Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Abril de 2011.

EL FACTOR ZAPATERO.

20110402141837-javi-s-m.jpg

Con toda seguridad hoy, 2 de abril de 2011, comienza una nueva etapa en la demolición del estado de bienestar y en la liquidación de los escasos restos democráticos que le quedan al régimen español de 1978. Nuestro presidente de gobierno acaba de anunciar que no se presentará como candidato en las elecciones generales del año 2012. Ello quiere decir que no tiene que preocuparse por su futuro político pero sí por el personal. Y ya sabemos como funcionan esas cosas. Como ha sucedido con Aznar o con Felipe González quienes de verdad van a asegurarle un futuro económico mucho más que desahogado son los enemigos del pueblo, los oligarcas nacionales o extranjeros que pueden colocarle en consejos directivos, contratarle como "asesor" o financiarle fundaciones o todo ello a la vez y siempre asegurándole enormes emolumentos. De modo que si teníamos alguna duda de qué tipo de política iba a desarrollar en estos últimos meses de gobierno, podemos desecharla. Ya sabemos que se acentuarán las medidas en favor del gran capital y en contra de los intereses generales del pueblo español. Máxime teniendo en cuenta que en el último sanedrín celebrado precisamente con esos popes de la oligarquía patria recibió un mandato preciso de labios de Emilio Botín: mantenerse en su puesto hasta las próximas elecciones ¿para qué?...la excusa pública era la estabilidad. La razón real: acentuar el asalto del gran capital al estado. Llegan medidas mucho más impopulares que las tomadas hasta ahora y conviene que las lleve a cabo un político ya quemado y sin futuro dentro del juego electoral pero al que se le asegura un porvenir de oro en el sector privado en virtud de pago a servicios prestados.

No es una jugada ni original ni poco frecuente. De hecho es un mecanismo habitual en el bipartidismo anglosajón que España está copiando conscientemente (y no precisamente en cumplimiento y desarrollo de una constitución por lo demás bastante discutible) al menos desde 1982. Sin entrar en otras consideraciones ni en más detalles baste para ilustrarlo  el ejemplo de la presidencia de los Estados Unidos. Allí, como aquí, se tiende conscientemente al personalismo. Se vota un nombre, una marca temporal de prestigio que puede venderse con las argucias de la mercadotecnia y el apoyo propagandístico de los medios de comunicación al servicio del régimen y de los poderes económicos que lo manejan. Si todo va bien esa marca puede perpetuarse en el poder durante dos legislaturas y en la segunda, libre de la enojosa preocupación de la reelección, astutamente vedada por la ley, puede dedicarse a hacer abiertamente políticas escasamente populares pero extraordinariamente útiles para la oligarquía que verdaderamente se beneficia del régimen existente en los Estados Unidos y que, a pesar de la intensa propaganda y las numerosas elecciones, dista de ser una verdadera democracia. Pasados los ocho años la marca promocionada al inicio del ciclo está ya quemada y se sustituye por otra. El aparato se pone al servicio de un nuevo rostro que se presenta como opción distinta y nueva pero que a la postre representa los mismos intereses que la anterior, que cualquiera que puede aspirar a despuntar dentro del régimen: los de la oligarquía dominante. Se trata, en realidad, de un teatrillo de títeres en el que los candidatos tan solo son productos que se venden con mentiras y demagogia para ganar un proceso electoral en el que se enfrentan a otros títeres similares, que sirven igualmente a los mismos intereses ocultos, y que, en cualquier caso, harán siempre las mismas políticas y a menudo con los mismos equipos. Así se le da al pueblo inculto la sensación de que las cosas cambian y se mueven, de que hay esperanza y alternativas dentro del sistema mientras las verdaderas estructuras de poder permanecen en la sombra, intactas y manejando los hilos entre bambalinas. Los partidos, en ese esquema, son solo maquinarias electorales y viveros de ambiciosos sin verdadera entidad ideológica, y son manejadas por la oligarquía que realmente detenta el poder. Aquí hemos seguido el mismo camino. Vivimos una ficción democrática en la que los rostros que detentan cargos son indiferentes, simples marcas al servicio de una política única: la del gran capital.

Y ahora Zapatero no tiene por qué mantener su careta. Su futuro no está en la vida pública sino en el suntuoso retiro privado. Ello quiere decir que tiene las manos libres para imponer las medidas que le convienen a la oligarquía (a Botín y semejantes) perjudicando al conjunto de la sociedad. Luego, en 2012, quizá el PSOE pierda las elecciones, pero no importará, porque ahí está el PP para seguir haciendo las políticas de destrucción del estado del bienestar, de retirada de derechos a los trabajadores, de favor a las multinacionales y de adelgazamiento y ya total consunción de la escasa democracia de la que todavía disfrutamos.

Ciertamente hoy, 2 de abril de 2011, comienza una era nueva en la demolición de la democracia y del estado del bienestar en España. Y es una etapa definitiva. Desde hoy, cada vez más la lucha es a vida o muerte. O ellos (la oligarquía, el Poder, la dictadura encubierta, la privación de derechos, la malversación del estado en beneficio de manos privadas) o nosotros (el pueblo, la justicia y la democracia). No hay más.

 Y, si algo hemos aprendido en estos últimos años, es que de nada sirve votar. De poco manifestarse un día. Si queremos cambiar las cosas necesitamos un movimiento ciudadano firme y sostenido en el tiempo. El actual régimen ni nos representa ni está al servicio de nuestros intereses. La premisa básica de la democracia, el hecho de que la soberanía radica en el pueblo, ha sido vulnerada. La partitocracia tal y como la conocemos hurtó esa soberanía encastillándola en instituciones cada vez menos representativas y ahora está traspasándola rápidamente del pueblo a los bancos y las multinacionales, a la oligarquía, en una palabra. Evidentemente no podemos consentirlo. Tenemos que unirnos, movilizarnos, salir a la calle y paralizar el país para reclamar precisamente esa premisa básica de la democracia: que el estado es del pueblo y para el pueblo y que cualquier uso o institución que se aparte de esta verdad inalienable es de facto tiránica e ilegítima.

