mucho más que dudoso debido a su mimetismo automático y ayuno de autocrítica con el sufragismo evangelista anglosajón) su perfil de verdadera fuerza transformadora de la sociedad.  

Por un lado está la cruzada neolingüística contra el sexismo en el lenguaje que demuestra varias cosas a tener muy en cuenta. En primer lugar la escasa entidad intelectual del activismo feminista: la estulticia estructural del mismo, vaya. El lenguaje evoluciona cuando evoluciona la sociedad, no al contrario. Hace medio siglo cuando nos referíamos, por ejemplo, a la farmaceutica aludíamos a la esposa del farmaceutico ahora en cambio a la titular de la farmacia. Y ello es así por el mero hecho de que la sociedad ha evolucionado y las mujeres, antes confinadas en el hogar, han podido llegar a las universidades y el mundo laboral. Es ahí, en los cambios reales y no en las apariencias, donde hay que luchar por los cambios y la evolución.

Pero, por otro lado, lo que viene a demostrar con meridiana claridad esta pretensión del activismo radical feminista es su condición totalitaria, parafascista y cercana a las técnicas propagandísticas del golpismo neoliberal del que en el fondo forma parte. Ese totalitarismo ultraderechista lleva treinta años jugando con el lenguaje para justificar lo injustificable, para mudar el significado de las palabras y dar buena imagen a sus desmanes al tiempo que usan, si bien subrepticiamente, a diestro y siniestro la censura mediante la falacia del lenguaje políticamente correcto. El activismo feminista pretende hacer exactamente eso: pervertir la lengua y aplicar la censura de lo políticamente correcto para imponer a la sociedad sus tesis que  utilizan, y no por casualidad, los medios de la ultraderecha neocon para imponerse. El activismo feminista radical, tal y como lo conocemos, es una rama más del golpismo de la extrema derecha anglosajona sobre el mundo y, por lo tanto, resulta absolutamente incompatible con los verdaderos intereses y metas de la sociedad compuesta por individuos que deben ser libres e iguales independientemente de su sexo, condición social u orientación sexual.

 La segunda campaña procede de Bruselas y trata de equiparar el número de mujeres en los puestos directivos de las empresas. La presentan como un avance social pero no deja de ser más propaganda neoliberal dentro del golpismo que padecemos.

Para empezar plantea dos falacias: una que el hecho de que haya más directivas en las empresas y en los puestos políticos va a mejorar la condición de las mujeres en general. Dos: la idea, propia del feminismo evangelista anglosajón autor de todas las prohibiciones y censuras que padece la sociedad occidental desde comienzos del siglo XX, de que las mujeres son mejores, más morales, y que por lo tanto su sola presencia en los centros del poder mejora el mundo. Frente a ambas falacias basta oponer algunos nombres: Tatcher, Merkel, Botella...

Es el sistema capitalista, patriarcal y teocrático en el que se basa el liberalismo parlamentario que padecemos el que produce las desigualdades y tiende a la fragmentación de la sociedad estableciendo peldaños diferentes de explotación y sometimiento para que aquellos que están un poco más arriba toleren la injusticia del sistema con el fin defender su escasa cuota de superioridad. El problema es el sistema, no el hecho de que exista un determinado número de puestos directivos reservados para un sexo, una raza o determinada minoría.

Cuando el activismo feminista en lugar de cuestionar un sistema nefando que fomenta la sumisión y la desigualdad, lo acepta, consagra y justifica pretendiendo solo algunas cuotas de poder en él que no se traducirán sino en la mejora del nivel de vida de las mujeres que accedan a esos puestos sin mejorar en nada la situación de las demás, especialmente de las pertenecientes a los sectores más desfavorecidos, algo anda mal, muy mal, en el activismo feminista.

Como reza el título de este artículo el feminismo se ha convertido en una fuerza obsoleta, en un tentáculo más de la hidra del totalitarismo neoliberal.

Necesitamos cambiar el mundo y, para ello, resulta imperativo que el feminismo se regenere y vuelva a convertirse en una fuerza de izquierda revolucionaria.

NOTA.- La fotografía es de Louisa Stokes.

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

08/03/2012 17:30 disidenteporaccidente Enlace permanente. disidencias No hay comentarios. Comentar.

