Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Mayo de 2011.

LA BEATIFICACIÓN DE UN CABRÓN.

20110501184426-cruces.jpg

Por lo visto los católicos no se cansan de hacer el ridículo ni de demostrar al mundo su integrismo fascistoide empeñado en legitimar el dominio de los ricos sobre los pobres a los que buscan privar de  medios de defensa contra la explotación.

No debemos olvidar en ningún momento que el ideal político de la iglesia católica, su "doctrina social", es el corporativismo fascista aplicado en la Italia de Mussolini, la Alemania de Hitler (católico a la postre), la Francia de Petain, la España de Franco...ideal en modo alguno pospuesto tras 1945 (lo mantuvieron vivo tanto el franquismo como la democracia cristiana italiana y en cierta medida los inventores de la Unión Europea, católicos militantes todos ellos y peligrosos integristas sectarios) y que en el transcurso de los años setenta acabó confluyendo con el neoliberalismo salvaje propugnado por la Revolución Conservadora anglosajona culpable de la actual crisis y cuyos propagandistas (entre los que se encuentran los católicos más recalcitrantes, especialmente, si nos referimos a España, los herederos de la oligarquía franquista que siguen controlando los grandes bancos y las grandes empresas y promocionando la indebida preponderancia de la iglesia católica sobre una sociedad que en realidad hace mucho tiempo que dejó de ser católica por mucho que esa gentuza se empeñe en negarle dicha posibilidad) insisten en aplicar las mismas doctrinas que causaron la crisis para resolverla. Es decir: eliminación de trabas para la especulación financiera, desprotección de los trabajadores, yugulación de los movimientos sociales...

En ese contexto la desvergüenza de los católicos llega a la desfachatez de beatificar a uno de sus jefes de secta, concretamente a Juan Pablo II, impulsor no solo de la más arcaizante interpretación del catolicismo posible (a la postre no fue mejor que un taliban cualquiera) y cómplice activo en el ataque del capitalismo internacional contra los derechos de los trabajadores y las libertades individuales y sociales conquistadas por la sociedad civil frente al totalitarismo teocrático de las sectas semitas.

Un tipo, el tal Wojtyla, que tuvo la desvergüenza de dirigir canonizaciones masivas de clérigos implicados en la tentativa de exterminio que fue lo que ellos siguen llamando la Cruzada de 1936, es decir: el alzamiento de una parte del ejército español manipulado por la iglesia y la oligarquía para ahogar en sangre los avances sociales y culturales conseguidos por la república para instaurar el nacional catolicismo fascista como modelo institucional, político y social en un país empobrecido y devuelto por mor del dominio clerical a lo más oscuro de la edad media. El tal Wojtyla y los miembros de su secta que celebraron dichas canonizaciones venían a proclamar propagandísticamente que estaban de acuerdo con aquellos criminales de guerra que habían sustentado, alentado e incitado el golpe de estado del 18 de julio y la sangrienta política de exterminio perfectamente planificada por oligarcas, generales facciosos y obispos y que se extendió de diversos modos (incluyendo los excesos contra niños indefensos en los colegios, el robo de niños por motivos políticos y de "limpieza ideológica" primero y luego como simple negocio, las leyes antisociales y el retraso social y moral) hasta 1975 y aun después. Que el hecho de que el pueblo, en un ejercicio de autodefensa, hubiera hecho justicia con aquellos propagandistas del oscurantismo y del horror era moralmente reprobable mientras que el exterminio planificado y propugnado por la iglesia, como continuación de sus tradicionales métodos yihadistas, era no solo justificable sino encomiable.

El tal Wojtyla, erigiéndose en martillo contra el comunismo logró, más que derribarlo, privar a las clases obreras de todo el planeta de un contrapeso efectivo contra la explotación capitalista y de los medios ideológicos para la autodefensa de sus intereses sometiendo a los trabajadores y las clases medias a la bota del gran capital internacional del que era cómplice y factor. Y, por lo tanto, colaborador necesario y cómplice culpable en los sufrimientos que están padeciendo en todo el mundo las clases sociales inferiores sometidas a políticas ultraneoliberales propugnadas desde el poder, incluyendo la Unión Europea, institución inventada y manejada principalmente por democratacristianos cuya ideología subyacente es el corporativismo fascista con el matiz anglosajón de la privatización total del estado.

No olvidemos tampoco que el tal Wojtyla fue uno de los principales responsables de la extensión del sida en África por su propaganda en contra del preservativo, que se distinguió en la protección de asociaciones ultraintegristas como los Legionarios de Cristo, que funcionan como sectas destructivas (más destructivas aún que el resto de las instituciones católicas) y que fomentaron en sus filas el abuso sexual contra miles de niños, cosa nada extraña ya que viene siendo una constante de todas las instituciones católicas donde el autoritarismo feroz coloca a los elementos sometidos en una completa indefensión frente a los poderosos que representa la ideológía básica del cristianismo en general y del catolicismo muy en particular.

Recordemos que el tal Wojtyla protegió y promocionó a siniestros personajes como Teresa de Calcuta, individua que convencida de que el dolor purificaba el alma se negaba a proporcionar sedantes a los enfermos que "acogía" en sus hospitales y que como consideraba que la pobreza acercaba a su dios psicopático, amante del dolor y el sufrimiento, hacía lo posible porque las masas menesterosas de la India no salieran de la miseria predicando, como viene haciendo la iglesia desde su mismo y brumoso inicio , la sumisión y la resignación y el inamovible dominio de los ricos sobre los pobres a los que solo les queda la virtud de obedecer y resignarse.

En suma, y se mire como se mire, que el tal Wojtyla era un auténtico e indefendible cabrón que ahora es elevado a los altares por unos seguidores cuya catadura moral, evidentemente, no es mucho mejor que la suya.

Y encima en España, un país que solo es católico de nombre y en el que una minoría poderosa, la oligarquía causante y beneficiaria de la "cruzada de 1936" sigue reteniendo demasiado poder, los medios de comunicación han hecho de esa ignonimia propagandística casi un asunto de estado difundiéndola a bombo y platillo y en muchos casos con titulares y enunciados de la noticia con un regusto a Nodo franquista que nos demuestra muy a las claras el punto exacto de la historia en el que nos encontramos.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

01/05/2011 18:53 disidenteporaccidente Enlace permanente. disidencias No hay comentarios. Comentar.

SOBRE EL ASESINATO (ILEGAL) DE BIN LADEN.

20110502212254-mr-thork.jpg

Por supuesto que Bin Laden no merece ninguna compasión ni ninguna simpatía. Aunque no hubiera sido un conspicuo terrorista responsable directo de miles de muertes innecesarias, era adalid de una ideología teocrática, oscurantista y arcaizante que desde posiciones acordes con la civilización y el progreso solo puede ser tildada de nauseabunda. De modo que en estas páginas no vamos a dedicarle ningún panegírico.

Sin embargo la muerte de Bin Laden, si realmente ha tenido lugar (los americanos hablan y hablan pero no aportan pruebas), por muy llamativa que resulte como titular no reviste ni gran interés ni excesiva importancia por sí misma. Si conviene prestarle atención es por su caracter de síntoma, de eslabón insoslayable de una cadena cuya lógica conocemos demasiado bien y que delata con su propio desarrollo la naturaleza misma del imperialismo anglosajón que todos, musulmanes y no musulmanes, padecemos en estos días aciagos de conculcación de derechos y empobrecimiento generalizado para beneficio de un reducido grupo de familias que se mueven entre bastidores manejando los hilos de la política internacional para lucro personal a través de sus empresas que  no por ser sociedades anónimas les resultan menos productivas ni están menos controladas por ellos.

Los americanos andan ahora pavoneándose ante el mundo diciendo que han hecho justicia con la ejecución extrajudicial (y por lo tanto ilegal y contraria a todas las convenciones del derecho internacional) perpetrada en la persona de Osama Bin Laden. Tal actitud demuestra, como mínimo, un desprecio total contra dichas leyes y convierte de facto a sus autores materiales e intelectuales en criminales de guerra que deberían ser juzgados exactamente igual que otros muchos obligados a comparecer ante la corte internacional no tanto por sus crímenes cuanto por su enemistad con el poder imperial hegemónico de Washington.

Esta ambivalencia, este doble rasero, no es nuevo sino un modo típico de actuación del imperialismo yanqui que puede rastrearse como poco hasta 1945 cuando se sacaron de la manga las juicios de Nuremberg que de facto carecían de validez legal por un hecho elemental: se juzgaba a los jerarcas nazis en virtud de delitos que solo se tipificaron como tales después de haber acabado la guerra y que por lo tanto no podían tener un carácter retroactivo. Pero los yanquis querían ejecutar a sus enemigos más peligrosos y lo hicieron amparándose en una ficción legal y en una profunda y agresiva hipocresía propagandística que todavía mantienen, incluso a sangre y fuego, encargándose, junto con sus aliados sionistas, de prohibir cualquier tipo de revisión sobre aquellos hechos. Pero la hipocresía llegaba mucho más allá. Los vínculos ideológicos entre el nazismo y la "democracia" estadounidense eran mucho más profundos y las semejanzas mucho más evidentes de lo que los mismos americanos estaban dispuestos a reconocer. Los propios jerarcas nazis expusieron su perplejidad en el juicio cuando se les acusaba de sus políticas racistas y de segregación de los deficientes mentales poniendo en evidencia que las leyes nazis en esos campos eran poco más que una simple copia de las americanas. No debe olvidarse que hasta finales de los años sesenta los negros sufrieron una estricta segregación racial en los Estados Unidos, que ni los judíos ni los hispanos eran admitidos en determinados clubes o universidades...que las leyes de inmigración dificultaban la entrada en los Estados Unidos a todos aquellos que no fueran "arios" y de religión protestante estableciendo cupos que podían ser más tolerantes con ciertos grupos católicos como los irlandeses y los italianos pero que impedían por completo la llegada de orientales, sobre todo a partir de las primeras décadas del siglo XX...

Y, por si lo dicho fuera poco, cabe añadir que en Nuremberg se juzgó a los nazis como criminales de guerra cuando los propios aliados no estaban en modo alguno exentos de crímenes similares, empezando por las masacres nucleares de Hiroshima y Nagasaki y acabando por bombardeos innecesarios y extremadamente sangrientos contra la población civil en ciudades como Hamburgo cuando la guerra ya estaba ganada y la única finalidad de aquellas matanzas era la simple y pura venganza.

Pero los Estados Unidos y sus aliados ganaron la guerra y se ocuparon de dar a su barbarie un aspecto legal y políticamente correcto inventándose leyes a su conveniencia y haciéndolas retroactivas y escenificando bonitos juicios sobre argumentos que, de aplicarse en su sentido estricto, también a ellos les hubieran conducido a la horca.

Y no han cambiado. Ahí sigue Guantánamo y todo el rosario de cárceles secretas que el imperialismo yanqui mantiene por el mundo a despecho de una declaración de Derechos Humanos que ellos mismos impulsaron como ley internacional fundamental y que, directamente, no respetan ni cumplen en ningún aspecto. Hay que recordar que Guantánamo y las cárceles secretas no surgen de la nada. Antes de aplicar el concepto a la represión política llevaban décadas exprimiendolo como medio de explotación capitalista y para el desarrollo de una competencia desleal que enriquecía a las multinacionales (a los de siempre) sometiendo a la práctica esclavitud a poblaciones enteras del tercer mundo y dejando sin empleo, mediante la deslocalización, a las del primero. Me refiero, por supuesto, a las zonas económicas especiales que los Estados Unidos impusieron en todo el tercer mundo a lo largo de los años ochenta y noventa y que consistían en enclaves donde no regían las leyes de protección social ni los derechos humanos y en la que los trabajadores eran sometidos, con el consentimiento de gobiernos locales corruptos, a la esclavitud más salvaje (gente encadenada a las máquinas, personas drogadas a la fuerza para que rindiesen sin dormir durante periodos de setenta y dos horas o más, niños pequeños explotados al máximo...) Esa es la verdadera naturaleza del imperialismo yanqui y no existe ninguna solución de continuidad entre una ejecución extrajudicial como la de Bin Laden y las medidas sociales y económicas que se están imponiendo a la mayor parte de los países occidentales con la excusa de la crisis.

Del mismo modo que Guantánamo y las zonas económicas especiales son el mismo concepto de ilegalidad internacional aplicados a dos objetivos diferentes de la misma oligarquía hegemónica, la pérdida del estado de bienestar en Europa y de derechos y libertades en todo el mundo tienen la misma raíz que el asesinato de estado de un indiviudo en Paquistán por muy jefe de una trama terrorista que fuera y muchos los delitos que pudiera acumular. El modo legal de proceder hubiera sido detenerlo y ponerlo en manos de un tribunal competente. Asesinarlo y pretender que se está haciendo justicia es burlarse de la ley internacional y demostrar que su respeto no se encuentra en el adn del imperialismo yanqui.

Aunque lleven corbata y trajes carísimos esos tipos no son otra cosa que mafiosos, asesinos, criminales de guerra con los que no cabe simpatizar y a los que solo se puede combatir en todos los frentes, si es que realmente deseamos un mundo libre, democrático, sostenible y justo.

El asesinato de Bin Laden no nos puede alegrar porque, como Guantánamo, es una demostración patente de que las leyes y derechos que supuestamente rigen el comportamiento de nuestros estados (la metrópoli yanqui y sus adléteres vasallos, entre los que se incluyen los países europeos) son simple papel mojado. Aquí y ahora rige el capricho y la tiranía y se ejercen indistintamente contra todos aquellos que se opongan al dominio de ese pequeño grupo de oligarcas que rigen el mundo.

Hoy ha sido Bin Laden y no nos parece mal porque era un terrorista peligroso. Ayer un hijo y tres nietos de Gadafi y tampoco nos importa. No hace mucho tiempo fue el ahorcamiento de Sadam Hussein y el asesinato de sus hijos y tampoco nos inmutó, como eran los malos de la película...¿pero qué pasará con nosotros cuando empecemos a exigir nuestros derechos y a decir que queremos un mundo democrático, libre,  y justo y pretendamos cambiar el actual estado de cosas que es inmoral, ilegítimo e insostenible?...Esa es la pregunta que debemos hacernos.

