Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Septiembre de 2011.

LA IMPRESCINDIBLE UNIDAD Y LOS ESTÚPIDOS CAUDILLITOS DE LA IZQUIERDA.

20110901224533-pareeeriiica.jpg

Juan López de Uralde saltó a la fama en la cumbre de Copenhague colándose en una cena oficial de mandatarios enarbolando una pancarta que decía: "los políticos hablan, los líderes actúan". Luego se embarcó en la fundación de su proyecto político en España: Equo. Pretendía con ello erigirse en lider y referente de la izquierda española. Presentarse como un salvador más de tantos que hemos visto pasar sin más gloria que el propio beneficio y con toda la pena de raquíticos caudillismos de absoluta irrelevancia política e inconmensurables egos personales.

Había, de todos modos, que darle el beneficio de la duda.

Ahora, con la que está cayendo, con la que se nos viene encima, en pleno tránsito de una democracia defectuosa y famélica a una dictadura manifiesta de los especuladores y sus acólitos políticos, cuando no solo la izquierda, sino todo el pueblo español necesita una amplia y sólida unidad de acción social y política, unidad que debe contar con el mayor respaldo posible dentro de las ilegítimas instituciones del régimen, que precisa indefectiblemente de una concurrencia electoral única y comprometida con la necesaria ruptura democrática hacia una república del pueblo y para el pueblo, ha preferido salvar su apuesta personal a ponerla al servicio de dicha unidad.

Equo ha rechazado concurrir a las elecciones en coalición con IU, lo mismo han hecho, Izquierda Anticapitalista, BNG y otros partidos regionales de izquierda. Todos por puro y simple personalismo. Están viendo venir el tsunami neoliberal, viendo que nos vamos a ahogar, y cada cual prefiere ser cabeza de ratón antes que deponer las ambiciones personales y facciosas confeccionando un gran león que pueda enfrentarse a la hiena capital-fascista que nos acecha.

Pero el mal no puede achacarse únicamente a los partidos. Parecido error están cometiendo los emergentes líderes (los hay aunque se pretenda jugar al asamblearismo anarcoide) del 15-M y de DRY (cuyo compromiso transformador y progresista está todavía muy en entredicho a causa de sus mestizos y nada tranquilizadores orígenes) que, intransigentes en su apartidismo, se muestran renuentes a una imprescindible colaboración entre los partidos (e incluso sectores recuperables de sindicatos desprestigiados como UGT y CCOO) y la calle. Estos también prefieren ir por su cuenta, ser cabezas de ratón en competencia con otras cabezas de ratón.

¿Cual será la consecuencia de tanto ego crecido y de tanta ambición ciega?...Todos los sabemos: nos aplastará irremediablemente el golpismo neoliberal que ya ha comenzado a propinar sus zarpazos.

El 15 de mayo de 2012 no habrá nada que celebrar. La representación democrática en las instituciones será minúscula, el 15-M y DRY habrán sido domeñados a palos por los antidisturbios, a desprestigio por los medios y a criminalización por el corrupto aparato judicial español. No habremos conseguido nada. Y todo por la estúpida miopía de los eternos caudillitos de inconmesurable ego tan propios de la izquierda española.

 Yo no me puedo resignar ante esa perspectiva. Desde este pequeño rincón de resistencia solo puedo insistir: ¡UNIDAD, CABRONES, DEJAOS DE PERSONALISMOS Y DE TONTERÍAS! ¡NECESITAMOS UN FRENTE ELECTORAL DEMOCRÁTICO Y PROGRESISTA AMPLIO Y UNIDO Y EN PERFECTA ARMONÍA CON LAS MOVILIZACIONES SOCIALES EN LA CALLE!...si no sois capaces de conseguir eso ¿qué cojones estáis haciendo en la política y en las movilizaciones? ¡Marchaos a casa, bajáos los pantalones y esperad a que os visiten los libidinosos enemigos del pueblo!

ES AHORA. AHORA CUANDO TENÉMOS QUE DEMOSTRAR QUE VALEMOS PARA ALGO. AHORA CUANDO TENEMOS QUE LUCHAR, JUNTOS, UNIDOS, POR LA LIBERTAD, LA JUSTICIA SOCIAL Y LA DEMOCRACIA. ES AHORA O SERÁ NUNCA.

 

NOTA.- La fotografía es de Pareeerica

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

VUELVEN A CORRERNOS LA MANO.