MECANISMOS DE REPRESIÓN DEL ACTUAL RÉGIMEN ESPAÑOL

20120310173002-simon-howden.jpg

Es bueno conocer los medios y procedimientos que la corrupta y nociva oligarquía nacionalcatólica que se escuda tras el ilegítimo régimen vigente utiliza para reprimir las demandas democráticas de un pueblo que empieza a despertar. Durante muchos años han logrado engañar a la mayoría asegurando, sin más pruebas que los periódicos, ineficaces y amañados procesos electorales, que vivíamos en una democracia sin que por ello los mecanismos represivos, ocultos en una calculada opacidad operativa de la que siempre fueron cómplices los medios de comunicación, a la postre órganos de propaganda política del régimen y los oligarcas que lo controlan, dejaran de dirigirse constante e ilegalmente contra los colectivos disidentes. Ahora que el pueblo comienza a despertar de su profundo sueño, que la propaganda del régimen empieza a resultar ineficaz, la oligarquía empieza a potenciar métodos de control más agresivos. Hemos hablado de ellos en muchos otros artículos de este mismo blog desde mayo del año pasado.

Ahora, además de los ya mencionados y estudiados, empieza a funcionar otro también harto conocido desde la farsa que llaman Transición y que mantuvo en el poder a la oligarquía franquista, la responsable del genocidio comenzado en 1936 y que con su incompetencia y corrupción nos arrastró a la crisis de 2008, suponiendo poco más que un cambio de decorado para los mismos actores que llevan oprimiendo, arruinando y retrasando el progreso español desde mediados del siglo XIX.

A ese respecto explicábamos no hace demasiado, en el artículo sobre la utilización de determinadas "unidades especiales" de las policías locales para la subrepticia represión de los activistas de izquierdas, como cuando el régimen veía amenazada la supremacía de sus rectores oligárquicos empezaban a producirse "excesos policiales" y ataques de "incontrolados" fascistas a los que, casualmente, la policía jamás atrapa ni investiga. Es el viejo método de las Partidas de la Porra para reprimir extrajudicial e ilegalmente a los militantes por la libertad y la justicia social.

En cuanto se agita el árbol los neonazis salen a la calle mientras la policía mira para otro lado y los medios de la ultraderecha criminalizan a las víctimas del encubierto terrorismo de estado que dichos ataques fascistas representan.

Ahora en Madrid, donde la extrema derecha nacionalcatólica aspira con el explícito apoyo de instituciones parasitadas por sus miembros más radicales y peligrosos para la libertad de España, a recuperar la paz de los cementerios franquista en la universidad, paz que por otra parte ni siquiera lograron en vida de su SANGRIENTO Y GENOCIDA DICTADOR: la universidad fue siempre un campo de militancia y avance social y democrático al menos desde los años cincuenta, estamos asistiendo a un eficaz mecanismo represivo en tres pasos que conviene poner de manifiesto para que los menos avisados puedan identificarlo de inmediato y comprenderlo exactamente como lo que es. Y, por cierto, que no se encuentra muy lejos de los métodos de terrorismo de estado utilizados por el FBI en su Pograma de Contrainteligencia de los años sesenta y setenta (véase en estas mismas páginas el artículo sobre la Historia Criminal del Imperialismo Yanqui).

La estrategia represiva se estructura en tres pasos en apariencia independientes pero clara y premeditadamente consecuentes. A saber:

1º.- La Brigada de Información, heredera de la Politico-social franquista y con idénticas funciones de policía política (inaceptables e ilegales dentro de un sistema democrático), los mismos que andan por esas comisarías de Moratalaz interrogando con pasamontañas a manifestantes detenidos, elabora informes en cuyo lenguaje el posicionamiento ideológico de la institución queda perfectamente claro al referirse a las movilizaciones contra la ilegítima y criminal privatización de la educación universitaria que representa el Plan Bolonia como "algaradas" dirigidas por "organizaciones(...) no tan angelicales" porque "muchas de ellas son de naturaleza anarquista o en general ultraizquierdista" añadiendo que esos mimos grupos, a los que se juzga negativamente por su ideología, están detrás tanto de las protestas de 2009 como de la valiente iniciativa contra la invasión teocrática del nacionalcatoliscismo en los campus universitarios o las actuales manifestaciones de profesores y estudiantes contra los recortes en educación, esas en las que la propia policía tildó de "enemigos" a los ciudadanos que se manifestaban, y se lanzan a implicar y criminalizar en un totum revolutum a cuanta organización defensora de la justicia social, los servicios públicos y la mayor democratización del régimen se encuentran por delante, desde el Sindicato de Estudiantes hasta las asambleas del 15-M pasando por Izquierda Unida y el propio rectorado atribuyéndoles intenciones subversivas y cuasi-terroristas. Y todo ello con dinero público y en la absoluta impunidad proporcionada por el régimen, que ha decretado como secreto tanto el organigrama como las tácticas operativas de los servicios de información de la policía nacional.