 Debemos tener muy presente que la verdadera vacuna contra el golpismo después del 23 de febrero de 1981 fueron las masivas manifestaciones populares afirmando que se deseaba la democracia y que el pueblo, todos nosotros, no estaba dispuesto a permitir un retorno a la dictadura. Debemos recordar, igualmente, que el fin del Aznarato en 2004 se produjo por un movimiento similar: la inmensa mayoría del pueblo manifestándose masivamente contra la participación en una guerra ilegal e ilegítima que hubo de abandonarse y reaccionando en las urnas frente a un deplorable intento del gobierno de turno de arrebatar la verdad al pueblo y, por lo tanto, de optar a la tiranía. Ahora estamos en las mismas circunstancias pero no se trata ya de cambiar un gobierno por otro, de variar de siglas. Se trata de cambiar el sistema, de conseguir una verdadera democracia por y para el pueblo. Tenemos que conquistarla en la calle en los próximos meses o años, la alternativa ya la conocemos: no pintar nada, que nos lo quiten todo y que los ricos cada vez sean más ricos y poderosos y los pobres (y en esta categoría se incluye incluso gran parte de la clase alta mal que le pese, frente al gran capital todos somos proletarios) más pobres y contando menos.

Por ese motivo desde estas páginas apoyamos todas las iniciativas de movilización que se están produciendo en momentos tan decisivos. Así hace poco nos adherimos a la Plataforma 15 de Mayo y hoy mismo acabamos de hacerlo al manifiesto de Juventud Sin Futuro. Hay que luchar y hay que hacerlo ya.

Para los interesados añado la dirección de ambas plataformas:

http://democraciarealya.es

www.juventudsinfuturo.net

 Así como la de la Red de Convergencia Social en el convencimiento de que todos estos proyectos más temprano que tarde deberán unificarse y coordinarse:

www.redconvergenciasocial.org

NOTA.- la fotografía es de Javi S&M.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

JUVENTUD SIN FUTURO

Sí: os podéis quedar en casa el 7 de abril, no sumaros a las manifestaciones convocadas para el 15 de mayo. Podéis ser buenos chicos, corderitos bien mirados por el poder. Libraros de los insultos, de que os señalen como rojos peligrosos o como radicales antisistema o con cualquiera de los epítetos denigrantes que la propaganda oficial reserva para quienes exigen justicia, democracia y cordura, para quienes no aceptan un estado de cosas consistente básicamente en una simple y llana estafa respaldada por las leyes y el estado para que un 1% de la población mundial se enriquezca estratosféricamente a costa del 99% restante. Sí: os podéis identificar con el poder, decir que eso de salir a la calle es de perroflautas, de radicales antisistema...lo podéis hacer. Pero ¿a dónde os conducirá esa actitud?...Ya lo estáis viendo: a la privatización de todos los servicios públicos para enriquecer a esos pocos a costa de convertir en negocio lo que son derechos que os arrebatan; a una precarización aún mayor de vuestros empleos, a que os arrebaten las pensiones, a que se agudice el estado policial (todavía los síntomas de este mal no son visibles, pero esperad y lo veréis), a la extensíón del paro a causa del egoismo de los bancos, al cese del crédito, al ahogo de los autónomos y de los pequeños y medianos empresarios para el beneficio de las grandes multinacionales, a que vuestra única opción sea algo muy cercano a la esclavitud.

SI QUEREMOS UN FUTURO SOLO TENEMOS UNA SALIDA: PLANTARNOS Y EXIGIR NUESTROS DERECHOS, UNA VERDADERA DEMOCRACIA HECHA POR Y PARA EL PUEBLO Y NO POR LOS POLÍTICOS PARA LOS MUY RICOS.

SI QUEREMOS UN FUTURO SOLO TENEMOS UNA POSIBILIDAD: LUCHAR POR ÉL. YA NO ES IDEOLOGÍA, ES SUPERVIVENCIA. YA NO ES EL DESCONTENTO DE UNOS POCOS O DE UNA CLASE, ES EL DE TODOS. (Excepto un 1 % que se han enriquecido todavía más desde que comenzó la crisis precisamente por el tipo de políticas que se están llevando a cabo y que están pensadas para que ellos se enriquezcan mientras nosotros lo perdemos todo poco a poco).

SOLO HAY UN CAMINO: MOVILIZARSE. Primero el 7 de abril, luego el 15 de mayo. Y así hasta que la casta dominante devuelva el poder al pueblo y podamos establecer una verdadera democracia.

www.juventudsinfuturo.net

http://democraciarealya.com

AHORA ES EL MOMENTO DE DEMOSTRAR DE QUÉ ESTAMOS HECHOS.

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

JUSTIN BIEBER Y LA SESGADA PERSPECTIVA SOCIAL DE LAS TELEVISIONES.

20110406003141-icklekitty.jpg

Los medios de comunicación, y especialmente la televisión, tienen como función última la propaganda ideológica: lo que vemos en ellos no es la realidad sino una recreación de la misma. Un ejemplo claro de lo que digo lo tenemos tanto en los llamados realitys como en los programas "del corazón" donde se ofrece al telespectador una "realidad" absolutamente artificial, prefabricada y alejada de la verdad. Sirven, además, estos programas para captar la atención del público más ignorante generando polémicas también artificiales y sin trascendencia ninguna que, sin embargo, pueden llegar a dividir un país. Piénsese, por ejemplo, en el famoso culebrón Belén Esteban-Jesulín de Ubrique que viene a ser la quintaesencia del género aunque se trate únicamente de uno más de entre tantos. No se trata en realidad de nada nuevo, es la repetición del esquema de intrascendentes rivalidades futbolísticas que se perpetúa en nuestros días pero procede de los  gloriosos de la desinformación franquista. Creando polémicas artificiales basadas en supuestas "realidades" controladas desde el poder se consigue que el pueblo se apasione y se desfogue afirmando la propia individualidad en asuntos que no perjudican al poder y ocultan los verdaderos problemas que, de considerarse, indignarían a las masas y harían peligrar el conveniente orden imperante. Por supuesto tampoco en la época franquista esta táctica de desinformación y control social era nueva. De hecho el enfrentamiento entre merengues y culés o entre béticos y sevillistas venía a reeditar el existente entre los verdes y los azules en los hipódromos de Bizancio y Roma y, en última instancia, respondían a la máxima del dictador César: Pan y Circo.

Pero no debemos pensar que esa recreación de la realidad destinada a mantener desinformada a la masa y pensada para ocultar los verdaderos problemas y las perspectivas poco convenientes al Poder vigente se quedan en los realitys, en los programas de corazón o en los deportivos. Antes al contrario alcanza, por supuestísimo, a los de entretenimiento, y es la esencia última de los llamados informativos.