20110907183755-ferran-nogues.jpg

Cuando en las manifestaciones del 15-M se grita "no es crisis es estafa" es cierto. No estamos asistiendo a una concatenación de hechos inevitables que nos conduzcan a un abismo del que solamente puede salirse al modo que dicta la oligarquía mundial. En realidad estamos asistiendo a una estrategia premeditada y perfectamente estudiada para imponer al pueblo una organización económica, política y social absolutamente innecesaria y cuya única virtud es permitir a dicha oligarquía esclavizarnos más en todos los sentidos y arrebatarnos los pocos derechos que nuestros abuelos nos legaron a fuerza de dejarse la sangre y el sudor por las calles, las cunetas y los campos. Se trata de un episodio más de la lucha de clases, del asalto al poder total, a la dictadura absoluta, de un reducido grupo de magnates en perjuicio de la inmensa mayoría del pueblo, de aplicar a Europa las mismas políticas que han venido aplicándose al tercer mundo (y por cuya causa se convirtió en el tercer mundo) desde el final de la Segunda Guerra Mundial. De hecho, y esto es algo que a muchos les cuesta entender, estamos viviendo no solo un encubierto golpe de estado a nivel mundial sino un verdadero episodio de guerra de cuarta generación en la que los contendientes son la oligarquía mundial (que la ha iniciado) y el resto de la población (que en la inmensa mayoría de los casos sigue ignorando que, de hecho, se encuentra envuelta en una guerra subrepticia de la que es a la vez contendiente y por la propia ignorancia de este hecho, víctima constante).

Todo obedece a una estrategia acordada (por cierto: públicamente, no nos movemos en el campo de las conspiranoias) por la Organización Mundial del Comercio en 1994, apenas tres años después de la caída de la Unión Soviética, para hacerse con los servicios públicos y pasarlos al sector privado permitiendo enriquecerse todavía más a los oligarcas de siempre y desprotegiendo a los ciudadanos privados de derechos adquiridos y que no estamos sabiendo defender. Por supuesto llevar adelante dicha política no resultaba sencillo y tuvieron que seguir pasos, al principio cortos y escondidos, luego cada vez más agigantados y ahora, que están ganando la partida, ya definitivos y sin ningún rebozo. Sería largo explicar todo el proceso seguido desde 1994 y no es este ni el lugar ni el momento adecuado para hacerlo. Baste, pues, con apuntar el hecho y advertir que nada de lo que sucede es casual. Todo busca un mismo fin, como resulta evidente puesto que pase lo que pase el resultado es siempre el mismo y pagamos siempre los mismos y, si protestamos, somos reprimidos siempre los mismos.

Nada, y mucho menos desde el estallido de la crisis en 2008, es casual. El orden mundial impuesto desde instituciones internacionales que generan una ficción de legalidad que todos debemos acatar sin haber tenido voz ni voto en su implementación y en cuyo favor han cedido soberanía los estados democráticos, perdiendo de ese modo su condición de estados democráticos al servicio del pueblo (de hecho los estados, bajo los actuales regímenes liberal-capitalistas, son apenas otra cosa que sucursales de la gran oligarquía mundial sin otras funciones que las de reprimir al pueblo cuando este se levanta en defensa de la democracia, de la soberanía nacional y de la justicia social) está actuando deliberadamente contra los ciudadanos, es poco más que una mafia infecta a la que pertenecen los propios mandatarios nacionales (espléndidamente remunerados en lo privado por sus traiciones al pueblo) con la intención de poner todos los triunfos y todos los servicios públicos en manos de una minoría de ricos sin escrúpulos. Y están actuando coordinada y deliberadamente para llevarnos a nuestra perdición.

Precisamente en estos días hemos tenido una concatenación de declaraciones que anuncian nuevos ataques contra nuestra libertad, nuestros derechos, nuestros servicios públicos y nuestro bolsillo.

Por ejemplo, Christine Lagarde, la actual directora del FMI, la misma que después de aconsejar austeridad a los estados se subió el sueldo, un sueldo que pagamos entre todos, ha hablado otra vez de la necesidad imperiosa "de fomentar el ahorro estatal" y de "recapitalizar los bancos europeos"...es una música conocida ¿verdad?, la misma melodía de 2009: reflotar la banca privada con dinero público, de todos, a costa de privatizar servicios públicos que pasarán a ser negocios privados para unos pocos a costa de la mayoría del pueblo. Paralelamente el Banco Mundial (otro infecto subproducto de Bretton Woods) ha pedido a los líderes europeos "decisiones adecuadas"...ya sabemos cuales, de qué tipo a quien beneficiarán y a quien perjudicarán...