2º.- Los medios propagandísticos de la ultraderecha nacionalcatólica, en este caso el ABC, utilizan los ya de por sí ideológicamente sesgados informes de la político-soci...err, quiero decir: de la Brigada de Información, para criminalizar a los colectivos y asociaciones en ellos aludidos abundando en su supuesto afán subversivo para sustentar la delirante mitología conspiranoíca del PP (veáse en estas mismas páginas el artículo Otro Paso Hacia el Abismo) que pretende justificar con ella la espiral de represión que prepara contra los ciudadanos que protesten contra sus políticas de pura traición al pueblo y salvaje terrorismo social (por las que algún día sus dirigentes y cómplices a todos los niveles de la administración y el entramado propagandístico deberán ser castigados con la máxima dureza por el pueblo dueño de su destino, una vez derribado el corrupto e ilegítimo régimen de 1978).

3º.- Los violentos ataques de "incontrolados" matones fascistas a los que la policía no detendrá ni investigará ni mucho menos llevará ante un juez contra los jóvenes estudiantes movilizados para la consecución de una mayor calidad democrática y social y que tanto los informes policiales como la propaganda de los medios cavernarios se han encargado de criminalizar y deshumanizar. De ahí a la Operación Cóndor con su carga de detenciones ilegales, torturas, asesinatos y desapariciones el paso es cuantitativo, no cualitativo y conviene tenerlo muy en cuenta.

Dicho esto quiero expresar mi solidaridad con los chicos y chicas de Tomalafacultad que el pasado 9 de marzo de 2012, a plena luz del día, y mientras celebraban una pacífica fiesta para recoger fondos con los que autofinanciarse fueron atacados por varias decenas de neonazis encapuchados tras una cadena de hechos tendentes a la represión extrajudicial como la enunciada en este artículo. ¡Salud, camaradas!...¡Hasta la victoria!

PD.- Parece ser que algunos de los naonazis atacantes sí fueron detenidos por la policía, incluso por miembros de la Brigada de Información. Eso está bien, resulta estimulante comprobar que a pesar de los pesares los cuerpos policiales a pesar de la peligrosa deriva del régimen hacia la encubierta dictadura cumplen con su trabajo. Ahora bien tengo una duda. Los detenidos han sido trasladados a la comisaría de Moratalaz para ser interrogados. ¿Les habrán interrogado con pasamontañas como a los peligrosos manifestantes de izquierda o a estos los consideran buenos chicos?...Otra duda: los detenidos, sin duda los torpes que no supieron hurtarse a tiempo de la inevitable acción policial (si alguien llama al 091...), ¿habrán sido llevados a algún sótano y golpeados por encapuchados como pasó en Valencia con estudiantes que solo reclamaban una educación pública de calidad?¿serán puestos a disposición judicial?¿y, si esto sucede, juzgados con la misma dureza que los "radicales de izquierda" o con la indulgencia debida a los "buenos chicos un poco exaltados" de las familias de bien?...desgraciadamente no sabremos nada de esto porque el asunto no tardará en caer en el olvido. España es así: fascista y kafkiana.

NOTA.- La imagen es de Simon Howden.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

HUELGA GENERAL.

UGT y CCOO, que se han unido a la convocatoria de huelga general el 29 de marzo encabezada por los sindicatos territoriales y otros de ámbito nacional más combativos, como CGT y CNT, dando la sensación de que lo han hecho tan solo para evitar la posibilidad de enfrentarse a un paro de éxito que no les tenga como protagonistas, se equivocan en su planteamiento de la misma.

Quieren hacer un paro tímido de un solo día para "protestar" por la agresiva, salvaje e inconstitucional reforma laboral impuesta, vía decreto-ley, por el ilegítimo y criptogolpista gobierno del PP y que en sí misma no solo puede y debe considerarse un atentado a la democracia (y por lo tanto un acto golpista) sino puro y simple terrorismo social, una agresión de tal magnitud contra la libertad ciudadana y contra los derechos del pueblo que por sí sola justificaría una revuelta armada y la ejecución inmediata de todos sus fautores como enemigos del pueblo y terroristas al servicio de intereses extranjeros. Revuelta desaconsejada por evidentes motivos estratégicos y tácticos.

Pero la desproporción entre la agresión que supone la reforma laboral y la tímida protesta que pretenden UGT y CCOO resulta evidente y muy elocuente. El sindicalismo blando de ambos sindicatos mayoritarios y colaboracionistas no contempla en ningún caso un verdadero enfrentamiento contra el capital y mucho menos una aspiración de cambio social, se limita a defender un teórico equilibrio, un supuesto pacto en el que se basa el ilegítimo régimen de 1978, entre la rapacidad feroz de la oligarquía hispana y el pactismo servil de los representantes de las clases trabajadoras que hace del sindicalismo español un a modo de régimen de Vichy con respecto al III Reich. De hecho propongo el apelativo de "vichisuás" para los defensores de ese tipo de sindicalismo colaboracionista.

