Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Diciembre de 2010.

ESOS GRANDES CÓMICOS AMERICANOS

20101201021656-futurelab-education.jpg

Pues lo reconozco, sí: soy fan de grandes cómicos americanos como Hillary Clinton o el embajador de los Estados Unidos en España, un tal Solomon. Siempre logran hacerme sonreír con su desvergüenza y su cinismo.

El otro día fue la Clinton poniendo cara de digna y diciendo, así, como si nada, sin ponerse colorada, que las últimas filtraciones de Wikileaks sobre los sucios manejos de las administraciones norteamericanas son en realidad un ataque contra toda la comunidad internacional cuando, en realidad, lo único que hacen es dejar con el culo al aire al imperialismo yanqui. No es nada que no supiéramos. Los Estados Unidos son los mayores criminales contra la humanidad que se han conocido. Mucho más que los nazis o los comunistas. La organización económica que impusieron en 1944 ha llevado a la muerte por inanición a millones de personas desde entonces, y sigue propiciando hambrunas, guerras y muertes evitables a lo largo y ancho del mundo (no solo en el llamado Tercero, la miseria que exporta el ultraliberalismo yanqui se cobra vidas cada día en todas partes, incluidos los propios Estados Unidos y sus adléteres más privilegiados, Europa, sin ir más lejos). Ya solo por eso todos los presidentes de los USA, todos los miembros de sus administraciones y todos los magnates que se han aprovechado de tan injusta situación deberían ser considerados a la altura criminal de Hitler o Stalin. Pero no queda ahí la cosa. Sabemos que los Estados Unidos han provocado guerras ilegales e injustas, impuesto dictaduras sangrientas...son gentuza de la peor calaña. Enemigos comunes de la humanidad. Atacarles a ellos o a sus intereses, lejos de atacar al conjunto de la comunidad internacional es defender a los pobres, a los débiles, a la democracia, a la prosperidad y a la justicia.

Por ese motivo ver a la Clinton presentándose como la defensora del ¿orden? y de la comunidad internacional no deja de tener mucha gracia. Además de criminales son tan hipócritas que se convierten en auténticos payasos.

Y para muestra el botón del citado embajador Solomont diciendo que las filtraciones perjudican a gente que se dedica a "proteger a otros, trabajar en favor de los derechos humanos, combatir la corrupción y fomentar la democracia"...¿es cómico o no escuchar semejante perorata en boca de un embajador estadounidense?...¡Por favor!...y lo triste es que ningún medio de comunicación pondrá en evidencia la comicidad de esa declaración desvergonzada. Nadie matizará: creeremos, y punto. Ya se sabe, es el viejo lema fascista: creer, obedecer, vencer. O, más claramente enunciado: Vosotros creéis y obedecéis, nosotros vencemos.

En fín...Puesto que nos sodomizan sin vaselina a diario es mejor que al menos nos hagan reír de vez en cuando. Podíamos apodarles algo así como "Los Violadores Chistosos".

Sin embargo hay cosas que ya no me hacen tanta gracia. Por ejemplo escuchar a Leyre Pajín (ministra por la gracia infinita del dios enchufe en el Aparato, y elemento del más extremo y estúpido fascismo feminista piji-progre) clamando por establecer mecanismos internacionales de censura contra la libertad de información y expresión que representan las filtraciones de Wikileaks...¡olé, salero!...no nos debe extrañar, como he escrito ya en algunos otros artículos de este blog son las pequeñas cosas, los mínimos detalles, los que nos descubren la verdad. Y tanto la Pajín como el núcleo de apparatchiks del que procede, se caracterizan por el fundamentalismo totalitario, el autoritarismo (están acostumbradas a la disciplina de partido y pretenden gobernar con esa misma técnica la sociedad) y la imposición de sus presupuestos ideológicos, especialmente los de su trasnochado radicalismo feminista de estirpe calvinista anglosajona. No es de extrañar que hace poco otra de sus pares, aún más repelente por lo que representa y el modo de conducirse, la ministra de cultura, invocara de nuevo a la censura más o menos indirecta al referirse al asunto del Sáhara y a la libertad de expresión de personajes públicos adscritos a su ramo (léase Javier Bardem) que osaron exponer su opinión al respecto. Son así, no pueden evitarlo. Caporales de cuarta, iluminadas sin formación, simples garrapatas de un sistema decadente empeñado en imponer un superyo prefabricado a la sociedad. Un superyo elaborado a base de materiales reciclados del más rancio ultraconservadurismo yanqui que todo su partido y sus satélites mediáticos y  "culturales" se empeñan en vender como verdadero progresismo.

Tampoco me hace reír en absoluto algo que queda al descubierto con dichas filtraciones pero que, por otro lado, ya sabíamos de sobra: el escaso peso de la opinión pública, del pueblo, dentro del sistema establecido donde los gobernantes solo escuchan a los poderosos y a los amos imperiales. Todo ese trasiego de embajadores estadounidenses en la Fiscalía, la pleitesía de los jueces (por cierto hay pocos estamentos en España menos limpios, más podridos y más fascistoides que el judicial) de la Audiencia Nacional...toda esa gentuza prevaricando, actuando contra los deseos del pueblo y cometiendo de facto actos de traición a España (que algún día deberan ser castigados)...

¿A qué esperamos para poner fin a esa mascarada que nos venden como democracia y es solo una oligarquía al servicio de los intereses imperiales?

Por cierto, no quiero terminar este artículo sin remarcar un dato interesante: el hecho de que sea el rey el único mandatario español del que los Estados Unidos están plenamente satisfechos...sabemos que en este caso el grado de satisfacción va unido al grado de sumisión, receptividad y corrupción, de modo que...¡Viva la República, cabrones!

NOTA.- la fotografía es de Futurelab Education

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

01/12/2010 02:17 disidenteporaccidente Enlace permanente. disidencias No hay comentarios. Comentar.