Por su parte el Consejo para el Futuro de Europa, integrado por conspicuos traidores al pueblo como Felipe González o Jacques Delors que llevan treinta o más años haciendo política al dictado del gran capital, se descuelga pidiendo "más integración europea", es decir: más pérdida de soberanía nacional, menos democracia para que el pueblo cada vez tenga menos capacidad de decisión sobre su propio destino.

Y mientras tanto, aquí, en España, los partidos del régimen vigente, los partidos turnistas al servicio de los intereses de la oligarquía y del gran capital y, por lo tanto, enemigos del pueblo, reforman apresurada e ilegítimamente la constitución para introducir en su enunciado un principio político en absoluto neutral cuya finalidad no es otra que la de permitir y favorecer la privatización de los escasos servicios públicos y de sancionar un modo de hacer las cosas acreditadamente nocivo para el conjunto del pueblo y que tan solo beneficia a los oligarcas de siempre.

Eso sí, uno de los candidatos turnistas habla demagógicamente de subir los impuestos a los ricos cuando ha venido perteneciendo a un gobierno que durante dos legislaturas ha tendido a echar la carga impositiva sobre los hombros del proletariado (un parado paga impuestos por cobrar el paro mientras que un ultramillonario no paga nada por serlo) y el otro habla de ayudar a los "emprendedores" cuando sabemos que la idea del emprendedor es una simple estafa, un espejismo conveniente para el régimen. La inmensa mayoría de los nuevos negocios en España mueren ahogados antes del año por los intereses de los préstamos recibidos de la banca privada y por los impuestos del estado. Fomentar la cantidad de emprendedores es dinamizar esa forma de estafa: los bancos y el estado ganarán más a costa de ciudadanos estafados por sus propias instituciones. Pero aun cuando esto no fuera así el hecho es que todas las políticas del régimen van encaminadas a favorecer a las grandes multinacionales, lo que de facto imposibilita la capacidad de negocio para el mediano y pequeño empresario.

Nos han corrido la mano y nos la están volviendo a correr. Y nosotros entramos al trapo sin percatarnos de que nuestro fin es acabar descabellados y arrastrados por las mulillas. Dentro de la plaza el toro no tiene escapatoria. Su única opción es no aceptar el juego amañado de la corrida donde todo está preparado para que gane el torero.

Bien, nosotros, el pueblo, somos el toro en esta corrida y mientras aceptemos las reglas de juego establecidas por nuestros verdugos, solo conseguiremos perder. Ergo, hay que cambiarlas: derribar el régimen y recuperar la soberanía nacional y la idea del bien común frente al beneficio de los oligarcas. Es decir: establecer una verdadera democracia.

 NOTA.- La fotografía es de Ferrán Nogués.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

EL CANTO A LA LIBERTAD Y EL FASCISMO PARPEPERO.

La noticia no es tal, se esperaba, era lógica, inevitable incluso.

Hemos sabido que PAR y PP se han puesto de acuerdo, entre otras cosas, para evitar que la iniciativa popular para convertir el Canto a la Libertad de Jose Antonio Labordeta como himno de Aragón llegue incluso a pisar el usurpado palacio de la Aljafería.

No podía ser de otro modo, esa gente no puede aceptar un himno que ensalza la libertad y la justicia social, que recuerda y homenajea a todos los que "cayeron gritando libertad" y clama por el reparto de un pan "que en los siglos nunca fue repartido" y recuerda "los siglos de destrozos contra la libertad".

 ¿Como esa gente iba a aceptar una canción así como himno?...no olvidemos que ellos mismos la prohibieron o tuvieron intención de hacerlo cuando no estaban obligados a disimular su lamentable patología totalitaria.

Esa gente, PP y PAR, son el caciquismo, la desigualdad, el atraso, el clericalismo, la corrupción, todo lo que ya criticaba Joaquín Costa hace cien años y que seguimos padeciendo, los simples conceptos de libertad, justicia social y democracia se les atragantan, les producen urticaria...todos lo sabemos y algunos tarados les siguen votando, otorgándoles poder para que laminen el sector público, para que privaticen servicios, para que enriquezcan a costa de todos y delictivamente a sus amiguitos de la empresa, para que sigan destrozando el tejido económico y social de Aragón con la proliferación de grandes superficies y macroproyectos suicidas, para que vuelvan a enriquecer al arzobispado, una vez más mediante la prevaricación, a costa del pueblo...

Ciertamente Aragón da asco. Lo que podría ser y lo que es por culpa de los paletos, de los enciendecirios, de los postfranquistas de toda laya que todavía pululan por sus calles y sus pueblos...

