Facebook Twitter Google +1     Admin

LOS RATONES Y EL QUESO (SOBRE EL ATENTADO DE CHARLIE HEBDO)

20150108133714-8076287796-423f271bea-z.jpg

No es paranoico quien desconfía sobre hechos probados y estrategias conocidas. Por el contrario quien se deja llevar por el primer impulso y solo se percata de lo aparentemente evidente puede ser tachado, sin insulto ni duda, de ignorante.

Obviamente el atentado sufrido ayer por el semanario Cherlie Hebdo es una salvajada sin paliativos que debe ser condenada sin ambajes. Un acto repugnante que únicamente puede causar desprecio, rechazo, rabia y resentimiento en cualquier persona de bien. 

Dicho esto no puedo quitarme de la cabeza aquel refrán que dice: "Bueno es que haya ratones para que no se sepa quien se come el queso." que se aviene en este punto perfectamente con aquel otro de: "Unos llevan la fama y otros cardan la lana."

Porque lo llamativo del atentado de ayer en París es la fecha. No la concreta del calendario sino la relativa de los acontecimientos. Pensemos: estamos en un momento en el que el ilegítimo e imperialista régimen de Bruselas se encuentra firmando un tratado de libre comercio con los Estados Unidos que supondrá entregar la soberanía de cada país por separado y de la Unión Europea en su conjunto a los caprichos de las multinacionales estadounidense de tal modo que nos convertiremos todavía más en colonias sin derechos donde el capitalismo salvaje y los intereses de los oligarcas americanos y sus clientelas locales se impondrán sobre el bien común y los derechos de los pueblos de Europa. Ello avivará la disidencia, la resistencia y la contestación y para aniquilarla el régimen, subsidiario de la dominación capitalista, necesita implementar un sistema represivo de gran calado. ¿Cómo conseguirlo? La estrategia es ya vieja pero efectiva. En los años setenta se le dio el nombre de Estrategia de la Tensión y se llevó a cabo sin contemplaciones. 

La CIA y sus filiales europeas (los servicios secretos de las "democracias" europeas no son sino filiales del imperialismo y la represión del capitalismo imperialista estadounidense) lanzaron una sangrienta campaña de atentados a lo largo y ancho de Europa reivindicados en su mayor parte por "organizaciones comunistas", de este modo se atemorizaba al "ciudadano medio" siempre un elemento manipulable y de acusada tendencia a la sumisión al poder establecido y a sus presupuestos ideológicos para conseguir que mirara a otro lado mientras se llevaba a cabo la represión contra los elementos sanos de la sociedad a veces mediante el cambio y endurecimiento de leyes a veces, simplemente, saltándoselas a la torera sin que nadie preguntase demasiado. 

Ahora viene a suceder algo parecido. Van a apretarnos más el dogal y necesitan excusas para machacar a los defensores de la democracia y la independencia de los pueblos de Europa.

Del mismo modo que los atentados del 11-S sirvieron en Estados Unidos para imponer la dictadura a través de la llamada Ley Patriótica, en Europa se está buscando que una concatenación de actos violentos conduzcan a la imposición de leyes (como la Ley Mordaza del ilegítimo gobierno español) conducentes a yugular cualquier tipo de resistencia o disidencia frente a la criptodictadura que viene. 

No debe olvidarse tampoco que nos encontramos en momentos en los que Syriza puede llegar a ganar las elecciones en Grecia, quien sabe si Podemos en España, y que por lo tanto podrían alcanzar el poder grupos no del todo domesticados por el régimen controlado desde 1945 por el imperialismo estadounidense a través de instituciones prefabricadas como la Unión Europea que no es sino un instrumento del imperialismo yanqui para sojuzgar Europa y a sus pueblos. 

Tampoco debemos pasar por alto que muchos países están reconociendo el Estado Palestino, cosa que naturalmente inquieta a Israel, uno de los factores más activos del imperialismo y el dominio mundial del yanqui desde 1945. 

Están pasando demasiadas cosas como para creer que un atentado salvaje y despreciable como el sufrido en París ayer y curiosamente retransmitido casi en directo por una cámara providencial y bien manejada es simplemente lo que vemos.

La Estrategia de la Tensión ha regresado y la dirigen contra nosotros, nuestros derechos y nuestras libertades.

¡Estad Alerta! 

NOTA.- La fotografía es de Gnuckx.

Etiquetas: , , , , , , , , ,

2015: NI PODREMOS NI NADA CAMBIARÁ.

20150104160226-5508310119-a992b87235-z.jpg

Mira que me molesta ser cenizo y que siempre procuro ver el lado positivo de las cosas, pero tras cabilar a fondo sobre el año que comienza he de mostrarme pesimista.

¿La razón?

Es sencilla: se puede pactar con el diablo y salir beneficiado pero no con la oligarquía. 

Cualquier pacto (y la aceptación del régimen existente y sus ilegítimas elecciones es ya de por sí uno) con la oligarquía aboca a la amortización del filo revolucionario de cualquier instrumento, a su embotamiento. Del mismo modo que los sindicatos mayoritarios acabaron convertidos en cómplices del régimen y perdiendo su legitimidad y su función al pactar con la oligarquía antes incluso de 1975, cualquier partido o movimiento que pretenda instaurar la igualdad y la libertad que siga ese camino está condenado a perder su función primaria de cambio en breve. Si Izquierda Unida no pudo precisamente por aceptar el régimen (y por otros errores de calado como permitir la perduración hegemónica del PCE), Podemos (que además no puede presumir de no cometer otros errores igualmente nocivos y que ha nacido con la tara del personalismo tecnocrático de egregios profesores encastillados en su torre de marfil universitaria y con la semilla de la disgregación en su seno) tampoco podrá. 

Sabemos que ha habido empresarios y banqueros que han pretendido reunirse con Pablo Iglesias. Eso es algo que no debe extrañarnos, es la típica forma de actuar de la oligarquía parasitaria y corrupta: cortejar hasta corromper. Lo malo es que Pablo Iglesias ha aceptado reunirse con ellos. Es decir: demuestra estar en una línea de pacto "constitucionalista" y "transicionista" que es lo mismo que decir transaccionista. 

Podríamos llegar a pensar que Podemos, asumiendo una estrategia bolivariana, como algunos le acusan, está contemporizando hasta las elecciones para no asustar, no desgastarse y luego, llegados al poder, desplegar sus medidas de transformación. Bien. El problema es que se trata de una estrategia errónea. La siguió Chaves y la continúa el chavismo y no ha servido para descuajar ni yugular a la oligarquía venezolana. A la larga será esta última la que venza y regrese al poder quizá no ya con un bipartidismo a la antigua usanza o con la consabida dictadura militar. Adoptará un nuevo disfraz, desarrollará un nuevo sistema de representación "democrática" vacío de significado y recuperará su poder y sus viejas mañas.