Sin parar mientes en magacines supuestamente informativos que se dedican a organizar tertulias políticas al servicio de un conveniente y solo aparentemente virulento bipartidismo o que buscan la recreación de la realidad a través del morbo también convenientemente moralizante y transmisor de una ideología determinada procedente de las páginas de sucesos conviene que nos fijemos en los popularmente llamados telediarios para comprender que también son instrumento al servicio de esa recreación de la realidad del poder para desinformar al pueblo en una maniobra no por burda menos efectiva.

Por supuesto, y esto resulta evidentísimo en los de cadenas privadas, los telediarios están infectados por todos los vicios de los restantes programas "informativos" dedicando una gran parte de su tiempo al fútbol (ni siquiera al deporte) alimentando convenientemente las polémicas insulsas y los enfrentamientos entre equipos salvo cuando venden patrioterismo barato en torno a la selección española o algún coyuntural triunfo deportivo. De hecho en muchas ocasiones tienen la desvergüenza de abrir los informativos con intrascendentes noticias deportivas cuando en realidad están sucediendo cosas mucho más importantes en el mundo que, muy posiblemente, ni siquiera llegarán a comentar. También se dedican consciente y culpablemente a fomentar la realidad artificial de un bipartidismo natural e inevitable silenciando la existencia de otros partidos al margen de los dominantes (lo cual, puntualmente, puede incluir a algunos de los nacionalistas periféricos) y obviando cualquier referencia a  incómodos movimientos sociales que, en última instancia, solo se referencian de un modo negativo. Un ejemplo reciente del cinismo con el que los profesionales del medio se comportan se produjo no hace mucho en una conversación entre Mamen Mendizabal y los internautas en el diario Público. Alguien le preguntó por qué su telediario no hablaba de Izquierda Unida y ella respondió que IU no le interesaba ni a sus propios votantes y que, por lo tanto, podían ir perdiendo la esperanza de que se hablase de otros partidos que no fueran los dominantes. Tal respuesta, y el tono un tanto chulesco y agriamente cínico en que se produjo, generó una reacción airada entre algunos sectores próximos a dicha formación y la periodista no tardó en matizar su respuesta tratando de mostrarse más conciliadora. Pero, como en las declaraciones policiales, es la primera respuesta la más próxima a la verdad y , en ese sentido, Mamen Mendizabal resultó perfectamente ilustrativa. También se enfangan los telediarios en el sensacionalismo de sucesos con una dirección ideológica muy clara (en el sentido de los posicionamientos ultraconservadores emanados del imperio anglosajón) y se prostituyen dando como noticias lo que no es sino encubierta propaganda de las multinacionales del entretenimiento (básicamente sobre películas, cantantes y videojuegos). Son, en suma, los telediarios, poco más que prensa amarilla disfrazada de seriedad, medios de propaganda del gran capital que jamás abren su perspectiva más allá de lo que conviene a los que mandan. Creadores de una realidad artificial que tratan de presentar como única y monolítica.

Un ejemplo sangrante de lo que digo se está dando estos días en los que por todas partes cunde el descontento y en los que la juventud empieza a movilizarse para exigir sus derechos y manifestarse contra las políticas neoliberales del régimen que nos llevan a la ruina y a la pérdida de derechos y libertades para enriquecer a un minúsculo porcentaje de la sociedad. Y, lo que resulta más peligroso, se están produciendo movimientos intergeneracionales de unidad ya que el descontento es generalizado.

Pues bien: durante semanas las únicas noticias sobre la juventud que se han visto en los telediarios han sido sobre botellones y con la intención, nada inocente, de enfrentar a las generaciones. Si un movimiento masivo de descontento no se puede evitar conviene que pase como una simple algarada de jóvenes alborotadores, seguramente extremistas y drogados o borrachos que horrorice y mantenga en sus casas a los adultos. De hecho lo que hizo peligroso para el Poder al mayo del 68 fue que los jóvenes universitarios y los obreros se unieron en un solo frente que desafió al poder. Y lo que evitó la subersión total del mismo fue, precisamente, la habilidad del gobierno francés para acabar quebrando dicha unidad de acción. Ahora se está jugando y, repito, en absoluto inocentemente, a ese mismo juego: dividir para que el estallido de violencia sea tan solo una serie de disturbios juveniles sin mayor trascendencia. Por cierto que en ese sentido no deja de ser interesante hacer notar cómo siempre que los informativos hablan de las revueltas en el mundo árabe o de las manifestaciones en países europeos se refieren invariablemente a jóvenes...cuando las imágenes, por muy editadas que estén, permiten a la perfección darse cuenta de que hay mucho más que jóvenes en las calles. Se trata, insisto, de una simple y llana táctica de desinformación propia de la guerra de cuarta generación en la que, sin saberlo, nos encontramos inmersos.

Y esta semana, cuando por fin los informativos dejan de dar la tabarra con los botellones y macrobotellones y de extender sobre los jóvenes el sambenito del ninismo (de nuevo en un hábil intento de separar generaciones con los mismos problemas, las mismas frustraciones y las mismas ganas de cambio que, unidas, acabarían derribando el régimen) vuelven a presentar, siempre interesadamente, otra realidad artificial como realidad única, monolítica e malintencionadamente denigrante hacia los jóvenes con esa finalidad de distanciarlos de sus mayores con los que tantas cosas en común tienen. ¿Qué es ello? pues no otra cosa que la sobrecobertura de las andanzas de uno de esos niñatos amariconadillos y prefabricados por las multinacionales del disco (esas que tanto persiguen a la "piratería" porque ya no les salen las cuentas de un negocio anquilosado y vetusto) en nuestro país, un tipejillo sin ningún interés como artista ni como cantante ni como persona (demasiado éxito demasiado temprano no va a contribuir precisamente a hacer de él un hombre de provecho, de hecho ya sabemos como acaban la mayor parte de todos estos "niños prodigios" lanzados por la industria del entretenimiento) del cual, en una vuelta de tuerca al juego de la realidad artifical, se ha hecho incluso un "documental biográfico"...me refiero, claro está, al tal Justin Bieber.

 En principio esa sobrecobertura no sería más que otra de las habituales jugadas de mercadotecnia de las multinacionales a las que los informativos se prestan habitualmente. Pero en las actuales circunstancias la carga de profundidad es mucho mayor. Después de presentarnos a una juventud encenagada en los botellones, el consumo de drogas y el ninismo, nos ofrecen otra imagen igualmente denigrante: la de los fans enloquecidos que no tienen ningún otro interés social, político ni vital que ver a su ídolo prefabricado, entregados a un histérico fanatismo artificial e intrascendente como el generado por el futbol, los realitys o los programas del corazón. Y esa imagen pretende convertirse en una realidad absoluta e indiscutible de la totalidad...todos los jóvenes que no respondan a ella y osen movilizarse podrán ser tratados entonces como radicales antisistema y sujetos peligrosos a los que anatemizar en contraposición a los inocentes y pacíficos fans...