Pues bien, hay que decirlo: ese modelo de supuesto equilibrio se ha demostrado inservible, ha quedado por completo desprestigiado y obsoleto y con él el régimen que articulaba, la partitocracia liberal de 1978.

Es preciso recordar a ese respecto una anécdota de 1981 cuando sindicatos y patronal estaban negociando los convenios colectivos y tuvo lugar el intento de golpe de Tejero. Con la Guardia Civil asaltando el Congreso, irrumpió un representante de la CEOE en la sala de negociaciones proclamando que ya no era preciso pactar con los sindicatos (a los que se refirió en términos peyorativos) porque si el golpe triunfaba iban a lograr imponer todas sus pretensiones esclavistas. La patronal, los oligarcas, nunca fueron ni responsables ni moderados y tampoco creadores de empleo sino franquistas explotadores ansiosos de quebrar la cerviz de la resistencia popular para volver a los peores tiempos de la miseria y la explotación. Ahora, con el golpismo subrepticio del PP impulsado desde Bruselas y Wall Street, lo están consiguiendo. No es tiempo, por lo tanto, de mostrarse conciliador. El supuesto equilibrio que articulaba el régimen de 1978 (y que nunca fue tal, aquí siempre mandaron los mismos: los oligarcas franquistas) se ha roto y no va a volver. Hay que luchar por nuevos horizontes que no se articularán en el equilibrio sino en el triunfo total de una de las partes en conflicto. De momento va ganando la oligarquía, el 0,03 % que controla el 80% de los medios de producción. No queda espacio para la negociación, tan solo para la lucha por el cambio de régimen y el establecimiento de una verdadera democracia.

La reforma laboral, con ser gravísima y representar un atentado contra el pueblo y la democracia es solo un aspecto del golpe de estado neoliberal que estamos sufriendo. El camino no es ya una huelguita de un día para suplicar una negociación que implica el reconocimiento de la necesidad de dicha reforma y la nociva ideología que la impone.

HAY QUE PARALIZAR ESTE PUTO PAÍS INDEFINIDAMENTE Y COMBATIR CON UN SOLO OBJETIVO: DERRIBAR UN RÉGIMEN INEFICAZ, INJUSTO, OBSOLETO E ILEGÍTIMO Y ESTABLECER UNA VERDADERA DEMOCRACIA QUE NI PUEDE SER CAPITALISTA NI ADMITIR EL PREDOMINIO, NI SIQUIERA LA EXISTENCIA, DE LA OLIGARQUÍA FRANQUISTA.

Todo lo demás es hacerle el caldo gordo a la extrema derecha.

¿Apoyaré la huelga del 29 de marzo?...Por supuesto, hay que marchar unidos y plantarnos ante el golpismo neoliberal. Pero tal y como está planteada no servirá de nada.

Insisto: el supuesto equilibrio que articulaba el régimen de 1978 se ha roto y ya no volverá. Ahora solo hay un camino: cambiar las reglas de juego. O ganan ellos, el 0,03% de la población, o ganamos nosotros, el 99,07 %, no hay término medio posible.

 ...Y estamos dejándonos vencer.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

CONSTITUCIÓN DE CÁDIZ ¿ALGO PARA CELEBRAR?

EL liberalismo es un mal sueño, una pesadilla de la que todavía no hemos logrado despertar. Una forma de totalitarismo medieval y obsoleto que nos venden como democracia, modernidad y futuro. Nada más lejos de la realidad.

En estos días la ortodoxia ideológica del ilegítimo y nocivo régimen vigente anda celebrando los doscientos años de la constitución de Cádiz y vendiendo la falsa especie de que su redacción y puesta en vigor en 1812 supuso un adelanto para España y una modernización de la que todavía somos deudores y debemos sentirnos agradecidos. Insisto: es mentira, apenas una impostura propagandística de un régimen universalmente perjudicial (salvo para la reducida oligarquía que lo maneja) que debemos derribar sin falta para establecer una verdadera democracia donde la justicia social y el bien común primen sobre la avaricia y los privilegios de unos pocos.

Así las cosas ¿hay algo que celebrar con respecto a la constitución de 1812?

La respuesta es no. La Pepa, como se la conoció popularmente, fue el primer asalto del egoísmo capitalista al estado español. No es casualidad que surgiera precisamente en Cádiz, ciudad comercial atestada de especuladores y tratantes extranjeros imbuidos de ideas sajonizantes y afines al liberal-capitalismo inglés. Muchos de ellos, incluso, lo eran en origen.