Aragón no será nada mientras esa gente, los mismos que lo arruinaron en el siglo XIX y le impidieron levantar cabeza en el XX, sigan campando a sus anchas por estas tierras desoladas. De hecho Aragón no avanzará hasta que convirtamos ese espacio inútil que ocupa el Pilar en algo con verdadera utilidad social ¿una biblioteca?¿un museo?¿una discoteca-peep show?...yo voto por esto último.

Por cierto, y ya que estamos. Yo tampoco soy demasiado partidario de convertir el Canto a la Libertad en himno de Aragón. Se trata de una canción demasiado universal para amortizarla de ese modo. Quizá sería más apropiado elevar a esa categoría Somos.

Etiquetas: , , , , , ,

13/09/2011 17:01 disidenteporaccidente Enlace permanente. Aragón No hay comentarios. Comentar.

DOS PREGUNTAS TONTAS A CUENTA DEL IMPUESTO SOBRE EL PATRIMONIO

20110915013357-canovas-del-castillo.jpg

Dicen ahora los líderes del Partido Liberal (perdón, del PSOE, con esto de que vivimos en pleno turnismo canovista a veces uno se confunde) que van a recuperar el impuesto sobre patrimonio y que este será pagado por unas 190 000 grandes fortunas.

Estupendo. Pero tal circunstancia, así, a bote pronto, me suscita dos preguntas tontas que ni siquiera me voy a molestar en responder. Las dejaré en el aire para mis lectores.

1ª.- ¿Por qué precisamente una de las primerísimas medidas de nuestro malhadado gobierno cuando cedió al chantaje del Gran Capital vendiendo al pueblo en ilegítimo beneficio de la banca y del imperialismo fue precisamente eliminar el impuesto sobre el patrimonio?...Y, continúa la pregunta, que se divide en varias partes, si entonces, hace apenas un año, esta medida se consideraba eficaz y correcta (lo consideraban ellos, claro, nunca la gente decente y sensata, los verdaderos patriotas) ¿por qué ahora se desanda el camino? ¿Acaso por pura demagogia electoral tratando de minimizar la cantada debacle frente al otro partido turnista en los ilegítimos comicios del 20 de noviembre?...¿Para perder, es inevitable, las elecciones pero seguir manteniéndose en el mapa partitocrático?...

Añadiría una subpregunta más: ¿es que nos toman por tontos?...pero la respuesta es obvia: sí, y además con razón. Habrá, mal que nos pese, cientos de miles de pazguatos indecisos y "centristas" que voten al Partido Liberal (perdón otra vez, al PSOE) convencidos de que el "nuevo chico" no es tan malo como el anterior. Porque hay gente tan estúpida que no se da cuenta de que los líderes cambian (y poco) pero las marcas, esto es: las estructuras de poder y las políticas nocivas permanecen. Se cambian las caras para fingir renovaciones que nunca son tales. Por ese mismo mecanismo otra cuenta enorme de pazguatos "centristas", sin duda el peor cáncer de esta sociedad mal llamada democrática, votará, en justa alternancia a las siglas del otro partido turnista, para buscar una supuesta renovación en otra marca que, en el fondo consiste en lo mismo. Los partidos del régimen nos venden siempre la misma mierda con envoltorios diferentes. No darse cuenta de ello es de imbéciles y la participación electoral y la persistente apatía de grandes sectores sociales nos demuestran que, en efecto, los imbéciles abundan en nuestro viciado ecosistema político.

La segunda pregunta que la noticia del retorno del impuesto sobre el patrimonio me suscita tiene, quizá, un calado mayor, a saber:

2ª.- ¿Puede considerarse equilibrada y eficiente una sociedad que tiene 190 000 grandes fortunas y 5 000 000 de parados a los que se suman al menos 2 000 000 de pobres?...¿Puede sostenerse un sistema político y económico orientado a los intereses y caprichos de esa exigua élite de ricos a costa de la gran masa de pobres, una masa cuyo número no deja de crecer precisamente a causa de las políticas implementadas por ese mismo sistema para favorecer a la élite rica y, lo que todavía es peor, y debe considerarse un crimen, a las élites imperialistas extranjeras que vienen a España a rapiñar con el beneplácito de nuestros políticos, del sistema todo?...

Pues eso. Las respuestas están claras, el corolario también. Y todavía estoy esperando una huelga general indefinida y revolucionaria.