NOTA SOBRE LA HUELGA DE CONTROLADORES AÉREOS

20101204133032-aitor-agirregabiria.jpg

Ya sé que está todo el mundo cabreado. Ya sé que los controladores son una "casta privilegiada", me consta que carecen de simpatías y hasta puede que yo tampoco sienta demasiada por sus modos y acciones. Pero todo eso son anécdotas irrelevantes.

Lo verdaderamente importante son los síntomas, aquello que podemos aprender de lo que vemos.

Actualmente nos vamos quedando sin opciones. La respuesta internacional a la crisis generada por el neoliberalismo salvaje es más neoliberalismo salvaje. Lo hemos visto ayer mismo en España donde el presidente del gobierno, después de reunirse con los grandes empresarios del país (muchos de los cuales lo son por actos prevaricatorios del gobierno anterior a través de su política de privatizaciones y la mayor parte culpables conscientes de la actual crisis) y empujado por los "mercados" (que todos sabemos quienes son, y mucho más ahora con las filtraciones de Wikileaks) ha lanzado una nueva ola de privatizaciones indebidas e innecesarias, una reforma de las pensiones y otra laboral que vienen a conculcar nuestros derechos como trabajadores y ciudadanos, implementará, a no tardar (o lo hará su sucesor) leyes que ahoguen al pueblo beneficiando solo al gran capital...llegará un momento en que solo nos quedarán dos caminos: la esclavitud y la miseria o la rebelión.

En estos días de militarizaciones y estados de alarma (¿veremos alguno de excepción?) el estado ilegítimo que padecemos nos está marcando perfectamente la pauta por donde atajará cualquier disidencia: el autoritarismo parafascista.

Sí, hoy los controladores aéreos han paralizado el país, han dejado a muchos sin vacaciones (por cierto 300 000 según los medios de comunicación, una mínima élite afortunada) y estamos todos muy cabreados porque se trata, al parecer, de un grupo de privilegiados que intentan imponer sus privilegios mediante el chantaje puro y duro. Pero no perdamos de vista el hecho de que mañana seremos todos nosotros quienes tengamos que paralizar el país para cambiar sus estructuras y establecer una economía más eficiente y unas leyes más justas, en beneficio del pueblo y no de las multinacionales. Entonces también seremos tachados de delincuentes y terroristas. También se suspenderán las garantías constitucionales y se sacará el ejército a la calle. Vivimos en una internacional de estados parafascistas en los que todo lo que no sea acatamiento se considera terrorismo. Y da igual las siglas del gobierno de turno, quienes mandan en realidad no se presentan a las elecciones.

Es bueno que vayamos tomando nota y percatándonos de que la lucha, necesaria y cada vez más inaplazable, será sangrienta y hasta que destruyamos al poder que manipula las instituciones nosotros, que tenemos la razón y la verdad, seremos los malos.

PD.- Recomiendo a mis lectores que paren mientes en el modo en que se ha llevado a cabo la información sobre el paro de los controladores en los medios de comunicación. Si lo hacen, una vez pasado el sofoco del momento, se darán cuenta de que, en el fondo, e insisto que no experimento excesivas simpatías por la causa de los controladores aéreos, hemos asistido a una lapidación pública en toda regla. La imparcialidad ha brillado por su ausencia. Los telediarios ordinarios y especiales han pasado horas y horas dando voz a los afectados por la huelga, lógica y naturalmente muy cabreados, dando voz al gobierno...pero nadie, o muy pocos, han dado voz a los controladores. Seguramente no íbamos a estar de acuerdo con sus posicionamientos (¿o quizá sí y de ahí la censura, no fuera a ser que nos convirtiésemos en imitadores?) pero al menos deberíamos haber podido escucharlos. Conviene que tengamos muy en cuenta ese modo de "informar" porque, como digo, lo sucedido en este puente de la constitución es un importante test para cuando el pueblo, por fin, se decida a salir a la calle a cambiar este régimen pútrido y la actual ineficacia e injusticia del entramado político, económico y social (si es que alguna vez hay cojones para hacerlo)...entonces los medios de comunicación, en el fondo medios propagandísticos del gran capital, tampoco serán neutrales ni darán voz a las legítimas protestas del pueblo. Solo escucharemos recursos a la autoridad y el nefando discurso de los que se encuentran en la cima de esta estafa piramidal que llaman democracia liberal. Entonces serán monocordes, como ahora lo han sido.

 NOTA.- La fotografía es de Aitor Aguirregabiria.

Etiquetas: , , , , , , , ,

04/12/2010 13:30 disidenteporaccidente Enlace permanente. disidencias No hay comentarios. Comentar.

CONCLUSIÓN SOBRE LA HUELGA DE CONTROLADORES AÉREOS EN ESPAÑA.

20101206161942-davidreid.jpg

Bueno, ahora que ha pasado el sofocón quizá sería interesante repasar los hechos para comprender lo sucedido y extraer las oportunas consecuencias. Sintetizando mucho podemos establecer la siguiente sucesión de acontecimientos:

1- El gran capital, que teledirige a nuestros políticos elegidos en las urnas pero indefectiblemente al servicio de los bancos y las multinacionales en lugar de a nuestros intereses, maniobra entre bastidores para imponer, con la excusa de la crisis (una crisis generada por el propio gran capital y sus irresponsables políticas neoliberales), más neoliberalismo. Las fraudulentas e indebidas privatizaciones llevadas a cabo por Aznar en los años noventa supusieron, al mismo tiempo que una pérdida de soberanía y maniobra para el estado, un enorme (e insisto: fraudulento) negocio para el gran capital. La receta de esta gentuza, por lo tanto, es la de acabar de privatizar todo lo que queda bajo el control del estado. La enseñanza superior se ha privatizado ya indirectamente mediante el Plan Bolonia, de aquí a unos pocos años veremos la privatización de la sanidad y demás servicios públicos, incluyendo la RENFE. Ahora le toca el turno a AENA.