 PD.- No debemos pensar tampoco que el método de las desapariciones de enemigos políticos (acusados o no de terrorismo, disidentes en cualquier caso), de las cárceles secretas y de las torturas sistemáticas (Abu Graib, Guantánamo) es una innovación de los últimos años. Todo lo contrario: los yanquis los utilizaron ya con profusión en los años sesenta, setenta y ochenta del siglo XX tanto en Vietnam como en el cono sur americano utilizando como intermediarios a sectores corruptos y antipatrióticos de esos mismos países organizados en dictaduras "cristianas y anticomunistas". Y eso es así por el sencillo hecho de que el imperialismo yanqui y la ideología totalitaria que lo sustenta (el liberalismo capitalista) es simple y llanamente un régimen genocida que debe ser derribado.

PD (a 11 de mayo de 2011).- Ahora los Estados Unidos dicen que quieren interrogar a las viudas y, probablemente, a los hijos de Bin Laden. Y la pregunta a tener muy en cuenta es con qué métodos. Puesto que han tenido la desvergüenza no solo de utilizar la tortura sino de justificar su utilización ¿podemos estar seguros de que no utilizarán contra estas mujeres y estos niños esos métodos salvajes e ilegales?...¿de verdad podemos quedarnos cruzados de brazos viendo como una superpotencia fascista y genocida tortura mujeres y niños por muy emparentados que estén con el terrorista más buscado de la historia?...¿estamos dispuestos a caer tan bajo como para aceptar algo así en silencio y mirando para otro lado?...he aquí algo en lo que deberíamos reflexionar profundamente.

NOTA.- la fotografía es de Mr. Throk.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

HISTORIA CRIMINAL DEL IMPERIALISMO YANQUI (BREVE CRONOLOGÍA)

20110505174331-jrmyst.jpg

La historia criminal de un régimen básicamente represor y genocida como el estadounidense se remonta incluso a épocas anteriores a su propia independencia y continua sin apenas interrupción a lo largo de más de dos siglos y medio (a nadie se le oculta, por ejemplo, la guerra de exterminio y usurpación que llevaron a cabo contra los pueblos indígenas) pero, con la finalidad de resumir, comenzaremos esta breve cronología en la Segunda Guerra Mundial.

 1941.- El gobierno de los Estados Unidos organiza un golpe de estado contra el presidente de Panamá, Arias Madrid, democráticamente elegido y que durante su primer año de mandato había cometido excesos "subversivos" tales como reglamentar la banca y el comercio, crear un seguro social, emitir moneda y oponerse al control colonial ejercido por USA en el país. Nada nuevo, una más de las muchas intervenciones imperialistas de los Estados Unidos en América del Sur. En 1948, también con la connivencia de los USA, Arias Madrid, de nuevo candidato a la presidencia, será víctima de un pucherazo que le arrebatará el triunfo en las elecciones de ese año aunque el fraude será demostrado en 1949.

1941-1945.- Participación de los Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial en la que, junto a los británicos y otros aliados menores asumirán el hipócrita papel de justos y buenos salvadores del mundo frente a la barbarie de alemanes, italianos y japoneses. Sin embargo estos aliados practicarán desde el primer momento la desaparición de prisioneros alemanes (las famosas "cajas negras" de detención en Inglaterra), crímenes de guerra entre los que se incluyen bombardeos contra la población civil sin otra finalidad que causar muerte y destrucción (por ejemplo en Dresde) y asesinato de prisioneros a sangre fría tales como la masacre de Biscari (ejecución por las tropas estadounidenses de un centenar de prisioneros italianos en 1943) o la masacre de Dachau (ejecución de setenta y cinco prisioneros alemanes en 1945).

1944.-Imposición de los tratados de Bretton Woods para la reorganización de la economía mundial después de la guerra. En cumplimiento de estos tratados se desarrollarían posteriormente instituciones como el FMI o el Banco Mundial que todavía rigen los destinos económicos del mundo aplicando un estricto dogmatismo neoliberal y ultracapitalista cuya finalidad última consiste en desproteger por completo a los ciudadanos desmantelando el estado y conviertiendo todos los servicios públicos en simples negocios privados manejados por un escaso número de manos. Los tratados de Bretton Woods establecieron además un sistema económico deliberadamente asimétrico que permitía a unos pocos controlar especulativamente los recursos y flujos económicos de todo el planeta. Estos tratados y las políticas de las instituciones destinadas a desarrollar sus políticas son los principales responsables de las grandes hambrunas padecidas por el tercer mundo desde entonces, de hecho de la existencia y permanencia del tercer mundo, de la desprotección de los trabajadores del primer mundo, de las crisis financieras, de combustibles y alimentarias que hemos padecido en los últimos sesenta años, incluyendo la de 2008. De modo que podemos decir que los tratados de Bretton Woods y las políticas a ellos asociadas son, de facto, terrorismo capitalista destinado a la excesiva acumulación de poder y riqueza en unas pocas manos a costa de empobrecer, a menudo hasta la miseria, a millones de seres humanos. Se trata de políticas genocidas, de crímenes de estado mucho más sucios, duraderos y gravosos para la humanidad de lo que, por ejemplo, significó el tan cacareado holocausto.

1944-1974.- Durante estos treinta años se llevaron a cabo en los Estados Unidos miles de experimentos nucleares secretos sobre la población civil que incluyeron la exposición deliberada de la población a lluvias radioactivas, la liberación deliberada de radiación en grandes ciudades (Chicago, Seattle...), inyecciones de plutonio y de uranio a pacientes de hospitales sin consultarles ni informarles, inyecciones de yodo radiactivo a recién nacidos sanos, también sin consultar ni informar a los padres, la exposición de mujeres embarazadas a materiales radiactivos así como la aplicación de los mismos a los testículos de prisioneros en las cárceles...

 1945.- Lanzamiento de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki que produjeron la muerte inmediata de 220 000 civiles y centenares de miles de casos de cáncer y malformaciones en la población civil japonesa en las décadas posteriores. Cabe recordar que estos bombardeos se produjeron en un escenario en el que los aliados habían estado utilizando salvajes e indiscriminados bombardeos incendiarios en Europa sobre ciudades alemanas sin otra finalidad que causar destrucción y muerte.

1946.-A) Comienzan las primeras operaciones de stay-behind en Europa occidental: el reclutamiento de elementos nazis y fascistas para la organización de escuadrones de la muerte destinados a la guerra sucia contra el comunismo y el izquierdismo en general en la Europa occidental, convertida en una colonia del imperialismo yanqui donde, como de hecho sucedió, se pretendía establecer regímenes similares al estadounidense: aparentemente democráticos pero realmente dictatoriales.

B).- Ese mismo año se abre en Panamá la Escuela de las Américas. Academia militar estadounidense destinada a la formación ideológica de los militares hispanoamericanos que difundirá por todo el continente las tácticas de guerra sucia y terrorismo de estado contra las poblaciones civiles de los distintos países. Tacticas, por otro lado, que, como veremos, el mismo gobierno de los Estados Unidos aplicará contra sus propios ciudadanos disidentes.

1946-1948.- Experimentos con prisioneros en Guatemala inyectándoles sífilis.

1947.-A) Se organiza la Comisión de Actividades Antiamericanas destinada a la persecución de intelectuales y artistas de ideología izquierdista dentro de los Estados Unidos. Suele utilizarse como excusa de estas purgas el miedo al auge de la URRS pero en realidad solo era la extensión a los intelectuales de la represión que desde las huelgas de ferrocarriles de 1870 se estaba llevando a cabo contra los activistas de izquierda. Represión que ya recurría a muchos de los métodos de terrorismo de estado que se volvieron a aplicar después de la Segunda Guerra Mundial: hostigamiento, acoso policial, detenciones ilegales, palizas, extorsiones, desapariciones, difamación, encarcalemientos injustos...en los Estados Unidos era una práctica habitual que la policía disparara contra los manifestantes o quemase vivos a los huelguistas que se encerraban en sus fábricas...a los políticos e intelectuales de izquierdas se les venía persiguiendo al menos desde 1910 y varios candidatos a la presidencia de los Estados Unidos por parte del partido socialista acabaron en la cárcel acusados de diversos delitos. No es casualidad que el régimen estadounidense sea bipartidista y se mueva dentro de criterios estrictamente liberal-capitalistas: el terrorismo de estado se encargó de tallar a sangre y fuego ese panorama a lo largo de todo el siglo XX.

B).- Plan Marshall:- con la excusa de reflotar la economía europea, los Estados Unidos someten al continente a su política económica creando estados vasallos fieles a sus consignas políticas, económicas y de guerra sucia hasta nuestros días. No es una casualidad ni la integración de dichos países en la OTAN ni en la Unión Europea ni el hecho de que sus gobiernos y sus instituciones federales desarrollen al pie de la letra el dogmatismo liberal-capitalista impulsado por los Estados Unidos ni que Europa Occidental se convierta en uno de los escenarios de la guerra sucia estadounidense durante las siguientes décadas. Ya en esta época se estaban llevando a cabo operaciones de stay-behind en diversos países europeos.

1948.-A) La CIA  asesina al candidato progresista a la presidencia colombiana Gaitán. Es interesante el método seguido porque idéntico esquema se verá en el caso del presidente Kennedy: el asesino, relacionado con los servicios secretos estadounidenses, no llega a juicio porque es asesinado a su vez en los días subsiguientes al magnicidio. La aplicación del mismo modus operandi en el caso de JFK permite suponer que lo llevaron a cabo los mismos conspiradores, es decir: la CIA.

B).- Primeros pasos para la creación del Consejo de Europa que se convertirá en el andamiaje sobre el cual se constituirá el dominio colonial del imperialismo yanqui hasta nuestros días.

C).- Inicio del programa Mockingbirde para controlar los medios de comunicación y acabar con la libertad de información. El éxito fue tan completo que como se puede constatar fácilmente todavía hoy: las televisiones y principales periódicos estadounidenses obedecen las consignas del gobierno silenciando lo que se les ordena (por ejemplo no mostrando la repatriación de caídos en combate en Afagnistán) y repitiendo una y otra vez las consignas que se les encarga difundir. El resto de los medios de comunicación de occidente no están, en ese aspecto, libres de control. En cada país se oculta y se dice lo que conviene al Poder en cada momento.

1950-1953.-A) Intervención imperialista de los Estados Unidos en Corea durante la cual cometieron el habitual rosario de deliberados crímenes de guerra contra la población civil tales como la Masacre de Nogun-ri en la que centenares de mujeres y niños coreanos fueron detenidos y concentrados en una explanada para que los bombardeara la aviación estadounidense,como la matanza de refugiados en Pohang en la que el destructor norteamericano DeHaven bombardeó un campo de refugiados coreanos asesinando a centenares de mujeres y niños, como el bombardeo de Yongsan en el que perdieron la vida 1600 civiles o la voladura del puente de Hanggang mientras lo estaban atravesando varios millares de refugiados civiles.

 B).- Durante ese mismo periodo la puesta en marcha de los proyectos Artichoke, Bluebird y Mkultra, procedentes de uno anterior, el Proyecto Chattec de 1947, consistente en convertir forzosamente a los prisioneros de guerra y políticos en adictos a las drogas con la finalidad de poder aprovechar el "mono" para interrogarlos y quebrar su voluntad. Proyectos especialmente sucios si tenemos en cuenta que fueron y son precisamente los Estados Unidos los primeros y más feroces promotores del prohibicionismo en general y de las drogas en particular. Décadas más tarde, en las zonas económicas especiales del tercer mundo, también promoveran el uso de estimulantes prohibidos para aumentar la productividad de los obreros-esclavos controlados por las multinacionales yanquis.

1950.- Ley McCarran-Nixon autorizando la persecución política contra ciudadanos estadounidenses dentro de los Estados Unidos. Los disidentes acabarán en el exilio o encerrados en campos de concentración. También se encarga la represión contra los sindicatos para evitar que sean instrumentos de clase o defiendan ideologías de cambio social y político. Se reprime igualmente a partidos políticos de izquierdas, cosa que ya venía haciéndose, como hemos visto, desde el término de la guerra de secesión.

1950-1954.- Caza de Brujas contra artistas e intelectuales de izquierdas dirigida por el senador McCarthy desde la presidencia del Comité de Actividades Antiamericanas. Se pretende la aniquilación y el descabezamiento de los partidos y sindicatos de izquierdas, la ideologización de las masas e infundir miedo a los disidentes. Será una política efectiva: del millón de votos conseguidos por el candidato socialista a la presidencia de los Estados Unidos en 1932 se pasará a apenas 2000 en 1956.

1952.- La CIA apoya el golpe de estado de Batista en Cuba, que de inmediato aplicará las políticas de guerra sucia y represión que están utilizando y promocionando los Estados Unidos.

1954.- la CIA prepara el golpe de estado en Guatemala contra el presidente Arbenz que pretendía llevar a cabo una reforma agraria que perjudicaba los intereses de la iglesia católica y de la United Fruit.

1955.-A) Comienza el movimiento por los derechos civiles de los negros en Estados Unidos porque en este país existían leyes racistas y de apartheid. Durante la Segunda Guerra Mundial el lider del partido socialista de los Estados Unidos fue encarcelado por reclamar la igualdad entre negros y blancos.

B).-Se crea en Europa el Comité Clandestino Aliado que dependía directamente del mando militar de la OTAN (ostentado siempre por un militar norteamericano) con la finalidad de coordinar todas las redes de guerra sucia en los diferentes países de la Europa occidental. Es el comienzo de la llamada Red Gladio cuyas primeras organizaciones, como hemos visto, empezaron a coordinarse en 1946 en Alemania, Italia y Francia con la finalidad de acosar a los partidos y movimientos de izquierda. El principal papel de estas redes consistía en llevar adelante tácticas como las del programa de contra inteligencia del FBI en los EEUU (véase a continuación) y, en última instancia, neutralizar cualquier triunfo electoral de la izquierda ejecutando a los máximos dirigentes de los partidos y sindicatos así como a intelectuales y activistas destacados si llegaba el caso, preparando de este modo un golpe de estado fascista. La influencia de la Red Gladio no solo se sustanció en el acoso más o menos directo contra organizaciones izquierdistas en Europa y en la organización de diferentes golpes de estado (Grecia-1964, Italia (golpe Borghese)-1970, Turquía-1980) y en una larga lista de masacres terroristas (piazza Fontana-1969, masacre de Peteano, 1972, masacre de la estación de Bolonia-1980, masacre de la plaza Taksir-1977...etc) sino en la política parlamentaria de los diferentes partidos. Por ejemplo en Italia, el famoso pentapartido que permitió el predominio de la democracia-cristiana durante cuarenta años y con ella de la omnipresencia de la corrupción y la mafia, formó parte de estas tácticas de guerra sucia contra la verdadera democracia impidiendo a cualquier precio la llegada del partido comunista al gobierno.