NOTA.- Por si alguien no lo sabe el retrato es el de Antonio Cánovas del Castillo, que copió el turnismo corrupto y sin verdadero contenido democrático del parlamentarismo inglés en 1876, modelo que seguimos padeciendo en España en este 2011 tras pasar por un golpe de estado en 1936, un genocidio premeditado del caciquismo nacional católico, una dictadura (1936-1975) y una restauración (que no transición) que nos devolvió al siglo XIX.

Etiquetas: , , , ,

15/09/2011 01:36 disidenteporaccidente Enlace permanente. disidencias No hay comentarios. Comentar.

ESTE FIN DE SEMANA ME QUEDARÉ EN CASA.

20110916192822-bakuninfull.jpg

Pues sí: me quedaré en casa. Y si las cosas siguen así no será la última vez que lo haga.

En esta ocasión los dirigentes del 15-M, los hay aunque se empeñen en afirmar lo contrario, han convocado dos movilizaciones. El sábado se suman a la iniciativa estadounidense Occupy Wall Street pretendiendo acampar (que no tomar) ante las bolsas españolas para pedir "una economía al servicio de las personas" que, según la convocatoria americana, pasa por una "regulación del mercado financiero" (no su abolición y el castigo y expropiación de los tiburones que se han beneficiado de él) y la creación de una banca pública (no la nacionalización irremisible de la banca privada y su puesta al servicio de los intereses sociales de las naciones). En otras palabras: puro, simple y despreciable reformismo. A lo sumo tibio keynesianismo que, de triunfar, nos llevaría de nuevo al punto de partida iniciando un nuevo ciclo con idéntico final que el anterior. Para ese viaje ni necesitamos alforjas ni se puede contar conmigo.

El domingo se han convocado manifestaciones en "defensa del sector público" es decir: para salvaguardar lo que todavía queda del mismo pero sin reivindicar la renacionalización de las empresas públicas privatizadas fraudulentamente bajo el Aznarato y, por qué no decirlo, la égida zapateril ni exigir el inmediato y duro castigo como traidores al pueblo de todos los responsables de esas políticas y de los beneficiarios directos e indirectos de la prevaricación que tales actos constituyeron,ni el cierre de las universidades, institutos y colegios privados imponiendo una verdadera enseñanza pública, laica y de calidad, ni el necesario cambio constitucional que convierta a la carta magna en una verdadera garantía de los derechos sociales del pueblo salvaguardando en ella el valor inalienable de lo público...en fin: una vez más puro y simple reformismo liberal, nada que cambie efectivamente las cosas.

Y a mí ya no me vale el vamos despacio porque vamos lejos ni el sofisma de que para sumar hay que cuidar entre algodones a los indignados de ideología conservadora.

El escenario en el que nos movemos es absolutamente nítido: una minoría de ladrones y traidores ha secuestrado el estado y quiere vaciarlo de contenido en beneficio propio y a costa del bienestar del conjunto del pueblo. Las clases medias, medias-altas e incluso altas en ciertos niveles han sido proletarizadas de facto al haber sido excluidas del reparto de beneficios que el nuevo golpe de estado oligárquico está dando contra el interés común. Eso aquí y en toda tierra de garbanzos tiene un nombre: LUCHA DE CLASES y los nuevos proletarizados tienen que ir poniéndose las pilas, dándose cuenta de su nueva situación y aceptando de una vez la retórica revolucionaria por mucha aprensión y urticaria que les produzca. Cuando el sistema te beneficia puedes permitirte el lujo de ser conservador, cuando te excluye solo te queda el camino de la revolución. El 15-M, sus dirigentes, no hablemos ya de ese océano de adocenado y suicida centrismo que es DRY, se limitan a hacerle el caldo gordo a la oligarquía golpista. Con la estupidez de la horizontalidad, de la no-ideología ( a fin de cuentas en eso acaba traduciéndose su apartidismo y su aprensión por las banderas, por banderas como la roja, la rojinegra o la republicana que son sinónimo de lucha popular, de progreso, de justicia social y de libertad) y del respeto a todas las opiniones, incluyendo las de los innumerables infiltrados de la extrema derecha, de los iletrados políticos, de los desclasados ayunos de conciencia social y política, de los variopintos gurúes abanderados de las tonterías espiritualistas de cuño new age, lo que están haciendo en realidad es abdicar de sus deberes de concienciación.

Las acampadas de mayo y junio fueron emocionantes y útiles porque sirvieron para unir por encima de las escisiones artificiales fabricadas desde el Poder a ciudadanos de toda edad, clase y condición afectados por problemas comunes: el golpe de estado del Gran Capital contra el estado de derecho y la antementada proletarización de extensas clases sociales que antes estaban entre los beneficiarios del sistema y han sido apeados de esa condición por la avaricia de los más poderosos. Era el momento de marcar el camino. Se desaprovechó.