Idéntico resultado tendrá esa estrategia en España suponiendo, por otro lado, que Podemos sea capaz de ganar las elecciones generales con mayoría absoluta. Máxime dentro de una estructura imperialista que nos convierte en colonia como es la pertenencia a la Unión Europea. 

El único camino para cambiar las cosas es desde fuera del régimen. La única senda viable al verdadero socialismo y por lo tanto a la verdadera democracia es la cubana: sin negociaciones, sin componendas. Es preciso identificar al enemigo común,la oligarquía, y desalojarlo del poder sin medias tintas y a nivel europeo. 

Dicho esto cualquier fuerza que desaloje al PP del poder e impida que lo asuma el PSOE bienvenida sea, representará un alivio. Pero no una solución. El objetivo no es romper el bipartidismo ni cambiar la faz del régimen conviertiendo la monarquía en república liberal y capitalista. El objetivo es, y debe ser, el establecimiento de la verdadera democracia. Y eso no se consigue con pactos. 

NOTA.- La fotografía es de Antonio Martín Segovia.

FELIPE VI EN ALICANTE (SONIA CASTEDO Y EL iNSTITUTO DE EMPRESA FAMILIAR)

20141103154458-6644321091-47934b065a-z.jpg

Que los medios de comunicación, fieles órganos propagandísticos del régimen, nos manipulan no es ningún secreto. Que, como hábiles prestidigitadores, nos señalan lo anecdótico para que no prestemos atención a lo fundamental es un hecho incontrovertible. Y precisamente hoy, lunes 3 de noviembre de 2014 hemos tenido un ejemplo clarísimo sobre el que conviene meditar.

En este día el rey Felipe VI, que no representan ninguna ruptura con el régimen ni lidera ningún cambio significativo más allá de la pura cosmética, ha viajado a Alicante a participar en un reunión del Instituto de Empresa Familiar y los medios de comunicación han armado interesada algaravía con el hecho anecdótico de que coincidiese o no con la corrupta, y ya políticamente difunta, alcaldesa de la ciudad Sonia Castedo. Peor no han dicho nada de lo fundamental: de que el jefe del estado y el secretario general del PSOE acudan a una reunión de uno de los más conspicuos y opacos (ni siquiera la lista de sus miembros es pública y se accede a serlo solo mediante cooptación expresa) tentáculos oligárquicos del país. 

A pesar de que su nombre (alusivo a la empresa familiar) pueda hacer pensar en la pequeña y mediana empresa, en que se trata de un organismo para representar y estimular a las pequeñas empresas familiares lo cierto es que la media de facturación de las empresas que conforman el centenar de miembros ronda los 1000 millones y que a través del IEF, en el fondo un lobby de oligarcas, mueven sus intereses políticos empresas como Inditex, Mercadona, Ferrovial, Acciona,Nutrexpa, Grupo Godó, Damm, Osborne o Mango.

Así las cosas el verdadero acto de corrupción, la muestra de absoluta corrupción estructural del régimen liberal que padecemos es que el jefe del estado y el que se precia de serlo de la oposición y solo lo es del turnismo oligárquico, Pedro Sánchez, acudan a los conciliábulos de un lobby cuyos intereses son radicalmente contrarios a los de la mayoría social. 

Haciéndolo dejan bien claro a quién se deben y con quién militan: a favor de la oligarquía corrupta y parasitaria y en contra del pueblo. Circunstancia que ilegitima tanto a la monarquía como a los partidos turnantes y el régimen que sostienen como expresión cierta y democrática del pueblo español. 

No olvidemos, además, que el IEF forma parte del llamado Consejo Empresarial para la Competitividad, un Think Tank del que forman parte Telefónica, Repsol, Banco de Santander, La Caixa, El Corte Inglés, Mapfre, Grupo Planeta, Acs y otras empresas similares que constituyen el núcleo duro de la oligarquía parasitaria y el resultado de las políticas tendentes a la destrucción del estado y su sumisión al capital nacional subordinado al extranjero (a través de la indebida y criminal privatización de empresas públicas como Telefónica o Repsol) y de los constantes ataques sufridos tanto por la independencia de España, que ellos han malbaratado y vendido en nombre de amos extranjeros y de los derechos políticos, sociales y laborales del pueblo español.

Hoy en Alicante la verdadera corrupción del sistema no se limitaba a la presencia de la corrupta alcaldesa de la ciudad, era el acto en sí mismo y la estructura que representa: el modo en que las más altas jerarquías del estado (y del régimen ilegítimo) confraternizan con la oligarquía corrupta, parasitaria, colonialista (nos han convertido en una colonia del capital extranjero) y explotadora. 

La corrupción es la naturaleza misma del régimen ilegítimo que debe ser destruido a la máxima brevedad y sustituido por una verdadera República Socialista del Pueblo y los Trabajadores donde el bien común prime sobre la codicia de unos pocos integrantes de dinastías enriquecidas con la corrupción sistémica y la parasitación del estado. 

NOTA.- la fotografía es de Mitt Romney.

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

EL HERMANO "FILIPINO" DE FRANCO

20141017181759-8065276187-7f94930223-z.jpg

Que Nicolás Franco Salgado-Araújo, el padre del dictador Francisco Franco, era un mujeriego de marca mayor no es ningún secreto. Que siendo de talante liberal y declarándose librepensador nunca acabó de llevarse bien con su católica esposa  (deberíamos puntualizar: primera esposa, porque durante la república contrajo matrimonio civil con otra mujer, Agustina Aldana, matrimonio anulado por las leyes impuestas por su hijo al alcanzar el poder, y casi podríamos preguntarnos freudianamente qué porcentaje de clericalismo y cuanto de venganza personal hubo en la implementación de dichas leyes) a la que abandonó cuando sus hijos eran todavía pequeños.

Don Nicolás fue marino militar de carrera, estuvo destinado en Cuba y Filipinas y de regreso a Galicia, allá por 1890, con 35 años, contrajo matrimonio con Pilar Bahamonde, de 25, ya a pique de quedarse solterona según los cánones de la época e hija de un oficial de la armada. A grandes rasgos se trató de un matrimonio de conveniencia entre un capitán regresado a la península en edad de "sentar la cabeza" por el qué dirán y en abono de sus futuros ascensos y una joven de El Ferrol, de su misma clase y entorno social, necesitada de "colocarse" a la mayor brevedad. Y, claro, salió mal.

El capitán Franco Salgado- Araújo había visto mundo, tenía una mentalidad abierta, estaba acostumbrado a la libertad (y acaso el libertinaje) y doña Pilar era una provinciana educada en las faldas de los curas. El matrimonio no podía funcionar y no funcionó.

Agonizó durante algún tiempo dando lugar al nacimiento de una recua de hijos legítimos: Nicolás (1891-1977), Francisco (1892-1975), Pilar (1895-1989), Ramón (1896-1938) y María de la Paz (1898-1903) cuyas andanzas y biografías son bien conocidas.