Descubierto el Comité Clandestino Aliado y la Red Gladio a comienzos de los años noventa la OTAN se apresuró a decir que habían sido cerrados pero basta repasar la política de la Unión Europea en los últimos veinte años para comprender que se han mantenido los mismos tics y las mismas políticas que antes del descubrimiento de estos métodos de guerra sucia y terrorismo de estado, razón por la cual podemos sospechar que la política en Europa sigue regida por instancias ocultas ajenas al juego democrático y a los pueblos de Europa lo que convierte en ilegítimos y simples herramientas del imperialismo yanqui tanto a los estados como a la Unión Europea misma.

C).- Fusión de los sindicatos AFL y CIO en los Estados Unidos ambos de ideología conservadora y capitalista, contrarios a la lucha de clases y destinados a tomar el papel de un sindicato vertical fascista dentro del entramado institucional estadounidense para barrer y sustituir a los perseguidos sindicatos de izquierda.

1956-1971.- Funcionamiento del Programa de Contrainteligencia del FBI, que desde su fundación es, sobre todo, una policía política como pudieran serlo la Gestapo, la KGB o la Stasi por mucho que los medios propagandísticos (entre los que no han tenido la menor influencia el cine y la televisión) nos lo presenten como una meritoria organización destinada a la represión de la delincuencia.

 Los métodos utilizados por el FBI eran, en esencia, los propios de la guerra sucia y del terrorismo de estado, es decir: los mismos que venían utilizando las autoridades policiales estadounidenses desde finales del siglo XIX para reprimir a los grupos disidentes y conseguir un bipartidismo electoral que en el fondo defiende los mismos intereses y la misma ideología: infiltración en las organizaciones para crear división y generar facciones violentas que desprestigien el movimiento (en otras palabras: fomentar conscientemente el terrorismo para poder justificar la represión, más o menos lo que se hizo con Al-Qaeda), difusión de falsa propaganda con el mismo objeto de denigrar a los movimientos disidentes, el acoso a los militantes y su entorno (llamadas anónimas amenazantes, represalias contra familiares y amigos en el campo laboral y académico, difamación, palizas, torturas, desapariciones, asesinatos...), constante acoso judicial y policial mediante la criminalización de los actos y opiniones de los disidentes e inventándose delitos (se recurrió masivamente al perjurio y a la falsificación de pruebas para justificar  detenciones ilegales y encarcelamientos injustos...)

En un primer momento esta guerra sucia, este terrorismo de estado, se dirigió contra el partido comunista pero enseguida se extendió al partido de los trabajadores socialistas, a los panteras negras, a la nación del islam, al movimiento nueva izquierda,  los nacionalistas portorriqueños e indígenas...en fin,contra todo el que protestaba. Es más: como esta ideología camina de la mano del integrismo religioso, la represión llegó a extenderse contra los activistas de la revolución sexual a finales de los sesenta y comienzos de los setenta identificando, por ejemplo, a los productores de pornografía con la mafia y la instigación a la violación.

En 1971 estas tácticas se hicieron públicas gracias a que un grupo de militantes de izquierdas accedieron a una sede del FBI, consiguieron documentación y la hicieron pública (en un claro antecedente de Wikileaks) neutralizando las tácticas secretas del terrorismo estatal estadounidense. Se convocó incluso un comité de investigación del senado que hizo poco más que dar fe de que se habían llevado a cabo diciendo textualmente que: "el FBI condujo una sofisticada operación de vigilancia con la intención directa de impedir el ejercicio de la libertad de expresión y asociación (...) por la frustración a causa de los fallos de la corte suprema limitando el poder represivo del gobierno."

Naturalmente después de hacerse públicas estas tácticas (exportadas también al exterior dentro de las zonas dominadas por el imperialismo yanqui) se cerró oficialmente el Programa de Contrainteligencia. Pero lo cierto es que siguieron (y siguen) utilizándose más o menos las mismas tácticas por las diferentes agencias gubernamentales de los Estados Unidos contra los grupos disidentes.

 1957.- Tratado de Roma que dio origen a la Unión Europea institución, ya lo hemos visto, destinada a sostener el vasallaje de los países europeos frente al imperialismo yanqui (no es casual que el tratado se firmara después de la derrota de Inglaterra y Francia en Suez, 1956) y con la intención de establecer y asegurar la estabilidad de regímenes similares a los Estados Unidos: liberal-capitalistas en lo económico y profundamente conservadores en lo moral y social. No en vano los principales impulsores de la UE fueron católicos radicales de la extrema derecha (eso que llaman democracia cristiana). La otra funcionalidad de la UE era la de acabar generando un amplio espacio de especulación financiera que es en lo que se ha convertido hoy. Por ese motivo la UE es un régimen vasallo de los Estados Unidos, en absoluto democrático y que obra en contra de los intereses de los pueblos de Europa y debe ser desgajado con la máxima celeridad para crear una realidad nueva verdaderamente libre y democrática.

1960.- Intento de golpe de estado en Cuba para derrocar el régimen socialista de Fidel Castro. Fue el inicio de un largo ciclo golpista impulsado por la CIA en todo el continente sudamericano que culminaría con la sistematización del terrorismo de estado con la Operación Cóndor.

1963.- A).- Asesinato del presidente de los Estados Unidos J.F. Kennedy que sigue el mismo esquema que el realizado por los servicios secretos norteamericanos contra el candidato colombiano Gaitán en 1948, lo que permite suponer que procedía de los mismos conspiradores, sobre todo teniendo en cuenta a quienes abrió el camino del poder en Washington y el giro político que se llevó a cabo en Sudamérica y, sobre todo, Vietnam.

B)La CIA organiza un exitoso golpe de estado en Ecuador.

1964-1975.- Intervención imperialista de los Estados Unidos en Vietnam. Según el tribunal Russell compuesto por importantes personalidades intelectuales y políticas de todo el mundo durante esta guerra los Estados Unidos cometieron un acto de agresión injustificada contra un país soberano, bombardearon sistemáticamente y a gran escala a la población civil con agentes químicos (que siguen causando malformaciones en miles de descendientes de los vietnamitas que padecieron la intervención yanqui), cometieron ataques reiterados contra centros médicos, aldeas desprotegidas, colegios, iglesias, pagodas, colonias de leprosos y monumentos históricos y culturales, utilizaron armas prohibidas, torturaron sistemáticamente a prisioneros, sometieron a la población civil a tratos inhumanos y prohibidos por el derecho internacional y pueden ser considerados culpables de genocidio contra el pueblo de Vietnam.

1964.- La CIA organiza un golpe de estado en Brasil instaurando una dictadura militar que duraría hasta 1985 y que inauguraría un ciclo represivo de intensidad desconocida hasta entonces en todo el cono sur americano. El presidente depuesto, Goulart, pretendía acometer una reforma agraria, nacionalizar el petróleo y restringir la excesiva libertad que las leyes otorgaban a los especuladores financieros.

1965.- Los Estados Unidos invaden la República Dominicana en apoyo de los terratenientes, la iglesia católica y los partidarios del dictador Trujillo para impedir que el Partido Republicano Democrático, que había ganado democráticamente las elecciones y establecido un programa de reforma agraria y de secularización de la sociedad (aprobando, por ejemplo, el divorcio) y que habían sido derrocados por un golpe de estado derechista en 1963 recuperasen el poder por las armas en 1965. Al triunfo de las armas estadounidenses siguió la habitual represión dictatorial utilizando la guerra sucia y el terrorismo de estado, que son los métodos constantes del imperialismo yanqui hasta nuestros días.

1966.-La CIA lanza una campaña contraguerrillera en Guatemala bajo la premisa, recogida en documentos del departamento de estado, de que:" Para eliminar unos pocos cientos de guerrilleros habrá que matar un mínimo de diez mil campesinos inocentes."

1967.- Golpe de estado en Grecia que instaura la dictadura de los coroneles (1967-1974), uno de los actos más espectaculares de la Red Gladio y el Comité Clandestino Aliado a las órdenes del mando militar de la OTAN.

1967-1973.- Operación Chaos de la CIA en Vietnam se trata de utilizar masivamente los métodos de guerra sucia y terrorismo de estado que estaba utilizando el FBI contra la población estadounidense contra la población vietnamita.

1967-1972.- Programa Phoenix de la CIA en Vietnam.- Consiste en el asesinato extrajudicial de dirigentes políticos y activistas de izquierda vietnamitas. Se produjeron unas treinta mil ejecuciones.

1968.-A) Asesinatos de Martin Luther King, activista de los derechos de los negros y de Robert Kennedy, hermano de J.F. Kennedy y candidato a la presidencia de los Estados Unidos que, de ganar las elecciones, podría desenmascarar a los asesinos de su hermano y que, con el magnicidio, se habían asegurado el control total sobre el gobierno americano.

B).-La CIA organiza los primeros Escuadrones de la Muerte en Centroamérica.

C).- Matanza de Tlatelolco. El gobierno mejicano, a instigación de la CIA, aniquila a 500 estudiantes en la Plaza de Tlatelolco justo antes del inicio de los Juegos Olímpicos. Es un modo de acabar con el movimiento estudiantil mejicano que, a imitación de lo sucedido en Francia ese mismo año, exigía avances democráticos y sociales.

1969.- Atentado de la Piazza Fontana en Milán por miembros de la Red Gladio. Comienza la Estrategia de la Tensión que tendrá como fin inminente la justificación de un golpe de estado que fracasará: el Borghese. La estrategia continuará no solo en Italia sino en toda la Europa occidental durante toda la década de los setenta para desligitimar a los movimientos de izquierda en cuyo nombre muy a menudo realizaban los atentados. Ello permitía, además, inculpar y encacelar o justificar la eliminación extrajudicial de activistas de izquierdas dentro de regímenes supuestamente democráticos.

1970.- Golpe de estado Borghese en Italia, intento de establecer una dictadura a manos de la Red Gladio y del Comité Clandestino Aliado a las órdenes del mando militar de la OTAN. En este golpe participó la logia P-2 dirigida desde 1969 por Licio Gelli, antiguo fascista y bien relacionado con los círculos peronistas de los que surgiría posteriormente la Triple A aunque esta participación quedó deliberadamente ensombrecida hasta 1991. Silvio Berlusconi, fue miembro de esta logia.

1970-1989.- Operación Cóndor.- Operación de guerra sucia y terrorismo de estado dirigida por la CIA en el cono sur americano para el "seguimiento, vigilancia, detención, tortura, desaparición y asesinato" de personajes considerados subversivos. En un primer momento solo las dictaduras militares de Brasil y Paraguay formaron parte de esta red a la que se irían sumando nuevos estados a lo largo de los años setenta según la CIA fuera estableciendo dictaduras en ellos.

1972.-A).- El presidente Nixon, cabecilla del movimiento fascista que dirigía en exclusiva la política de los Estados Unidos desde el final de la Segunda Guerra Mundial, ordena el registro ilegal de la sede del Partido Demócrata en el hotel Water Gate en el clásico estilo de la guerra sucia que llevaban treinta años promocionando por todo el mundo. Descubierto el hecho significará el fin de su carrera política y un grave golpe al predominio político de ese sector en el gobierno. Junto con la derrota en la guerra de Vietnam y la salida a la luz de los documentos de contrainteligencia del FBI en 1971 y la revolución moral, política y sexual iniciada en 1968 este hecho hará tambalearse la estrategia de represión y terrorismo de estado que venían utilizando desde el inicio de esta sucinta cronología.

B).-Masacre de Relew: militares argentinos fusilan a una serie de dirigentes de izquierda que, encarcelados, habían tratado de huir de su prisión en Rawson. Prueba de que las acciones terroristas impulsadas por la Operación Cóndor no necesitaban de una dictaduta formal para producirse.

1973.- A).- La CIA organiza un golpe de estado en Chile contra el presidente Allende que pretendía nacionalizar la industria del cobre. Inmediatamente el nuevo dictador introduce a Chile en la Operación Condor para el exterminio de ciudadanos izquierdistas.

B).- La CIA organiza un golpe de estado en Uruguay de inmidiato la nueva dictadura introduce al país dentro de la Operación Condor.

C).-El FBI asalta Wounded Knee donde se han reunido los siux para reclamar sus derechos. La batalla dura 73 días.

1973-1975.- El FBI reprime el nacionalismo siux con tácticas de guerra sucia y terrorismo de estado. Durante ese periodo hay setenta asesinatos y casi centenar y medio de desapariciones de nacionalistas siux.

1976.-A).-La CIA organiza un golpe de estado en Argentina utilizando a la Triple A y a elementos relacionados con la Red Gladio europea y la logia P-2 de Licio Gelli. De inmediato la nueva dictadura se suma a la Operación Cóndor iniciando una ola de represión, guerra sucia, desapariciones y asesinatos extrajudiciales.

B) Asesinato extrajudicial de Ulrike Meinhoff en su celda alemana. Parte de la guerra sucia de la OTAN y sus estados vasallos contra la insurgencia de izquierda en Europa.

1977.-A) Asesinato extrajudicial de Andras Baader y Jan-Carl Raspe en su celda alemana. Nuevo ejemplo de la guerra sucia de las supuestas democracias europeas contra la disidencia izquierdista.

B).- Arranca oficialmente la Revolución Conservadora en los Estados Unidos. La ideología del imperialismo yanqui es el neoliberalismo radical en lo económico y lo social y el ultraconservadurismo radical en lo moral. Ambas ideologías representan dos caras de la misma moneda. El cambio de ideología social, las conquistas de la libertad sexual producida en la década de 1968-1977 había caminado de la mano de la evolución de un pensamiento más democrático, libre y progresista en lo político. De ahí que el totalitarismo yanqui (esencialmente conformado por un integrismo calvinista de caracter prácticamente talibán) pretendiese contrarrestar los avances tanto de la revolución sexual como de los avances democráticos puesto que son una y la misma cosa. Por otro lado, como la propia historia de los Estados Unidos ha demostrado, no hay mejor antídoto contra el progreso social y la evolución del pensamiento (que solo puede ser hacia el socialismo y la democracia) que la Biblia que impone un fanatismo ciego y una censura tanto política como moral a la sociedad permitiendo convertir al progresista no solo en un disidente político, también criminalizarlo y demonizarlo. En ese orden de cosas no es de extrañar que la CIA haya procurado la expansión de las sectas radicales evangelistas no solo dentro de los Estados Unidos sino en todo su ámbito de influencia y, especialmente, en América del Sur. Dicha expansión es en sí misma criminal porque perpetúa un pensamiento arcaizante, ridículo y enfermizo que lastra psicológicamente a quienes caen bajo él, especialmente a los niños y adolescentes educados en el mismo y cumple funciones de lavado de cerebro y de condicionamiento social que convierten al futuro adulto en un pelele dócil y acomplejado. La verdadera democracia pasa por desterrar el pensamiento semita y sus métodos de imposición educativa (la pedagogía tóxica) de la sociedad en su conjunto y de los menores en especial.