Desde entonces no han hecho más que repetirse los mantras reformistas, liberales y de bajo perfil, abandonar la educación de un pueblo cada vez más adormecido y desencantado y dispersar fuerzas en movilizaciones menores y, en muchos casos, perversas. Es el caso de la lucha contra los desahucios. Es cierto: se han evitado algunos (o, para mejor decir: se han retrasado) pero no se ha proclamado públicamente la inequívoca necesidad de la nacionalización de la banca, de la revisión del fraudulento y abusivo mercado inmobiliario que existe y ha existido en España en las últimas décadas y de la depuración de responsabilidades tanto de políticos como de tiburones enriquecidos con esa fraude consentido por la ley y el estado. Ergo, mucho ruido...y muy pocas nueces.

Lo mismo sucedió con la reforma constitucional: unos cuantos gritos, algunas carreras, la policía, como siempre, ejerciendo de perros de la oligarquía...y poca cosa más. Todavía está por verse una declaración inequívoca de la ilegitimidad del régimen y de todos sus actos, incluyendo las elecciones del 20 de noviembre. Una vez más: mucho ladrar para no decir (ni hacer) nada.

Y yo ya estoy harto. Yo no voy a mover ni un solo dedo más para ayudar a reformistas con la única intención aparente de canalizar el lógico descontento popular en inocuas algaradas callejeras sin trascendencia ninguna mientras la oligarquía golpista prosigue paso a paso con su plan de destrucción del estado y de esclavización del pueblo.

Saldré a la calle cuando se proclame que el régimen es de facto ilegítimo, que todos sus actos lo son, que los responsables de la traición al pueblo deben ser capturados, juzgados y castigados, que el régimen debe ser derribado, la banca nacionalizada, la sanidad y la educación garantizadas universal y públicamente mediante una nueva constitución. Que la democracia es indeslindable de la justicia social y que esa unidad fundamental debe ser la ideología del estado que ni puede ni debe abandonarse en aras de una fingida neutralidad que no es tal sino predominio de los intereses oligárquicos en detrimento del bien público.

No me movilizaré de nuevo hasta que no se convoque una huelga general indefinida y revolucionaria, hasta que no se ocupen y colectivicen los servicios públicos y las grandes factorías de las multinacionales...en definitiva, hasta que no nos decidamos a derribar el régimen y establecer una verdadera democracia.

EL REFORMISMO LIBERAL NO ES UNA OPCIÓN, ES UNA TRAICIÓN. (Y una absoluta estupidez que está permitiendo a los golpistas llevar a cabo su golpe de estado).

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

SIGUE LA REPRESIÓN

20110920181302-rudy-a.-giron.jpg

Ayer por la noche las CRS de la policía francesa, que no tiene nada que envidiar a los peores cuerpos represivos tercermundistas, disolvió a palos y con gases lacrimógenos a los miembros de la marcha del 15- M hacia Bruselas. Detuvo además a unas ochenta personas cuyo único delito era caminar, desplazarse por un espacio público que es eso: público, no propiedad del estado ni de la policía sino del pueblo. Es este un concepto que conviene recalcar porque desde las acampadas de mayo los corruptos regímenes que padecemos están jugando a la mixtificación diciendo que los espacios públicos no pueden ser ocupados precisamente por serlo. En otras palabras, que se arrogan el derecho y el poder de decidir quién puede y quién no puede manifestarse y en qué forma puede hacerlo cuando la realidad es precisamente la contraria: los espacio públicos son del pueblo, no del estado en quien únicamente de deposita su administración en tanto y cuanto las instituciones son legítimas, cosa que ahora no sucede porque quienes las manejan están utilizándolas para traicionar al pueblo, para dejar el estado y la sociedad en manos de los intereses privados del gran capital. Tal actuación es de facto, lo hemos explicado muchas veces en estas mismas páginas, una traición al pueblo lo que ilegitima las instituciones y devuelve la soberanía al pueblo. Por lo tanto los gobiernos y sus cuerpos de represión, ilegítimos y al servicio de intereses espúreos, han perdido cualquier derecho a ejercer la administración del espacio público que el pueblo les había delegado. De hecho la ocupación reivindicativa de dicho espacio es uno de los instrumentos populares para ilustrar la pérdida de legitimidad del régimen y por lo tanto, para derribarlo. Cualquier acto represivo de los diferentes gobiernos o de los cuerpos represivos, es ilegítimo, contrario a derecho, constitutivo de alta traición y deberá ser castigado con la máxima dureza cuando el pueblo derribe los regímenes corruptos que padecemos.