2-Una vez privatizada Iberia en los noventa, el gran capital pretende la privatización de la gestión de los aeropuertos. El presidente del gobierno reunido con el gran sanedrín de los vendepatrias financieros (esos casi cuarenta "grandes empresarios" que citó para "hablar sobre la recuperación de la economía") promete nuevas privatizaciones, y en primer lugar, cómo no, la de AENA.

3-Toda privatización lleva indefectiblemente aparejada una reducción de personal y un empeoramiento de las condiciones de trabajo de los empleados. Es, además, tradición desde los tiempos de Felipe González (y Aznar fue seguidor entusiasta de esta política) que el estado le haga el trabajo sucio a los especuladores a los que beneficia ilegítimamente mediante las privatizaciones (lo que, por cierto, constituye dos clarísimos delitos, uno perfectamente tipificado: prevaricación y otro que la república venidera deberá tipificar y castigar con la máxima pena: traición al pueblo y a España). En otros casos el estado gastó miles de millones para sanear empresas que luego se entregaban sin apenas contrapartidas y con superhábit a los especuladores de turno. En este convenía machacar a un colectivo de trabajadores cualificados cuyas condiciones laborales son incompatibles con los hábitos de especulación y explotación del sector privado español (que, como sabemos, lejos de ser empresarios son oportunistas, estafadores, especuladores y negreros).

4- El gobierno introdujo un nuevo reglamento de trabajo según el cual las guardias de los controladores no se consideraban horas extraordinarias, en el que se aumentaban sus horas de trabajo anuales y, en general, se precarizaban sus condiciones de trabajo en previsión de la ansiada (por el gran capital especulador) privatización de AENA.

5.- Lógicamente el colectivo de controladores se defendió y tomó medidas encamiadas a conservar sus condiciones de trabajo que el propio gobierno, en una operación de propaganda y desinformación digna del ministerio de propaganda nazi, empezó a denominar privilegios. (Y es un dato muy a tener en cuenta de cara al futuro, a partir de ahora veremos muy a menudo que los derechos laborales y sociales ganados con tanto esfuerzo se llamarán privilegios para obtener demagógicamente el apoyo de aquellos que ya los perdieron y no entienden que el camino es la recuperación de los mismos para todos en lugar de su eliminación general).

6.- La impaciencia del gran capital especulador crecía y esto no debió de dejar de expresarse en el contubernio del presidente con el sanedrín de explotadores y especuladores con el que tuvo la desvergüenza de reunirse hace unos días. Había que privatizar AENA a la carrera y para ello resultaba imprescindible aplastar la resistencia de los controladores por cualquier medio, incluso alguno de tan arraigado regusto franquista como la militarización.

7.- Consecuentemente había que generar un escenario que la justificase ante una opinión pública lo suficientemente ofuscada como para que no comprendiese los sucios métodos que se estaban utilizando no en beneficio de España sino del sector privado, para que no viesen que, en el fondo, se estaba prevaricando de nuevo como se viene prevaricando en todo el proceso de privatizaciones desde los años ochenta. (Podemos decir que todo el régimen de 1978 es en realidad una gran prevarización en contra de España y a favor de una casta de explotadores y especuladores que la dirigen en la sombra y que ningún presidente del gobierno está libre de culpa al menos desde 1982).

8.- Así que A).-El presidente se reúne con los "grandes Empresarios"

                B).- El presidente anuncia que no acudirá a la cumbre iberoamericana.

                C).- Justo en vísperas del puente se aprueba un decreto que obliga a los controladores a defender sus condiciones de trabajo, que les fuerza, en definitiva, a la huelga.

                 D).- Gobierno y medios de comunicación se lanzan a una orgía de desinformación que ya explicábamos en el artículo anterior y que constituye de hecho una lapidación de los "privilegiados" controladores en la que participa activamente una ciudadanía (privilegiada, puesto que tiene dinero para irse de vacaciones, y en avión, cosa no tan frecuente en los días que corren) enfadada por la imposibilidad de coger sus vuelos.

               y E).- Se procede a la militarización (medida franquista donde las haya) para sojuzgar a los controladores, acabar con su resistencia, terminar con sus condiciones de trabajo, precarizarlas y proceder a la privatización de AENA en los términos que el gran capital quería para obtener el máximo de beneficios de una empresa que era y debería seguir siendo pública.

En resumen: hemos visto como el gobierno ha utilizado los métodos más sucios para seguir regalando el patrimonio nacional al sector privado insistiendo en una política que es la culpable de la crisis actual. Y, en consecuencia, hemos constatado una vez más que el régimen actual, sobre perjudicial, es ilegítimo porque no sirve a los intereses generales de España sino a los de los especuladores nacionales e internacionales. Hay, por lo tanto, que plantarse y cambiar las reglas del juego. E insisto: hoy mejor que mañana.

NOTA.- la fotografía es de davidreid.

Etiquetas: , , , , , ,

ESPAÑA ¿UN PAÍS DE GILIPOLLAS?

20101217101848-jerrycharlotte.jpg

Por supuesto la del título es simplemente un pregunta retórica. No es preciso discurrir demasiado para comprender que la respuesta a esta pregunta tan solo puede ser afirmativa. Y así nos va. Si la mayoría social de los españoles no fuera una masa de arribistas ignorantes, de nuevos ricos toscamente identificados con el ideario de los señoritos de toda la vida, que se aprovechan de esa circunstancia para seguir estafándolos y aprovechándose de ellos, otro gallo nos cantaría. Pero ese grueso vociferante e inculto (incultos a pesar de que muchos tengan incluso estudios superiores, en España la universidad capacita, mal, para el desarrollo técnico de las profesiones pero no forma) del populacho encantado de sí mismo porque sus abuelos criaban cabras en el pueblo, sus padres acaso tuvieron que emigrar y ellos han conseguido tener coche y adosado (que deben) y una interna mal pagada y sin papeles (cumpliendo así el sueño tantas veces expresado en el cine español del franquismo de la clase media baja con servicio en casa), ese vivero inagotable de votantes conformistas dentro del turnismo de corte canovista y nula representatividad democrática que llaman democracia representa un problema de tal calado y genera tal inercia negativa en el devenir político y social de España que finalmente hay que admitirlo. Por supuesto que no todos los españoles son gilipollas pero, por desgracia, el futuro del país está decidido por una élite de sinvergüenzas directamente sostenida por una masa amorfa de gilipollas que engloba individuos desde la clase media alta hasta las más bajas (se da mucho en ciertos bares de las barriadas humildes el especimen del pobre franquista, especialmente si la iglesia tiene alguna implantación en el barrio desde los años sesenta o setenta), algunos de los cuales incluso se creen modernos, progresistas y hasta "de izquierdas" cuando apenas son otra cosa que repitemonas de la propaganda ideológica del régimen vigente, a la postre caciquil, estamental, injusto y sometido a intereses extranjeros.