1978.-A).- Secuestro y asesinato de Aldo Moro, presidente de la Democracia Cristiana italiana en apariencia por las Brigadas Rojas pero con fundadas sospechas de que detrás del magnicidio se escondiese la Logia P-2 y, por lo tanto, la Red Gladio, que le habría asesinado por su intención de llegar a acuerdos con el partido comunista.

B).- Elección y extraña muerte de Juan Pablo I relacionada al parecer con su intención de desenmascarar los manejos secretos de la CIA y la logia P-2 en el Banco Ambrosiano (que quebraría en 1982) y que dirigía el cardenal Marzinkus. Además, su muerte abrió paso al nombramiento del ultraconservador y títere de los americanos, cardenal Wojtyla, que tomaría el nombre de Juan Pablo II. Ese mismo año fue asesinado por un comando de la extrema derecha (Red Gladio) el fiscal que investigaba los extraños movimientos del Banco Ambrosiano.

1979-1988.- Después de que los sandinistas derribasen en Nicaragua la dictadura proamericana de los Somoza que duraba desde 1934, la CIA organiza una guerrilla contrarrevolucionaria (la Contra) que lleva a cabo una guerra civil con los métodos habituales de estas organizaciones.

1979-1992.- Intervención de los Estados Unidos en la guerra civil de El Salvador. La CIA organiza batallones de la muerte.

1979-1989.- La CIA apoya a los radicales islámicos que luchan en Afganistan contra la revolución socialista. De esas unidades que ellos arman, financian y entrenan y que practican los habituales métodos terroristas utilizados por la CIA surgirá Al Qaeda.

1980-1988.- Guerra Iran-Iraq, los Estados Unidos venderán armas químicas a Sadan Hussein para que luche contra la República Islámica de Irán y que también utilizará contra los kurdos. Mientras tanto, utilizando al principio el Banco Ambrosiano, la administración Reagan venderá armas convencionales a Irán para financiar a la Contra nicaragüense.

1980.- Golpe de estado en Turquía, promocionado por la Red Gladio al servicio del mando militar de la OTAN. En él participará la organización derechista Lobos Grises uno de cuyos integrantes perpetrará al año siguiente un atentado contra Juan Pablo II.

1981.-A) Atentado contra Juan Pablo II tratando de involucrar en el magnicidio a la Unión Soviética. Operación de bandera falsa de la Red Gladio para difamar al bloque comunista y justificar la represión y la guerra sucia contra las organizaciones y los activistas e intelectuales izquierdistas y ecologistas en Europa. No les salió bien (por fortuna, de haber funcionado el plan serían incontables los asesinados y desaparecidos en las "democracias" de Europa occidental). Sirvió, sin embargo, para promocionar la figura ultrarretrógrada y fiel a la revolución conservadora de Juan Pablo II y convertirlo en un icono del anticomunismo (casi íntegramente ultraderechista, como ha demostrado la historia) de Polonia. El autor material de los disparos era Ali Agca, un turco perteneciente a la ultraderechista organización Lobos Grises, uno de los brazos de la Red Gladio.

B).- Comienza la ofensiva neoliberal del presidente Reagan llevando a la práctica el dogmatismo neoliberal de Milton Friedman y la Escuela de Chicago lo que desde entonces ha causado el empobrecimiento, la pérdida de derechos sociales y civiles y la desprotección de millones de personas a lo largo y ancho de todo el globo.

 1982-1996.- La CIA participa en el tráfico de drogas dentro de los Estados Unidos para financiar sus operaciones de guerra sucia en el extranjero (Nicaragua, El Salvador...). Los escándalos de los años setenta y la presidencia del demócrata Carter habían producido cambios en las leyes de los Estados Unidos que impedían a la CIA los asesinatos y el resto de operaciones de guerra sucia y terrorismo de estado. Para continuar con ellas el presidente Reagan y su vicepresidente Bush recurrieron entre otros actos ilegales al tráfico de drogas dentro del país, eso sí: en barriadas empobrecidas por sus políticas económicas y pobladas de minorías raciales no anglosajonas. En ese sentido no es de extrañar que los cárteles del narcotráfico en América Latina, especialmente en países aliados y fieles de los Estados Unidos, como Colombia, alcanzasen en esa época su edad de oro o que las zonas de Afganistán controladas por los radicales religiosos opuestos a la revolución afgana se convirtieran en zonas productoras de drogas, situación que dura hasta nuestros días. Curiosamente durante la guerra de Vietnam la producción y comercio de la droga se concentraba en países a la retaguardia del ejército yanqui, como Thailandia o Birmania.

1986.- Asesinato de Olof Palme, primer ministro sueco. Todavía no aclarado pero seguramente relacionado con su oposición a la política neoliberal y ultraconservadora propugnada por la administración Reagan y su peso moral en la comunidad internacional. De confirmarse que la CIA estuvo detrás de su misterioso asesinato probablemente sería perpetrado por elementos de la Red Gladio.

1990-2003.- Primera intervención imperialista de los Estados Unidos contra su antiguo aliado Iraq y subsiguiente embargo. Durante las operaciones militares se bombardeó a la población civil y se cometieron crímenes de guerra tales como enterrar vivos a decenas de miles de soldados iraquíes en sus trincheras, a menudo después de haberse rendido. Durante los doce años de embargo Unicef calcula que murieron medio millón de niños iraquíes a causa de las privaciones que este provocó.

1991-1999.- Intervención imperialista de los Estados Unidos, con apoyo de sus vasallos de la OTAN en Yugoslavia con la finalidad de desmembrar el país y conseguir una serie de aliados más débiles en la zona que fortalezca su posición de avance frente a Rusia y en sus ambiciones por controlar el centro de Asia y las enormes reservas mundiales de petróleo que posee (lo que conducirá también a las guerras contra Iraq y a la intervención en Afganistán). Durante los bombardeos y operaciones de la OTAN murió gran cantidad de población civil serbia, llegando a bombardearse deliberadamente (1999) columnas de refugiados. Además se forzó al éxodo a millones de personas con las catastróficas consecuencias sociales y sanitarias que ello conlleva.

1994.- Genocidio contra los Tutsis en Ruanda. Los hutus, elite gobernante del país, asesinaron a un millón de tutsis con el beneplácito y el aliento de los Estados Unidos y sus vasallos de la OTAN que necesitaban un regimen militarista, poderoso y monolítico, a la vez que dócil, para utilizarlo como fuerza de choque en su intervención imperialista sobre el Congo con la intención de apoderarse de las minas de coltan para el beneficio de sus multinacionales. Por cierto que ese genocidio se llevó a cabo con fondos del FMI y del Banco Mundial.

1995.- Creación de la Organización Mundial del Comercio. Derrotada la URRS el imperialismo yanqui trata desde entonces de imponer el sistema éconómico delineado en los tratados de Bretton Woods (véase 1944) a todo el mundo. Ya sabemos que se trata de un esquema de explotación de recursos insostenible y que prima la concentración de los beneficios en muy pocas manos empobreciendo a la mayor parte de la población y depredando el planeta hasta el límite de la destrucción. Se trata de un género de explotación económica tan suicida como genocida incompatible con la libertad ciudadana, el reparto de la riqueza y la supervivencia de la especie. Por lo tanto mantenerlo y promocionarlo como lo hace la OMC es pura y simplemente un crimen contra la humanidad que debe ser castigado con la máxima dureza y que justifica cualquier acto de rebeldía contra ese estado de cosas.

1996-hasta nuestros días.- guerra civil en el Congo. Ruanda invade el país para controlar las minas de coltan que luego vende a precio de coste a las multinacionales europeas y, sobre todo, norteamericanas.

2001-hasta nuestros días.- Guerra contra el terrorismo. Con la excusa de los atentados contra las torres gemelas el 11 de septiembre de 2001 (casi con toda probabilidad una operación de badera falsa de la propia CIA) los Estados Unidos comenzaron un nuevo ciclo de guerra sucia, terrorismo de estado y represión de la libertad que todavía continúa. Desde la Ley Patriótica que permitió restringir los derechos de los ciudadanos estadounidenses a los niveles del peor stalinismo (el imperialismo yanqui no deja de ser una forma de stalinismo capitalista) y volver públicamente a los habituales métodos de tortura, secuestro, desapariciones, detenciones ilegales, cárceles secretas...que el imperialismo yanqui lleva al menos sesenta años utilizando contra todos aquellos que osan oponerse a su dominio. Justificó también dicha "guerra" una segunda intervención imperialista en Iraq todavía más sangrienta y desastrosa que la primera y una nueva incursión en Afganistán donde, con la excusa de combatir a los talibanes y Al Qaeda, el imperialismo yanqui busca el control del centro de Asia y sus recursos petrolíferos.

Con esta breve cronología queda demostrado que el imperialismo yanqui es un régimen totalitario, genocida y represor cuyas armas son la explotación y el sometimiento, el lavado de cerebro y el terrorismo de estado. Un mal para toda la humanidad que debe ser combatido por cualquier medio posible. Después de todo cualquier método que se utilice para derrocar a la tiranía es lícito.

NOTA.- La fotografía es de jrmyst

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Y TOMAMOS LA CALLE

20110516165319-amanecer.jpg

Pues lo hicimos. Salimos a la calle y la convertimos en un foro ciudadano por una democracia verdadera, que esté al servicio del pueblo y sirva para el progreso y la felicidad de todos.

Lo que se vivió ayer en las calles de España fue una auténtica fiesta ciudadana en la que participaron gentes de todas las edades y condición social. Yo vi jóvenes, personas de mediana edad, ancianos, niños...todos en un ambiente no por justamente reivindicativo menos pacífico y festivo. Ayer en las calles de España pudo comprobarse que la sociedad civil ni está muerta ni tan inerte como al Poder le gustaría. Todavía somos capaces de reunirnos y pelear por unos valores indeclinables, los que constituyen la esencia misma de nuestra cultura: participación ciudadana, democracia real, justicia social, concordia y libertad.

Ayer, 15 de mayo, salimos a la calle y hablamos lo suficientemente claro y fuerte como para conseguir algo hasta hace nada por completo impensable: que los políticos del corrupto régimen de 1978 (que como bien clamaban algunos de nuestros lemas en las manifestaciones se llama democracia y no lo es) se hayan visto obligados a salir a la palestra a dar explicaciones al pueblo en movimiento. Claro que, como era de esperar, se han limitado a ceñirse a un guión que ya conocemos, a decir: ah, sí, respetamos y comprendemos a la gente que se manifiesta, pero que no olviden que es en las urnas donde cuenta su voto, es decir: dentro del sistema. Un sistema que rechazamos tal y como lo conocemos y que no puede seguir pretendiendo mantener su farsa. Salimos a la calle para cambiar las cosas, no para que todo siga igual. Las buenas palabras de los políticos ya no nos sirven, nos han engañado demasiadas veces. QUEREMOS HECHOS y LOS QUEREMOS YA.

Pero al menos les hemos obligado a dejar de ignorarnos. Hoy han tenido que hablar, responder a nuestras movilizaciones. Si seguimos presionando podremos cambiar el actual estado de cosas y conseguir una verdadera democracia. Sobre todo si seguimos unidos, creciendo y coordinándonos con los movimientos del resto de Europa y del mundo. La solución de los problemas que nos aquejan no es en absoluto local o nacional sino global y así debemos afrontarla. Ya no hay naciones, solo oligarquías corruptas y explotadoras frente a pueblos que solo desean unas condiciones justas, equitativas, sostenibles y de progreso social y moral en las que desenvolverse.

Eso aparte hemos visto también que el Poder, el Capital, está utilizando contra nosotros el arsenal habitual de represión y desinformación contra los movimientos ciudadanos. Primero intentaron la división (diciendo que se trataba de un movimiento de jóvenes radicales para mantener alejados a los restantes estratos de la sociedad), luego jugaron al silencio (y ha habido maniobras verdaderamente nauseabundas en ese sentido) y ahora juegan a la deslegitimación, la criminalización y el miedo para desactivar un movimiento que puede llegar a resultar muy peligroso para sus intereses.

Lo de ayer en Madrid y el modo de tratarlo los medios es un ejemplo de libro de desinformación. Se provocan unos altercados, se reprimen salvajemente (los palos que se repartieron ayer en Madrid tenían muy poco que envidiar a los que repartían los antidisturbios contra los estudiantes contrarios al Plan Bolonia en tiempos de Aznar y recuerdan demasiado a los del tardofranquismo como para que no resulten indignantes) y se difunden en los medios de comunicación masivos con dos mensajes muy claros: estos que protestan son los cuatro antisistema radicales y emporrados de siempre y, además, si vas a una manifestación puedes acabar muy mal: apaleado y detenido.

A partir de ahora hay que tener mucho cuidado con los infiltrados y reventadores y hacer lo imposible por saltar la barrera de la propaganda oficial para llevar la verdad al resto de la sociedad. Ese es el trabajo que nos queda por hacer.

Con todo no deja de ser reseñable que, a pesar de las salvajes cargas del aparato represivo ayer en Madrid, hubiera gente con el suficiente valor como para permanecer en la calle protestando, me refiero a los que decidieron acampar en Sol a los que desde estas páginas apoyamos con entusiasmo y vehemencia.