Pero dejemos la teoría y ciñámonos de nuevo a los hechos. Decíamos que la policía francesa atacó a los miembros de la marcha hacia Bruselas y detuvo a muchos de sus integrantes. Añadiremos que llueve sobre mojado. Tenemos la errónea imagen de una Francia democrática y progresista pero la realidad es muy otra. El gaullismo no fue sino una especie de franquismo por otros medios y la V República no deja de ser un régimen conservador, neoliberal y atrasado y, por lo tanto, como todos los occidentales, encastillado dentro de sus leyes represivas y de sus cuerpos armados. Es un régimen de la oligarquía que solo puede sostenerse mediante el engaño y la violencia. Cuando falla el primero, empieza a funcionar la segunda.

Y en Francia, como el resto del mundo, hay cada vez menos engañados. Por ese motivo el régimen, no olvidemos que fue capaz de hundir el Rainbow Warrior con una acción de comandos que provocó muertos, se ha lanzado a la represión. Los primeros indignados que se reunieron en la Plaza de la Bastilla fueron dispersados a golpes y  gaseados, todos los campamentos que intentaron establecerse en plazas francesas durante el verano sufrieron idénticos ataques, la marcha hacia Bruselas no ha dejado de ser acosada por los salvajes elementos protofascistas de la CRS desde que cruzaron la frontera. Incluso hay datos de un intento de violación de policías de ese cuerpo a una "puta española" de la marcha a la que secuestraron, desnudaron y manosearon entre varios agentes de paisano y uniforme sin llegar afortunadamente a mayores porque los gritos de la chica alertaron a viandantes que acudieron en su ayuda. Por desgracia la afectada, seguramente con todo el sentido común del mundo, prefirió no denunciar el hecho y dejarlo en la penumbra, pero no conviene que lo olvidemos: eso sucede cuando todavía la indignación no es una verdadera amenaza para el régimen, imaginemos de qué serán capaces cuando los pongamos contra las cuerdas.

Pero Francia no es el único lugar donde la policía se ha puesto nerviosa este verano. Tampoco los primeros indignados belgas lo tuvieron fácil y sus primeras reuniones fueron disueltas con métodos expeditivos y con detenciones destinadas a amedrentar a los revoltosos, lo cual no deja de ser un método de terrorismo de estado, de baja intensidad, pero terrorismo a fin de cuentas.

El régimen francés seguramente alardeará de talante democrático y se refugiará en la excusa administrativa diciendo que había que mantener el orden público (que en ningún momento se vio alterado hasta que intervinieron los matones de la CRS) y que solamente se pretendía identificar a los manifestantes...

¡Cuidado con esto!: identificar a los manifestantes...¿es democrático que la policía identifique a alguien que expresa pacíficamente su opinión contra el régimen?...evidentemente, no. Es coacción, y también un medio de elaborar listas de descontentos, ficheros de disidentes que puedan utilizarse a posteriori no sabemos con qué intenciones. Sabemos que los regímenes liberal-capitalistas tienden a la dictadura cuando se ven amenazados por la verdadera democracia, la del pueblo, y sabemos, existen innumerables ejemplos (pensemos en el Chile de 1973 sin ir más lejos) que luego llegan las desapariciones y las torturas y que las efectúan los mismos cuerpos policiales y militares. Hay que decir pues que esas identificaciones realizadas con excusas nimias por cuerpos que actúan ilegítimamente por obedecer a regímenes traidores, no son pura rutina policial sino la utilización de la policía en tareas políticas, en otras palabras: la creación de una policía política contra los disidentes.

En el mejor de los casos los identificados recibirán una multa, que puede ser cuantiosa, arruinarles incluso, por el mero hecho de manifestar su descontento con un régimen que se llama (falsamente) democrático y ese sutil medio de represión será responsabilidad de los cuerpos policiales convertidos en simples instrumentos represores a las órdenes del gran capital. Ningún policía que se preste a ese tipo de manejos puede escudarse tras la bonita excusa del servicio al ciudadano. Una vez que el ciudadano es traicionado por sus propias instituciones, ayudar a reprimir sus protestas es tomar partido por la traición y la dictadura. Dejar de ser un servidor de los ciudadanos y convertirse en un perro de la oligarquía.

En el peor de los casos, y llegado el momento, esos identificados pueden, sencillamente, desaparecer...porque esa es la verdadera catadura moral de los regímenes liberal-capitalistas. Las elecciones son solo pantallas folklóricas sin significado alguno porque gane quien gane seguirá sirviendo a los mismos amos.