Algún día, cuando se estudie la historia de España desde 1978, el peso mayor del estudio deberá recaer en dicha masa manipulable de paletos vestidos de marca y obcecados de consumismo y televisión.

El canovismo de 1876 se mantuvo en pie por las redes clientelares que los caciques tendían en sus respectivos territorios en perfecta comunión con la represión más salvaje y constante. Su émulo de 1978 se sustenta, sin que por supuesto las redes clientelares hayan desaparecido y persistiendo la represión (omnipresente aunque subrepticia), en cambio en esa masa desclasada prefabricada con el desarrollismo franquista de los sesenta dentro de un designio general dentro de la política imperialista de los Estados Unidos.

Nos vendieron, y a menudo lo creemos a pies juntillas, que durante el franquismo España fue diferente. Es mentira. Aquí, aunque con cierto retraso por cuestiones puramente estéticas que retrasaron nuestra integración formal en el modelo imperialista yanqui (implantado en toda Europa en 1945) hasta 1956, se aplicaron las mismas políticas sociales, políticas y económicas que en el resto de Europa. De hecho el desarrollismo franquista no fue otra cosa que la importación del modelo de la democracia cristiana italiana al ámbito hispano con las pertinentes adaptaciones a los peculiares usos locales.

De aquellos polvos (con perdón) proceden estos lodos que embarran el normal devenir de España aborregándonos hasta la máxima estulticia. Y lo peor es que no parece que exista revulsivo posible para semejante situación. El memo es memo desde la cuna hasta la tumba y ese peligroso lastre con hechuras de "mayoría social" que vota más o menos religiosamente cada vez que toca dentro de las opciones turnistas, que se declara apolítico y que aplaude con fruición cuando la patronal clama por el "derecho al trabajo" en medio de una más que justificada huelga general o cuando aplaude procedimientos franquistas como la militarización para que "unos privilegiados" (y no se dan cuenta que dentro del esquema neoliberal que nos imponen privilegiados son todos aquellos a quienes todavía se respetan sus derechos) no "hagan chantaje al estado" (sin percatarse de que ese mismo argumento fascista servirá en el futuro para atajar manu militari cualquier protesta y toda disidencia), que se ha contagiado de la reverencia a la "propiedad privada" y al "libre mercado" de las clases altas porque se cree propietario de los bienes que todavía debe e inversor porque se dejó estafar por unos brokers para perder su dinero en la bolsa, ese peligroso lastre social que los políticos apodan eufemísticamente, "clase media", no va a cambiar condenando de facto todo cambio real en España por muy necesario y acuciante que sea.

Y cuidado: cuando hablo de cambios necesarios y acuciantes no me estoy refiriendo a los que el gran capital y la banca están tratando de imponer como supuesta receta contra la crisis y que consiste en doblar la dosis de las políticas que nos han traido hasta aquí sino justo lo contrario: plantarse frente al dogmatismo ultraliberal, frenar las ambiciones del capitalismo salvaje y reconstruir el sistema para que deje de ser una estafa legal que siempre favorece a los mismos y se convierta en un hábitat beneficioso para todos.

Pero en fin...esa gente sigue siendo un factor de "estabilidad" y están orgullosos de ello sin darse cuenta de que la estabilidad, cuando te conduce al matadero, ni es buena ni deseable. Pero un borrego es siempre un borrego, temeroso de los perros (las fuerzas represoras) del qué dirán (el superyo del rebaño, siempre tendente a la sumisión y el comportamiento gregario) y sintiendo afecto por su pastor sin percatarse de que este cuida tan solo sus propios intereses y les reserva únicamente un destino, y nada halagüeño.

Esa masa aborregada es la verdadera culpable de los problemas estructurales que padecemos y de que sea prácticamente imposible arreglarlos. Su estupidez, inmensa, oceánica, es de tal calibre que se convierten en factor de inmovilismo y en palmeros de la derechización que experimentamos. Se manifiesta, además, en cada ocasión que se le permite. Por ejemplo con la persistencia en el voto (cuando resulta evidente que votar es legitimar un sistema que no representa al votante) y su constante pendular entre las opciones mayoritarias del teatrillo de títeres que nos venden como democracia. Pero también  en ocasiones más trascendentales como cuando se votó mayoritariamente ( y sin conocerlo, tan solo porque sus líderes les dijeron que lo hicieran) el tratado de la Unión Europea que consagraba muchos de los problemas y malas actuaciones sociales, económicas y políticas que ahora padecemos.

 Se manifiesta en cada ocasión en que esa masa de memos puede expresarse.

Por ejemplo en las encuestas.

Leía hace poco algunos resultados del barómetro del Real Instituto Elcano y sus conclusiones no hicieron otra cosa que confirmar mi impresión de que existe una peligrosa masa de imbéciles aborregados de los cuales depende mi futuro y el de España.

Resulta que la canciller alemana Angela Merkel es la figura internacional más valorada por la opinión pública española, que le da una puntuación de 5´9. ¿Puede entenderse semejante cosa?...sí, desde la total ignorancia de quienes opinan.