Es cierto que ya en España llovía sobre mojado y que el siglo XVIII había asistido a experimentos liberales pronto convertidos en masivas estafas y rápido empobrecimiento del estado y el pueblo para el lucro de unos pocos ladrones como las perpetradas por el francés Cabarrús y su fundación del Banco de San Carlos y las primeras emisiones de deuda pública que ya entonces, como ahora, eran el refugio de los especuladores y los estafadores de la peor calaña.

Fue precisamente esa gentuza la que asaltó el estado en Cádiz para ponerlo a su servicio. No debemos olvidar a este respecto que la constitución de 1812, y todas las que siguieron, lejos de estar al servicio del pueblo español lo estuvieron, como lo está la de 1978, tan solo al de una clase cuyos miembros, al menos en el siglo XIX, ni siquiera eran españoles en su mayoría (de hecho resulta interesante hacer un repaso de los apellidos de la oligarquía española y de sus antecedentes genealógicos para hacerse una idea de su "españolidad" y de hasta qué punto todos los regímenes que han impuesto desde 1812 son un a modo de invasión, una forma de robar al pueblo y al estado para enriquecerse privadamente).

La entrada en vigor de la constitución de Cádiz significó, entre otras cosas, la privatización de las tierras comunales que se pusieron de inmediato en venta a precio de saldo para permitir a los capitalistas de la época convertirse en terratenientes a costa del expolio de los bienes del pueblo. De igual modo, los pósitos, montepíos y sociedades de ayuda mutua que protegían al pequeño agricultor frente a los azares de las malas cosechas y las sequías se convirtieron en bancos privados dedicados a la usura y la extorsión empobreciendo y ensombreciendo las posibilidades de futuro de los pequeños agricultores para permitir el ilegítimo enriquecimiento de los capitalistas en su mayor parte extranjeros. Lo mismo vinieron a siginificar el fin de los señoríos jurisdiccionales y la desamortizaciones contra la iglesia. No se perseguía la modernización del país sino el enriquecimiento de la clase comerciante en rápido proceso de conversión en oligarquía terrateniente.

Fue precisamente el enriquecimiento ilegítimo, corrupto y sin límites que permitió la constitución de Cádiz y sus sucesoras durante el malhadado reinado de Isabel II el que configuró la poderosa y cerrada oligarquía "española" que trajo el turnismo de 1875, la dictadura de Primo de Rivera en 1923 y el golpe de estado nacional-católico en 1936 así como el régimen continuista de 1978.

La constitución de Cádiz es la raíz de todos los problemas que padecemos. Abrió un desastroso ciclo histórico que debemos cerrar cuanto antes.

En lo que respecta a la unidad de España no debemos olvidar que fue precisamente la constitución de 1812 y los intereses bastardos de los comerciantes de ambos lados del Atlántico lo que condujo a la desmembración del imperio y  a la conversión de las diferentes partes surgidas de él, incluyendo la propia España, en colonias del imperialismo capitalista anglosajón, inglés primero, estadounidense más tarde. No debemos olvidar tampoco que fueron las disputas entre los sectores cerealistas e industriales, entre oligarcas del interior y oligarcas de la periferia, las que generaron los "nacionalismos" periféricos y el "castellanismo" centralista que todavía envenenan la indiscutible unidad de España y las relaciones entre sus distintas regiones. Que el debilitamiento ocasionado por el largo ciclo de guerras civiles propiciado por el asalto al estado de la oligarquía liberal, cerrado en falso en 1939 (o, mejor: en 1960 cuando fue abatido el último guerrillero anarquista sublevado contra la dictadura: Quico Sabaté) condujo a España desde la condición de potencia de primera fila a la de simple colonia americana de cuarta.

Por lo tanto no hay nada que celebrar en relación con la constitución de 1812. Tan solo tener en cuenta la historia y tomar conciencia de que debemos cerrar el ciclo liberal en España (para lo cual hay que aniquilar la oligarquía surgida como parásita del estado y del pueblo desde 1812)  y establecer una verdadera democracia de carácter social, antiliberal, anticapitalista, federalista, unionista y profundamente nacionalista en el mejor sentido de la palabra.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

19/03/2012 15:14 disidenteporaccidente Enlace permanente. disidencias No hay comentarios. Comentar.

LA GENERACIÓN DE 2011

20120322183111-thephotoholic.jpg

La vida literaria, cultural y artística de España ha sido una enorme pérdida de tiempo, por no decir una desvergonzada impostura, desde hace al menos cincuenta años.