Nicolás fue ingeniero naval, militó en el Partido Agrario durante la II República y durante la dictadura de su hermano ejerció de embajador en Portugal y procurador en cortes, fue ascendido a general y aprovechó sus contactos dentro del régimen para enriquecerse con una larga serie de negocios privados.

A Francisco ya lo conocemos: militar y dictador.  

Ramón, el más heterodoxo, pasó de servir en Regulares al cuerpo de Aeronáutica Militar alcanzando la fama como piloto con el vuelo del Plus Ultra (1926) y participó en un golpe de estado republicano que su indecisión hizo fracasar en 1930. Durante la II República fue candidato a diputado por el Partido Republicano Revolucionario y como independiente federalista y consiguiendo finalmente el acta por Esquerra Republicana de Cataluña (sí, ERC) en 1931 pero en 1936 se pasó al bando de su hermano muriendo durante la guerra civil en un mal aterrizaje nunca exento de polémica. 

Pilar contrajo matrimonio en 1914 con un militar con el que tuvo diez hijos y llevó una vida acorde con el papel que se esperaba de una mujer de su condición. 

Comenzado el siglo XX Don Nicolás rompió definitivamente con su beata esposa y marchó a Madrid donde rehizo su vida o "se amancebó" según el lenguaje clerical de la época con Agustina Aldana, mujer con la que contrajo matrimonio en la república después de divorciarse de la primera. Alcanzó el generalato y no parece que viera con muy buenos ojos la subida al poder de su hijo Francisco en 1939. 

Murió en 1942 recibiendo un funeral manejado por el Caudillo y del que se excluyó tanto a Agustina Aldana como al hermano bastardo y "filipino" del dictador.

Porque cuando Don Nicolás regresó a España en 1890 había dejado un hijo ilegítimo en Manila. 

Allí, en Filipinas, el apuesto marino había tenido una joven amante, Concepción Puy, hija de un compañero de armas de origen español, a la que dejó embarazada cuando tenía catorce años. 

Don Nicolás reconoció al niño: Eugenio Franco Puy, que nació en Cavite el 28 de diciembre de 1889 pero no contrajo matrimonio con su madre que casaría más tarde con otro militar del que tendría nuevos hijos. Apenas nacido el niño el padre del futuro caudillo regresó a España y se instaló en El Ferrol donde llevó a cabo el infortunado enlace con Pilar Bahamonde. 

Eugenio Franco Puy permaneció en Filipinas hasta 1898, año en que la pérdida de la soberanía española sobre las islas condujo a la repatriación del personal militar en ellas establecido. En lo sucesivo vivió en Madrid y mantuvo contacto con su padre biológico que le concedió el preceptivo permiso para contraer matrimonio en 1918. 

Eugenio intentó seguir la carrera militar en la marina pero acabó dedicándose a la topografía civil en el Instituto Topográfico de Madrid, donde desarrolló toda su vida profesional.

De ideología progresista fue partidario de la república y durante la guerra acompañó al gobierno republicano a Valencia. Terminada la contienda en 1939 logró evitar el fusilamiento sin recurrir a sus hermanos "legítimos" que aparentaban ignorar, sobre todo Francisco, su existencia, y tras someterse a un expediente de depuración continuó su labor en el Instituto Topográfico de Madrid hasta su jubilación.

Murió en Madrid, ya jubilado, en 1966, tras sufrir una caída en la Avenida de la Reina Victoria.

Nunca se puso en contacto con su hermano el dictador ni le pidió ningún favor manteniéndose prudentemente distanciado de un régimen que no coincidía en absoluto con sus ideas.

El que sí aprovechó el parentesco fue su yerno (siempre tiene que haber un yerno, un cuñado o un primo que nos avergüence y traicione nuestra dignidad, es ley de vida).

Eugenio, que como sabemos había contraído matrimonio en 1918, tuvo una hija, Concepción Franco, que en 1947 casó a su vez con un bibliotecario: Hipólito Escolar (1919-1989), antiguo alumno de Antonio Machado (en el instituto)y fundador de la Editorial Gredos (1944) que tras combatir en el bando franquista y obtener plaza en el Cuerpo de Archivos y Bibliotecas fue destinado a Almería, destino que no le gustaba en absoluto. Por ello escribió a Franco recordándole que tenía un hermano bastardo y que él era sobrino bastardo político por vía de Concepción Franco, lo que le sirvió para ser destinado a Madrid en 1952 con el encargo de dirigir la Biblioteca de Iniciación Cultural. Más tarde, en 1962, fue elevado a la Comisión de Publicaciones Infantiles y Juveniles, promocionado en 1968 para asesorar a Brasil en la fundación de la Biblioteca Nacional de Brasilia y en 1975, en uno de los últimos actos de Franco, fue nombrado director de la Biblioteca Nacional de España, que dirigió hasta su jubilación en 1985. Siendo, y sin querer restarle méritos profesionales, el gran beneficiado del vínculo familiar entre su suegro y el dictador. 

NOTA.- La fotografía es de Momadic Lass.

Etiquetas: , , , , , , ,

17/10/2014 18:26 disidenteporaccidente Enlace permanente. historia No hay comentarios. Comentar.

¿A QUIÉN FAVORECE EL INDEPENDENTISMO?

20141004021035-3141864731-44ac8d1051-z.jpg

La respuesta a la pregunta del título resulta tan obvia que ni siquiera sería preciso argumentarla. El independentismo favorece única y exclusivamente a las oligarquías que vienen parasitando al pueblo español a través de los sucesivos regímenes liberales desde el siglo XIX.

2011 fue un año de esperanza. Por fin, frente al corrupto e ilegítimo régimen colonial de 1978, el pueblo se organizaba y se movilizaba para derribarlo y estructurar desde la base una nueva democracia. En ese momento sobre todas las cosas era precisa la unidad, la confluencia, un proyecto unitario de futuro, articular la lucha social, la lucha de clases, para avanzar en la yugulación de las oligarquías y el establecimiento de unos cimientos sólidos sobre los que construir una verdadera democracia. No fue posible. Desde el primer instante el proyecto común,el camino de unidad hacia la democracia, del pueblo frente a las oligarquías central y periféricas, se vio quebrado por el activismo separatista, de los indocumentados (o infiltrados) que ponían el asunto territorial y secesionista (y por lo tanto defendían los intereses de las oligarquías periféricas) sobre el proyecto social. Los que defendían el soberanismo prefabricado frente las verdaderas necesidades del pueblo.

Hoy seguimos igual: amparándose en las legítimas reivindicaciones democráticas del pueblo unos cuantos aprovechan para sembrar la disensión, para enturbiar deliberadamente la dialéctica de oposición social a las oligarquías corruptas con reivindicaciones que no son sociales ni democráticas sino deudoras de la demagogia sostenida por las oligarquías periféricas a través del poder que el fracasado y contraproducente sistema liberal les ha permitido mantener en la educación, los medios propagandísticos y económicos. 