Alemania es la mayor beneficiada con el euro y con la crisis. Está jugando a beneficiarse a costa de difamar y enmerdar a sus socios europeos, especialemente a España. Nuestro país está teniendo enormes pérdidas y grandes dificultades económicias y financieras por su actuación insolidaria y deliberadamente perjudicial para nosotros y resulta que los españolitos de a pie sienten simpatía por ella. Esta tipa representa la derecha más rancia, más sucia, más clasista y más ultraliberal de Europa, responsable directa tanto de la crisis actual como del ataque a nuestros derechos ciudadanos y laborales y es la más admirada...no puede llegarse a otra conclusión salvo la que ilustra el título de este artículo: España es un país de gilipollas.

Pero no queda ahí la cosa. Resulta que el 60 % de los españoles, según la misma encuesta, sigue identificando Unión Europea con futuro y progreso cuando a la vista está que tan solo sirve para imponer las políticas del gran capital y la ultraderecha y para perjudicar al pueblo, a todos y cada uno de los pueblos de Europa y con mayor saña a los periféricos como el español.

No importa, la Unión Europa es valorada con un 5’5 y, lo que ya es absolutamente ridículo teniendo en cuenta que no sirve para ayudarnos a defender las Canarias, Ceuta o Melilla ni para recuperar Gibraltar ni el control del estrecho y tan solo para embarcarnos en operaciones exteriores como comparsas y servidores del imperialismo yanqui, la OTAN con un 5´1. Y el BCE con un 4´8...

Eso dentro de un marco social en el que las instituciones más valoradas son el ejército (heredero directo del franquismo, nido de derechismo, institución que perdió su honor al sublevarse en 1936 y al permitir la implantación de bases extranjeras en nuestro territorio y que se cuenta entre las herramientas que el poder empleará para la represión cuando llegue el caso) y el rey (vértice indiscutible de un sistema económico y político intrínsecamente corrupto en todas sus facetas y controlado por las oligarquías de siempre en perfecta comunión con la arcaizante y totalitaria iglesia católica)...

Lo decía hace unas semanas: sois putas, ponéis la cama y encima pagáis la habitación.

En conclusión: sí, España es un país de gilipollas.

NOTA.- la fotografía es de Jerrycharlotte.

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

HUELGUITAS HUERAS

20101218104023-jaume-rep.jpg

Hoy, sábado 18 de diciembre de 2010, me desayuno con la noticia de que los sindicatos mayoritarios españoles (UGT y CCOO) han convocado manifestaciones en 39 ciudades contra la decisión del gobierno de prolongar la edad de jubilación hasta los 67 años (de paso que rebaja las cuantías de las pensiones) y con el alarde dictatorial del presidente del gobierno, envalentonado por el apoyo del gran capital (especuladores y banqueros) y de buitres de la extrema derecha neoliberal como la Merkel, asegurando que en ningún caso va a cambiar de opinión.

Se trata de una comedia mil veces representada en los últimos meses a lo largo y ancho de toda Europa: los gobiernos hacen la política que les conviene a los bancos y a los especuladores atacando los derechos de los ciudadanos en cuanto trabajadores y consumidores, se procede a la destrucción del sistema del bienestar por motivos de puro dogmatismo ideológico y en contra de la razón y el buen sentido y cuando los ciudadanos salen a la calle para protestar son ignorados y reprimidos. Lo hemos visto en Grecia, en Italia, en Inglaterra...en todas partes.

 Las cacareadas democracias europeas fueron siempre una simple pamema pero desde la caída del muro de Berlín han acabado de vaciarse de sentido y están dejando caer su careta. El ciudadano no importa, su opinión hace tiempo que no cuenta (mientras vote un número suficiente, ni siquiera es preciso que sea mayoritario) y sus intereses, como ha dejado claro la crisis, se desprecian porque los únicos importantes son los del Gran Capital. Las urnas no sirven para variar el rumbo de los acontecimientos porque todos los que gobiernan o están en disposición de hacerlo, representan los intereses de la gran banca y de los especuladores, del imperialismo yanqui, y desprecian los de los ciudadanos. Ya solo existe una consigna entre nuestros gobernantes: acabar con la democracia (que implica no solo votaciones regulares sino el respeto a los derechos de los ciudadanos y una estructura política, social y económica no basada en la estafa legal que siempre favorece a los mismos, los detentadores del Poder y perjudica a la masa de ciudadanos convertidos en simples siervos al servicio del capital y la especulación) e imponer la tiranía de la oligarquía plutocrática, de los banqueros y especuladores, esos constantemente aludidos y reverenciados bajo el epígrafe de "los mercados". Ninguna otra cosa importa.

Sin embargo los sindicatos, que en el fondo forman parte de la estructura de poder político y muestran actitudes excesivamente respetuosas con unas instituciones tocadas de ilegitimidad desde el mismo momento en que carecen de verdadera naturaleza democrática, que han dejado de representar y defender a los ciudadanos, cuando no se pasan directamente con armas y bagajes al enemigo común, continuan ofreciendo al ciudadano simples desahogos sin capacidad real de cambio.

La dinámica la conocemos demasiado bien, como digo hemos asistido muchas veces a la misma representación en Europa en los últimos dos años: los gobiernos hacen la política de los banqueros y especuladores, destruyen el estado, demuelen los derechos de los ciudadanos para favorecer los intereses del Gran Capital y los sindicatos organizan huelguitas hueras, que solo sirven para que algunos se desahoguen gritando su malestar y el estado en una clara deriva protofascistoide ponga a punto sus mecanismos represivos (incluyendo la propaganda y los mecanismos de contrainformación con la colaboración de los medios de comunicación, en la práctica en manos del Gran Capital) sin que los gobiernos, amparados en la excusa de "los mercados" muevan una sola coma de sus leyes injustas y tiránicas.