Las numerosas y nutridas manifestaciones del domingo 15 de mayo no pueden acabar en sí mismas. Hemos de seguir luchando, aumentando la presión, sumando adherentes para conseguir un movimiento ciudadano fuerte, unido y poderoso capaz de conseguir nuestra meta: una verdadera democracia.

http://concentracionsolmadrid.blogspot.com/

http://democraciarealya.es

 PD.- Tratándose de una táctica habitual de guerra sucia contra la disidencia y existiendo al parecer pruebas (he visto alguna fotografía) de posibles policías infiltrados disfrazados de "radicales" deteniendo (por no decir apaleando) a algunos manifestantes cabe preguntarse si los disturbios de Madrid no serían empezados o alentados por la misma policía precisamente para conseguir los efectos que se comentan en el artículo y que, es obvio, han conseguido plenamente. En ese sentido una de las reivindicaciones que deberían adoptarse sería la de una investigación independiente sobre dichos hechos. Ya sé que pensar que iba a conseguirse algo así es practicamente soñar, pero...no luchamos solo contra una oligarquía corrupta y dictatorial sino contra todo el aparato del estado que manejan y una de las primeras exigencias que la sociedad debe hacerle a sus gobernantes es la absoluta limpieza en el juego democrático. Y es importante esta reivindicación por un hecho evidente: nunca juegan limpio. Vivimos en dictaduras camufladas que utilizan todos los medios a su alcance para perpetuarse. Entre nuestros gobernantes y los sátrapas africanos o de medio oriente no existen grandes diferencias y es preciso señalarlo y exigir que las haya.

NOTA.- la fotografía es de gnuckx

Etiquetas: , , , , , , , , ,

EL ESPINOSO PROBLEMA DEL VOTO.

20110518020042-coletas-soft.jpg

Yo soy un abstencionista convencido. Puesto que el régimen de 1978 es una farsa, un teatrillo carente de legitimidad, que no representa a los ciudadanos ni está pensado para ello sino para servir al imperialismo capitalista y a la oligarquía franquista que sigue rigiendo los destinos económicos de España participar de cualquier modo en él es inmoral y política y socialmente suicida, como se ha demostrado en las últimas décadas. La única posibilidad es cambiar el régimen: conquistar el estado y establecer una democracia verdadera basada en la participación activa del ciudadano y en el desarrollo de políticas activas y conscientes de progreso social y moral que pasan indefectiblemente por la creación de un fuerte sector público (los servicios públicos y los sectores estratégicos en modo alguno pueden abandonarse a la iniciativa privada), un férreo control de la especulación y el desarraigo de las oligarquías que vienen sometiendo a España a la explotación y la desigualdad desde hace al menos siglo y medio. Y no es esta una convicción reciente. Es el leitmotiv ideológico de este blog desde su fundación y de toda la actividad política e intelectual de quien esto escribe desde su adolescencia.

Ahora bien no soy tan iluso como para pensar que unas cuantas manifestaciones y concentraciones vayan a cambiar el régimen antes de las elecciones del próximo domingo. Ni siquiera creo que dicho cambio llegue a producirse, aunque sea preciso luchar por él.

Y eso nos coloca ante el espinoso asunto de qué hacer el 22 de mayo.

Porque la abstención sirve como postura personal en un ambiente social y político sumiso y desalentador. Pero no como instrumento para el cambio.

Precisamente porque eso que llaman democracia es una simple farsa, un teatrillo  para embaucar bobos bienintencionados y justificar sus posteriores tropelías, los partidos se pasan por el arco del triunfo la abstención. Los ejemplos son abrumadores: en Portugal o en Inglaterra los actuales gobiernos derechistas llegaron al poder en el marco de elecciones de facto inválidas puesto que no alcanzaron el cincuenta por ciento de los votos. Rara vez o nunca se ha alcanzado dicho porcentaje, la mitad del electorado, en los comicios al parlamento europeo y, sin embargo, siempre se han dado por buenos. Del mismo modo las elecciones de los Estados Unidos (de donde nos vienen todos los males que padecemos) se dan por válidas una y otra vez con porcentajes de votantes ridículos.

Además la historia enseña que el acceso de la extrema derecha al poder amparada en la abstención de la izquierda tiene siempre consecuencias catastróficas. En España tenemos el aciago ejemplo de 1933 cuando la abstención de amplios sectores de la izquierda permitió el acceso de la CEDA (antecesora del PP) al gobierno. De inmediato se estableció el estado de excepción, durante tres años se goberno sin garantías constitucionales y con la única finalidad de reprimir a la izquierda y preparar un golpe de estado fascista. Cuando en 1936 la CEDA perdió las elecciones estaba todo dispuesto para dicho golpe, el resto ya lo conocemos de sobra.

De modo que es preciso evitar a cualquier precio la llegada de la derecha al poder. Durante muchas décadas ese precio era el voto al PSOE que, de todos modos, era una marioneta del gran capital, un lobo con piel de cordero como bien se ha demostrado en los últimos tiempos.

 Y seguimos con el mismo problema.

Una vez que hemos salido a la calle, que estamos dispuestos a luchar por conseguir una verdadera democracia por y para el pueblo (no por y para la banca y las multinacionales), que somos una marea en alza, nos encontramos con el terrible escollo del 22 de mayo.

¿A quien votar?

Evidentemente no al PP, que es el brazo ejecutor de la oligarquía contra la que luchamos, que ha escorado el panorama político de España hacia la extrema derecha y que se mira en los espejos más radicales del neoliberalismo anglosajón y del Tea Party.

¿Al PSOE?...evidentemente tampoco. En el sistema canovista establecido en España el PSOE es la otra cara de la moneda. Algo así como el poli bueno que, de todos modos, tiene las mismas intenciones y pretensiones que el malo. Descartado entonces.

¿A UPyD?...si tenemos en cuenta que este partido es una escisión derechista del PSOE y que su génesis radica en el enfado de Rosa Díez por no alcanzar la dirección de dicho partido en contienda con Zapatero, pues tampoco nos sirve. Es la misma mierda que los otros dos por mucho que se empeñen en querer convencernos de lo contrario.

¿A izquierda Unida?...teniendo en cuenta que todo lo que se la ha ocurrido proponer a Cayo Lara como política alternativa es restablecer el impuesto sobre el patrimonio y que en recientes declaraciones sobre el movimiento que nos ocupa lo atacaba diciendo que era pueril por rechazar a los sindicatos mayoritarios (los mismos que no han sido capaces de articular una respuesta eficaz contra el régimen del que son partícipes, que nos han vendido innumerables veces en las negociaciones colectivas y en las de políticas sociales, los mismos que en realidad no representan más que a una pequeña casta de funcionarios) queda claro que tampoco nos sirve. Es más de lo mismo.

¿A cualquier partido de la derecha periférica como CiU, PNV, PAR u otros semejantes?...sería lo mismo que votarle al PP.

¿A los verdes?...¿a cuales?...si fueran una alternativa real, unida y efectiva...pero viven en un universo atomizado y variopinto que no ofrece respuestas reales. Quizá más adelante, si Equo cumple con las espectativas generadas...pero de momento...por ejemplo, aquí en Aragón, donde escribo, uno de los grupos verdes oculta un grupo fascista que ha asumido ese disfraz con la finalidad de obtener unos votos que no conseguiría con su verdadera cara.

¿Candidaturas independientes?...pues también hay que andarse con muchísimo ojo. Piénsese que el GIL, por ejemplo, jugaba la baza de la independencia...

¿Votar en blanco?...tiene la misma efectividad que abstenerse.

¿Entonces?...

Entonces lo tenemos mal, muy mal. El voto fanático de la derecha aupará al PP y puede que el del temor a ese pendular fascistoide de algo de oxígeno al PSOE y si algo cambia el 22 de mayo será a peor. Ambos se autoproclamarán legitimados por las urnas y se lanzarán a una represión que de todos modos ya ha comenzado.

Hagamos lo que hagamos pintan bastos y ya solo nos queda un camino: proseguir hasta derribar al régimen y establecer una verdadera democracia en España. Ahora que hemos comenzado a caminar no podemos volvernos atrás. Si nos vencen, ya no tendremos otra oportunidad.

NOTA:- la fotografía es de Coletas Soft.

Etiquetas: , , , , , , ,

¡PERDÓN, PERDÓN, PERDÓN!

20110520110446-59200001.jpg

El título ya lo dice todo y no me extenderé demasiado. Pero es cierto que estoy moralmente obligado a pedir perdón a mis conciudadanos. En agosto de 2009 abría este blog agobiado por el silencio y la desesperanza, consciente de que había muchas cosas que decir y por las que luchar y cercado de una densa niebla de lo que parecía una total desidia de mis conciudadanos. Desde entonces, y durante casi dos años, no dejé de llamar a la movilización, de tratar de argumentar todos los motivos que nos obligaban a ella y, espoleado por la inactividad que veía a mi alrededor, de insistir en la idea de que faltaba inteligencia y valor en el pueblo, que éramos peleles que se dejaban manipular por el Poder, que habíamos dejado de ser ciudadanos...está claro que me equivoqué y debo pedir disculpas a mis conciudadanos por las diatribas de los últimos dos años.

Desde el 15 de marzo estamos demostrando, para asombro del mundo y pánico de políticos, contertulios y grandes capitalistas, que somos una sociedad consciente y sana, con una conciencia muy clara de lo que debe ser España y el mundo y que estamos dispuestos y capacitados para luchar por esas condiciones mínimas de habitabilidad democrática que el neoliberalismo salvaje, el terrorismo económico del gran capital, está tratando de arrebatarnos. Y lo mejor de todo es que no se trata de un fenómeno aislado en el tiempo, de una forma de ser y movilizarse surgida al albur de la crisis sino de una condición innata de la sociedad española que sabe plantarse y tomar el destino en sus manos en las grandes ocasiones.

Podría remontarme para enumerar los hitos que han demostrado esa condición innata hasta las grandes manifestaciones democráticas posteriores al golpe de estado del 23 de febrero de 1981, pero la mayoría de la gente que me encuentro en las plazas y las manifestaciones estos días ni siquiera habían nacido entonces (otros sí, porque lo grande, lo verdaderamente maravilloso de lo que está sucediendo, es que no solo han salido a la calle los jóvenes, no es una simple pataleta juvenil de esas que estallan y luego se esfuman en la nada: por supuesto que los que llevan el peso de las acampadas y las movilizaciones son jóvenes entusiastas, chicos y chicas que quizá por primera vez en sus vidas sienten la responsabilidad de la madurez sobre sus hombros y han dado un paso al frente para reconducir un futuro y una democracia que trataban de arrebatarles. Chicos y chicas que, hay que decirlo, están dando un ejemplo a sus mayores, que no supieron organizar y canalizar esta lucha cuando les tocaba. Pero no solo son jóvenes los que están en las plazas, los que acuden a las asambleas, muchos de mediana edad que creían pasada su oportunidad de cambiar las cosas se han unido con una nueva luz en la mirada a todo esto que está sucediendo, y muchos mayores, incluyendo a mi madre octogenaria que todos los días insiste en acompañarme a las asambleas de los acampado en la plaza del Pilar...no son unos cuantos jóvenes, somos todos: una sociedad en marcha y con unos valores muy claros que ve pisoteados cada día y quiere hacerlos respetar)...pero me desvío: decía que, bien mirado, lo que está sucediendo en España desde el 15 de mayo no es algo aislado y nuevo en la ciudadanía española. Bien mirado es la continuación de una tradición de democracia directa y participativa que ya se vio con la solidaridad demostrada por miles de personas cuando el hundimiento del Prestige causó una catástrofe ecológica en las costas gallegas, con las multitudinarias manifestaciones contra la guerra de Iraq, con la movilización espontánea en las jornadas posteriores a los atentados de Madrid cuando el PP trató de perpetrar aquel golpe blando para perpetuarse en el poder mintiendo al pueblo sobre la autoría de los mismos...por cierto que me gustaría señalar como, en estos días de movilizaciones, esos cavernarios de la ultraderecha posfranquista y filoteapartiana han seguido demostrando que son incompatibles con la sociedad española y sus legítimas ansias de progreso e igualdad social. Han seguido, como es su costumbre, insultando, difamando, mintiendo conscientemente...y tratando de criminalizar al espontáneo movimiento ciudadano para poder tener la excusa perfecta que les permita una represión violenta si llegan a alcanzar el gobierno. Han demostrado en estos pocos días algo que, de todos modos, ya sabíamos: que pueden tener mucho poder económico y mediático pero que son una minoría ruidosa y peligrosa enemiga de la libertad y la democrácia. Una pesada rémora para un pueblo que lucha por conseguir un mundo mejor, una democracia mejor.

Pero de cuestiones políticas hablaré en otro momento.

Ahora solo quiero insistir en el mensaje clave de este artículo. Estaba furioso, desesperado, viendo que se nos escapaba el futuro de las manos sin que hiciéramos nada y durante dos años clamé desde estas páginas por la movilización dudando de que llegara a suceder y juzgando a mis conciudadanos en consecuencia. Está claro que me equivocaba cuando decía que esta (refiriéndome a un sector amplio de edades que abarcaban quizá de los dieciocho a los cincuenta años) era la peor generación de la historia de España. ¿Y si al final realmente fuéramos la mejor?...Nunca en toda mi vida me había alegrado más de estar equivocado.

NOTA.- la fotografía es mía y está tomada en la acampada de Zaragoza, minutos antes de la asamblea del 19 de mayo de 2011.

Etiquetas: , , , , , ,

SE RETRATAN ELLOS SOLITOS.

20110520190915-perro.jpg

Uno de los grandes problemas que padece España (por otro lado común a todo el llamado mundo occidental) es que la ultraderecha más cerril, cavernícola y retrógrada, también la más violenta, ultramontana, totalitaria y agresiva, ha secuestrado un espacio político, social y religioso que no le corresponde tratando de convertir en sistema su irredentismo antisistema centrado en desmontar el estado para desproteger a los ciudadanos frente a las depredaciones del gran capital y conservar tan solo los medios de propaganda y represión con los que encorsetar y sojuzgar a la sociedad sometiéndola a sus delirios teocrático-fascistoides. Y no es una casualidad que este fenómeno se haya generalizado en todo occidente, es la estrategia base de la Revolución Conservadora que llevamos treinta años padeciendo y contra la que ahora nos estamos levantando.