Al introducir el irrelevante asunto del independentismo en el movimiento popular, cosa que viene sucediendo desde 2011, los catalanistas (y otros en menor medida) han venido a pervertir el ilusionante movimiento democrático surgido el 15 de mayo de 2011 para llevar a cabo la realización de los intereses de la corrupta oligarquía barcelonesa. Una Cataluña independiente, todos lo sabemos, sería el imperio de la oligarquía corrompida de Barcelona, sería una inviable república bananera que haría inmensamente más ricos a los catalanes que ya lo son (y desde generaciones) conduciendo a la miseria a las clases medias y trabajadoras. Eso es una realidad indiscutible que los independentistas no quieren ver porque va en contra de los intereses políticos y económicos de quienes les manipulan entre bambalinas, de la oligarquía barcelonesa cuyo grado de enmerdamiento solo llega a intuirse con la observación del Caso Pujol. 

Así las cosas puede afirmarse que los infiltrados independentistas que han estado practicando el entrismo en el movimiento social del 15-m desde el mismísimo 2011 y que se envuelven en los pliegues de sus pancartas y banderas para utilizarlos de caballo de Troya contra la indiscutible unidad de España son en realidad enemigos del pueblo y de la democracia, títeres de la oligarquía que introduciendo un discurso ajeno al de unidad popular frente a los privilegios, latrocinios y dominación de esa misma oligarquía y enturbiando deliberadamente las aguas están liquidando el movimiento democrático y las justas demandas del pueblo.

Los independentistas catalanes han enterrado el movimiento democrático en España poniendo el país en manos otra vez de las oligarquías que habían llegado a tambalearse en 2011 con la unidad del pueblo exigiendo verdadera democracia.

Ahora solo pueden suceder dos cosas. O bien Cataluña se independendiza en cuyo caso las oligarquías catalana y centralista saldrán fortalecidas respecto a los dos segmentos de pueblo español divididos por fronteras artificiales y consiguientemente ambos segmentos acabaran empobrecidos y debilitados frente a Madrid y Barcelona o, lo que es mucho más probable, el pulso se zanjará con un nuevo acuerdo entre facciones mafiosas (y más o menos ruido mediático, institucional y acciones represivas que lejos de perjudicar a los aparatos oligárquicos servirán para justificar la desmembración de los embriones de movimiento democrático surgidos en 2011) y todos, el pueblo en su totalidad, saldremos empobrecidos y debilitados frente a las oligarquías reconciliadas dentro del corrupto estado liberal.

Por lo tanto puede afirmarse que todo ciudadano no oligarca que en Cataluña se suma a las movilizaciones independentistas no solo está tirando piedras contra su propio tejado sino también ayudando a sepultar el movimiento democrático español que solo puede ser unitario y articularse en un horizonte de confluencia popular frente a la oligarquía, en un marco social y no territorial. 

Consecuentemente los independentistas pueden y deben ser tenidos como enemigos de la democracia, de la regeneración social y política y como enemigos del pueblo. Y como tales deberán ser tratados si la ruptura llega y nos vemos obligados a enmendarla con una acción expeditiva que deberá ser al mismo tiempo  de liberación y unificación popular y destinada al establecimiento de una verdadera democracia en todo el ámbito español, combatiendo por igual a todas las oligarquías y a sus títeres independentistas y nacional-católicos. 

NOTA.- La fotografía es de Mario Antonio Pena Zapata. 

Etiquetas: , ,

LA CHORRADA DE LA ESPAÑA FEDERAL

20140930151832-6371353067-aba4f7b159-z.jpg

El PSOE es una secta de oportunistas desnortados, una gangrena supurante que amenaza con corroer las entrañas de España y de la que no puede esperarse sino un cúmulo de toxinas que acaben por envenenar un organismo ya moribundo a causa de la iniquidad culpable y criminal de los vendepatrias oligárquicos del PP.

El PSOE es un partido (ya el mero hecho de ser un partido lo situa en la antidemocracia, en el intento de secuestro del bien común por parte de una facción dentro del amañado sistema del sufragismo liberal) de derechas que no quiere, por pura estética, parecerlo. Es la reencarnación del Partido Liberal en el neoturnismo del ilegítimo régimen de 1978 y lucha con todas sus fuerzas por ocultar su verdadero papel institucional (tan alejado de la democracia y de su origen como elemento dinamizador del asalto de la mayoría social al reducto del poder oligárquico) y por encontrar una "personalidad" propia que lo diferencie de su gemelo: el Partido Popular. En ese campo el erigirse en adalid de "lo progre" ojo: no del progreso ni del progresismo, ni siquiera de la modernidad o la vanguardia ideológica o social, solo de la impostura "pogre" de los burgueses (y asimilados) de mentalidad atrasada y conservadora, defendiendo un laicismo descafeinado, un feminismo radical pero viciado de ideología puritana y reaccionaria y con instintos filonazis aplicables después al conjunto de la legislación y la acción política, con la repetición de mantras y eslóganes vacíos de significado real y la cesión a los intereses oligárquicos tanto centralistas como periféricos le confiere un perfil en apariencia más moderado y diferente al del PP.

Pero, precisamente, esa necesidad de presentar una faz diferente para la misma realidad ideológica, social y política es lo que convierte al PSOE en un zombi, en una aberración política de la que no cabe esperar sino desgracias y decisiones que conduzcan al desastre de España.  

Ahora, en esa deriva absurda, peligrosa (y colindante con la traición a España y al pueblo y que deberá ser juzgada y castigada con dureza cuando se restablezca el orden en este país) le ha dado a sus jerifaltes por defender una España federal, lo que en la práctica es ceder a las fabulaciones históricas (e histéricas) de las oligarquías periféricas, especialmente la catalana y la vasca, y ahondar en el fracaso del estado liberal del que el PSOE es partícipe, fautor y cómplice. 

Ya explicamos esto hace poco en estas mismas páginas en un artículo titulado Los Pujol y la Falacia del Independentismo. No obstante resumiremos de nuevo la idea general. 

Los nacionalismos catalán y vasco nacen de una contradicción de intereses económicos entre los oligarcas de esas regiones y los de Madrid. Mientras estos últimos ,con una base económica eminentemente agraria, defendían el libre comercio y la caída de aranceles para enriquecerse con las crisis de la Guerra de Crimea, la filoxera y aún la Primera Guerra Mundial, los otros, cuya base económica eran las manufacturas, defendían el proteccionismo para no tener que competir con las industrias extranjeras (especialmente inglesas, francesas y alemanas). 

Para sustanciar su oposición a la oligarquía de Madrid las periféricas procedieron a reinterpretar la historia (es decir: a inventársela directamente) sobre las bases liberales y conservadoras del romanticismo creando unas fabulaciones que décadas, ya más de un siglo, de propaganda han convertido por el método goebbliano de repetir las mentiras hasta que son tomadas por verdades y de lavar el cerebro de las masas con esas mentiras desde la escuela y mediante todos los aparatos de propaganda posible (universidad, medios de comunicación, etc...) hasta que se convierten en dogma de fe, en realidades indiscutibles. 