Ya ha quedado claro que las protestas y los paros puntuales pero respetuosos con el sistema, al igual que las citas con las urnas, no sirven para nada. Los gobernantes, las viciadas instituciones, no escuchan al ciudadano porque hace décadas que no lo hacen, que solo se trabaja en favor de los poderosos, de aquellos que pueden visitar al ministro de turno, hacerle costosos regalos y proporcionarle buenos retiros en consejos de administración de empresas privadas (porque, no lo neguemos, la corrupción es consustancial a la democracia liberal que padecemos) mientras que al pueblo se le engaña mientras se puede y si no, se le reprime (para eso están la policía y el ejército y los medios de comunicación para justificar la represión). Las cosas son así y puesto que el poder ha dejado caer su careta conviene que los ciudadanos empecemos a afrontar los cosas tal y como son.

No vamos a conseguir nada con los votos ni con huelgas puntuales. Si queremos salvar la democracia (en su amplio sentido) en Europa ha llegado la hora de las barricadas. Nos enfrentamos a políticos corruptos, a tiranos que manejan las instituciones en nuestra contra y sin control (bancos, especuladores, grandes empresas...) y a instituciones que han perdido, si es que la tuvieron alguna vez, su legitimidad. Solo queda un camino: derrocar el actual sistema y restablecer la verdadera democracia.

Una huelga general no sirve ya para nada si no es revolucionaria. La moderación y la cobardía hoy por hoy son suicidas. Solo la revolución, acabar con el actual estado de cosas y limpiar a fondo Europa, abrir las ventanas y las puertas para que entre aire fresco y la democracia en cuanto sistema de justicia social e igualdad de oportunidades se restablezca, es una opción.

Huelga General sí, pero revolucionaria. Es nuestra responsabilidad.

 

NOTA.- la fotografía es de Jaume D´Urgel

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

18/12/2010 10:40 disidenteporaccidente Enlace permanente. disidencias No hay comentarios. Comentar.

HEATHROW, LA NIEVE Y LAS PRIVATIZACIONES.

20101222075453-david.niconscanon.jpg

Sin ningún lugar a dudas Inglaterra, desde la época de la señora (algo hay que llamarla y no me gusta insultar) Tatcher, es el mayor ejemplo europeo de neoliberlaismo y capitalismo salvaje que puede encontrarse en Europa. El adalid máximo de las erróneas políticas económicas y sociales que se están imponiendo desde el Poder, adscrito dogmáticamente a la Escuela de Chicago y sus desvaríos, y faro a seguir por todos los gobiernos colaboracionistas (es decir: absolutamente todos) de la UE. Y como tal no deja de aportar ejemplos de lo nocivas que dichas políticas resultan.

No me molestaré en hacer una larga enumeración. Pero basta recordar lo sucedido con las tasas universitarias recientemente, la privatización de todo lo privatizable, incluidos los parques nacionales...en fin, que las políticas doctrinarias en vigor han enriquecido a unos pocos en detrimento de la mayoría y no han ayudado en nada al desarrollo real del Reino Unido. En conjunto hoy se vive peor allí que hace treinta años y no es por casualidad. Entre otras cosas, y es muy importante que lo tengamos en cuenta, la privatización de cualquier servicio conlleva siempre e inevitablemente un empeoramiento de dicho servicio. La machacona propaganda noeoliberal que está al servicio de los intereses del gran capital que se enriquece indebidamente con dichas privatizaciones dice inexorablemente lo contrario, pero miente conscientemente.

Un ejemplo clarísimo lo encontramos en los aeropuertos de gestión privada de Europa en estos días invernales donde la nieve, meteoro natural en semejantes regiones y fechas, ha causado un caos aéreo impensable y intolerable hasta hace apenas unos pocos años y en este caso, como en otros semejantes, Inglaterra, Londres, es el foco señero donde mirar y comprender los extremos a los que conduce el dogmatismo neoliberal y lo importante que resulta ponerle freno.

¿Qué ha sucedido en Heathrow?...Muy sencillo: su gestión es privada y, consecuentemente, la inversión de la empresa gestora (por cierto: filial de la española Ferrovial, una de las cuarenta "grandes" invitadas por Zapatero a la Moncloa para aconsejarse sobre como "salir de la crisis" aplicando por supuesto más nociva política neoliberal que favorezca a este tipo de "grandes" perjudicándonos a todos) insuficiente. La filosofía de las empresas privadas no es la calidad del servicio ni la responsabilidad social sino el lucro a cualquier precio, lo que de facto precariza la seguridad y empeora cualquier servicio que asuman. En el aeropuerto de Londres han invertido, según cifras de los propios medios de comunicación ingleses, una décima parte de lo que hubiera sido necesario para mantener abierto el aeropuerto bajo la nieve. Eso es todo: una simple consecuencia de la gestión privada de un bien público y el empeoramiento de servicio que ello implica.

Habrá integristas del capitalismo salvaje que aduzcan la imposibilidad de luchar contra "olas de frío y temporales de nieve" (que así vienen definiendo los medios de comunicación el invierno últimamente)...pero el hecho es que el aeropuerto de Estocolmo que padece más frío y más nieve que Londres lleva medio siglo sin cerrarse. Ignoro si el aeropuerto sueco está gestionado privadamente o no, pero en cualquier caso, el hecho es que en circunstancias meteorológicas mucho más duras que el de Londres no se ha cerrado nunca y el viernes pasado Heathrow, con apenas tres centímetros de nieve en las pistas se colapsó por falta de la inversión necesaria que hubiera disminuido los beneficios (está claro que aumentados abusiva e indebidamente) del gestor privado. Otro gallo hubiera cantado si la gestión de este aeropuerto hubiera sido pública y funcionado con criterios de responsabilidad social, seguridad y excelencia.

Las privatizaciones enriquecen a unos cuantos buitres carroñeros pero en conjunto empobrecen a las naciones y empeoran los servicios perjudicando a los ciudadanos. Es preciso tenerlo en cuenta en estos tiempos que corren.

NOTA.- La fotografía es de David.Niconvscanon.

Etiquetas: , , , , , , , , ,

22/12/2010 08:01 disidenteporaccidente Enlace permanente. economía No hay comentarios. Comentar.