De todos modos todavía recuerdo la frase de un (ex) amigo mío policía de Madrid que, en la primera semana después del 15 de mayo, me espetó:

-La Brigada de Información ya ha tomado cartas en el asunto para saber quién está detrás de todo esto...

Es decir: haciendo labores de policía política en una subrepticia guerra sucia contra el pueblo, pues no otra cosa es elaborar ficheros de disidentes para ponerlos al servico de la oligarquía represora y sus corruptos títeres políticos.

Piensese ahora en los centenares y centenares de identificaciones que ha hecho la policía española en los últimos meses y con los motivos más nimios, los últimos en Barcelona ayer mismo frente a la bolsa, demostrando que los especuladores bursátiles disfrutan en el régimen de mayor crédito y protección que los ciudadanos afectados por sus manejos y que la policía no está al servicio del pueblo sino de los corruptos y de los oligarcas golpistas.

Sí, la represión continúa y no dejará de incrementarse, porque es mentira que vivamos en una democracia. Ergo: hay que destruir Cartago.

NOTA.- La fotografía es de Rudy A. Girón.

Etiquetas: , , , , ,

LA SOLUCIÓN AL PROBLEMA BANCARIO (beneficiando a la mayoría)

20110927020714-marfis-75-b.jpg

Hace tres años, cuando la especulación financiera puso a los bancos contra las cuerdas demostrando que en realidad ni sus dirigentes ni sus cuadros medios sabían hacer su trabajo y que la codicia y la avaricia en connivencia con una serie de estafas consentidas, avaladas y hasta fomentadas por las leyes de unos regímenes corruptos gobernados de espaldas al pueblo y de acuerdo con las conveniencias de los estafadores que se encuentran al frente de esos mismos bancos, la única solución que se quiso contemplar desde los estamentos políticos, compuestos por paniaguados hombres de paja al servicio de la banca, fue utilizar dinero público para reflotar dichos bancos y que sus dirigentes pudieran seguir no solo disfrutando de enormes e indebidos beneficios privados en lugar de arruinarse y ser procesados, sino también manteniendo sus abusivos usos contra los ciudadanos en cuanto ciudadanos, en cuanto consumidores y en cuanto productores. No solo se salvó a los banqueros, se les permitió seguir robando y estafando. Más aún: los políticos siguieron ciegamente sus consignas para empobrecer hasta la inanición a los ciudadanos y privarles de sus más esenciales derechos y conquistas sociales. La excusa que se nos dio a los ciudadanos para acometer semejante desafuero, pura prevaricación desde el punto de vista jurídico y absoluta traición al pueblo desde el político, fue que no se podía dejar caer a los bancos porque estos cumplían un papel fundamental en el sistema económico: el depósito de haberes y el préstamo (con usura).

De acuerdo, admitamos tal sofisma: necesitamos los bancos para depositar nuestro dinero y para obtener préstamos. Pero, y aquí está el meollo de la cuestión, ¿es imprescindible que para cumplir esa función sigan siendo privados, que sigan en manos de los estafadores que nos condujeron a la crisis y que la aprovechan para seguir estafándonos, que sigan siendo maquinarias de usura y avaricia centradas en la especulación?...La respuesta es evidente y perfectamente clara: no.

Es más: no solamente no es imprescindible sino que resulta contraproducente. Conceptualmente es lo mismo que dejar una mujer violada al cuidado de su violador o la pistola en manos del asesino. Si algún político, juez o policía a sueldo del violador o del asesino nos propusiera semejante solución ¿qué diríamos?¿qué haríamos?...Pues en el caso de los bancos la lógica nos exige similar comportamiento.

Si aceptamos el sofisma de que los bancos son necesarios como organismos de depósito y préstamo debemos aceptar también que no pueden seguir siendo elementos de lucro privado, hay que reconvertirlos en organismos de servicio público. En otras palabras: NACIONALIZARLOS y convertirlos exactamente en aquello que los hace útiles y necesarios. Todo lo demás es alentar la estafa, la especulación, el robo y la destrucción del estado de derecho.

Mientras no se proceda a la nacionalización de la banca, su unificación como organismo público y su puesta al servicio del pueblo como órgano de servicio al bien común y no de lucro privado seguiremos en la misma mierda.

Y no os equivoquéis: eso no va a hacerse dentro del sistema partitocrático liberal capitalista. El régimen debe ser derribado.

 

NOTA.- La fotografía es de Marfis 75.

Etiquetas: , , , , , , , , ,