Es en eso: en la repetición e imposición de las mentiras "históricas" en lo que se basan el nacionalismo catalán y vasco. Y esos nacionalismos encubren, simplemente, los intereses mafiosos de las oligarquías beneficiadas por ellos (como enseña perfectamente el caso de los Pujol). Por lo tanto cualquier cesión al poder de esas mentiras en la calle o las instituciones es un acto de traición a España y al pueblo y un error político inaceptable. 

Negar la independiencia de una parte de España pero ceder al poder oligárquico regional proponiendo una articulación federal del país es una abdicación de la verdad histórica, de los deberes patrióticos y de la integridad moral y política. Al hacerlo el PSOE demuestra su ceguera, su oportunismo y su inadecuación como instrumento de avance político. 

Por supuesto que el centralismo monolítico que defiende la oligarquía mesetaria no es una opción de futuro pero ceder a los intereses de las oligarquías periféricas tampoco. 

Aquí el problema no es de nacionalismos, secesiones y articulaciones territoriales, el problema es social y político: hablamos del fracaso del estado liberal en España, de la necesidad de sustituirlo y del absoluto imperativo democrático de eliminar a las oligarquías central y periféricas bajo nuevas bases de acción y unidad popular y socialista. 

Hemos de construir un estado nuevo, una democracia verdadera que como tal no puede ser liberal ni capitalista sino socialista e igualitaria y que desde luego no debe admitir la imposición de las fabulaciones ideológicas e "históricas" de las oligarquías que instrumentaron el fracasado estado liberal. Hemos de alcanzar un nuevo horizonte de unidad social y de avance político y ello pasa, indefectiblemente, por destruir el ilegítimo régimen de 1978 (incluyendo la tolerancia con los nacionalismos secesionistas) y establecer, por las malas si es preciso (mal que nos pese la tiranía fue siempre la antesala de la democracia), un nuevo discurso político, social y nacional. 

NOTA.- La fotografía es de Qsimple y es una buena metáfora sobre el bipartidismo del régimen: una morena y una rubia para vendernos la moto, o el coche, que tanto da.

Etiquetas: , , , , , , , ,

LAS LECCIONES DE GALLARDÓN.

20140924134134-4416650354-0b9d4bd106-z.jpg

La dimisión y abandono de la política del ambicioso ministro de justica Alberto Ruiz Gallardón deja para el espectador atento algunas lecciones que es bueno recoger y enunciar en síntesis para una posterior reflexión.

A saber:

1º- MAYORÍA PARLAMENTARIA NO ES NI DE LEJOS LO MISMO QUE MAYORÍA SOCIAL.- Lo cual, entre otras cosas, expresa bien a las claras la escasa representatividad del sistema parlamentario liberal y, por lo tanto, su profunda ilegitimidad y absoluta falta de calidad democrática. Parlamentarismo no es democracia, ergo el régimen de 1978 no es democrático y carece de legitimidad. Es una herramienta anquilosada que ha perdido su función, un estrambote político destinado al mantenimiento de los privilegios de unos pocos y no a servir al bien de la mayoría. Puede existir una mayoría parlamentaria que no representa una mayoría social por el simple hecho de que el sistema está pensado para eso: para que unos pocos tengan una justificación para maniobrar contra el pueblo. Y habrá que corregir este defecto de fábrica de un sistema amañado para mantener los privilegios de los de siempre a costa del sufrimiento de la inmensa mayoría. 

2º- NO SIEMPRE TIENE ÉXITO LA ESTRATEGIA DE UTILIZAR UN CABALLO DE TROYA EN FORMA DE PARTIDO POLÍTICO GENERALISTA Y "MODERADO" PARA TRATAR DE IMPONER LOS CRITERIOS DE UNA ÍNFIMA MINORÍA SECTARIA.- Se quiera o no en la derecha los extremistas son siempre los que mandan y lo hacen invariablemente desde posicionamientos teocráticos, integristas, regresivos, autistas y de raigambre medieval, tanto en países católicos como protestantes. Envolver el radicalismo puritano y teocrático en el aluvión del voto de "centro-derecha" que es el más despreciable, nausabundo y perjudicial, para luego, so capa de "protección de derechos, o de la infancia o de la familia" o cualquier otra etiqueta demagógica imponer leyes de raíz teocrática anclada en ideologías de la edad del bronce suele ser una estrategia que le funciona bien a la extrema derecha clerical sea católica o sea protestante. Pero vemos que tiene sus límites y es bueno constatarlo para articular ulteriores luchas contra esa minoría taliban a la que hay que aniquilar social, económica y políticamente para que el mundo avance.

3º.- FRENTE A UN PARLAMENTO NO REPRESENTATIVO Y POR LO TANTO ANTIDEMOCRÁTICO LA MOVILIZACIÓN SOCIAL ES LA CLAVE DEL AVANCE.- De modo que frente a las privatizaciones, frente a la corrupción, frente a los intentos de convertirnos en una colonia del capital extranjero, frente a todas las infamias de los partidos turnistas que padecemos solo cabe un camino: lucha en la calle, constante y con un solo objetivo: derribar el régimen. 

NOTA.- La fotografía es de Jesús G. Pastor.

Etiquetas: , , ,

PEDRO SÁNCHEZ: LA VERDADERA Y FEA CARA DEL PSOE.

20140915184122-3975169428-88081bc5d7-z.jpg

Para saber a dónde va a llevarte un individuo es imprescindible conocer de dónde procede y de qué no ha abjurado. Por eso para tener absolutamente claro quién es el nuevo jefecillo del sector liberal del bipartidismo del ilegítimo régimen conviene analizar su trayectoria, conocer cuales han sido los derroteros ideológicos de su formación y actividad política para que luego no se nos lleve al huerto con la habitual demagogia utilizada por su inmundo (y moribundo) partido. De hecho, basta con saber que milita en el PSOE para saber que es un derechista al servicio de la corrupta e indeseable oligarquía que domina España desde al menos 1833 y cuyos privilegios, hay que repetirlo siempre, no solo son incompatibles con la democracia sino con la viabilidad misma del país. Hay que acabar de raíz con las oligarquías parasitarias del centro y las periferias de España y con todos sus lacayos y secuaces, solo así conseguiremos una verdadera democracia y un país grande y viable. 

Pero vayamos más allá. Estudiemos siquiera someramente el periplo formativo de este perjudicial y antisocial individuo para comprender mejor qué clase de topo pretende "liderar la izquierda"...la izquierda de los estúpidos, claro, aquellos que siguen pensando que el PSOE es un partido que representa alguna opción de cambio o evolución o encarna de algún modo los intereses del pueblo frente a los de la oligarquía. 