CENSURA: LA DICTADURA DE LOS PACATOS (RIHANNA Y CHRISTINA AGUILERA, FINAL X FACTOR, REINO UNIDO, 2010)

Mi amiga Jane (sí, hace años, cuando éramos algo más que amigos hacíamos muchas bromas con el nombrecito y Tarzán) que tiene la deferencia de seguir mi blog desde Oxford me mandó un correo electrónico hace unos días hablándome sobre el asunto. No le hice demasiado caso. Después de todo me aburre el puritanismo anglosajón y no me ocuparía en absoluto de él de no ser una de las pésimas consecuencias del imperialismo yanqui sobre el mundo civilizado (que no es precisamente el anglosajón, hay que puntualizarlo). Sin embargo en estos días lo he visto reflejado, si bien tímidamente, en la prensa española y puesto que la marea ha llegado hasta nuestras costas considero, ahora sí, interesante, dedicarle unas líneas al "escándalo".

 El caso es frecuente, un síntoma reiterado del  modo en que las minorías más radicales, los fundamentalistas religiosos, equiparables en todo punto a los talibanes aunque sus sectas sean cristianas y se crean la quintaesencia de la moral y el ombligo del mundo, la medida por la que todo debe medirse, ejercen la censura sobre el conjunto de la sociedad cercenando su libertad e imponiendo la anquilosada, pacata, enfermiza y sucia moralidad originada en la superstición semita cuyo eje fundamental es la condena y la lucha contra el diablo, la carne y el mundo.

Estas sectas del fundamentalismo cristiano (no pensemos en grupos minoritarios y resentidos, en realidad las mayoritarias son tan regresivas y perjudiciales como las minotitarias) insisten en imponer sus mitos y sus absurdos puntos de vista al conjunto de la sociedad a la que intentan "salvar" de la influencia de esos tres peligrosos enemigos (mundo, demonio y carne) que solo existen en cuanto entelequias como fruto de la viciada filosofía emanada del milenarismo judío donde, allá por el siglo I a.d.C., agotadas todas las vías del mesías físico, los talibanes judíos del momento se inventaron uno metafísico, espiritual, tan opuesto al mundo material que, bebiendo directamente de las fuentes zoroastrianas,lo consideraban obra impura de un genio del mal y, por lo tanto, condenable, rechazable y despreciable.

Y siguen igual, empecinados en que la naturaleza es mala y debe ser reprimida para agradar a su dios y, sobre todo, a sus pervertidas conciencias.

Lo verdaderamente triste y preocupante es que las democracias liberales, sistemas totalitarios que traducen políticamente no la verdadera democracia sino el concepto de la misma que destilaron las oscurantistas burguesías centroeuropeas que se empecinaron en rechazar la luminosa apertura del renacimiento sacándose de la manga ese apestoso regüeldo de la peor teocracia medieval que es el protestantismo en todas sus formas, que las "democracias" liberales, decía, especialmente las más caracterizadas como tales, las anglosajonas que no en vano son también las portadoras de las peores miasmas del capitalismo salvaje y la explotación (insisto: capitalismo y liberalismo son dos formas de calvinismo y por lo tanto la moralidad que imponen al mundo es esa, la de los talibanes cristianos), se han organizado de modo que precisamente la ruidosa expresión de las minorías más radicales (y por lo tanto la más insana y absurda) sea la que se imponga sobre el conjunto de la sociedad impidiendo su avance y alejándolas de una relación saludable y relajada con la naturaleza y la belleza.

En eso, hay que decirlo, las "democracias" liberales, especialmente las anglosajonas, aunque todas aquellas que las imitan están en mayor o menor grado contagiadas del mismo mal, no se diferencian en mucho de los regímenes ultraconservadores islámicos.

En ambos regímenes, dominados por alucinadas sectas de un espiritualismo maniqueo y agresivo, las minorías más radicales se erigen en árbitros de la moral común e imponen sus enfermizos y absurdos puntos de vista tanto en la redacción y ejecución de las leyes como en todos los extremos de la convivencia social llegándose a extremos que serían ridículos y absurdos si no fueran, de hecho, una forma de terrorismo fascista y un atentado directo contra la civilización, el avance social y la salud mental de la ciudadanía.

Lo de las actuaciones de Rihanna y Christina Aguilera en la final de Factor X UK y el revuelo armado por los ultraconservadores de turno es solo una anécdota más, pero lo suficientemente llamativa como para utilizarla como punto de análisis.

No se trata de un hecho aislado. Las sectas semitas siempre han ejercido directa o indirectamente la censura sobre las sociedades occidentales. Mientras pudieron desde el estado mismo, luego, tratando de influir sobre él con llamamientos a la moral (la suya) y, a menudo, a la protección de los menores.

Pero ¿protegerlos de qué?...de la ignorancia, de la insanía de un pensamiento viciado de maniqueismo psicopático...no: del pecado, de la carne...del mundo, es decir, de la naturaleza misma.

Y, para colmo, esas sectas decidieron que ellas debían actuar, aunque no controlasen el estado ni la sociedad, de modo que su censura lograse seguir imponiéndose sobre ambas y las llamadas democracias liberales, surgidas de su misma mierda ideológica, del oscurantismo protestante, siempre les permitieron conseguir sus objetivos utilizando la sempiterna excusa de proteger a los niños del pecado y de la "perversión".

 En realidad, la verdadera perversión es la imposición de la psicopatía maniquea de las sectas semitas en las conciencias infantiles que quedan así lastradas de por vida por una idea de pecado y de culpa que siempre permitirá a las diferentes sectas manejarlos a su antojo. En ese sentido deberían ser estos sectarios los que, dentro de un marco verdaderamente democrático, fueran juzgados (y severamente castigados) como corruptores de los jóvenes y enemigos endémicos y comunes de la civilización, la libertad y la democracia.