Así nos manipulan, conviene que vayamos abriendo los ojos.

 

 

NOTA.- la fotografia es de icklekitty

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

UN FEUDO NAVARRO EN ZARAGOZA (1118-1306)

20110407180507-zarag.jpg

En vista de la buena acogida que ha tenido el artículo sobre los señores feudales de Zaragoza en los siglos XII y XIII me ha parecido una buena idea completarlo con la historia de otro feudo constituido dentro de las murallas zaragozanas a raíz de su reconquista en 1118 y que acabó siendo heredado por la casa real de Navarra creándose un enclave navarro dentro del caserío de Zaragoza que se prolongó hasta comienzos del siglo XIV. Resto toponímico de semejante situación jurídica es la existencia, todavía en nuestros días, de una calle llamada Don Teobaldo, en recuerdo de su último poseedor real navarro: el rey Teobaldo II de Navarra.

Sin embargo el origen del feudo, que se extendía al este de las posesiones de Gastón de Bearne entre la Puerta del Ángel y la del Sol en el barrio donde se alzan, y no por casualidad, como veremos, la iglesia de San Nicolás y el convento del Santo Sepulcro, se creó en principio para recompensar los servicios de otro señor francés estrechamente emparentado con la familia real aragonesa y que participó en la reconquista de Zaragoza a las órdenes de Alfonso I el Batallador.

El siglo XI fue de gran efervescencia entre los señores feudales franceses. Todas las casas, ya sólidamente asentadas, buscaban aumentar sus posesiones, su poder y su riqueza a través de las únicas actividades que a los nobles les estaban permitidas: la guerra y los matrimonios. Europa entera se pobló de aventureros moviéndose de frontera en frontera con sus pequeños grupos de combatientes vasallos buscando el modo de enriquecerse. En ese contexto las cruzadas fueron tan solo un desarrollo lógico de la inquietud de dicha clase social ahogada en muchos casos por unas posesiones feudales no demasiado grandes ni excesivamente lucrativas que, a menudo, las herencias fragmentaban menguando su extensión y su poder.

Dos de estas familias inquietas de la nobleza francesa fueron la Casa de Montdidier y la de Chateaudun que durante casi un siglo, el que abarca de 1066 a 1144 hicieron cuanto les fue posible por aumentar sus territorios y rentas precisamente mediante la guerra y los matrimonios.

Ya en 1066 Jófre II del Perche, perteneciente a la Casa de Chateaudun,  participó en la conquista de Inglaterra por Guillermo de Normandía recibiendo a cambio de su participación algunos señoríos en la isla que le permitieron contraer matrimonio con Beatriz de Montdidier, hija del conde Hilduino de Roucy, cuya posición feudal en Francia era superior a la suya al tratarse de un vasallo directo del rey  francés.

A Hilduino le sucedió al frente del condado de Roucy su hijo Eblo II que, a pesar de su buena situación dentro del círculo de vasallos directos de los Capeto, sintió la necesidad de aumentar sus tierras y sus ingresos en campañas lejanas. Para ello, al año de heredar el condado, acudió a la cruzada contra Barbastro (1064) donde no encontró grandes beneficios pero sí logró establecer estrechos lazos con el rey de Aragón a la sazón Ramiro I y, sobre todo, con quien sería su heredero: Sancho Ramírez.

Precisamente en 1076 Sancho Ramírez tuvo la necesidad de utilizar la fuerza armada para imponer su dominio sobre Navarra y Eblo II de Roucy se apresuró a socorrerle. Tampoco esta vez logró señoríos ni rentas de los que lucrarse pero sí algo casi tan bueno: que el rey casase en segundas nupcias con su hermana, Felicia de Roucy. De los tres reyes aragoneses que se sucederían en el trono, dos (Alfonso I y Ramiro II serían sobrinos suyos). La Casa de Montdidier había, al menos, logrado emparentar con la Casa Real de Aragón y Navarra. Eso sin duda era una importante fuente de prestigio nobiliario y feudal pero no resolvía los problemas económicos de Eblo II que en 1081 buscó nuevos horizontes en Italia. Allí, en el sur, la Casa de Hauteville, encabezada por Roberto Guiscardo, estaba labrándose un impresionante señorío que abarcaba la totalidad de Sicilia y del sur de Italia y estaba empezando a extenderse por las islas griegas a costa del imperio bizantino.

Los Hauteville eran una familia de la nobleza normanda que había tenido que abandonar Normandía después de enfrentarse a los duques que gobernaban dicho señorío. Los condes del Perche, a pesar de haber medrado al servicio de los duques de Normandía, mantenían sin embargo buenas relaciones con los Hauteville, lo que permitió a Eblo II de Roucy, a la sazón cuñado del conde Jofré II del Perche, ser bien recibido en el sur de Italia donde consiguió, nada menos, que contraer matrimonio con Sibila de Hauteville, una de las hijas de Roberto Guiscardo. La Casa de Montdidier logró emparentar así también con la Casa Real de Nápoles y Sicilia. Después de eso Eblo II de Roucy jugó un papel muy escaso en Aragón pero para entonces ya había abierto camino en este reino para el hijo de su cuñado Jofré II del Perche, Rotrou, que sería primo segundo de Alfonso I el Batallador y Ramiro II el Monje.

La primera vez que quien sería Rotrou III del Perche, llamado el Grande, pisó tierra aragonesa fue casi en su niñez, cuando acompañó a su tío Eblo II de Roucy en la expedición para apoyar al rey Sancho Ramírez en Navarra en 1076. Debía tener entonces unos catorce años y se encontraba en plena formación siguiendo una antiquísima costumbre según la cual era un tío materno quien daba la educación militar al noble adolescente.

Lo siguiente relevante que sabemos de Rotrou III es que en 1096 marchó a la I cruzada y que, encontrándose en Jerusalén, allá por 1100 heredó el condado del Perche a la muerte de su padre. De inmediato regresó a Francia, pasando sin duda por Italia y la ciudad de Bari, para encontrarse metido de lleno en plena guerra de sucesión entre Enrique Beauclerc  y Roberto Courtheuse, hijos ambos de Guillermo el Conquistador que se disputaban el trono de Inglaterra. Sin duda Roberto tenía más derecho a la herencia quizá por ello, pensando en la recompensa, el nuevo conde del Perche, apoyó a quien sería Enrique I de Inglaterra recibiendo como pago en 1103 a una de sus hijas ilegítimas: Matilde, con la que se casó. Fue así como la Casa del Perche emparentó con la Casa Real de Inglaterra a la que debía fidelidad tanto por sus posesiones en Francia como por las recibidas en Inglaterra.