Hace cuarenta y tres años, en el mítico mayo de 1968, la parte sana de la sociedad salió a la calle, como ahora, para librarse del derechismo radical que se había impuesto sobre el mundo con el teatrillo, todavía vigente y ya entonces falso y obsoleto, de la democracia parlamentaria (una herramienta propia del siglo XVIII pero del todo superada ya en el siglo XX, no digamos ahora). Ese movimiento estuvo muy cerca de cambiar verdaderamente el mundo en un positivo sentido de más libertad individual, mayor solidaridad social y mejor salud democrática para los ciudadanos. En 1975 el imperialismo ultracapitalista estaba contra las cuerdas en Europa y Estados Unidos, un lustro más y nada hubiera vuelto a ser igual. Desgraciadamente la ultraderecha se reorganizó y decidió conquistar de nuevo el poder. Su cruzada comenzó con el triunfo del gaullismo más conservador en Francia en 1974 y continuó con el asalto a todos los centros de decisión de los fundamentalistas religiosos (especialmente evangelistas) en los Estados Unidos. Luego llegaron los triunfos electorales de Tatcher y Reagan y todo lo que ya conocemos.

Pero la táctica utilizada desde el primer momento fue siempre la misma: asaltar y secuestrar espacios anteriormente de convivencia para convertirlos en zonas de agresión y dominación totalitaria. En ese sentido no otra cosa son los tea party americanos y sus imitadores europeos de los cuales tenemos no poca representación en España.

Antiguamente, en los años ochenta y parte de los noventa, existía un gran espacio político y social de convivencia democrática. Los principales valores eran la convivencia, el respeto y el entendimiento en un pacto social de mínimos que permitiese a cualquier ciudadano desenvolverse con una razonable libertad dentro de un ámbito de respeto. Esto empezó a cambiar con la llegada de Aznar a la cabeza del PP y fue intensificándose en los años sucesivos hasta llegar al preocupante estado de cosas en el que nos encontramos hoy.

Ahora los católicos de base, entre los que no me faltan amigos, se han dejado arrebatar la iglesia por sectas ultrarradicales propias de un talibanismo cristiano absolutamente repugnante. De pronto la iglesia se ha convertido en el coto privado de una minoría poderosa, de una jerarquía ultraderechista y dictatorial que ha apartado al sector mayoritario del catolicismo (civilizado, sensato, moderado, moderno y respetuoso con el que se puede convivir) convirtiéndose en el altavoz de sectas minoritarias y ultrarradicales con mentalidades arcaizantes y absurdas que, de hecho, son un lastre para la convivencia democrática.

Lo mismo ha sucedido en la política donde el espacio del centro-derecha, de una derecha democrática, civilizada, con cierta inquietud social y un talante moderado ha sido usurpado por ultraderechistas camuflados de "centristas" que unen a su fondo ideológico franquista un arsenal de tácticas e ideologías del extremismo derechista estadounidense arrebatando de hecho la voz a la mayoría de base de la derecha, compuesta por elementos razonables y democráticos y organizando lo que era un ámbito político respetable y necesario en el desarrollo social en un arma de propaganda radical y totalitaria, a la par que alucinada e incompatible con una mínima sensatez.

Y es precisamente esa ultraderecha radical, que tiene a su disposición enormes recursos económicos, la que ha multiplicado sus medios de propaganda con la proliferación de órganos de comunicación en prensa, radio, televisión y editoriales destinados a la difusión de su ideología ultraradical y antisistema (si como sistema entendemos una democracia sana, plural, equitativa y en la que todos tengamos cabida) que vienen contaminando el entendimiento social desde hace más de una década.

Con esas tácticas dicha minoría cerril y ultramontana, la extrema derecha más recalcitrante y peligrosa, ha logrado secuestrar la voz de la inmensa mayoría de un amplio sector social que, sin embargo, sigue votando masiva y estúpidamente a las mismas siglas de siempre sin percatarse de que haciéndolo está dando soporte a gentuza de la peor calaña, sectores tóxicos que tan solo perjudican al común de la sociedad aspirando a secuestrar la totalidad de la sociedad para, manteniendo el teatrillo electoral, dominar dictatorialmente el país imponiendo su viciada ideología ultraconservadora y neoliberal mediante métodos pura y simplemente represivos.

Dicha gentuza, a fuerza de gritar y actuar, se retrata constantemente a sí misma. Y podemos poner ejemplos sin fin de su alucinado y esperpéntico modo de ver las cosas. Por ejemplo, el nauseabundo modo en que han estado tratando desde los medios que controlan o que les dan voz como si fuesen verdaderos representantes del centroderecha (y no, como lo son, propagandistas de unas ideas que convierten a Franco en un simpático socialdemócrata) el movimiento social que estos días está reclamando en la calle una regeneración democrática de España (que, por cierto pasa tanto por el hecho de que los moderados recuperen el control de su espacio político en el centro derecha político, intelectual y religioso como por la eliminación total de los corruptos y la constante corrupción propia de los gobiernos del PP). En ese sentido ha habido ejemplos que por sí solos claman a los dioses como las entrevistas amañadas de intereconomía en los aledaños de las concentraciones y acampadas tratando de despretigiar a los participantes en las mismas, las oligofrénicas maquinaciones de un personaje como César Vidal (un evangelista peligroso que comulga con los modos y maneras del talibanismo cristiano de los tea party americanos) diciendo que todos  o la gran mayoría de los que participamos en este movimiento somos etarras o proetarras, o los reportajes tendenciosos y adoctrinadores (pura propaganda, nada de información) del canal televisivo de la iglesia católica...

 Se retratan ellos solos cada vez que abren la boca, cada vez que se mueven para conseguir la yugulación de la sociedad. Y a mí me gustaría decir que al movimiento 15-m le falta algo muy importante que no hemos visto hasta ahora y que probablemente no veremos y es a los mayoritarios sectores moderados del centro-derecha plantándose ante sus "portavoces" de la ultraderecha y reclamando con fuerza el espacio social, político y religioso que se han dejado arrebatar por ellos. No vamos a ninguna parte (salvo quizá a una nueva guerra civil) si esa inmensa mayoría de ciudadanos con ideas derechistas moderadas y básicamente democráticas, que creen en la convivencia y el respeto (como creemos la inmensa mayoría de los que nos situamos a la izquierda), no ejercen de ciudadanos expresando con nitidez y bien alto que ellos están por la convivencia y la sensatez y no por la división y el sectarismo ultraderechista.

Porque el movimiento del 15-M, si algo es, es un canto a la democracia, la convivencia y la ciudadanía. Los de izquierdas hemos sido valientes y hemos salido a la calle. Ahora les toca a los de derechas.

Sin embargo vivimos en el país que vivimos y nos maneja la oligarquía que nos maneja (la misma que propició la guerra civil en 1936 para conservar sus privilegios y luego los ejerció, amplió y se enriqueció durante el franquismo, y entre la que se encuentra la iglesia católica entendida como jerarquía ajena a los creyentes de base) y las cosas, por lo tanto, son como son.

La ultraderecha pepera no ve el momento de reprimir un movimiento que sabe que va a encontrarse enfrente si es que llegan a alcanzar el poder (cosa que no debería suceder, un modo de hacerse oír los ciudadanos de centro-derecha hartos del extremismo de las siglas del PP y de su corrupción sería no votarles el domingo. De hecho todo aquel que vota al PP se convierte en cómplice de la corrupción y de la criptodictadura que sus dirigentes aspiran a imponer sobre España) y pretenden que el gobierno del PSOE les haga el trabajo sucio. De hecho ya han comenzado su estrategia para conseguirlo este importantísimo fin de semana. Primero la criminalización del movimiento (de ahí todas las diatribas lanzadas desde sus órganos de propaganda), luego la represión utilizando sesgadamente una ley ya vigente.

En ese sentido es muy llamativo que la Junta Electoral Central, precisamente a causa de los votos del PP, haya declarado ilegales las acampadas en las numerosas plazas de España, buscando la intervención de la policía y la penalización de los componentes del movimiento democrático,  con la excusa de que pueden alterar la reflexión sobre el voto (o incluso, lo que ya es un insulto en toda regla contra un movimiento pacífico y pacifista, la capacidad misma de voto) mientras que sin embargo nadie prohibe las misas ni en la jornada de reflexión ni en la de votación cuando sabemos que los párrocos sí hacen campaña activa (y por lo tanto incumplen la ley) en estos actos supuestamente religiosos.

Así son las cosas en este país donde siguen mandando los de siempre...de momento.

NOTA.- Quizá alguien se extrañe de que ilustre este artículo con la fotografía de este perro y trate de buscar significados subliminales. Nada más lejos de la realidad. Esta fotografía la hice en la asamblea de ayer, 19 de mayo de 2011, en la plaza del Pilar de Zaragoza. El perro escuchaba y atendía con la expresión de seriedad y atención que puede verse a todos los intervinientes. Se diría que era plenamente consciente del trascendental y hermoso acontecimiento que estaba viviendo, que era un ciudadano más...no pude evitar fotografiarle. La foto me gusta y quiero que vosotros también la veais, es todo.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

ACAMPADA EN ZARAGOZA.

20110521185829-acampadazgz.jpg

Ambiente tranquilo y cívico en la acampada de Zaragoza en esta jornada de reflexión electoral. Algunos niños jugando en la improvisada guardería, otros vestidos de comunión paseando entre las tiendas del campamento momentos antes de entrar en el Pilar, personas de todas las edades e ideologías apoyando, comentando, simplemente observando. Turistas y zaragozanos en las terrazas de la plaza,la policía (apenas unos pocos efectivos) observando con tranquilidad y casi complacencia desde lejos, sin intervenir ni hacerse notar...perfecto ejemplo de convivencia democrática y normalidad popular. Aquí y allá se desarrollan las actividades del campamento (puede verse a la comisión de limpieza realizando concienzuda y activamente su trabajo, a la de acción discutiendo próximos pasos, se recita poesía en el improvisado escenario con megafonía que se utiliza para las asambleas, ha comenzado a funcionar la radio de la acampada...)

Los medios suelen definir los días de elecciones como "fiestas democráticas".Pues bien, lo que está sucediendo en Sol, y aquí en el Pilar y en tantas y tantas plazas de España no puede considerarse de otro modo. En estos días, puede que por primera vez en mucho tiempo, me siento verdaderamente orgulloso de ser español, de todo lo que hemos conseguido y de todo lo que vamos a conseguir.

Para concluir solo quiero hacer un pequeño apunte algo ácido: la Junta Electoral Central (y nuestros egregios tribunales constitucional y supremo) prohibieron estas concentraciones con la excusa de que podían perturbar la reflexión de los votantes e inducir la dirección del voto en uno u otro sentido. Es evidente que se equivocaban (o mentían conscientemente buscando un medio para atajar una protesta pacífica y bien motivada que amenaza con llevarse por delante unas instituciones no por lucrativas para la clase dirigente menos corruptas y obsoletas), ni una sola alusión política, ni un solo comentario o insinuación sobre el voto...perfecto respeto de los acampados y de quienes les apoyamos a las reglas del juego electoral. Sin embargo, como hacía bueno me he acercado hasta la plaza del Pilar dando un paseo, ningún partido se ha molestado en retirar su propaganda electoral de las vallas y farolas, lo que de facto constituye una violación de la misma jornada de reflexión que a nosotros nos obligan a acatar. Pero, naturalmente, eso ni lo ven ni lo quieren ver. Otro ejemplo más del modo en que funciona este sistema y la necesidad de cambiarlo.

Y, por supuesto, como escribía ayer, tampoco se impiden las misas ni hoy sábado ni mañana domingo cuando todos sabemos que los curas, a instancias de sus obispos, hacen activa campaña política a favor de determinadas y ultramontanas siglas.

En España las leyes solo obligan al pueblo; políticos, banqueros, especuladores y curas pueden hacer, literalmente, de su capa un sayo. Y es todo por ahora. Me voy a la asamblea.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

UNA SOCIEDAD PROFUNDAMENTE ENFERMA.

20110524075903-60000001.jpg

El pasado domingo 22 de mayo el sistema parlamentario liberal demostró su incompatibilidad con el cambio social y político, su tendencia innata a la inercia y el conservadurismo y su innegable calidad como herramienta de legitimación de las oligarquías que lo controlan dando una mayoría instucional aplastante a unas siglas políticas socialmente minoritarias (y que lo serían todavía más sin el peso histórico de las matanzas franquistas y la ilegal, ilegítima, sucia pero incansable labor propagandística,  próxima al lavado de cerebro, de la iglesia católica) que en conjunto han recibido el apoyo de menos de una cuarta parte del censo electoral. No es un fenómeno nuevo, ya hablábamos días pasados de ello. De como los estados liberal capitalistas llevan funcionando con elecciones que no podrían considerarse válidas por falta de quorum y que, además, precisamente por ello, otorgan aplastantes mayorías a los partidos oligárquicos de la extrema derecha que, socialmente, tienen un peso inmensamente menor que el obtenido en las urnas.

Es un fenómeno ya antiguo que hemos visto repetirse a menudo en todo el orbe occidental y que, de hecho, acabó dando al traste con otros movimientos sociales revolucionarios como el mayo de 1968. El sistema parlamentario liberal capitalista queda deslegitimado ante la mayor parte de la población por su propia naturaleza de herramienta al servicio del dominio capitalista. La gente consciente lo repudia pero un número de ciudadanos alienados o ideológicamente afines al dominio de la oligarquía retrógrada sigue participando en las elecciones y acaba dando la victoria a las siglas más radicales de la oligarquía. Fue así como, por ejemplo, en Francia después de 1968 el gaullismo más derechista logró ganar las elecciones de 1974 lanzándose a la neutralización de los avances conseguidos por el movimiento social de mayo. Lo mismo sucedió en otros países a lo largo de la década de los setenta, singularmente en Inglaterra y los Estados Unidos, originándose la Revolución Conservadora que todavía padecemos. La lección aprendida es sencilla: el único modo de cambiar las cosas, de hacerlas avanzar, es destruir el sistema liberal parlamentario. ¿Cómo?...desbordándolo socialmente y creando una realidad política y social alternativa capaz de conquistar el poder y transformar el estado. No hay otro camino.

En España hemos sufrido el mismo fenómeno en un plazo de tiempo mucho más corto. Desde la indignación del 15 de mayo y siguientes al triunfo electoral del extremismo radical ultraderechista del PP el 22 de mayo apenas ha transcurrido una semana. Y la receta para evitar las inevitables secuelas sociales y políticas de dicho triunfo que, desgraciadamente, solo es el anticipo del que obtendrán en las generales del año que viene (si es que no se adelantan a este año) es la enunciada en el párrafo anterior: desbordar el régimen, derribarlo y construir una realidad nueva desde la sociedad y la calle. Ahora que hemos comenzado algo que parece una revolución no podemos parar hasta que lo sea de verdad. De lo contrario las represalias desde el poder van a ser terribles: un retorno salvaje al reaccionarismo más cerril. La verdadera cara del sistema es la del neoliberalismo ultraconservador de los Tea Party americanos y eso nos espera si no logramos consolidar una realidad alternativa al actual sistema liberal parlamentario que padecemos.