Por desgracia no ocurre así. Al contrario: uno de los pilares de la Revolución Conservadora que se relanzó a mediados de los setenta para atajar los avances sociales que había traído consigo la apertura del 68, es precisamente la organización e imposición de estos grupos del talibanismo sectario cristiano sobre la sociedad. Y no es un hecho baladí puesto que, como hemos explicado hasta la saciedad en estas mismas páginas, la ideología religiosa del extremismo semita y su vertiente económica y social del capitalismo salvaje marchan juntas y de la mano. Hay que combatir ambas para conseguir una sociedad equilibrada, sana y viable.

Urge empezar a llamar a las cosas por sus nombres y el que corresponde a aquellos que defienden la moralidad semita es, claramente, el de enfermos mentales. Quien considera que la naturaleza es sucia y pecaminosa no puede tener una relación normal con ella, está viciado y perturbado y, claramente, vicia y perturba a quienes logre influir. Por ese motivo todos esos clérigos e integristas tanto católicos como protestantes, musulmanes o judíos, deberían ser inmediatamente retirados de la circulación, internados en psiquiátricos, y la infancia y la juventud apartada de ellos para evitar su contagio.

Sabemos que no sucede así. Los regímenes oscurantistas que nos dominan y que en Europa y América tratan de hacernos pasar por democracias (unas democracias donde las decisiones las toman las sectas y las grandes corporaciones) han tomado precisamente la decisión contraria y eso tiene graves consecuencias.

A menudo no somos conscientes de ello, pero conviene que empecemos a darnos cuenta de las cosas y a militar activamente en contra de ese perjudicial estado de cosas.

Desde el Mediterráneo, que siempre fue una zona más civilizada que el mundo centroeuropeo (no en vano la Europa meridional dio el renacimiento mientras que la central originaba la reforma), podemos sonreír al saber que casi 5000 padres indignados han protestado ante la ITV a causa de los sensuales bailes de unas bellas bailarinas ataviadas (y por cierto enseñando mucho menos que en la mayoría de las playas) de un modo que algunos pueden considerar provocativo y que incluso puede tramitarse contra esa cadena de televisión una denuncia por haber permitido semejante descoco en un horario en el que según las pacatas leyes anglosajonas (que luego imponen activamente a todo el mundo) "los niños deben ser protegidos"...la pregunta vuelve a ser la misma ¿de qué?...y la respuesta es obvia, confesional, oscurantista y teocrática: del pecado y de la "perversión" de sus propios instintos sexuales que son cosa del demonio...

Podemos sonreír, sí, pero antes de hacerlo deberíamos pensar que nosotros tampoco nos encontramos lejos de esa realidad. Aquí también hay "asociaciones de padres" que son expresión del más oscurantista sectarismo semita que llevan años imponiendo su censura privada sobre la sociedad y el estado con casos igualmente hilarantes sino fueran sangrantes (¿alguien recuerda cuando se hizo retirar la serie Mazinger Z porque Afrodita A lanzaba sus senos como misiles y una de las protagonistas femeninas, Sayaka, aparecía en la ducha púdicamente cubierta por la espuma o el escándalo de las Vulpes?...pues desde entonces las intervenciones arbitrarias y ridículas de esas "asociaciones defensoras de la moral y de la infancia" no han dejado de imponerse en los medios de comunicación y en la redacción de leyes.)

Además, los anglosajones, especialmente el imperialismo yanqui (nos lo han mostrado claramente las filtraciones de Wikileaks) no cejan en el empeño de imponer su moral y sus leyes al resto del mundo y por lo tanto nada de lo que suceda en la anglosfera nos es ajeno.

Y recuerdo que el peso de esos talibanes cristianos ha llegado a tal punto que en Estados Unidos basta la queja de un solo padre para que un libro sea retirado de una biblioteca... A eso lo llaman democracia y protección de los menores y a eso vamos a llegar si no les paramos los pies.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

23/12/2010 14:14 disidenteporaccidente Enlace permanente. censura No hay comentarios. Comentar.

PAZ EN LAS SATURNALES Y EN EL NACIMIENTO DE MITRA.

Por supuesto eso de celebrar la navidad cristiana es un acto de mal gusto y completamente ridículo y despreciable, propio de gentecillas de medio pelo adictas a la ignorancia y la esclavitud. No es algo, por lo tanto, que se haga en mi casa.

Cuando el cristianismo se impuso a sangre y fuego, como la secta destructiva que es, sobre la civilización pagana se dedicó a copiar y reinterpretar todas las fiestas anteriores. No era nada nuevo, el cristianismo no es otra cosa que un cúmulo de plagios al servicio de unas jerarquías ambiciosas y sin escrúpulos que, contra todo pronóstico, lograron hacerse con el poder gracias a los delirios y complejos de un tirano sanguinario, un dictador ilegítimo con ansias de grandeza como fue Constantino. Pero Europa tarde o temprano regresará a sus verdaderas raíces, las del paganismo indoeuropeo, y abismará en el Tártaro ese cúmulo de despreciables sectas semitas que la dominan desde el siglo IV. Por ese motivo, porque los antiguos dioses han de regresar y el verdadero culto restablecerse en todos y cada uno de los ancestrales santuarios de Europa, es bueno que en fechas como estas recordemos las verdaderas festividades que se celebran, despojándolas de su barniz cristiano.

Sabido es que las fiestas saturnales, que ahora tocarían a su fin, eran épocas de celebraciones familiares, festines y regalos. Los cristianos a lo largo del siglo IV trataron de convertirlas en un cúmulo de ayunos, penitencias y autoflagelaciones. No lo consiguieron y tuvieron que morir al palo de la alegría y la celebración.

Las saturnales enlazaban con la fecha del nacimiento de Mitra, en la noche del 24 al 25 de diciembre.

Todas estas eran celebaciones de paz, de alegría y de luz. Por ese motivo, aparcando momentáneamente el sesgo combativo de este blog, deseo arriar las banderas y compartir con mis lectores tres de mis grandes amores (confesables).

Un saludo.

Etiquetas: , , , , , , , , ,

23/12/2010 21:08 disidenteporaccidente Enlace permanente. disidencias No hay comentarios. Comentar.