En cumplimiento de esa fidelidad feudal, Rotrou III se unió a Enrique I de Inglaterra en su guerra contra los franceses en 1111.

No le fue bien. Derrotado y apresado aquel mismo año vio como su capital era conquistada e incendiada y se vio forzado a pagar un enorme rescate para recuperar la libertad. En 1112 Rotrou III del Perche estaba prácticamente arruinado, por ese motivo no tuvo más remedio que buscar restablecer su patrimonio en las guerras de frontera que mantenía su primo el rey Alfonso I el Batallador de Aragón, fue así como volvió al sur de los Pirineos donde, por cierto, no pudo permanecer demasiado tiempo. Su derrota y su ausencia excitó la ambición de su vecino Guillermo III de Gouet que trató de apoderarse del Perche. Rotrou se vio obligado a regresar al norte de Francia y pelear para salvar sus posesiones durante tres años.

En 1115 estaba todavía, si cabe, en peor situación económica que en 1112. Por lo tanto regresó a Aragón donde ayudó a Alfonso el Batallador en la reconquista de Zaragoza en 1118 recibiendo en recompensa el feudo de una parte de la ciudad, precisamente el que nos ocupa en este artículo.

Con esta base logró restablecer su situación en Francia siempre estrechamente vinculado a Enrique I de Inglaterra hasta la muerte de este en 1135 cuando estalló una nueva guerra sucesoria entre Esteban de Blois y Jofré Plantagenet. Una vez más Rotrou III del Perche escogió adecuamente el candidato y apoyó al primero, que acabaría quedándose el trono inglés, sin embargo, una vez más, la guerra iba a mostrarle su cara más oscura. Rotrou III sublevó Normandía en favor de Esteban de Blois y hubo de sufrir la invasión del ducado por Jofré Plantagenet muriendo en 1144 mientras defendía Ruán de su asedio.

A la muerte de Rotrou su señorío en Zaragoza pasó a su hija Margarita, casada a la sazón con García Ramírez el Restaurador que a la muerte de Alfonso el Batallador se había erigido en rey de Navarra. Fue así como el señorío de los condes del Perche se convirtió en un enclave feudal navarro dentro de las mismas murallas de Zaragoza. Y como tal pasó a la Casa de Champaña cuando Teobaldo I heredó el reino de Navarra en 1234.

En 1270 Teobaldo II de Navarra murió de peste en Trápani en el transcurso de una desastrosa cruzada que, sin obtener ningún resultado, le costó la vida, debido a dicha plaga, a un elevado número de señores franceses, entre ellos al propio rey Luis X. Al no tener hijos legítimos el reino de Navarra y el condado de Champaña pasaron a su hermano menor, Enrique I, que murió en 1274 siendo heredado por su hija Juana I que estaba casada con el sucesor de Luis X, Felipe IV de Francia. Fue así como a su muerte en 1304 el reino de Navarra pasó a convertirse en una posesión de la Casa Real de Francia.

Sin embargo a la muerte de Teobaldo II de Navarra el feudo navarro en Zaragoza se desgajó de la herencia principal de la Casa de Champaña pasando a Marquesa Gil de Rada, una hija natural del rey Teobaldo I que había contraído matrimonio en segundas nupcias con Pedro Fernandez de Híjar, a su vez hijo ilegítimo del rey de Aragón Jaime I el Conquistador.

Pedro Fernández de Híjar, que participó activamente en la vida política y militar de la Corona de Aragón, recibió en 1268 las baronías de Híjar y Urrea como sustento de su posición nobiliaria y se convirtió en cabeza de algunos de los linajes más importantes de la nobleza de Aragón. Su boda con Marquesa Gil de Rada atrajo al ámbito de la Casa Real de Aragón el feudo navarro en Zaragoza que tras su muerte en 1300 y, sobre todo, la de doña Marquesa en 1306, acabó integrándose en el realengo acabando en gran medida con la división feudal establecida dentro de las murallas zaragozanas tras la reconquista de la ciudad en 1118.

Ya dijimos que en ese enclave zaragozano subsiste como resto toponímico del dominio navarro la calle de Don Teobaldo y añadimos que hasta bien entrado el siglo XIX existió también el callejón de Contralperche en recuerdo de los primeros señores del mismo. Pero no es el único resto vivo del peculiar pasado feudal de este barrio que todavía podemos localizar entre la Seo y San Vicente de Paúl.

Precisamente entre las calles Sepulcro y Don Teobaldo podemos encontrar todavía la iglesia de San Nicolás y el convento del Santo Sepulcro que no están ahí por casualidad sino como expresión de las relaciones e intereses mediterráneos de los diferentes señores de dicho cantón.

El culto a San Nicolás fue uno de los fundamentos propagandísticos del expansionismo mediterráneo y cruzado de la Casa de Hauteville identificándose su culto con el ideal cruzado del momento y, por lo tanto, con los intereses de los normandos en oriente, de ahí el gran predicamento que llegó a tener en todo el norte de Europa y que todavía sea él quien trae los regalos de Navidad en Francia, Alemania, Estados Unidos...

Bari se había convertido en capital de los dominios bizantinos de Italia después de la pérdida de Rávena a manos de los longobardos. Pero en 1002 esta ciudad se sublevó contra los bizantinos alcanzando su autonomía casi completa con un estatus similar al de Venecia en 1018. En 1071 fue conquistada por la Casa de Hauteville en su proceso de conquista del sur de Italia. Se trataba de un puerto importantísimo , sobre todo de cara a la expansión a costa de los bizantinos en el Adriático y el Egeo, por eso los Hauteville le dedicaron una muy especial atención creando un culto nuevo y poderoso con la compra en Alejandría de los supuestos restos de San Nicolás que fueron establecidos en Bari en 1087 iniciándose de inmediato la construcción de una importante basílica para su culto donde en 1098 se convocó un concilio presidido por el papa Urbano II y al que asistieron casi doscientos obispos. Ya para entonces Bari se había convertido en uno de los puertos claves de partida hacia las cruzadas y, por lo tanto, el culto a San Nicolás se internacionalizaba rápidamente haciendo crecer el prestigio de los Hauteville.