Cultura y literatura no han dejado de ser en España un lujo burgués más o menos públicamente monopolizado por la sempiterna oligarquía caciquil que, a menudo, ha querido disfrazarse de progresía y ruptura sin pasar de la pose.(O de la PSOE)

Incluso en los tiempos del realismo social había más, mucho más, de displicencia exhibicionista y oportunismo comercial que de realidad artística.

Luego llegó la transición y con ella la ingeniería social del conservadurismo europeo teledirigido desde las catacumbas del imperialismo yanqui y sus secretos directorios y se impuso la experimentación huera y, sobre todo, el posmodernismo que era una forma de desideologización, de reducir a conformismo snob y sin calado, a simple voluta de humo para el mercado adocenado de marujas con carrera y más soberbia que inteligencia, o de modernos ignorantes de los clásicos, de la verdadera naturaleza y peso de nuestra propia cultura, cuando no de esa casposa grey de mariconas horteras que se las dan de guays y de modernas pretendiendo constituirse en jueces de lo "in" cuando aún les asoma el pelo de la dehesa petarda.

La literatura y el arte españoles no están en decadencia, murieron hace mucho. Y deambulan por esos mundos embalsamados por un consorcio caduco de intereses oligopólicos con olor a naftalina y miras estrechas donde, como siempre, los "hijosde" y los vástagos de la alta burguesía, generalmente estupidos y sin talento pero con estudios en los Estados Unidos y en universidades privadas, y los sempiternos sudacas imitadores de García Márquez, Cortazar o Vargas Llosa (los verdaderamente innovadores no interesan) son elevados a los altares y la promoción mientras se cierran las puertas del empíreo a cuantos no se conforman a los gustos de las momias que gobiernan el mundo cultural y editorial.

Naturalmente tal situación debe cambiar, las estructuras herrumbrosas deben ser derribadas y la cultura, el arte y la literatura españolas deben resurgir. Hay que establecer un punto de inflexión y parece lógico fijarlo en 2011, cuando estalló la renovación social y política en este país.

En conjunción con ese ansia de regeneración moral, institucional y social que desde el 15 de mayo de 2011 ha salido a las plazas y calles de España debe marchar una nueva concepción del arte, la literatura y la cultura españolas.

Una nueva concepción con todas las excepcionalidades personales posibles pero que, a mi entender, debe responder a unas premisas comunes e insoslayables. A saber:

1.- Un verdadero afán de renovación tanto temática como conceptual, dejar atrás los tópicos de la literatuta y el arte burgués y pequeñoburgués vigentes orientados a la autocomplacencia de sectores más o menos acomodados dentro del decadente sistema y orientados únicamente a la especulación y el lucro sin atención a la cualidad moral y a la trascendencia artística del producto literario o artístico y ruptura consciente y militante con la ideología del régimen para buscar caminos de futuro y renovación cultural, social y política. Arte y literatura no pueden ser parte del entramado propagandístico de un régimen corrupto y de un pensamiento nocivo y obsoleto. La necesaria revolución ha de comenzar en el ámbito artístico e intelectual, abrir nuevos caminos mentales y estéticos para permitir a la sociedad avanzar hacia un futuro mejor.

2.- Consiguientemente arte y literatura han de centrarse en evidenciar los contrasentidos, las mentiras evidentes y no tan evidentes y los desajustes del sistema y atacar y vulnerar consciente y militantemente todos y cada uno de los prejuicios morales, históricos, científicos y propagandísticos en los que se asienta el régimen corrupto en su amplio abanico que abarca desde el ultraconservadurismo religioso a la progresía hipócrita. Arte y literatura deben ser instrumentos de ruptura con un pasado caduco, campos adelantados al tiempo detenido que nos obligan a vivir.

3.- En un marco restrictivo de la libertad en el que las leyes y reglamentos tratan de acotar la expresión del pueblo instaurando no solo un discurso único en los medios de comunicación y en los ámbitos artísticos sino también en el uso de los espacios públicos, el arte y la literatura deben erigirse en armas de libertad tanto en sus propios ámbitos como en el uso y reclamación de los espacios públicos, en su más amplia concepción.

4.- Arte y literatura no pueden continuar buscando los parabienes del Aparato del régimen. Es preciso vaciar de influencia y significado a las instituciones "culturales" del sistema y soslayar hasta abismarlos en la obsolescencia a los grandes agentes culturales y artísticos del sistema, ya sean públicos o privados.

5.-Arte y literatura deben ponerse a la vanguardia social como propagandistas y autores del cambio necesario tanto de mentalidad como de sistema político y económico.

 NOTA.- La fotografía es de Thephotoholic.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

LAS OPINIONES DE UN JEFE DE SECTA DESTRUCTIVA Y FASCISTA.