Para empezar el tal Sánchez Pérez-Castejón es hijo de un empresario procedente del sector financiero luego puede entenderse con nitidez prístina su calidad de desclasado escasamente afín a la clase obrera y sus problemas y su identificación desde la cuna con la ideología liberal, capitalista, clasista y totalitaria que representa el régimen.

Estudió en el instituto Ramiro de Maeztu, de base krausista (lo que tampoco representa ninguna garantía de acercamiento ideológico a los derechos del pueblo y sí una afinidad liberal bastante preocupante) pero que de todos modos desde 1939 se convirtió en esfera de acción privilegiada de la Asociación Nacional Católica de Propagandistas y del Opus Dei, lo que supone de facto una apriosrística descalificación social y política de todos sus alumnos salvo que sus trayectorias ulteriores demuestren muy claramente lo contrario y la evidente liberación de las programaciones mentales experimentadas en su época de formación, cosa que desde luego no ha sucedido con Sánchez Pérez-Castejón.

Antes al contrario el individuo pasó a la universidad para estudiar Económicas y Administración de Empresas que más allá de su fachada de capacitación técnica constituye una de las carreras más ideologizadas que existen y cuya función última es inculcar en sus alumnos la ideología capitalista y la prolongación de las relaciones de poder social, político y económico. Vino a hacerlo, además, en la Complutense que sigue atestada de capillas católicas y no se ha liberado en lo profundo del legado nacional-católico del franquismo residual por mucho que la dirija un adocenado hijo de comunista dudoso. 

Por si fuera poco, el posgrado lo cursó en la Universidad Libre de Bruselas, de origen masónico y por lo tanto de ideología puramente liberal-capitalista e inspiración protestante, calvinista, lo que incide de nuevo en la transmisión de unos valores contrarios al socialismo y a la justicia social y próximos  al legado teocrático que no por disimulado está menos patente en el totalitarismo liberal. En suma el muchacho recibió una nueva dosis de ideología clasista, conservadora y contraria a la evolución social y de adhesión a la estructura imperialista que hoy domina en el mundo. Es, por lo tanto, un monaguillo del sistema, un acólito del liberal-capitalismo que solo desde la estupidez o el cinismo puede ser considerado "de izquierdas" o cercano a los verdaderos intereses del pueblo. 

Pero hay más: el tipo insistió en sus errores doctrinales doctorándose en Económicas y Administración de Empresas por una universidad privada: la Camilo José Cela, de la que más tarde llegó a ser profesor. 

Esta universidad pertenece a una empresa privada, la Institución Educativa San Estanislao de Kostka (SEK) cuya sola advocación ya nos indica de qué pie cojea por mucho que predique la independencia ideológica de la que evidentemente carece cuando de facto se aprovecha del parasitismo de los gobernantes neoliberales en todo el mundo para lucrarse a costa de la destrucción de la educación pública convirtiendo un derecho universal en un privilegio privado ligado al dinero y la clase social. Y el tal Sánchez Pérez-Castejón es cómplice de semejante ideología porque no solo cursó estudios en esta institución sino que, además, se ha convertido en profesor de la misma. Es decir: en un enemigo declarado y activo de la enseñanza pública e igualitaria. Y luego tiene la desvergüenza de llamarse socialista. 

Además hizo un máster en liderazgo público (o manipulación demagógica de masas) por IESE (Instituto de Estudios de la Empresa Business School) de la Universidad de Navarra controlada, como todo el mundo sabe, por el Opus...¿Puede salir un dirigente que respete, defienda y estimule los derechos del pueblo, la identidad nacional, la separación de la iglesia y del estado, las políticas de igualdad y justicia social de ahí? No, evidentemente. De ahí solo puede salir un dirigente derechista. 

En cuanto a su carrera política es la propia del trepa dentro de las estructuras del poder del partido de jerarca en jerarca dentro de las familias y las "cunerías" asentadas desde 1974.

Consiguió un empleo en Europa al servicio de la viuda de Enrique Casas, fue más tarde jefe de gabinete de Carlos Westendorp, antiguo y destacado colaborador de UCD que prosperó en el PSOE sucediendo en diferentes puestos, entre ellos el de ministro de asuntos exteriores, a tipos como Solbes o Solana, cuya posición derechista es claramente conocida, cuando ejercía el puesto de delegado de la ONU para Bosnia en un momento en que los gobiernos españoles obedecían el dictado imperialista de los Estados Unidos en lugar de hacer las políticas que convenían a España, lo que convierte a esos gobiernos y a sus miembros de primer, segundo y tercer orden en conciliábulos títeres coloniales formalmente considerados como traidores a España y al pueblo. 

Volvió más tarde a España culebreando hacia la cumbre a la sombra de José Blanco y Trinidad Jimenez llegando a ser concejal de Madrid por descarte ( y sin elección directa) en 2004 y a diputado, por el mismo método, en 2009 y 2013. 

Es más conocido el hecho de que fue miembro de la Asamblea de Caja Madrid votando a favor de la venta de preferentes (un método de estafa permitido por el estado para robar el dinero a los pobres por parte de las entidades bancarias) y siendo cómplice de todos los pasos que condujeron a la catátrofe de Bankia que sirvió para convertir a España en una colonia del capitalismo extranjero incluso modificando la constitución en contra del pueblo español, lo que, hay que repetirlo siempre, constituye un delito de traición que deberá ser castigado cuando se restablezcan la democracia y el orden en España. 

De ahí viene Pedro Sánchez Pérez-Castejón. Y sabiéndolo ya sabemos lo que el pueblo puede esperar de él: nada. Es un cipayo más del ilegítimo régimen oligárquico y colonial. Un claro enemigo del pueblo y de España. 

NOTA.- La fotografía es de Scott Beale.

Etiquetas: , , , , ,

LOS PUJOL Y LA FALACIA DEL INDEPENDENTISMO.

20140828160356-9724317077-d0fdde08ff-z.jpg

¿Quedarán independentistas en Cataluña después de la irrupción del Caso Pujol en la vida pública? Es evidente que sí. El fanatismo y la estupidez dificilmente atienden a razones y los memos tienden a abundar más que las personas sensatas sobre todo cuando el estado liberal ha tolerado durante demasiado tiempo un régimen escolar de lavado de cerebro y adoctrinamiento antiespañol en las escuelas, institutos, universidades y medios propagandísticos controlados por la oligarquía catalana.

No obstante el Caso Pujol permite contemplar en toda su impudicia el funcionamiento mafioso de la oligarquía catalana y comprender los verdaderos motivos que subyacen en sus demandas de independencia. 