A este respecto conviene recordar que Rotrou III del Perche, señor de la parte de Zaragoza que nos ocupa, viajó al sur de Italia uniéndose a las tropas de Roberto Guiscardo, cabeza en ese momento de los Hauteville y contrayendo matrimonio con su hija Sibila. De este modo se asoció al prestigio de la Casa Real de Sicilia y se dedicó a difundir y explotar los fundamentos propagandísticos del mismo, especialmente el culto a San Nicolás. En 1100 la basílica dedicada a este santo en Bari ya era una referencia para toda la Europa cruzada y en 1133, como consecuencia natural del prestigio adquirido por el santo y los Hauteville, el conde del Perche fundó la iglesia de San Nicolás de Bari en su dominio de Zaragoza aumentando de paso el control político sobre el dominio al arrebatarle el eclesiástico a parroquias que no dependían directamente de él ni se encontraban dentro de su feudo zaragozano. Esos fueron los motivos de la fundación de la iglesia de San Nicolás en Zaragoza y los orígenes de una tradición que sigue viva todavía en nuestros días: las visitas peticionarias al santo.

A San Nicolás la propaganda cristiana y de los Hauteville, lo convirtió en un santo milagrero que otorgaba favores si se peregrinaba a su santuario a solicitárselos. Se trataba de una sucia añagaza para llevar gente a Bari, las peregrinaciones siempre supusieron un excelente negocio para los reyes y nobles que las controlaban. Además, una vez en Bari, centro cruzado por excelencia, era sencillo convencer a muchos de los peregrinos de continuar hasta Jerusalén donde existían también enormes intereses tanto del papado como de los Hauteville y otros señores franceses relacionados con las cruzadas y las peregrinaciones. Fue esa fama de concededor de deseos la que convirtió a San Nicolás en el regalador universal del centro y norte de Europa en Navidad.

Rotrou III del Perche, por su parte, decidió aprovecharla para convertir su iglesia zaragozana en un pequeño centro de peregrinación que le proporcionase influencia, prestigio y algunos réditos en el valle del Ebro e impulsó una peregrinación similar hacia la iglesia de San Nicolás de Bari en Zaragoza iniciando una tradición que todavía hoy perdura entre los zaragozanos devotos que en su inmensa mayoría ignoran el interesado origen crematístico y político de una tradición en la que creen a pies juntillas. Cosas de la fe, imagino.

Tampoco es casualidad, sino causalidad feudal, que junto a la iglesia de San Nicolás se alce el monasterio del Santo Sepulcro.

Pedro Fernández de Híjar participó en 1269 en una frustrada cruzada encabezada por su padre Jaime I el Conquistador. Se trataba, en última instancia, de adelantarse a los planes de expansión mediterránea de Luis X de Francia y su brazo mediterráneo: la Casa de Anjou. La cruzada aragonesa no tuvo un final mejor que la francesa de 1270. Si esta fue destruida por la peste, aquella lo fue por los elementos. La flota aragonesa fue aniquilada por una terrible tempestad. La galera que transportaba a Jaime I pudo dar la vuelta a tiempo y regresar a España. La de Pedro Fernández de Híjar alcanzó en solitario el puerto de San Juan de Acre. Allí el bastardo de Jaime I se hizo investir como caballero del Santo Sepulcro.

Trece años más tarde, en 1282, la Corona de Aragón lograría poner coto al expansionismo angevino erigiéndose en cabeza del partido gibelino y haciendo valer los derechos sucesorios de los Staufen en el sur de Italia y conquistando Sicilia, campaña en la que también participó Pedro Fernández de Híjar. Pero esta es una historia que ahora no hace al caso.

El hecho es que, al regresar de San Juan de Acre en 1270, con el hábito de caballero del Santo Sepulcro, el primer barón de Híjar se convirtió en protector de dicha orden en el territorio aragonés. Mecenazgo al que se sumó su segunda esposa, Marquesa Gil de Rada, que fundó un convento de la misma, lógicamente femenino, en sus dominios del enclave zaragozano que nos ocupa. Muerto Pedro Fernández de Híjar en 1300 ella, viuda, se retiró al convento que había fundado junto a la iglesia de San Nicolás de Bari y a su muerte en 1306, poco después de que Champaña, Brie y Navarra pasaran a los Capeto, fueron los reyes de Aragón quienes se hicieron cargo de la protección de dicho convento como un medio más para afianzar la extensión del realengo sobre aquel barrio que desde 1118 había sido un señorío feudal ajeno a la corona.

En el siglo XV la orden del Santo Sepulcro fue disuelta pero precisamente como expresión del mecenazgo real aragonés se consiguió, de un papa también aragonés, que el convento de Zaragoza fuera excluido de la extinción siendo el único de la misma que perdura a día de hoy en el mundo.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

07/04/2011 18:05 disidenteporaccidente Enlace permanente. historia No hay comentarios. Comentar.

DESIGUALANDO POR ARRIBA.

20110413181624-eva-abreu.jpg

Hace unos pocos días aparecía en la prensa el dato de que la población sin techo solo en la ciudad de Nueva York supera los 113 000 individuos, es decir casi la población de Jaén. Decía también la noticia que esta cifra había aumentado en el último año a causa de la crisis económica.

Más o menos por las mismas fechas uno de los personajes más nauseabundos de este país, adalid repugnante del dogmatismo neoliberal y nacional-católico español, la impresentable Esperanza Aguirre tenía la desfachatez (esa gente no ha conocido nunca la vergüenza) de proclamar a los cuatro vientos uno de los habituales sofismas del totalitarismo capitalista: que el socialismo quiere igualar a todos por abajo.

Esa gentuza del teapartismo internacional tiende a repetir como letanías unas consignas y unos dogmas que los hechos desmienten constantemente y que no resisten el más mínimo análisis racional pero que acaban calando en una opinión pública encanallada en la ignorancia por una constante y premeditada labor de desinformación emanada desde todos los medios, simples instrumentos de propaganda ideológica del gran capital que en su momento deberán ser incautados por el pueblo y  castigados sus responsables con el mayor rigor como traidores.

Tratan de vender el sofisma de que la concentración de riqueza y de poder en muy pocas manos es en realidad creación de riqueza y extensión de la democracia cuando lo que en realidad sucede con la aplicación de las políticas neoliberales es que aumenta la pobreza al disminuir la circulación de dinero al acumularse en unas pocas manos que lo amortizan con la tesaurización y lo dilapidan con una esteril política de gastos suntuarios y economía especulativa en todo punto alejada de la verdadera economía, la que genera empleo y genera y reparte la riqueza.