El jefe de la destructiva secta católica, ese que llaman papa Benedicto XVI, antiguo militante de las juventudes hitlerianas, viaja a Cuba para tratar de sacar provecho del asedio a que el criptofascismo de los Estados Unidos ha sometido al país desde que eligió dejar de ser su colonia para marchar hacia la independencia y la libertad.

El repugnante individuo, apellidado Ratzinger (¿z?), pretende situar a su despreciable secta en un lugar de privilegio, como el que ,desgraciadamente para el progreso y la democracia tiene en España, en caso de que el régimen cubano quiebre con la muerte de quienes lo forjaron. Busca, simple y llanamente, extender el oscurantismo teocrático y el privilegio clasista a la isla caribeña tratando de aprovechar que esta perteneció a España hasta 1898 (y fue dirigida por los más ultramontanos y atrasados miembros de su oligarquía, esclavistas y protofascistas en su mayor parte) y que el extremismo derechista de los exiliados en Miami puede acabar, en caso de derrocamiento del régimen actual, con la instauración de otro, atrasado y explotador, a medio camino entre la farsa democrática estadounidense y el nacionalcatolicismo imperante en España.

Con esas miras viaja el jerifalte de la secta católica, secta incompatible, como todas las semitas, con la verdadera democracia, a Cuba permitiéndose, además, opinar sobre el país que le recibe, lo que demuestra bien a las claras la poca vergüenza y la ninguna educación de este individuo de insana mentalidad.

El tal Ratzinger que en un mundo civilizado y decente estaría encarcelado por multiples y variados delitos de los que es responsable máximo, se ha permitido declarar públicamente, en medio de esta avalancha ultraderechista que experimentamos (y que habrá que frenar enérgicamente más temprano que tarde) y con evidente afán propagandístico, que el marxismo ya no sirve.

Es su opinión, claro.

¿Pero que opinión podría esperarse del jefe de una secta cuyo ideal social desde la Rerum Novarum ha sido el corporativismo fascista y que sobre ser miembro cualificado de la nociva y destructiva secta católica militó en el nazismo?...

El fascismo acecha sobre el mundo. Y Benedicto XVI es uno de sus portavoces.

Por cierto: en España sigue y arrecia la represión del nacionalcatolicismo contra la parte sana de la sociedad. Avanzamos rápidamente hacia una reedición del régimen franquista. Es hora de salir a la calle para poner al fascismo y al ilegítimo régimen que parasitan en su sitio. Es hora de conseguir una verdadera democracia.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

BOICOT A LOS PATRONOS CHANTAJISTAS

20120327193822-katmeresin.jpg

En medio del golpe de estado oligárquico que estamos sufriendo, patronos y banca están actuando como los mafiosos, como los golpistas explotadores e inmorales, como los indeseables que son.

Llevan semanas desde la convocatoria de la necesaria y tímida huelga general del 29 de marzo presionando y chantajeando a sus empleados para evitar que la secunden porque la reforma laboral, puro y simple terrorismo social, es un pilar fundamental del golpe de estado que están propiciando a través del ilegítimo gobierno de la nación.

Un pilar que les define y demuestra la necesidad absoluta y pública de poner fin al ciclo de su dominio social, económico y político, lo indefectible de un cambio radical de estructuras que acabe con la supremacía de esta clase parasitaria, explotadora, obsoleta e ineficaz.

El mundo que ellos pretenden imponer se basa en que el pueblo pierda su condición ciudadana adquiriendo la de súbdito para que no pueda oponerse al masivo latrocinio que esta clase y sus aliados están acometiendo no solo contra el estado sino también contra el dinero y la calidad de vida privada de cada individuo completo y pretende que los nuevos súbditos sean explotados como trabajadores, casi esclavos y estafados en cuanto consumidores, todo ello en beneficio de esa reducida e inmoral clase oligárquica y en perjuicio de la inmensa mayoría.

Pues bien, la huelga no solo es necesaria y justa, es un derecho inalienable y debemos dejar muy claro a los golpistas que chantajean a sus empleados para que no la secunden que ni perdonamos ni olvidamos. ATENTAR CONTRA EL DERECHO DE HUELGA DE LOS TRABAJADORES DEBE TENER CONSECUENCIAS MÁS ALLÁ DE LA HUELGA MISMA Y LA LEGÍTIMA ACCIÓN DE LOS PIQUETES.

Desde el punto de vista moral cualquier acción contra el tirano es legítima y justificable. Pero tácticamente en estos momentos esa forma de justicia popular resulta desaconsejable, serviría tan solo para darles argumentos para la represión contra el pueblo. Y sería un error. Van a reprimirnos igual, porque estamos sufriendo un robo con fuerza, pero conviene que quede claro de donde parte la violencia y a qué intereses sirve.