Si la independencia catalana efectivamente se produjera ni los Pujol ni sus cómplices se verían en la tesitura de responder ante nada ni ante nadie. No existirían contrapesos a su poder, no habría instancias superiores que pudieran contralarles, jueces y policia (el cuerpo de los mozos de escuadra tiene todos los componentes de una policía política, corrupta, protofascista y represora al servicio de los intereses de la oligarquía catalana y, por lo tanto, destinada a sojuzgar al pueblo) estarían bajo el directo control de los mafiosos, como lo estarían todos los medios de propaganda y el fanatismo del falso nacionalismo catalán serviría para acallar cualquier voz disidente. 

La independencia que la oligarquía catalana desea y que muchos estúpidos de clase media y obrera aceptan comulgando con ruedas de molino es la instauración de un régimen tercermundista en el que las veinte o treinta familias de siempre acumulen todos los privilegios, manejen toda la riqueza y dominen despóticamente al resto de la población convertida en simples súbditos con obligaciones pero sin derechos.

Una Cataluña independiente se parecería más a la República Centroafricana de Bokassa que a cualquier país europeo, así nos lo indica con perfecta nitidez el Caso Pujol y todos los demás de corrupción que afectan no solo a CiU sino a todo el entramado independentista. 

Así las cosas la inevitable guerra que seguiría a la declaración independentista sería sobre todo una guerra de liberación popular y de saneamiento democrático que indudablemente exigiría la eliminación directa de cualquier elemento corrupto, la confección de una tábula rasa sobre la que volver a construir una región (que no debería denominarse Cataluña, a fin de cuentas nombre contingente, innecesario, que no significa históricamente otra cosa que la acumulación de condados sometidos a los carolingios en la Marca Hispánica que luego pasaron a ser controlados por Aragón y que ha quedado desacreditado a causa de su utilización "nacionalista" por la mafia oligárquica catalana para justificar sus desafueros) democráticamente sana, igualitaria, justa y libre de las miasmas de las falsedades históricas del llamado nacionalismo de la corrupta oligarquía barcelonesa, el puñado de familias que, en beneficio propio, vienen ensuciando y pudriendo la españolidad de Barcelona y su entorno desde el siglo XIX.

Naturalmente ese proceso sería enérgico y doloroso, tendría un elevadísimo precio en vidas, sacrificios y bienes materiales por eso es conveniente, en la medida de lo posible, evitarlo. 

Por eso hay que insistir en poner en evidencia la realidad para desengaño de ilusos: el nacionalismo catalán surgió a mediados del siglo XIX, sin ninguna base histórica, en la conjunción de carlistas que justificaban sus levantamientos impulsados por el fanatismo religioso con un desvaído foralismo y la burguesía barcelonesa, enfrentada a la castellana por causa de las disensiones sobre el proteccionismo y el libre comercio.

Los oligarcas que basaban su riqueza en la agricultura y en la atracción de capitales extranjeros, básicamente madrileños con intereses en Andalucía y otras regiones como Asturias, defendían el libre comercio. Los que basaban su fortuna en las manufacturas, especialmente los empresarios textiles catalanes, defendían el proteccionismo para no enfrentarse a los productos extranjeros, de mejor calidad y precio. Es decir: pretendían, aun proclamándose liberales, utilizar el estado para imponer sus productos caros y de mala calidad a un mercado cautivo. En otras palabras: estafar al pueblo parasitando el estado. No lo consiguieron. 

Y no lo consiguieron porque ceder a las intenciones de un sector minúsculo de la producción económica española hubiera significado un suicidio para España. Eran los tiempos de la Guerra de Crimea, de la filoxera, de la venta del azúcar y el tabaco cubanos...atender las demandas de los diez o quince productores textiles catalanes que por lo demás pretendían vender productos caros y de mala calidad, hubiera arruinado a la totalidad de la economía de España ( y del resto de Cataluña).

Fue a partir de ese momento cuando esos estafadores desairados comenzaron a conspirar, a "desespañolizarse" a odiar a "Madrid"...así surgió el nacionalismo catalán y todas sus falacias históricas, políticas y sociales, cada vez más elaboradas. 

La ineficacia y falta de patriotismo de los sucesivos regímenes liberales hicieron el resto permitiendo la propagación de ese cáncer. ¿Por qué? porque todos eran esencialmente clasistas y destinados a sostener los privilegios oligárquicos sobre los intereses del pueblo y de España como unidad nacional. Incluso el franquismo, que adoptó formas dictatoriales y pintorescas, llegando a perseguir las manifestaciones folclóricas del catalanismo, lo fomentó no desgajando de raíz a los oligarcas que lo impulsaban. Después de todo el franquismo iba dirigido contra el pueblo español en general no contra los oligarcas de cualquier condición. Si el franquismo hubiera sido verdaderamente patriótico y hubiera deseado una solución de los problemas españoles hubiera permitido a los catalanes seguir hablando en catalán si les parecía pero hubiera incautado y socializado o nacionalizado todos los bienes de la oligarquía desafecta y corrupta. De haber hecho eso hoy no existiría la "cuestión catalana".

En cuanto al régimen de 1978 apenas ha sido otro régimen liberal más y como tal absolutamente inoperante, ilegítimo, perjudicial y antiespañol, no ha servido sino para agravar los problemas históricos de España porque vino, como todos, a mantener en sus privilegios a los causantes de todos los problemas de España: los oligarcas centrales y periféricos. 

Lo bueno de una supuesta independencia catalana es que permitiría articular las fuerzas de renovación para eliminar esas células cancerígenas y restablecer una España saneada, del pueblo y para el pueblo, libre de oligarquías corruptas y mafiosas. 

No obstante, siempre es preferible llevar las cosas a cabo pacíficamente y con sensatez y para ello, en este caso, es preciso que los engañados por el sistema propagandístico y de lavado de cerebro de la mafiosa oligarquía catalana independentista recapaciten y sean ellos mismos los que le den la espalda a los "valores" prefabricados y falsos y a quienes los han impulsado volviendo al redil de la unidad y la concordia en un camino de convergencia que conduzca al restablecimiento de la verdadera democracia en España. 

Ahora ya habéis visto la podredumbre que se oculta tras la oriflama del independentismo, es hora de volver a la sensatez. 

PD.- Lo dicho aquí sobre Cataluña sirve también para las provincias llamadas vascas.

NOTA.- La fotografía es de Joan Sorolla.

Etiquetas: , ,

COMO ALCALDE VUESTRO QUE SOY...

20140823021744-9641914509-8b84f12e5f-z.jpg

El debate político en España adolece, entre otras muchas cosas, de una profunda ignorancia sobre la historia y la tradición política del país. Y ello convierte la mayor parte de las discusiones en diálogos insulsos entre bobos sin conciencia, "repitemonas" que únicamente atinan a reproducir lo que sus asesores han leído en manuales de ideologías desarrolladas lejos de nuestras fronteras y que nadie se ha molestado en adaptar a nuestra peculiar historia jurídica, social e institucional.

Lo que está sucediendo estos días con la pretendida reforma de las elecciones municipales por parte del PP tiene mucho de eso. 