Es el capitalismo el responsable de que cientos de miles de personas en el mundo desarrollado vivan en la más absoluta pobreza y que cientos de millones de personas mueran de hambre, de sed y de enfermedades fácilmente curables en el resto del planeta. Por mucho que esta realidad moleste a los ideólogos y propagandistas del neoliberalismo, lo cierto es que el socialismo allí donde se implantó generó riqueza y fue un factor de desarrollo fundamental.

Por supuesto se aferran, para envolver de credibilidad  sus indefendibles argumentos, a ejemplos en apariencia negativos señalando a Corea del Norte o a Cuba sin caer en la cuenta de que el socialismo cubano universalizó la educación de calidad y la salud pública mientras que ambos derechos distan mucho de ser universales en los Estados Unidos donde se consideran negocios privados y no servicios públicos sirviendo por lo tanto para el enriquecimiento de unos pocos y estando abiertos tan solo para quienes los pueden pagar y todo ello en un marco de empobrecimiento del servicio común a toda privatización de servicios públicos. Se olvidan intencionadamente de que en los países del bloque soviético no hubo mendigos hasta que se pasaron con armas y bagajes al capitalismo. La diferencia entre la Unión Soviética y la Rusia actual son los cientos de miles de rusos que han perdido sus hogares y caído en la extrema pobreza, incluyendo a un elevado porcentaje de niños.

En 1989 todos los niños soviéticos estaban escolarizados y tenían garantizadas tres comidas diarias, los estudios y la atención médica. En 1992 había decenas de miles de niños viviendo en las calles, en las estaciones de metro, en las alcantarillas, niños que en lugar de tener un techo sobre sus cabezas, un colegio y un cuidado adecuado, se veían abandonados, incitados a la delincuencia y a la prostitución para que los ricos fueran cada vez más ricos. Esa es la verdadera naturaleza del capitalismo y de la ideología neoliberal de los hijos de puta (no cabe calificarlos de otro modo) que gobiernan el mundo.

Solo los muy estúpidos o los muy cabrones pueden estar de acuerdo con los dogmas del totalitarismo liberal-capitalista y empieza a ser más que urgente plantarse y decir NO.

No es que el socialismo iguale por abajo es que el capitalismo desiguala por arriba. Beneficia a los que ya son ricos a costa de los pobres, vacía de significado al sistema democrático convirtiéndolo de hecho en una dictadura encubierta con elecciones periódicas que no sirven para nada y compromete el futuro de la humanidad con unas políticas económicas y sociales obsoletas y basadas en la simple depredación de recursos, la especulación esteril y la explotación de individuos a los que no se considera ciudadanos sino productores y consumidores sin derechos.

Por la verdadera democracia es preciso plantarse, hoy mejor que mañana, y acabar con el dominio fascista del dogmatismo neoliberal. ¡Despertad!

NOTA.- La fotografía es de Eva Abreu

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

SUCIA PERVERSIÓN

20110428190504-mr-beaver-puno.jpg

A estas alturas de vida es un hecho incontrovertible que estamos gobernados (sin distinción de siglas) por un hatajo de hijos de puta de la peor calaña instalados en un sistema destinado al lucro de una minúscula oligarquía cuyos miembros en muchos casos ni siquiera son españoles  a costa del perjuicio del conjunto de la sociedad. Un sistema conceptuable básicamente como una simple estafa piramidal sostenida por la fuerza de la coacción (las leyes cuando son injustas no tienen otra validez ni otro rango que las imposiciones mafiosas y las llamadas "fuerzas de seguridad" cuando están al servicio de leyes injustas y de un estado moralmente ilegitimado por promulgar y mantener dichas leyes no son otra cosa que los matones de una mafia despreciable por mucho que se arrogue una ficción de legitimidad basada en la fuerza que es capaz de ejercer sobre el ciudadano desarmado y desprotegido convirtiéndolo en nuevo siervo despojado de derechos) cuyos responsables, desde la cúspide al último y menos importante cargo político o judicial, son corresponsables solidarios de dicha estafa y por lo tanto públicos y notorios prevaricadores y patentes traidores al pueblo que en su momento deberán ser castigados con la máxima dureza.

Esto es así y no cabe discusión al respecto. El régimen de 1978, basado en la ideología neoliberal y en prácticas políticas, sociales y económicas destinadas a beneficiar a una exigua élite de oligarcas a costa del conjunto del pueblo solo puede tildarse de monstruo de la historia, sucia perversión conceptual y moral, que debe ser derribado a la máxima brevedad y por los medios que sean precisos. La tiranía, y este sistema lo es, carece de legitimidad y cualquier medio utilizado para derribarla es moralmente aceptable y políticamente deseable. En ese aspecto nuestra situación no es muy diferente de la de los árabes que se han levantado esta primavera contra sus gobiernos. Cierto: nuestros países tienen una fachada más atractiva que los del otro lado del Mediterráneo pero lo que esta fachada esconde es, simple y llanamente, la misma mierda: la corrupción elevada a norma y protegida por la ley y el estado. Un sistema político y económico pensado para favorecer los intereses del gran capital a costa de despojar al pueblo de todo. De sus derechos, de sus intereses, de su libertad, de su dignidad incluso.

El teatrillo electoral que nos brindan periódicamente y el circo mediático organizado para desviar nuestra atención de los verdaderos problemas que nos afectan creando otros artificiales no pueden seguir engañándonos más. Tenemos que abrir los ojos, empezar a ser conscientes de la realidad en la que nos movemos y acabar dando un puñetazo encima de la mesa para reclamar una verdadera democracia. Un sistema que esté al servicio de los intereses comunes y de la economía real y no de los ladrones sinvergüenzas que ahora se pasean por ahí con ínfulas de grandes estadistas y magníficos empresarios.

El tufo de la putrefacción, de la sucia perversión que se esconde bajo las bonitas alfombras que tratan de ocultarnos la verdadera naturaleza del suelo que pisamos, se filtra por todas las rendijas, por todos los poros de su tejido, no pueden seguir engañándonos más.

Miremos a donde miremos vemos que sus "soluciones" no son soluciones sino medidas para beneficiar siempre a los mismos a nuestra costa, que su ideología es simple palabrería para justificar lo injustificable, que su constante griterío partidista es puro cacareo huero, que todo lo que hacen es para perjudicarnos y beneficiar a unos pocos, muy pocos, que engordan a nuestar costa mientras todos los demás vamos perdiéndolo todo día a día.