Debemos, por lo tanto, responder pacíficamente a los crímenes y extorsiones de la patronal y la banca. Tenemos armas que manejar y una muy importante es el BOICOT. Existen listas detalladas de las empresas que están coaccionando a sus trabajadores para impedir que secunden la huelga general del 29 de marzo (29msinmiedo.tumblr.com). Muy bien, ya sabemos qué hacer: ESAS EMPRESAS DEBEN NOTAR EN SUS VENTAS LA DESAPROBACIÓN MORAL DEL PUEBLO, LA HUELGA NO ACABA EL JUEVES.

Y TAMPOCO DEBEMOS OLVIDARNOS DE LOS ESQUIROLES, PARA ELLOS TAMPOCO LA HUELGA DEBE ACABAR EL JUEVES. SI NO SE UNEN A LAS LEGÍTIMAS REIVINDICACIONES DEL PUEBLO, DEBEN QUEDAR EXCLUIDOS DEL MISMO. SON TRAIDORES MERECEDORES DEL OSTRACISMO SOCIAL MÁS ABSOLUTO.

 

NOTA.- La fotografía es de Katmeresin.

Etiquetas: , , , , , , , , ,

EL GOBIERNO INTRUSO DE RAJOY NOS OBLIGA A UNA NUEVA LUCHA POR LA INDEPENDENCIA.

20120330144341-phanlop88.jpg

En el verano de 1808 una élite decadente y corrupta se reunió en la ciudad francesa de Bayona para entregar la soberanía nacional de España a un poder extranjero y usurpador lo que convertía al país en una colonia del imperio napoleónico. Esa transición pretendió presentarse como una simple innovación continuista elaborada con todo el rigor de la ley vigente pero de facto convertía el gobierno de la nación hasta entonces existente en un gobierno intruso y títere de intereses extranjeros a pesar de que lo integrasen en muchos casos las mismas personas que ya ocupaban o habían ocupado cargos anteriormente en él. El gobierno legítimo se transmutaba ,aparentemente respetando el orden jurídico, en un gobierno intruso, de afrancesados traidores y enemigos del pueblo.

Lógicamente el pueblo español no aceptó semejante desafuero, tamaña indignidad, traición de tal calado, y se lanzó a las calles y a los montes para expulsar al invasor francés y a los colaboracionistas que lo apoyaban y recuperar su independencia porque el gobierno surgido de Bayona era claramente ilegítimo.

En junio de 1940, después de que Francia fuera derrotada por el III Reich, la derecha se apoderó del gobierno francés y estableció el régimen colaboracionista de Vichy. La institución de este régimen también se llevó a cabo mediante mecanismos parlamentaristas y en apariencia respetuosos con la constitución vigente pero en la práctica supuso que una élite caduca, atrasada y corrupta se hiciera con el poder para convertir a Francia en un estado títere de intereses ajenos, en simple colonia de los alemanes.

Naturalmente la parte sana de la sociedad francesa se negó a aceptar semejante iniquidad y se lanzó de inmediato a la reconquista de su libertad e independencia.

En la España de 2012 estamos viviendo exactamente la misma situación: desde 2010 estamos viviendo una pérdida de independencia que sigue caminos parlamentaristas y supuestamente constitucionales para aparentar legitimidad y carácter democrático pero que en la práctica está convirtiéndonos en títeres de intereses extranjeros y esclavos de una élite corrupta y decadente capaz de vender el país al imperialismo extranjero con tal de salvaguardar y ver aumentar sus privilegios a costa del pueblo. La legitimidad del régimen ha desaparecido por completo y vivimos bajo gobiernos intrusos que no sirven al bien de la mayoría sino a los intereses de una ínfima minoría y de los especuladores extranjeros. Se ha demostrado clarísimamente con las dos últimas huelgas generales, donde se ha manifestado la soberanía nacional, que, sin embargo, no ha logrado que el ilegítimo parlamento del ilegítimo régimen cumpla con su deber atendiendo a la voluntad popular. Por el contrario sus miembros y los de los diferentes gobiernos intrusos han continuado haciendo políticas en perjuicio del pueblo y contra su voluntad obedeciendo las órdenes de poderes ajenos y extranjeros.

Ahora la cosa está clara: ha llegado el momento de salir a la calle, derribar el régimen intruso y recuperar nuestra soberanía, NUESTRA LIBERTAD.

Ya solo puede servirnos un grito: ¡INDEPENDENCIA!...

 

NOTA.- La imagen es de Phanlop88.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,