Sin embargo, a parte de evidenciar el hecho de la maquiavélica naturaleza del sistema parlamentario como medio de perpetuación del dominio de las oligarquías sobre el estado y la sociedad y la necesidad de desbordarlo para conseguir cualquier avance político y social que se pretenda, quería reflexionar en este artículo sobre una sociedad que solo puede conceptuarse como profundamente enferma. Es inaudito lo que ha sucedido en comunidades como Valencia, Madrid y Murcia donde los votantes, lejos de castigar la corrupción evidente de los dirigentes peperos, que la han constituido en sistema y norma prostituyendo de facto la cosa pública (que desprecian) convirtiendo dichas comunidades en virtuales repúblicas bananeras, han respaldado mayoritariamente un modo de hacer las cosas que es impropio tanto de la democracia como de sociedades avanzadas. ¿Qué clase de enfermas mentalidades pueden respaldar a un Camps o a un Fabra?...¿de donde proceden esos votos? ¿del clientelismo?¿del adoctrinamiento ideológico?¿de un franquismo sociológico perpetuado y potenciado desde el poder político por el PP, desde el económico por los bancos y desde el religioso por la iglesia católica?...En cualquier caso de la ignorancia supina, del resentimiento ideológico de la ultraderecha más incivilizada y de un desconocimiento absoluto del significado de la democracia. Esas mentalidades, los votantes del PP, especialmente en Valencia y Murcia, han permanecido impermeables a la modernización experimentada por España en los últimos treinta años. Siguen siendo mentalidades afines al caciquismo decimonónico y su profunda carga feudal (y por lo tanto contraria a lo público)...son un signo inquietante de lo profundamente enferma de un atavismo arcaizante en la concepción del estado que está gran parte de la sociedad española. Aunque esos votantes parezcan gente normal, moderna e integrada con sus actos demuestran que, moral y mentalmente, andan con lanza y taparrabos. Y el gran problema para el progreso social y político de España consiste en tener que cargar con semejante rémora. Cualquier avance que se pretenda en este país pasa, indefectiblemente, por una profunda pedagogía política y social, por la yugulación de los elementos de adoctrinamiento de la caverna (la iglesia católica, singularmente) y la marginación política de aquellos que siguen llevando la camisa azul y el hábito nazareno debajo de su ropa de marca. Mientras esto no suceda, seguiremos en pleno franquismo.

 Por cierto, como colofón de estas líneas y demostración empírica de la supina ignorancia que domina a esos votantes carcas del levante español (y del centro), me gustaría poner el foco en la localidad de Lorca donde los acontecimientos permiten observar a la perfección la calidad del proceso mental de dichos votantes y lo necesitados que están de una enérgica pedagogía no solo democrática sino de simple "conocimiento del medio". Resulta que menos de quince días antes de las elecciones sufren un terremoto. En ese terremoto se producen víctimas mortales y una enorme cantidad de daños materiales, especialmente a causa de la mala calidad de las casas modernas, las construídas bajo el régimen del ladrillazo pepero. Ha habido muertos y familias arruinadas porque el sistema de corrupción generalizada que promociona el PP allí donde gobierna y la perpetuación por parte de sus políticos (tan ignorantes como corruptos y prepotentes) de esa cultura del pelotazo urbanístico tan nociva para el país. Una política, un modo de hacer las cosas, que fomenta el hecho de que el empresario favorecido por el cacique político de turno aumente sus beneficios recortando gastos en la construcción entregando a los compradores estafados productos de pésima calidad que acaban sufirendo terribles daños estructurales a la menor oportunidad. Pues bien, en Lorca, lejos de indignarse con políticos que han propiciado las muertes y las pérdidas económicas sufridas por los habitantes del municipio, van y le otorgan la victoria política al PP. ¿Se puede ser más estúpido?¿Se puede demostrar con mayor claridad la absoluta ignorancia política, la total estulticia social de un grupo humano?...Desgraciadamente ese tipo de mentalidades limitadas y arcáicas estan decidiendo nuestro futuro.

Si tuviera la desgracia de ser cristiano acabaría este artículo con un "que dios nos coja confesados"...

Etiquetas: , , , , , , , , ,

CACIQUES Y LOBOS EN CASTILLA

20100328031646-dalliedee.jpg

 Existe una sentencia del Tribunal Superior de Castilla y León declarando que autorizar la caza del lobo al sur del Duero vulnera flagrantemente la ley y es, a todas luces, un acto delictivo imputable a quienes lo cometan. A pesar de ello la Junta, presidida por el pepero Juan Vicente Herrero y con el beneplácito de la consejería de medio ambiente, que ocupa María Jesús Ruiz Ruiz, mantienen, insisto, atentando deliberadamente contra el ordenamiento jurídico español (práctica por lo demás normal en el partido al que pertenecen en constante rebelión contra las leyes del estado y contra el estado mismo desde al menos 1989 y sobre todo desde que perdieron el poder en 2004, acreditando su rancia raigambre de desacato democrático de la oligarquía a la que representan expresada por ejemplo en el golpe de 1936), dicha autorización.

 ¿Pero por qué desobedecer conscientemente la ley?...Es evidente que esta gente (lo pondría en diminutivo despectivo para expresar mejor mi opinión personal sobre ellos, no lo haré, sin embargo, por pura y simple educación) carece por completo de conciencia medio ambiental, que sus miras y sus perspectivas son estrechas, que proceden de un medio ideológico donde la ignorancia, la petulancia, el autoritarismo y el interés personal son los rasgos más reseñables y que resultaría iluso esperar en ellos una política moderna, conservacionista y evolucionada. No obstante la pregunta persiste: ¿por qué desobedecer consciente y descaradamente la ley?...claro, influye también la nítida sensación de impunidad que un estado débil y una sociedad enferma de apatía, ignorancia, cobardía y tardofranquismo persistente les ofrece. España es un cortijo para la oligarquía dominante, para la derecha más recalcitrante y los ciudadanos, en gran número, se limitan a quitarse la gorra, y los pantalones si conviene, delante de los señoritos y a sonreír e incluso jalear con entusiasmo mientras estos siguen haciendo de las suyas. El servilismo y la identificación ideológica con los poderosos son males muy arraigados en España, incompatibles con la democracia y signo inequívoco de persistencia de la ignorancia, la inmadurez del pueblo y del poco futuro que tenemos como nación.

De modo que cabría responder a la pregunta propuesta por dos veces con un simple: porque les da la gana y saben que no recibirán pena alguna por su delito.

Con todo la duda subsiste y viene acompañada de otras igualmente intrigantes: ¿por qué esa caza se impulsa tan solo al sur del Duero?¿Y por qué de pronto una consejera de medio ambiente como María Jesús Ruiz es ascendida nada menos que a vicepresidenta de la Junta?...si el partido que sustenta su gobierno tuviera una ideología moderna, progresista, preocupada por la sostenibilidad y el medio ambiente podría entenderse y hasta contemplarse como un buen síntoma, pero sabiendo que eso no es así, que la ideología que sustenta al PP es el más rancio y anquilosado nacional-catolicismo cateto vestido con los execrables ropajes del más duro neoconservadurismo anglosajón (los fachas hispanos son muy permeables a las modas, en el siglo XIX se dejaron llevar por el amañado parlamentarismo inglés, a comienzos del XX se mimetizaron con el fascismo, después de 1978 se disfrazaron de democrata cristianos a la italiana y ahora se les hace el culo coca cola con Bush y su panda de cabrones), sabiendo eso vuelve a plantearse el enigma: ¿por qué saltarse la ley estimulando la persecución de una especie protegida y en peligro de extinción que representa un orgullo colectivo para España?¿Por qué hacerlo tan solo al sur del Duero y a santo de qué en plena maniobra la consejera de Medio Ambiente promociona a vicepresidenta?...

Tratemos de dar con la clave de tanto misterio.

En Castilla y León el lobo  está expandiéndose fundamentalmente en espacios agrícolas extensivos, es decir, latifundios, y en los predios despoblados a causa de la emigración. En otras palabras: la misma causa, la misma injusticia social, genera al tiempo la despoblación humana de los campos castellanos y la consiguiente expansión del lobo en un marco donde su presencia dista mucho de ser perjudicial y conflictiva por el mero hecho de producirse en espacios despoblados,  vacíos, y teniendo siempre en cuenta el hecho significativo de que allí donde aparecen grandes núcleos rurales el lobo apenas necesita cazar puesto que encuentra alimento abundante en muladares y basureros. Por lo tanto, resulta evidente que la expansión del lobo, ni resulta ni puede resultar conflictiva. Y sin embargo nos están haciendo creer lo contrario ¿por qué?...¿qué intereses afecta dicha expansión?...Lo hemos dicho ya: el lobo se está extendiendo por los espacios despoblados y por los grandes latifundios en los que viene sustentándose desde tiempo inmemorial el caciquismo castellano, uno de los más importantes elementos desestabilizadores y más pesados lastres para la modernización de España.

La cosa viene de lejos. De cuando unas cuantas familias adineradas aprovecharon las desamortizaciones del régimen liberal después de 1833 (cuyos principales afectados no fueron los bienes ecleciásticos como nos han hecho creer, sino los montes y bosques comunales que pasaron fraudulenta y masivamente a manos privadas) para adueñarse de enormes parcelas de tierras que fueron a unirse con los ya existentes latifundios de origen nobiliario (la jurisidicción señorial fue eliminada por las nuevas leyes pero se respetó la propiedad de los mismos) y eclesiástico conformando un poderoso conglomerado de intereses que dominó la política española durante siglo y medio generando, con su exclusivismo, el distanciamiento de las oligarquías periféricas que siguieron caminos semejantes originando nacionalismos centrífugos opuestos al nacionalismo "españolista" que en realidad escondía, y esconde, los intereses de una muy concreta clase terrateniente castellano-extremeño-andaluza que andando el tiempo extendió sus tentáculos a otros campos de la economía.

De hecho, el gran problema que sufre hoy en día España en cuanto a viabilidad unitaria no procede en realidad de los nacionalismos periféricos, igualmente despreciables y obsoletos, si no del dominio de este primer nacionalismo "español" (en realidad de los latifundistas mesetarios) que dominó la política y aspiró a controlar toda la economía. Fueron ellos quienes generaron descontento haciendo primar sus intereses agropecuarios sobre los industriales de la periferia y los grandes responsables del atraso industrial y social de España. Hay que decirlo: nos hubiera ido mucho mejor si el país lo hubieran dirigido las oligarquías catalanas y vascas.

Pero dominaron estos latifundistas mesetarios que tras un azaroso periodo de búsqueda institucional (1833-1876) lograron imponer el sistema canovista, modelo político que no han superado y al que tienden constantemente desde 1978. Se trata de un parlamentarismo de proscenio, simple representación, manejada por los caciques locales y nacionales dentro de un oscuro entramado de intereses que dirigen el país sin permitir el necesario juego ciudadano de la verdadera democracia.

Fueron estos oligarcas mesetarios, estos caciques atrasados y sin cultura, quienes se inventaron España, al menos la España centralista, agrícola, atrasada, ultracatólica y detestable que siguen defendiendo como única España posible cuando, en realidad, cualquier avance pasa por abismarla en el olvido y recuperar proyectos modernos, integradores, conciliadores y verdaderamente democráticos. Fueron esos caciques mesetarios quienes forjaron la "España" moderna a la medida de sus intereses y se encargaron de imponerla, con alharacas patrioteras, absurdamente imperiales, reconstrucciones interesadas del pasado y con la complicidad de la iglesia y el ejército, un ejército que también se inventaron y reconstruyeron ellos a raíz de las guerras carlistas. Así las cosas no es de extrañar que la generación del 98, regeneracionista y por lo tanto conservadora "descubriera" el paisaje de Castilla, ni que la Falange naciera precisamente en los campos castellanos y adoptara un ideario atrasado, estúpido, inviable, que lejos de presentar ninguna innovación era el propio de estos señoritos de casino provinciano: agrario, contrario a la industria, clasista, defensor de esa "España imperial y católica" de opereta, de esa España unívoca, centralista, excluyente y atrabiliaria donde los caciques, el ejército y la iglesia imponían sus intereses al común de la sociedad provocando la miseria y el atraso del país. No es de extrañar tampoco que fueran los principales puntales del golpe franquista de 1936 y los más entusiastas palmeros de la subsiguiente dictadura franquista que vino a imponer su ideología al conjunto del país, y ello, lo sabemos, por la fuerza de las armas, la tortura y el asesinato sistemático. Por lo tanto tampoco es de extrañar que todavía en nuestros días esa meseta castellana sea uno de los feudos tradicionales de los herederos naturales del franquismo y la ideología canovista: el PP.

Curiosamente la propia persistencia de esa ideología y del latifundismo caciquil que la sustenta fue la responsable de la decadencia castellana (y de otras zonas de España, como Aragón, no hablemos ya de Andalucía, Galicia o  Extremadura) y de la intensa emigración a la que sus pobladores se vieron forzados durante gran parte del siglo XIX y casi todo el XX. Los latifundios y la mentalidad agrícola, contraria a la industria y a la modernización en las regiones donde ellos mantenían sus intereses agrarios y por lo tanto deliveradamente empeñada en impedir el enriquecimiento de las mismas con la adopción de otras formas económicas, convirtieron a Castilla La Vieja en un desierto permitiendo la expansión del lobo, como hemos dicho, en un  campo abandonado donde dificilmente afecta a intereses generales.

Entonces, y volvemos a nuestra pregunta: ¿a quien molesta el lobo en Castilla?...¿habrá que decirlo? A los latifundistas, a los caciques de siempre que mantienen el control político de la región gracias a los siglos de postración popular (Castilla perdió su naturaleza política con la derrota de los comuneros pasando a convertirse en una colonia interior) y de adoctrinamiento sectario de la iglesia y los poderes fácticos localmente establecidos desde siempre. De ahí que los intereses de esa casta perjudicial aunque dirigente, sean los que todavía primen en la región.