Ha llegado el momento de gritar !basta!, de salir a la calle y reclamar una verdadera democracia, un cambio completo, el final de esta sucia perversión que es el capitalismo liberal y la imposición de nuevas formas de gobierno y organización social verdaderamente democráticas.

Los tiranos árabes están cayendo. Es hora de que les sigan también los europeos. No podéis seguir mirando para otro lado, no podéis continuar obedeciendo en silencio, no podéis seguir esperando que otros os saquen las castañas del fuego. La verdadera democracia la hace el pueblo, unido y en la calle. Y el momento es ahora. Si esperáis ya no tendréis nada por lo que luchar,  lo habréis perdido todo.

Se están preparando manifestaciones en todo el país el 15 de mayo a las seis de la tarde. Manifestaciones que, obviamente, se apoyan desde estas páginas. Movilizaciones que ni pueden ni deben quedarse en un simple clamor puntual de descontento sino erigirse en el punto de inicio de una masiva contestación popular contra el actual estado de cosas.

Os seré sincero: no tengo la menor confianza en vosotros. Habéis demostrado sobradamente lo que valéis en las últimas décadas, en los últimos años. Sois borregos, pura y simplemente eso. Pero, quien sabe, a lo mejor me equivoco y acabo encontrándome con un pueblo indignado que construye por fin su propio futuro: un futuro democrático, igualitario, basado en la economía real (no en la explotación y la especulación), sostenible, racional y orientado hacia el futuro y no hacia el pasado.

 NOTA.- la fotografía es de Mr.Beaver

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

28/04/2011 19:07 disidenteporaccidente Enlace permanente. disidencias No hay comentarios. Comentar.

EN MANOS EXTRANJERAS ¿O QUIZÁ NO?

20110429135805-lucha.jpg

Que las doctrinas neoliberales y las políticas de la Unión Europea son ridículas, perjudiciales, contraproducentes y totalmente absurdas es un hecho tan evidente que parece inútil molestarse en probarlo.

No obstante esa evidencia cada día salta más a la vista, incluso de aquellos despreocupados o poco avispados. Hoy, concretamente, basta tan solo con repasar los titulares de los periódicos para comprender qué clase de gentuza nos gobierna y qué tipo de políticas están aplicando.

Con casi CINCO MILLONES de españoles en paro, con prácticamente DOS MILLONES de españoles forzados de nuevo a la emigración como en los peores años del franquismo resulta que los partidos políticos que se presentan a las elecciones del próximo 22 de mayo tienen que esforzarse en hacerle la pelota a varios millones de votantes extranjeros a los que se permite decidir sobre el futuro de España. Incluso tienen la desvergüenza de presentar millares de candidatos extranjeros para ocupar cargos políticos en España.

Peor aún, hay pueblos donde los extranjeros (británicos y alemanes en la costa, rumanos en Aragón y otras partes del interior) disponen de sus propios partidos que amenazan con hacerse con el poder local desplazando a los españoles de tal modo que gente que lleva menos de cinco años en España puede acabar decidiendo el destino de familias arraigadas en ellos desde la reconquista. Esa es la política que se está aplicando desde el totalitarismo neoliberal y desde la Unión Europea. Se trata de una vieja estrategia capitalista para fragmentar a la sociedad, dividirla y poderla manejar mejor.

Hoy, junto con el socialismo militante (no ese de boquilla del que alardea el PSOE), el nacionalismo es una exigencia irrenunciable. Por mucho que aspire a ello el capitalismo internacional los pueblos no pueden permitir que su destino sea decidido por advenedizos.

El régimen que se nos ha impuesto, de totalitarismo liberal, es inadecuado, ilegítimo e inmoral. No me cansaré de repetirlo. Hay que derribarlo. ¡Despertad y echadle cojones!

 

PD.- A pesar de lo dicho no debe caerse en la fácil xenofobia de culpar de todo a la inmigración (muchos de los que disponen de derecho a voto en España por mor de las inadecuadas políticas liberales de la Unión Europea no pueden considerarse como tales sino más bien como turistas residentes, lo cual hace todavía más grave el problema porque estamos hablando de un elemento envejecido e improductivo con mentalidades atrasadas, ancladas en un ridículo conservadurismo al estilo de los años cincuenta que solo pueden aportar al voto un perjudicial giro derechista y proneoliberal). Ese argumento es el que utiliza la oligarquía dominante para manipular a las masas descontentas por una política evidentemente equivocada y perjudicial. Primero fomentan una inmigración excesiva y, por lo general, de bajo perfil y luego, cuando el exceso de dicha política deja ver sus negativas consecuencias ellos mismos enarbolan la bandera anti-inmigración para seguir manteniendo a la masa dentro del juego electoral que sustenta su ficción de democracia. Pero en realidad las políticas de inmigración llevadas a cabo en los últimos veinte años en España bajo el paraguas doctrinal del neoliberalismo son perjudiciales para todos, para españoles y extranjeros, y forman parte de las estrategias de estafa legalizada y soportada por un estado ilegítimo centrado en favorecer los intereses de una élite instalada en el latrocinio, una casta parásita que solo es capaz de perjudicar a España y al común de sus pobladores, sean nacionales o foráneos.

La funcionalidad de la inmigración masiva favorecida en España desde el Aznarato (en concatenación con la privatización salvaje y fraudulenta de todo el sector público y la promoción de la economía de burbujas y pelotazo) era muy clara: por un lado se pretendía debilitar a la clase media y obrera española trayendo trabajadores más necesitados y menos arraigados que reventaran el mercado laboral, ejercieran de esquiroles sociales y pudieran ser más y con más saña explotados. Además se les enroló enseguida en el mercado inmobiliario dándoles todo tipo de facilidades para endeudarse a sabiendas de que no tardaría en estallar la burbuja del consumo y entonces, mediante el consabido embargo, sus pisos volverían a manos de los bancos prestatarios que podrían volver a venderlos a nuevos incautos sin dejar de cobrar los intereses a los anteriores desposeídos. En suma: una estafa permitida por las leyes y el estado.

En otras palabras: los inmigrantes, como los nacionales, fueron sometidos a los intereses de la oligarquía (bancos, multinacionales, apenas un puñado de familias que llevan robando al pueblo gracias a su dominio de las instituciones del estado desde hace al menos seis generaciones) y víctimas como los españoles de explotación y estafa. Los culpables no son los inmigrantes sino los oligarcas y los politicastros que gobiernan a su servicio. El camino que debemos emprender es el de una nueva república que desgaje a dicha oligarquía y establezca un estado verdaderamente democrático que favorezca los intereses de la mayoría, del pueblo.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,