Dejaremos a un lado la evidente intención de los peperos de modificar las leyes para perpetuarse en el poder y el hecho de que eso sea una actitud antidemocrática y golpista por otro lado típica del sistema liberal-parlamentario que nos venden falsamente como democracia y que ha mantenido, con todo tipo de triquiñuelas y timos similares, a las élites en el poder en todos los países que han adoptado dicha forma de tiranía camuflada. Eso ya lo sabemos, y el que no lo sepa puede dedicarse a estudiar la persistencia de los burgos podridos en el parlamentarismo inglés o el movimiento cartista y su represión y los trucos de los republicanos para ganar las elecciones en los Estados Unidos en los últimos cincuenta años, por no ir más lejos. Es posible, incluso, que este otoño escribamos un artículo al respecto en estas páginas y os sirvamos la lección bien masticadita. Pero no es de esto de lo que vamos a ocuparnos ahora. 

Hay cosas peores, de fondo, en dicha pretendida reforma que seguramente no habréis advertido y que conviene tener muy en cuenta. 

Para entender adecuadamente lo que voy a decir hay que retrotraerse a uno de los momentos más repugnantes, asquerosos y despreciables de un caudillo pepero que hayamos vivido en los últimos tiempos: aquel aciago día en que la marquesa-lideresa, la estomagante individua conocida como Esperanza Aguirre, fue a lamer pollas al parlamento británico. Al parlamento de un país, no lo olvidemos, que sigue ocupando parte del territorio español y que por lo tanto es nuestro enemigo aunque no nos encontremos en un periodo de guerra abierta, a un país que fue el principal responsable (a través de la ideología liberal, la piratería, el boicot y la masonería) de la desmembración de España en el siglo XIX. Un país que es, en todo, la antítesis de España. Y acudió allí a proclamarse admiradora de lo británico y, por lo tanto, enemiga de lo español y, por ende, traidora a España y al pueblo. Un acto así debería haberle acarreado la atimia primero y un enérgico castigo después. No sucedió nada porque, entre otras cosas, hay una profunda falta de patriotismo, de españolismo y de conciencia de nuestra historia y nuestro ser nacional tanto en la oligarquía que parasita el régimen como en todos los estamentos políticos y culturales del mismo. 

No debe extrañarnos, ya hemos explicado en estas páginas en más de una ocasión que la mayor parte de la oligarquía de nuestro país tiene raíces extranjeras y llegó a España a lo largo de los siglos XVIII y XIX con una sola cosa en la cabeza: expoliarlo. Arrebatar la riqueza pública y enriquecerse a costa de España y del pueblo. Lo hicieron, lo siguen haciendo. 

Esos extranjeros nos convirtieron en una colonia, lo seguimos siendo y eso se nota en nuestra total falta de conciencia nacional. Somos como los niños de las reservas indias de los Estados Unidos cuando ven películas del oeste y abuchean a los indios y aplauden la llegada del séptimo de caballería. Hasta ese punto nos han manipulado. 

Con esas oligarquías mayoritariamente extranjeras y que nos han convertido en una colonia de nuestros enemigos, llegó su ideología: el liberalismo. Fue el liberalismo quien en 1833 quiso borrar de raíz la identidad de los antiguos territorios históricos españoles creando las provincias y dando carpetazo a la tradicional organización política de España (si ello se revirtió en parte se debió en gran medida al foralismo carlista y la necesidad de conjurarlo). Fue también el liberalismo el que llevó a la privatización de los terrenos comunales de los municipios para enriquecer a los capitalistas extranjeros establecidos en España y a sus cómplices, quien dió al traste con los montepíos para intriducir la usura de los bancos (con capitales mayoritariamente extranjeros)...y así todo.

No debemos olvidar que una de las costumbres más dañinas y constantes introducidas por esas oligarquías de raíz extranjera y que todavía se perpetúa es empeñarse en hacer estudiar a sus vástagos en el extranjero donde se les programa en la ideología de nuestros enemigos y se les enseña a despreciar nuestra esencia española, a desconocer nuestra historia política, institucional y jurídica. Un individuo formado en un colegio o en una universidad anglosajona o germánica nunca, bajo ninguna circunstancia, puede ser considerado un buen español y existe el grave riesgo de que se convierta, como Esperanza Aguirre y tantos otros, en un traidor a España y en un opresor del pueblo, al que no entiende como propio sino como ajeno, una mano de aborígenes de la que lucrarse. 

En ese escenario de colonización intensa, de profunda aculturación y de pérfida manipulación de lo español no debe extrañarnos que cada medida de los enemigos del pueblo encarnados en la ideología liberal (sean cuales sean las siglas que la escondan) lleve tanto a la perpetuación de la tiranía oligárquica como a la vulneración del ser histórico español.

La aberración municipal que ahora pretende imponer el PP, sobre golpista, impúdica e inmoral, representa un paso más en el consciente desconocimiento de la historia política de España. 

Esa gentuza sajonizante, esos enemigos de España enquistados en un régimen corrupto e ilegítimo, sucesor de una larga serie de regímenes corruptos e ilegítimos que también parasitaron, pretende ahora instituir unos ayuntamientos presidencialistas o, al menos, en tránsito hacia el presidencialismo olvidando que el municipio, como institución fue siempre en España, desde la época de los romanos, un órgano colegiado en el que el alcalde solo ganó protagonismo desde la imposición del autoritarismo real y centralista que condujo al absolutismo con el aplastamiento de la legitimidad que podemos definir como foral (en Villalar en 1523, en Épila en 1592, en los decretos de Nueva Planta en 1707, en la introducción de las provincias en 1833...) Se trata de una tendencia inveterada pero no por ello más legítima.

El municipio es la expresión de la entidad territorial como república (y res pública) y por lo tanto como organismo autónomo, tendente a la horizontalidad o cuanto menos al equilibrio social, con aspiración universalista y plural. El municipio es la verdadera expresión de la democracia, de la gestión de los asuntos públicos por el pueblo y en ese sentido debe ser lo más abierto y participativo posible prescindiendo de figuras impuestas desde el autoritarismo externo, como es la del alcalde concebido como jefe político único y más o menos delegado del gobernador civil o del jefe del movimiento (o del partido) regional de turno. 

España debe abanzar hacia la democratización librándose de su condición de colonia extranjera, eliminando a la oligarquía parasitaria de origen extranjero ( y su ideología liberal) y retornando a su propia historia institucional que nada tiene que ver con el constitucionalismo liberal ni hunde sus raíces en una fecha tan inmediata como el siglo XIX sino que puede rastrearse en muchos casos hasta época prerromana. 

Así las cosas la reforma municipal que pretenden los traidores del PP además de golpista y antidemocrática es radicalmente antiespañola y justo lo contrario  de aquello que dedemos hacer. Un paso más hacia nuestra desaparición. 

Y lo triste es que váis a permitirlo. 

NOTA.- La fotografía es de Iwillbehomesoon.