Quizá resulte extraño que la presencia del lobo devenga molesta en estos grandes espacios latifundistas que en muchos casos ni siquiera se explotan siendo rentables a sus propietarios gracias a las subvenciones europeas. Podría hablarse, y suele ponerse esa excusa, de los daños causados al ganado. Pero se trata de una excusa falsa. Esos daños, cuando se producen y se acreditan debidamente, son debidamente compensados por el estado de acuerdo con la ley. El lobo, aunque pretendan convencernos de lo contrario, no representa un verdadero problema para la ganadería. ¿Entonces?...

Existen dos factores. Por un lado el atavismo intrínseco de estas mentalidades que siguen ancladas en esquemas cuanto menos decimonónicos. Cierto que estas gentes han estudiado, han viajado...pero siempre dentro de sus mismos círculos y sin haber evolucionado realmente. Basta para demostrarlo constatar que sus ideas políticas y sociales son las propias del canovismo. Basta ver cómo se comportan, cómo hablan, cómo se visten para comprender que siguen siendo los de siempre. En todo caso, cuando disponen de dinero suficiente, van a estudiar a los Estados Unidos y, claro es, allí no aprenden nada bueno, tan solo refuerzan sus deformaciones mentales parafascistas.

Dentro de ese atavismo, y de su innata avaricia, se enmarca el gusto por la caza que entienden como divertimento de élite y negocio lucrativo. Por ese motivo la Junta, dócil instrumento en sus manos, ha querido potenciarla introduciendo masivamente grandes ungulados en los cotos de caza. Por supuesto, esta presencia de ungulados de gran porte no vino sino a favorecer la prosperidad del lobo, que por primera vez en décadas, venía a disponer de sus presas naturales. Pero, claro, nadie compensa a un "propietario" cuando una manada de lobos caza un ungulado. De hecho se trata de un acto natural que solo adquiere una dimensión económica cuando un particular, el cacique de turno, se arroga ilegítimamente el campo y la fauna como un recurso de enriquecimiento. Que los lobos cacen y devoren un ciervo es lo normal. Que un cacique lamente este hecho porque le priva de vender la vida de ese animal por una sustanciosa cantidad a otro rico que se divierte asesinando indefensos animales solo puede tacharse de aberración. Tal es, sin embargo, la raíz de la animadversión de determinadas clases sociales y políticas contra el lobo en Castilla y León.

Evidentemente, de momento, todavía no es posible arrebatar al lobo su condición de especie protegida y devolverlo a la antigua de alimaña a exterminar. Saben que no podrían, que existe una sociedad fuera de sus dominios sociales e ideológicos, fuera incluso de nuestras fronteras, que lo rechazaría con firmeza. Por este motivo no dan ese paso. Sin embargo, y con la excusa de los problemas ganaderos, se las arreglan para sacarse de la manga cazas "legales", bendecidas por la administración regional y, especialmente, al sur del Duero.

Y así volvemos de nuevo a la misma intrigante pregunta: ¿Por qué molesta tanto a la Junta de Castilla y León la expansión del lobo al sur de este río, por qué la consejera de medio ambiente, que evidentemente carece por completo, como el resto de su partido, de conciencia ecológica, es promocionada a la vicepresidencia regional?...

El enigma se aclara si nos enteramos de que esta misma consejera, evidentemente siguiendo la política de su gobierno y de su partido y atendiendo a intereses tan miopes como escasamente lícitos, tuvo la desvergüenza de paralizar la creación del necesario parque natural de Candelario para, en su lugar, ampliar la estación de esquí de La Covatilla. El soniquete justificativo de este desafuero, coreado estúpidamente por algunos comarcanos, es el de siempre: desarrollo económico, empleo...mentiras. No se trata en este caso, como en otros similares, de elegir entre la prosperidad o el abandono sino entre modelos económicos: el sostenible que respeta el medio ambiente y distribuye la riqueza más o menos equitativamente entre todos los habitantes del territorio o el depredador anclado en la especulación que destruye el paisaje y el medio y promociona un modelo de desarrollo encanallado en un concepto del turismo ya anticuado, el del ladrillazo, que, además, perpetúa el caciquismo concentrando la riqueza allegada en unas pocas manos y convirtiendo a la mayor parte de los comarcanos en meros asalariados. El primero asegura oportunidades de negocio y de arraigo a todos respetando el medio, el segundo enriquece a unos pocos convirtiendo a la mayoría de la población en mano de obra dependiente y prescindible, fácilmente sustituible por gente venida de fuera en condiciones más precarias y, por lo tanto, potencia el problema de la emigración. Es más de lo mismo, idéntica mierda a la que lleva padeciendo Castilla, y toda España, desde hace décadas. Por supuesto los enemigos del lobo, los miembros del gobierno de la Junta, el partido que les sustenta y sus cómplices prefieren el segundo esquema: depredar y destruir el medio ambiente, comprometer el futuro lejano de la comarca y propiciar una concentración asimétrica de la riqueza que aumente el poder de los que ya son ricos y haga más precaria la situación de los demás. Lo malo del caso es que hay muchos lo suficientemente estúpidos como para dejarse engañar.

Y lo de La Covatilla no sería nada de no gravitar los intereses económicos de los caciques castellanos en la órbita de la podrida gestión económica, política y medio ambiental de Madrid, otra comunidad autónoma gobernada por el PP con idénticos criterios a los hasta aquí descritos. De hecho Madrid y Castilla y León comparten una frontera donde el PORN, el plan de ordenación de recursos naturales orquestado por los chicos de Esperanza Aguirre, trata de soslayar la necesaria protección de la sierra adelgazando al máximo (a veces limitándolo exclusivamente a las estrictas cumbres de los montes) el proyecto de parque natural de Guadarrama para propiciar un "desarrollo" basado en la especulación urbanística y en la simple y llana corrupción: ladrillo, campos de golf, innecesarias estaciones de esquí...en resumidas cuentas el mismo problema que hemos visto al tratar sobre La Covatilla: deliberada elección del peor y más destructivo modelo de desarrollo que es, sin embargo, el que beneficia a los caciques de siempre en detrimento del grueso de la población.

En ese contexto Castilla y León, tristemente sumida todavía en el caciquismo y con un gobierno regional del PP que representa sus intereses en lugar de tratar de desarraigarlos y favorecer al pueblo, pretende convertir su territorio al sur del Duero en el patio trasero de Madrid, una prolongación natural de los sucios negocios capitalinos a costa del medio ambiente, del futuro de sus pueblos y ciudadanos y, claro está, del lobo.

Así quedan resueltas las dudas que nos planteábamos al principio: ¿a quién le molesta la expansión del lobo al sur del Duero?...a los caciques especuladores que han decidido tomar las más destructivas e inmorales decisiones políticas, económicas y medio ambientales para seguir enriqueciéndose a costa del bien y del patrimonio común, continuar expandiendo la cenagosa cultura de la corrupción política y social y aumentar su riqueza a costa del futuro de sus conciudadanos.

Defender la protección del lobo al sur del Duero y la creación de los referidos parques naturales es en este caso sinónimo de defender la modernización y el futuro de toda esa zona y el enriquecimiento de sus habitantes. Tan sencillo como eso.

Lobos y ciudadanos tenemos un mismo enemigo: el caciquismo, sinónimo de especulación urbanística y corrupción política. Cada lobo cazado al sur del Duero es un clavo en el ataud de los intereses del noble y castigado pueblo castellano. Evitémoslo.

NOTA.-La fotografía es de dalliedee

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

LA DEMOCRACIA LIBERAL COMO ESTADO TOTALITARIO.

20110530121224-asamblea.jpg

Tanto el capitalismo como el liberalismo son dos dogmas ideológicos de caracter absolutamente totalitario por mucho que se vendan como la medida perfecta de la racionalidad y la libertad, por mucho que desde hace décadas sus jerifaltes hayan tenido la desvergüenza de proclamarse los líderes del "mundo libre".

La constante coartada de los liberal capitalistas para mantener su totalitarismo político y social es insistir en que las cosas no pueden ser de otro modo y que, a pesar de no ser perfectas, son lo mejor que se puede conseguir y en que el sistema partitocrático con elecciones periódicas es una democracia, de hecho la única forma de democracia posible.

Estos dogmas, tan convenientes a quienes se benefician del sistema (y lo manejan entre bambalinas: banqueros, especuladores, sectas religiosas, elites "intelectuales" y políticos), se repiten una y otra vez en todos los ámbitos sociales: en la enseñanza, en los medios de comunicación, en los parlamentos y demás instituciones...se trata de convencer al pueblo de que no existen otras alternativas. Y mientras el pueblo, dócil y adormecido, acepte esta supuesta realidad: que no se pueden cambiar las cosas y que no existe otro modo de abordar los problemas, un modo más útil para la mayoría aunque menos lucrativo para la oligarquía y sus acólitos, se le permite disfrutar de una fingida (y limitada) libertad cuyos límites exactos son la estabilidad del régimen totalitario establecido.

Los ciudadanos pueden elegir cada cierto tiempo entre un puñado de siglas que a la larga representan las mismas políticas, las que convienen a la oligarquía dominante, pueden hacer manifestaciones, siempre que se les conceda permiso y se limiten a consistir en unos cuantos gritos sin consecuencias, pueden incluso afiliarse a sindicatos bien domesticados, incluso expresar su opinión (siempre que no la censuren) en los foros de los periódicos. A eso le llaman democracia.¿ Pero qué sucede si la disidencia se articula y amenaza la estabilidad del régimen, si un número suficientemente elevado de ciudadanos empieza a cuestionar que el dogma social y político establecido desde la oligarquía es tan solo un modo interesado de ver las cosas y empieza a buscar, en el ejercicio de su supuesta libertad, modos alternativos, si empieza a exigir responsabilidades a los causantes de sus problemas y a dibujar otras formas de democracia menos controladas y más reales?... es ahí donde se descubre que la democracia liberal que nos venden como panacea política y social muestra su verdadero rostro dictatorial y represor y donde el límite de las libertades ciudadanas evidencia su estrechísimo margen de tolerancia.

Podría poner muhos ejemplos de lo que digo (incluso alguno recientísimo y catalán) pero me centraré en una interesante secuencia de hechos sucedidos esta misma semana en Francia y que son sobradamente reveladores de la realidad que se oculta tras la apariencia democrática de los regímenes que padecemos.

El G-8 se reunía en Francia y continuaba discutiendo medidas tendentes a recortar las libertades del ciudadano y apuntalar los intereses abusivos de las grandes corporaciones tales como la introducción de diversas medidas para controlar internet y evitar que pueda ser libremente utilizada como vehículo de ideas y movilizaciones por los ciudadanos (no es casualidad que las movilizaciones árabes y las que están surgiendo en Europa utilicen Facebook como herramienta de contacto y que los "líderes mundiales" invitaran a su mesa al fundador del invento).

Ahora bien, en ese contexto, estos "líderes mundiales" decidieron otorgar a los países árabes donde han triunfado revoluciones populares una gran cantidad de millones para su "desarrollo" (y desde el Plan Marshall sabemos lo que este tipo de inyecciones económicas significan y para qué se utilizan) y alguien, un periodista avispado, le preguntó al presidente Sarkozy sobre los indignados españoles (y europeos).

Por supuesto Sarkozy respondió desde el dogmatismo liberal capitalista lanzando un sofisma que podía convencer a los ciudadanos más conservadores o menos informados y que, desde luego, iba a justificar la subsiguiente represión. Dijo que la diferencia entre los árabes y los europeos radicaba en que estos últimos vivían en democracias. Se trataba de deslegitimar las protestas, de insistir en la idea de que las periódicas elecciones partitocráticas suponen una vía suficiente para la expresión de las necesidades ciudadanas, que sirven para algo más que para perpetuar el dominio social, económico y político de una minoría corrupta, insolidaria y tiránica que ha secuestrado el estado poniéndolo al servicio de sus propios intereses y convirtiéndolo en una estafa en la que siempre son expoliados los mismos: la inmensa mayoría de los ciudadanos.

Mientras tanto en Francia iba extendiéndose el movimiento de los indignados, el 15-M iba tomando las plazas y ampliando sus bases, sumando franceses indignados a lo que en principio fueron simplemente españoles emigrados y solidarizados con lo que estaba sucediendo en España. El movimiento  15-M resulta muy peligroso para la llamada democracia liberal porque es amplio, plural, dinámico y exige, sin dogmatismos, nuevas formas de democracia y de organización social y política. Pone de manifiesto que los regímenes liberal capitalistas son totalitarios y dogmáticos a la par que perjudiciales para el común de la sociedad y  que deben ser cambiados. Desborda por lo tanto el estrecho marco de la tolerancia ideológica del totalitarismo liberal y amenaza la raíz de su poder y de sus males. Conviene, por lo tanto, aplastarlo a la mayor brevedad. En algunos sitios, por ejemplo en España, se está tratando de reconducirlo hacia el interior del sistema, insinuando la posibilidad de que todo el movimiento acabe reducido a un partido domesticado dentro del corrompido y viciado juego electoral intrascendente e inicuo que nos venden como democracia. En Francia el movimiento no ha alcanzado todavía una fuerza tal que obligue al poder a andarse con chiquitas.

Poco después de que el presidente Sarkozy lanzara su arenga dogmática diferenciando los movimientos europeos de los árabes, deslegitimando a los primeros por el mero hecho de que amenazaban las bases del poder que se oculta tras el teatrillo de la partitocracia occidental, un millar de personas ocupaban la plaza de la Bastilla de París tratando de establecer un campamento permanente al modo de los españoles. No era el primer intento: ya lo habían intentando antes en Perpiñán y en otros lugares de menor trascendencia mediática y habían sido desalojados por la fuerza. En París no ha sido diferente: el estado al servicio de las oligarquías corruptas y tiránicas entró a saco en la plaza con una sola orden: reprimir el movimiento de los disidentes. Y eso hicieron las fuerzas de represión policial utilizando incluso gases lacrimógenos contra grupos de ciudadanos pacíficos e indefensos.

Esa es la verdadera cara del liberalismo capitalista. Presume de democrático y de respetar la libertad de sus ciudadanos pero no duda en utilizar la violencia cuando estos exigen sus derechos y reformas esenciales para conseguir una verdadera democracia. Si el movimiento crece y llega a amenazarles de verdad, acabarán sacando los tanques a la calle. Que nadie piense que nuestros dirigentes son en el fondo muy diferentes de un Gadafi o de un Mubarak. Por eso los regímenes que padecemos deben ser derribados: para abrir paso a verdaderas democracias hechas por y para el pueblo.

NOTA.- la fotografía corresponde a una asamblea en el campamento de la Plaza del Pilar de Zaragoza.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,